ÁREA DE ASOCIADOS
          Acceso Webmail¿Olvidaste la contraseña? 

Enero - Abril 2012

pdfDescargar Documento1.41 MB

rev cc cg 7

  • Peritonitis primaria y síndrome del shock tóxico estreptocócico
    X. Guirao, A. Ciscar, N. Roson, J.M. Badía.
    Servicio de Cirugía General. Servicio de Radiología. Hospital General de Granollers, Barcelona
  • Ruptura intraabdominal multivisceral espontánea en un paciente con síndrome de Ehlers-Danlos tipo IV (Gen COL3A1) con mutación no descrita
    S. Enríquez Sánchez, J.R. Domínguez Vicent, M.S. Díaz Gómez, S. Zacharska, R. Alonso Guillén.
    Adjunto del Servicio de Cirugía General. Adjunto del Servicio de Medicina Interna. Colaboradora de enfermería. Adjunta del Servicio de Cirugía General. Jefe del Servicio de Cirugía General. Hospital Comarcal de Melilla
  • Íleo biliar a propósito de un caso
    C.G. González Torres, J.C. Avendaño, P.E. Sanabria, G. Blanca.
    Servicio de Cirugía General. Hospital Universitario de Los Andes. Mérida, Venezuela
  • Cancer de vesícula T2 postcolecistectomía
    J. Morera Ocón, J. Ballestín Vicente, F. Landete Molina, J.C. Bernal Sprekelsen.
    Doctor en Medicina y Cirugía, Adjunto del Servico de Cirugía General. Adjunto del Servico de Cirugía General. Doctor en Medicina y Cirugía, Jefe del Servico de Cirugía. Hospital de Requena
  • Tumores GIST: presentación de dos casos como urgencia quirúrgica
    A. Rico Arrastia, P. Sánchez Acedo, J.J. Iñigo Noáin, J.M. Lera Tricas.
    Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo. Complejo Hospitalario de Navarra

 

 

CASOS CLÍNICOS DE CIRUGÍA GENERAL completa su enfoque pedagógico con un cuestionario de autoevaluación acerca de cada uno de los casos clínicos presentados en la revista, disponible únicamente en formato electrónico en la página web de la Asociación Española de Cirujanos (www.aecirujanos.es), apartado "Publicaciones".

A continuación se publican las preguntas correspondientes al número anterior de CASOS CLÍNICOS DE CIRUGÍA GENERAL, junto a las respuestas correctas y acompañadas de su razonamiento. Para cuestiones relativas a la acreditación, por favor, consultar la página web de la Asociación Española de Cirujanos www.aecirujanos.es.

 

Respuetas Casos Clínicos de Cirugía General. Volumen 4. Número 1


PERITONITIS PRIMARIA Y SÍNDROME DEL SHOCK TÓXICO ESTREPTOCÓCICO

1. Un paciente acude a Urgencias por vómitos, diarreas y fiebre de pocas horas de evolución. En la exploración inicial se constata taquicardia, taquipnea e hipotensión. En la exploración física destaca discreto dolor abdominal a la palpación de forma difusa. ¿Cuál de las siguientes medidas no son prioritarias?

A. Monitorización y reanimación mediante la perfusión endovenosa de coloides y cristaloides.    

B. Oxigenoterapia.    

C. Hemocultivos y analítica de urgencia que incluya perfil bioquímico, proteína C reactiva y lactato venoso.    

D. Tratamiento antibiótico empírico de amplio espectro.    

E. Traslado del paciente a Radiología para realizar una TC abdominal.

Respuesta correcta: E.

Se ha observado que la detección y tratamiento precoz de la sepsis grave se asocia a un mejor pronóstico. Las pruebas de imagen deben realizarse cuando las medidas de estabilización y el tratamiento antibiótico se han iniciado.
Rivers E, Nguyen B, Havstad S, Ressler J, Muzzin A, Knoblich B, et al. Early goal-directed therapy in the treatment of severe sepsis and septic shock. N Engl J Med 2001;345:1368-77.

