ÁREA DE ASOCIADOS
          Acceso Webmail¿Olvidaste la contraseña? 

2017

Octubre 2017

Entre los artículos publicados en Octubre de 2017, destacamos los siguientes:

 

Cirugía tiroides

 

Singh, R., J. Avila, K. Jo, K. T. K. Nguyen, N. R. Carrillo, E. C. Huang and M. J. Campbell (2017). "Patients with Non-invasive Follicular Thyroid Neoplasm with Papillary-Like Nuclear Features are Unlikely to have Malignant Preoperative Cytology." Ann Surg Oncol 24(11): 3300-3305.

La neoplasia tiroidea folicular no invasiva recién denominada NIFTP actúa de manera indolente y puede tratarse de manera segura con una lobectomía tiroidea. La biopsia con aguja fina (FNA) preoperatoria es la piedra angular de la planificación quirúrgica, pero la capacidad de FNA para distinguir NIFTP de otras variantes del carcinoma papilar de tiroides (PTC) no ha sido bien evaluada. En este estudio se realiza  una revisión retrospectiva de 9 años de la citología preoperatoria y la patología quirúrgica de los pacientes con PTC que se sometieron a una tiroidectomía.  De 174  pacientes con PTC , 21 pacientes  tuvieron un NIFTP. La citología preoperatoria fue leída como maligna en tres (14%), sospechosa de malignidad en tres (14%), neoplasia folicular en diez (48%), atipia de significado indeterminado en cuatro (19%) y benigno en uno (5%) nódulo. En el modelo de regresión multivariable, la citología maligna se asoció de forma independiente con un menor riesgo de un diagnóstico final de NIFTP. Los pacientes con un diagnóstico final de NIFTP tienen menos probabilidades de tener un diagnóstico preoperatorio de FNA malignidad que aquellos con patología final de variantes clásicas u otras de PTC.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28801882

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-017-6038-5

 

Lee, J., S. Fraser, A. Glover and S. Sidhu (2017). "Prospective evaluation of the utility of routine neuromonitoring for an established thyroid surgical practice." ANZ J Surg 87(10): E138-e142.

El uso de la neuromonitorización intraoperatoria de rutina (IONM) es controvertida en la cirugía tiroidea. Este estudio examina el impacto de IONM de rutina en un cirujano tiroideo de alto volumen. Se comparan los resultados con 500 tiroidectomías realizadas por el mismo cirujano sin neuromonitorización. La demografía, la indicación, la patología y las complicaciones fueron similares entre los dos grupos. IONM proporcionó información adicional en 58 disecciones RLN (7,4%) estratificando la toma de decisiones quirúrgicas. La pérdida de señal se detectó en el 1.8% de los nervios en riesgo. IONM de rutina proporciona información intraoperatoria a un cirujano tiroideo de alto volumen con respecto a los nervios recurrentes y externos más allá de la visualización directa.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27091372

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/ans.13606

 

Jacobsen, A. B., K. K. Groholt, B. Lorntzsen, T. A. Osnes, R. S. Falk and E. Sigstad (2017). "Anaplastic thyroid cancer and hyperfractionated accelerated radiotherapy (HART) with and without surgery." Eur Arch Otorhinolaryngol 274(12): 4203-4209.

El carcinoma anaplásico de la glándula tiroides (ATC) es uno de los cánceres más agresivos en humanos. En este estudio se presenta una serie de 51 pacientes, tratados con una estrategia basada en radioterapia acelerada hiperfraccionada con altas dosis (64 Gy) en el cuello, seguida de cirugía de 4 a 8 semanas después si es factible, con el objetivo de obtener control en el cuello. Concluyen que ningún paciente falleció por asfixia y que solo la cirugía fue un factor pronóstico de supervivencia en el análisis multivariado.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29019001

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00405-017-4764-8

 

Villarroya-Marquina, I., J. Sancho, L. Lorente-Poch, L. Gallego-Otaegui and A. Sitges-Serra (2018). "Time to parathyroid function recovery in patients with protracted hypoparathyroidism after total thyroidectomy." Eur J Endocrinol 178(1): 105-113.