 

2. En relación a la peritonitis estreptocócica, cuál de las siguientes afirmaciones es cierta:

A. Es más frecuente en hombres.    

B. A diferencia de las infecciones graves de partes blandas, no se considera una infección invasiva.    

C. Los pacientes presentan con frecuencia factores de riesgo como diabetes o alcoholismo crónico.    

D. Los pacientes con STSS e infección intraabdominal presentan un cuadro claro de abdomen agudo.    

E. La puerta de entrada de la infección puede producirse a través de la vagina.

Respuesta correcta: E.

La penetración de la infección puede producirse a través de los anejos o por vía hematógena desde un foco faríngeo.
Borgia SM, Low DE, Andrighetti S, Rau NV. Group A streptococcal sepsis secondary to peritonitis and acute pelvic inflammatory disease. Eur J Clin Microbiol Infect Dis 2001;20(6):437-9.



3. Entre los factores patogénicos de la infección grave estreptocócica no se encuentra:

A. La proteína M de membrana.    

B. Los superantígenos.    

C. Las enzimas como la hialuronidasa y otras proteasas.    

D. La endotoxina.    

E. El TNF y la IL-6.

Respuesta correcta: D.
La endotoxina es el factor patogénico principal del shock producido por las enterobacterias. Los demás productos se asocian a la virulencia de las infecciones graves por Streptococcus pyogenes.
The Molecular Basis of Streptococcal Toxic Shock Syndrome. Eric J. Brown, M.D. N Engl J Med 2004;350: may13.

 

4. El tratamiento antibiótico empírico de la peritonitis primaria estreptocócica puede incluir la combinación de los siguientes antibióticos salvo:

A. Clindamicina.    

B. Gentamicina.    

C. Penicilina G sódica.    

D. Linezolid.    

E. Meropenem.

Respuesta correcta: B.

Los aminoglucósidos no son los antibióticos de elección en las infecciones graves por cocos grampositivos. Además, la frecuente aparición de insuficiencia renal los contraindican por su nefrotoxicidad. Las combinación de un betalactámico y clindamicina o linezolid han demostrado la máxima capacidad inhibitoria en la producción de exotoxinas.
Coyle EA, Cha R, Rybak MJ. Influences of linezolid, penicillin, and clindamycin, alone and in combination, on streptococcal pyrogenic exotoxin a release. Antimicrob Agents Chemother. 2003 May;47(5):1752-5.



5. Entre los efectos beneficiosos de la administración de la inmunoglobulina IgG intravenosa se encuentran los siguientes, salvo:

A. Inhibe la producción de citocinas de los linfocitos T.    

B. Ejercen de anticuerpos contra los superantígenos.    

C. Tienen un efecto antiinflamatorio ligado al componente Fc.    

D. Ejercen de anticuerpos anticitocinas.    

E. Inhiben la producción de endotoxina.

Respuesta correcta: E.
Entre los mecanismos propuestos de la acción de la IGGIV no se ha observado la inhibición de la endotoxina de las enterobacterias.
Johansson L, Thulin P, Low DE, Norrby-Teglund A. Getting under the skin: the immunopathogenesis of Streptococcus pyogenes deep tissue infections. Clin Infect Dis 2010 Jul 1;51(1):58-65.

 

ROPTURA INTRAABDOMINAL MULTIVISCERAL ESPONTÁNEA EN UN PACIENTE CON SÍNDROME DE EHLERS-DANLOS TIPO IV (GEN COL3A1) CON MUTACIÓN NO DESCRITA

1. El número de tipos distintos reconocidos de síndrome de Ehlers-Danlos (ED) según la clínica, la genética y las consideraciones bioquímicas es de al menos:

A. 1.    

B. 4.    

C. 11.    

D. 112.    

E. Ninguno de los anteriores.

Respuesta correcta: C.
Hasta 1967, la clasificación de los síndromes de Enlers-Danlos (SED) cubría aquellos síntomas relacionados con la fragilidad de la piel. En 1986 se dividió el síndrome en 11 entidades distintas que cubrían un mayor rango de síntomas (clasificación de Berlín). Más tarde, en 1997, estos 11 tipos se simplificaron en 6 tipos principales (clasificación de Villefranche), la cual tiende a imponerse si bien está sujeta al resultado de actuales investigaciones que revisan los defectos moleculares presentes en los SED.