La hipocalcemia es el efecto adverso más común después de la tiroidectomía total. Se recupera en aproximadamente dos tercios de los pacientes en el primer mes postoperatorio. Poco se sabe, sin embargo, sobre la recuperación de la función paratiroidea (FPR) después de este período de tiempo. El objetivo del presente estudio fue investigar el tiempo de FPR en pacientes con hipoparatiroidismo prolongado (> 1 mes) después de la tiroidectomía total. De 854 pacientes sometidos a tiroidectomía total, 142 desarrollaron hipoparatiroidismo prolongado. De estos, 36 (4,2% de la cohorte completa) desarrollaron hipoparatiroidismo permanente y 106 se recuperaron: 73 antes de los 6 meses, 21 dentro de los 6-12 meses y 12 después de 1 año de seguimiento. Las variables significativamente asociadas con RPF fueron el número de glándulas paratiroides que permanecieron in situ (no autoinjertadas o resecadas inadvertidamente) y una concentración sérica de calcio> 2,25 mmol / l en un mes postoperatorio. FPR tardío (> 6 meses) se asoció con cirugía para cáncer de tiroides. RPF todavía era posible después de un año en pacientes con cuatro glándulas paratiroides conservadas in situ y concentración sérica de calcio en un mes> 2.25 mmol / L.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29066572

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/eje-17-0589

 

Lu, I. C., I. H. Lin, C. W. Wu, H. Y. Chen, Y. C. Lin, F. Y. Chiang and P. Y. Chang (2017). "Preoperative, intraoperative and postoperative anesthetic prospective for thyroid surgery: what's new." Gland Surg 6(5): 469-475.

El objetivo de esta revisión es analizar las novedades anestésicas en el manejo perioperatorio de la cirugía de tiroides. Se presta especial atención a los siguientes problemas: (I) evaluación preoperatoria de la vía aérea y preparación preoperatoria; (II) manejo anestésico incluyendo herramientas avanzadas de intubación, NMBA y sugammadex; y (III) eventos adversos postoperatorios tales como dolor y náuseas postoperatorias.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29142836

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.21037/gs.2017.05.02

 

Portinari, M. and P. Carcoforo (2017). "The application of drains in thyroid surgery." Gland Surg 6(5): 563-573.

Se ha demostrado que el uso del drenaje en la cirugía de tiroides no reduce la tasa de reintervenciones por hemorragia. El objetivo de esta revisión sistemática fue actualizar el conocimiento del papel del drenaje en la cirugía tiroidea en términos de complicaciones postoperatorias, dolor y duración de la estancia hospitalaria. Se realizó una búsqueda sistemática en la base de datos de PubMed y Embase para identificar todos los ensayos controlados aleatorios que compararon los resultados clínicos en pacientes sometidos a tiroidectomía o lobectomía con o sin drenaje. Los autores concluyen que el uso del drenaje después de la cirugía de la tiroides aumenta el dolor postoperatorio y la estancia hospitalaria , sin disminución de la tasa de reoperación, hematoma y formación de seroma. Se sugiere una mayor tasa de infección de la herida en pacientes con drenaje, pero se requieren más estudios.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29142849

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.21037/gs.2017.07.04

 

Schneider, R., A. Machens, G. W. Randolph, D. Kamani, K. Lorenz and H. Dralle (2017). "Opportunities and challenges of intermittent and continuous intraoperative neural monitoring in thyroid surgery." Gland Surg 6(5): 537-545.

En un esfuerzo por disminuir las tasas de parálisis RLN transitorias y, lo que es más importante, permanentes, se ha recomendado la neuromonitorización intraoperatoria (IONM) como una herramienta de minimización de riesgos. Diferentes metanalisis no pudieron demostrar la superioridad de IONM sobre la mera disección anatómica de RLN. Aquí es donde entra en juego el IONM continuo, permitiendo al cirujano identificar lesiones inminentes del nervio a medida que se desarrolla,  liberar los nervios y  verificar la recuperación funcional del nervio después de la pérdida intraoperatoria de la señal electromiográfica. Esta revisión resume los logros clave actuales de IONM, describe las oportunidades de mejora con respecto a la implementación clínica y sugiere áreas de investigación futura en este campo de rápida evolución.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29142846

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.21037/gs.2017.06.08

 

Dogan, S., N. A. Sahbaz, N. Aksakal, F. Tutal, B. C. Torun, N. K. Yildirim, M. Ozkan, B. Ozcinar and Y. Erbil (2017). "Quality of life after thyroid surgery." J Endocrinol Invest 40(10): 1085-1090.