 

2. El síndrome de Sack-Barabas o forma equimótico-vascular de Ehlers-Danlos corresponde al tipo:

A. IV.    

B. II.    

C. III.    

D. I.    

E. VII.

Respuesta correcta: A.
La forma equimótica-vascular del síndrome SED fue considerada por primera vez por Barabas1 tras observar las variantes clínicas que presentaba este cuadro, como son las equimosis y magulladuras. En 1970, Beighton, clasificando los síndromes de Ehlers-Danlos designó a la variedad equimótica como ED tipo IV, que hoy en día se conoce como forma equimótico-vascular de ED o tipo Sack-Barabas.

 

3. La esperanza media de vida de los pacientes con síndrome de Ehlers-Danlos vascular es de:

A. 20 años.    

B. 40 años.    

C. 60 años.    

D. 80 años.    

E. 10 años.

Respuesta correcta: B.
Las complicaciones viscerales graves del SED vascular son arteriales, colónicas y uterinas. Son los responsables del pronóstico de la enfermedad. Se considera, según el estudio que ha reunido un mayor número de afectados,2 que la mitad de los enfermos mueren antes de los 40 años. Estas cifras, no obstante, no pueden aplicarse de forma individual ya que el pronóstico es mejor cuando se conoce el diagnóstico y los afectados simplemente se controlan, o bien son intervenidos a tiempo de complicaciones vasculares halladas tras estudios de imagen. Esta filosofía es contraria a la posición fatalista y no intervencionista de hace todavía muy pocos años, habiendo pacientes que de este modo superan los 70 años de vida.

 

4. Señale la respuesta correcta sobre el síndrome de ED vascular:

A. Presenta una herencia autosómica dominante.    

B. El 50% de ellos son consecuencia de una mutación de novo.    

C. Se han descrito casos con mosaicismo somático y germinal.    

D. La penetrancia es casi del 100%, pero la edad de detección del fenotipo puede variar.    

E. Todas las anteriores son correctas.

Respuesta correcta: E.
En el 50% de los casos el SED vascular tiene herencia autosómica dominante y en el otro 50% se expresa como una enfermedad sin antecedentes familiares (forma esporádica de SED vascular) debido a una mutación de novo.

Al tener herencia autosómica dominante y no ligada al sexo, basta que uno de los padres tenga la mutación del gen COL3A1 para que el 50% de los hijos padezcan SEDV con una penetrancia próxima al 100%. Los no afectados no transmiten la enfermedad. Si los padres no tienen alteración genética y se trata de una forma esporádica de SEDV, es muy poco probable (1% a 5%) que el hijo del próximo embarazo tenga SEDV.

 

5. El gen COLA31:

A. Es el único gen asociado al síndrome de ED vascular.    

B. Tiene 51 exones.     C. Sintetiza las cadenas del procolágeno tipo III.    

D. Todas las anteriores son correctas.    

E. Ninguna de las anteriores es correcta.

Respuesta correcta: D.
El SED vascular se considera una enfermedad rara. El patólogo Peters Byers3 estima que la frecuencia es de 1 caso en una población de 50.000 a 100.000 personas.

El diagnóstico de SED vascular se puede confirmar en cultivos de fibroblastos y electroforesis de proteínas en biopsias de piel. Si este estudio es Test de autoevaluación positivo, se puede hacer un estudio genético molecular. Éste consiste en identificar cuál es la mutación del gen COL3A1, que es la causante del SED vascular. El gen COL3A1, de 51 exones, es el encargado de sintetizar las cadenas de procolágeno tipo III.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Barabas AP. Heterogeneity of the Ehlers-Danlos syndrome: Description of three clinical types and a hypothesis to explain the basic defect. Br Med J 1967;2:612-613    
  2. Dr. Perdu J. Sindrome de Ehlers-Danlos Vascular (SEDV). Centro de referencia de Enfermedades Vasculares Raras. Hospital Georges Pompidou-París.    
  3. Pepin M, Schwarze IJ, Superti-Furga A, Byers PH. Clinical and genetic features of Ehlers-Danlos Syndrome type IV, the vascular type. N. Engl J Med 2000;342:673-80

 

ÍLEO BILIAR

1. ¿Cuál es la presentación clínica característica de un cuadro de íleo biliar?

A. Síndrome ictérico obstructivo.    

B. Colangitis ascendente.    

C. Pancreatitis aguda.    

D. Obstrucción intestinal.    

E. Colecistitis aguda.

Respuesta correcta: D.
El íleo biliar es un cuadro de obstrucción intestinal secundario a la presencia de un cálculo biliar en el lumen intestinal.
Aamir Z Khan, Joe Nariculum, Stefano M Andreani and Adam Stacey-Clear Double gallstone ileus. Hepatobiliary Pancreat Dis Int 2008;7(4).

 

2. ¿Qué estudio de imagen es de utilidad en casos de íleo biliar?

A. Resonancia magnética de abdomen.    

B. Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE).    

C. Rx de abdomen simple.    

D. TAC de abdomen.    

E. C y D son ciertas.

Respuesta correcta: E.
Tanto la radiología simple de abdomen como la tomografía de abdomen permiten ver los signos imagenológicos de íleo biliar que son: distensión de asas de intestino delgado con niveles hidroaéreos, aerobilia y en algunos casos el cálculo intraluminal y su desplazamiento en controles de imagen sucesivos.
Barbary C, Orlandini F, Tissier S, Laurent V et Régent D. L’ileus biliaire: points clés et pièges du diagnostic par l’imagerie en coupes. J. Radiol 2004; 95:83-90.

 

3. ¿Cuál es el sitio más frecuente de impactación del cálculo en los casos de íleo biliar?

A. Duodeno.    

B. Yeyuno.    

C. Íleon distal.    

D. Colon ascendente.    

E. Colon sigmoides.

Respuesta correcta: E.
El íleon distal, al ser el segmento intestinal más estrecho y con menor peristalsis, es el sitio más común de obstrucción, representando el 65% de los casos.
Jen-Wei C, Chang-Hu H, Kuan-Fu L, Hsueh-Chou L, Ken-Sheng C, Cheng-Yuan P, Mei-Due Yang, Yung-Fang C, Gallstone ileus: Report of two cases and review of the literature. World J Gastroenterol 2007 Febrary 28;13(8):1295-1298.

 

4. En relación al íleo biliar podríamos afirmar lo siguiente:

A. Es la complicación más frecuente de la litiasis vesicular.    

B. Se presenta con mayor frecuencia en pacientes ancianos.    

C. Es más frecuente en el género masculino.    

D. Se asocia con muy baja morbimortalidad.    

E. En más del 90% de los casos el diagnóstico se hace antes de la cirugía.

Respuesta correcta: C.
Se considera al íleo biliar como una patología de la edad geriátrica, con un pico de incidencia entre los 65 y 75 años.
Masannat Y, Masannat Y, and Shatnawei A. Gallstone Ileus: A Review. The Mount Sinai J Med December 2006;73(8).

5. El objetivo terapéutico primordial en los casos de íleo biliar en el momento de la cirugía es:

A. Colecistectomía.    

B. Extracción del cálculo impactado.    

C. Corrección de la fístula bilioentérica.    

D. Exploración de vías biliares.    

E. A y D son ciertas.

Respuesta correcta: B.
El objetivo primordial de la cirugía es eliminar la obstrucción extrayendo el cálculo impactado, para lo cual se han descrito múltiples técnicas. La corrección de la fístula bilioentérica y la colecistectomía pueden realizarse en un segundo tiempo quirúrgico.
Masannat Y, Masannat Y, and Shatnawei A. Gallstone Ileus: A Review. The Mount Sinai J Med 73(8) December 2006.