El propósito de este estudio fue investigar cómo la calidad de vida de los pacientes se ve afectada después de la cirugía de tiroides y los factores involucrados. Un cuestionario semiestructurado y la Escala de Calidad de Vida de la Organización Mundial de la Salud (WHOQOL-BREF) se aplicaron a 101 pacientes antes y después de la cirugía. Los autores concluyen con que  la calidad de vida aumentó después de la tiroidectomía total y se observó mejoría estadísticamente significativa en la etapa postoperatoria tardía.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28397184

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s40618-017-0635-9

 

Cunnane, M., N. Kyriazidis, D. Kamani, A. F. Juliano, H. R. Kelly, H. D. Curtin, S. R. Barber and G. W. Randolph (2017). "A novel thyroid cancer nodal map classification system to facilitate nodal localization and surgical management: The A to D map." Laryngoscope 127(10): 2429-2436.

El objetivo del estudio fue evaluar la efectividad, reproducibilidad y usabilidad de la nomenclatura nodal propuesta y sistema de clasificación empleado durante varios años en una unidad de cáncer de tiroides de alto volumen, para la localización y el mapeo adecuados de los ganglios linfáticos en pacientes con cáncer tiroideo. El análisis de localización ganglionar reveló una discrepancia en la concordancia de compartimentos entre los dos radiólogos en la asignación de ganglios anormales en nueve pacientes (9/33, 27%). En seis pacientes (6/33, 18%), existía discrepancia en el marcado de los ganglios paratraqueales y pretraqueales. En tres pacientes (3/33, 9%), surgió un desacuerdo en la clasificación de los ganglios retrocarótidos en el compartimento lateral frente al central. Un refinamiento adicional de la definición de regiones límite clave de las regiones pretraqueal versus paratraqueal y retrocarótida de la clasificación mejoró el acuerdo y demostró una concordancia completa (100%) entre los radiólogos que realizaron la revisión. El sistema de clasificación ganglionar propuesto, derivado específicamente para carcinoma diferenciado de tiroides, con límites anatómicos fácilmente identificables en imágenes y en cirugía, facilita la comunicación entre médicos multidisciplinarios y ayuda a crear un mapa ganglionar radiográfico uniforme y reproducible para guiar la terapia quirúrgica.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27900764

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/lary.26433

 

Hall, S. F., J. Irish, P. Groome, R. Griffiths and D. Hurlbut (2017). "Do Lower-Risk Thyroid Cancer Patients Who Live in Regions with More Aggressive Treatments Have Better Outcomes?" Thyroid 27(10): 1246-1257.

El tratamiento del cáncer de tiroides diferenciado ha consistido tradicionalmente en tiroidectomía total con yodo radiactivo adyuvante o sin este. Sin embargo, en las últimas dos décadas, este enfoque ha sido cuestionado, con la consideración de enfoques más conservadores como la cirugía menos radical y el diferimiento del tratamiento adyuvante, especialmente en pacientes de bajo riesgo. El objetivo de este estudio fue considerar la efectividad de las opciones de tratamiento actuales mediante la comparación de los resultados de supervivencia de diferentes regiones geográficas con diferentes filosofías de tratamiento. Hubo variaciones significativas en el tratamiento, pero no hubo diferencias en los resultados para las regiones con enfoques más versus menos agresivos. Estos hallazgos apoyan la tendencia hacia enfoques de manejo más conservadores en el tratamiento del cáncer de tiroides.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28851261

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2017.0103

 

Oh, H. S., S. Park, M. Kim, H. Kwon, E. Song, T. Y. Sung, Y. M. Lee, W. G. Kim, T. Y. Kim, Y. K. Shong, W. B. Kim and M. J. Jeon (2017). "Young Age and Male Sex Are Predictors of Large-Volume Central Neck Lymph Node Metastasis in Clinical N0 Papillary Thyroid Microcarcinomas." Thyroid 27(10): 1285-1290.

Las metástasis ganglionares múltiples (LNM) se asocian con resultados clínicos pobres en pacientes con microcarcinoma tiroideo papilar (PTMC). Sin embargo, se cree que la sensibilidad en la detección del LNM en el compartimento central del cuello del cuello con ecografía preoperatoria es baja. El objetivo de este estudio es investigar los factores clínicos preoperatorios asociados con LNM en pacientes con N0 PTMC clínico. En total, 2329 pacientes de PTMC clínica N0 que se sometieron a tiroidectomía total con linfadenectomia central (NL) profiláctico fueron evaluados. El estado de LNM de estos pacientes se dividió en tres grupos por la cantidad de ganglios metastásicos: sin LNM, LNM con pocos ganglios (</ = 5 LN metastásicos) y LNM múltiples (> 5 LN metastásicos). Se evaluaron las correlaciones entre edad, sexo y otros factores clínicos y LNM múltiples. Las metástasis ganglionares  múltiples se encontraron con mayor frecuencia en pacientes jóvenes (<40 años) y hombres. Estos hallazgos apoyan la noción de que la cirugía más que la observación se puede favorecer en pacientes PTMC con LN negativos clínicamente y jóvenes como una opción terapéutica primaria.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28741452