 

CÁNCER DE VESÍCULA BILIAR

1. El adenocarcinoma de vesícula biliar:

A. Tiene una incidencia mayor en varones de edad avanzada.    

B. La vesícula en porcelana (calcificación transmural difusa) es un factor predisponerte claramente demostrado.    

C. Los pólipos vesiculares son el factor predisponerte más frecuentemente descrito.    

D. La unión anómala de los conductos biliopancreáticos (canal común) es un factor infrecuente pero relacionado con su aparición.    

E. Cuando se presenta con ictericia asocia mejor pronóstico porque permite una detección precoz.

Respuesta correcta: D.
Su incidencia es mayor en el sexo femenino. Recientemente se ha cuestionado que la vesícula en porcelana, clásicamente relacionada con el cáncer de vesícula, sea un factor predisponerte cuando la calcificación es difusa. La litiasis biliar es el factor principal relacionado con este tumor.

 

2. En cuanto al diagnóstico del cáncer de vesícula biliar:

A. Ante un carcinoma incidental, la tomografía por emisión de positrones es una herramienta adecuada para el estudio de extensión.    

B. La ecografía transparietal tiene poco rendimiento diagnóstico en esta patología.    

C. La realización de una CPRE con cepillado para estudio citológico es imprescindible en presencia de un pólipo vesicular mayor de un cm o sugestivo de malignidad.    

D. El CA19.9, buen marcador del adenocarcinoma de páncreas, no suele elevarse en el carcinoma vesicular.    

E. Un CEA elevado y una imagen de pólipo vesicular deben alertar sobre la posibilidad de malignidad, y realizar una cirugía abierta.

Respuesta correcta: E.
Se carecen de estudios de rentabilidad diagnóstica de la PET, y dada su difícil disponibilidad y su coste debe realizarse selectivamente cuando exista sospecha de recidiva de la enfermedad. La ecografía en combinación con la TAC es la opción diagnóstica por imagen más rentable en esta patología. Tanto el CEA como el CA19.9 son marcadores que se elevan en el carcinoma vesicular, aunque la sensibilidad de cada uno no llega al 70-80% en la mayoría de series publicadas. Cuando existe sospecha fundada de neoplasia maligna se recomienda programar la colecistectomía abierta e informar de la posibilidad de realizar una colecistectomía radical.

 

3. Una de las siguientes afirmaciones es la correcta:

A. La clasificación de Nevin es la más empleada para el cáncer de vesícula biliar.    

B. La colecistectomía radical incluye la bisegmentectomía hepática IVb-V pero no la colecistectomía de Glenn.    

C. Cuando se tiene la certeza de que los ganglios de tronco celíaco son positivos, no está indicado realizar una colecistectomía radical.    

D. El tratamiento de elección de la ictericia por neoplasia avanzada irresecable es la derivación quirúrgica.    

E. En pacientes mayores de 75 años está contraindicada la realización de una colecistectomía radical.

Repuesta correcta: C.

La clasificación más empleada es la basada en TNM. La colecistectomía radical incluye las dos opciones señaladas en B. Siempre que se pueda debe evitarse el someter a un enfermo con enfermedad no resecable a una cirugía, ya que los métodos derivativos con prótesis biliares son muy eficaces y menos agresivos. Si se evidencia metástasis en ganglios N2 la resección radical no aporta ningún beneficio en la supervivencia del enfermo. La edad cronológica no es criterio de contraindicación de esta cirugía.

 

4. En cuanto al tratamiento complementario del cáncer de vesícula:

A. En los casos localmente avanzados está indicado el tratamiento quimioterápico neoadyuvante (preoperatorio).    

B. El tratamiento adyuvante será una opción relativa en la mayoría de casos.    

C. Con la combinación de gemcitabina asociada al oxaliplatino se obtienen supervivencias de hasta el 60% a los 5 años en estadios II y III.    

D. En pacientes con insuficiencia cardiaca la combinación más empleada en el carcinoma vesicular es 5-fluorouracilo más gemcitabina.    

E. Es necesario obtener una prueba histológica, mediante punción guiada por ecoendoscopia, cepillado por CPRE o punción transparietohepática, antes de instaurar el tratamiento neoadyuvante.

Respuesta correcta: B.
Por el momento no existe terapia neoadyuvante en el cáncer de vesícula, y en cuanto a la adyuvancia, no existe ningún régimen quimioterápico que haya mostrado resultados mínimamente satisfactorios, por lo que su indicación quedará sometida a inclusión en protocolos de investigación. La indicación en pacientes individuales debe ser personalizada, sobretodo en los casos sin opción quirúrgica o de mal pronóstico.

 

5. Con respecto a consideraciones postoperatorias en el cáncer de vesícula es cierto que:

A. Se han obtenido excelentes resultados en cuanto a supervivencia con los antineoplásicos selectivos como el bevacizumab y erlotinib.    

B. Los esquemas de quimioterapia tras cirugía curativa del cáncer de vesícula incluyen como antineoplásico de primera línea el irinotecan.    

C. La colecistectomía simple en los cánceres T1 asocia una supervivencia a los 5 años superior al 80%.    

D. La colecistectomía laparoscópica asocia mayor recurrencia de enfermedad que la colecistectomía abierta en casos de carcinoma in situ.    

E. Un informe anatomopatológico de la pieza de colecistectomía detalla adenocarcinoma con invasión de la capa muscular en todo el espesor del especimen estudiado: será indicación de ampliar cirugía.

Respuesta correcta: E.

Existen estudios preliminares sobre antineoplásicos selectivos que están dando resultados similares a los obtenidos con quimioterápicos clásicos. El irinotecan no es un fármaco habitual en los esquemas terapéuticos empleados en esta enfermedad. Los tumores Tis y T1a asocian esa supervivencia elevada, pero ésta disminuye en varios estudios cuando se trata de T1b. La colecistectomía simple en Tis asocia al 100% de supervivencia y no recurrencias, independientemente de la vía de abordaje. El caso detallado en la respuesta E no puede ser definido como T1b ya que no disponemos de tejido conectivo en la pieza que asegure que no se trata ya de un T2.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Ministerio de Sanidad y Consumo, Gobierno Español, ISBN: 84-7670-673-1; D.L.: TO-544-2005.
  2. Fong Y, Malhptra S. Gallbladder cancer: recent advances and current guidelines for surgical therapy. Adv Surg 2001;35:1-20.    
  3. Barlett DL, Fong Y, Fortner JG, Brennan MF, Blumgart LH. Long-term results alter resection for gallbladder cancer. Ann Surg 1996;224:639-46.    
  4. Khan Z, Neugut A, Ashan H, Chabot J. Risk factors for biliary tract cancers. Am J Gastroenterol 1999;94:149-52.    
  5. Stephen AE, Berger DL. Carcinoma in the porcelain gallbladder: a relationship revisited. Surgery 2001;129:699-703.    
  6. Pawlik TM, Gleisner AL, Vigano L, Kooby DA, Bauer TW, Frilling A, Adams RB, Staley CA, Trindade
    EN, Schulick RD, Chota MA, Capussotti L. Incidence of finding residual disease for incidental gallbladder carcinoma: implications for re-resection. J Gastrointest Surg 2007;11:1478-86.     7. Tekant Y, Davydova Y, Ramirez PJ, Curiel DT, Vickers SM, Yamamoto M. Oncolytic adenoviral therapy in gallbladder carcinoma. Surgery 2005; 137(5):527- 35.     8. Hezel AF, Zhu AX. Systemic therapy for biliary tract cancers. Oncologist 2008;13:415-23.

 

TUMORES GIST EN LA URGENCIA QUIRÚRGICA

1. La principal forma de presentación en la urgencia quirúrgica de los tumores GIST de intestino delgado es:

A. Obstrucción intestinal.    

B. Hemorragia digestiva.    

C. Perforación intestinal.    

D. Necrosis y sepsis asociada.    

E. Dolor abdominal difuso.

Respuesta correcta: B.
El sangrado intestinal es la presentación más frecuente de la urgencia. A veces, el cirujano general es avisado desde el angiógrafo por estos casos, no siendo posible embolizarlos efectivamente.
Menias C. Tumor estromal gastrointestinal (GIST): Formas de presentación. Rev Chil Radiol 2005; 11:13-18.

 

2. Por su localización en el tracto digestivo, la mayor parte de ellos se encuentran en:

A. Intestino delgado.    

B. Intestino grueso.    

C. Estómago.    

D. Esófago.    

E. Recto.

Respuesta correcta: C.
El GIST suele aparecer a partir de los 50 años de edad y en igual proporción de hombres y mujeres. El lugar más frecuente de aparición es el estómago, seguido del intestino delgado
.
Miettinen M, Majidi M, Lasota J. Pathology and diagnostic criteria of gastrointestinal stromal tumors (GISTs): a review. Eur J Cancer 2002;38(Suppl 5):S39-51.

 

3. En su mayor parte, la clínica principal es:

A. Distensión abdominal.    

B. Masa palpable.    

C. Dolor abdominal.    

D. Anemia sintomática.    

E. Alteración del ritmo intestinal.

Respuesta correcta: C.

Se objetiva dolor en el 40-70% de los casos, hemorragia en el 20-50% y una masa palpable en el 20%. Sólo un 10% tiene comportamiento maligno, con metástasis a distancia.
- Trupiano JK, Stewart RE, Misick C, Appelman HD, Goldblum J. Gastric stromal tumors: a clinicopathologic study of 77 cases with correlation of features with nonaggressive and aggresive clinical behaviours. American J Surg Pathol 2002;26:705-14.

 

4. Según la clasificación de Miettinen, los grupos de riesgo en los tumores GIST se clasifican según:

A. Localización + índice mitótico + tamaño.    

B. Antecedentes familiares + índice mitótico + tamaño.    

C. Receptor KIT positivo+ índice mitótico + tamaño.    

D. Localización + antecedentes familiares + tamaño.    

E. Localización + tamaño + afectación de otros órganos intraabdominales.

Respuesta correcta: A.
Se trata de una clasificación reciente, con un nuevo índice de riesgo propuesto, en el que se incluye la localización en el tracto gastrointestinal, además de los otros dos siguientes, número de mitosis tumorales y tamaño del tumor primario.
Grupo Español de Investigación en Sarcomas (GEIS). Guía de práctica clínica en los tumores estromales gastrointestinales (GIST): actualización 2010. Cir Esp 2011;89(Supl 1):1-21.

 

5. Los pacientes con GIST de “muy bajo” o ”bajo riesgo” tienen una supervivencia, tras su resección quirúrgica radical de:

A. 45%.    

B. 60%.    

C. 80%.    

D. 90%.    

E. Similar a la de la población normal.

Respuesta correcta: E.
Los pacientes de alto riesgo tienen un índice de recidiva superior al 50%, mientras que los pacientes con GIST de muy bajo o bajo riesgo, tienen una supervivencia, tras su resección quirúrgica radical, prácticamente similar a la de la población normal.
Grupo Español de Investigación en Sarcomas (GEIS). Guía de práctica clínica en los tumores estromales gastrointestinales (GIST): actualización 2010. Cir Esp 2011;89(Supl 1):1-21.

Para poder ofrecer los servicios de la web: www.aecirujanos.es y poder administrar la página,ASOCIACION ESPAÑOLA DE CIRUJANOS y, en su caso, otras empresas relacionadas con la prestación de los servicios contenidos en dicha web, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte la política de cookies de la web de ASOCIACION ESPAÑOLA DE CIRUJANOS. Política de cookies.

  Aceptar Política de cookies.