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2017.0250

 

Ruhlmann, M., J. Ruhlmann, R. Gorges, K. Herrmann, G. Antoch, H. W. Keller and V. Ruhlmann (2017). "(18)F-Fluorodeoxyglucose Positron Emission Tomography/Computed Tomography May Exclude Malignancy in Sonographically Suspicious and Scintigraphically Hypofunctional Thyroid Nodules and Reduce Unnecessary Thyroid Surgeries." Thyroid 27(10): 1300-1306.

El objetivo de este estudio fue evaluar si la tomografía por emisión de positrones 18 F-fluorodeoxiglucosa/ tomografía computarizada (FDG-PET / CT) es útil en la caracterización adicional de los nódulos tiroideos ecográficamente sospechosos y gammagráficamente hipofuncionales. Sesenta y cinco pacientes con nódulos tiroideos sospechosos ecográficamente que eran hipofuncionales en 99m-Tc-pertechnetate gammagrafía (diámetro> 1 cm) se analizaron retrospectivamente. Todos los pacientes fueron evaluados con FDG-PET / CT. Dependiendo de los resultados de la FDG-PET / CT, los pacientes se sometieron a cirugía tiroidea (captación patológica de FDG) o exámenes de seguimiento (captación no patológica de FDG). El FDG-PET / CT permite la estratificación de pacientes con nódulos tiroideos con signos ecográficos sospechosos y gammagráficamente hipofuncionales con un valor predictivo positivo del 61% y un valor predictivo negativo del 100%. La ausencia de captación visualmente patológica de FDG en nódulos tiroideos sospechosos puede ser útil para evitar la cirugía tiroidea innecesaria.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28793848

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2017.0026

 

Wang, K., H. Cai, D. Kong, Q. Cui, D. Zhang and G. Wu (2017). "The Identification, Preservation and Classification of the External Branch of the Superior Laryngeal Nerve in Thyroidectomy." World J Surg 41(10): 2521-2529.

Evitar lesiones en la rama externa del nervio laríngeo superior es uno de los principales desafíos durante la tiroidectomía . El objetivo de este estudio fue proponer una clasificación práctica de la rama externa del nervio laríngeo superior. Se realizó un estudio retrospectivo donde se incluyeron 240 pacientes, con 480 ramas externas de nervios laríngeos superiores exploradas por neuromonitorización intraoperatoria. Los autores establecen una clasificación de la rama externa del nervio laríngeo superior según  la distancia entre el borde superior del polo tiroideo superior y el punto más bajo del nervio cuando el lóbulo tiroideo se retrajo en la dirección lateral e inferior.  La tasa de identificación de la rama externa del nervio laríngeo superior por neuromonitorización intraoperatoria fue significativamente alta. Comprender la nueva clasificación práctica del nervio permite una mejor identificación y función de preservación de este nervio durante la tiroidectomía.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28466363

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-017-4046-z

 

Cirugía paratiroides

Marini, F., F. Giusti, F. Tonelli and M. L. Brandi (2017). "Management impact: effects on quality of life and prognosis in MEN1." Endocr Relat Cancer 24(10): T227-t242.

La neoplasia endocrina múltiple tipo 1 (MEN1) es un síndrome de tumor endocrino autosómico dominante, causado por la inactivación de mutaciones del gen supresor de tumores MEN1 en el locus 11q13, que predispone a desarrollar tumores en los tejidos neuroendocrinos diana. La prueba genética MEN1 ayuda al diagnóstico específico de probandos, y permite la identificación temprana de portadores asintomáticos, contribuyendo fuertemente, junto con progresiones en técnicas de diagnóstico tumoral y en enfoques terapéuticos farmacológicos y quirúrgicos, a la reducción de la morbilidad y mortalidad asociadas con el síndrome. En este estudio se revisan las principales recomendaciones y sugerencias derivadas de las últimas guías generales publicadas en 2012, y de los estudios publicados más recientes sobre el diagnóstico del síndrome MEN1, el manejo clínico, los enfoques terapéuticos y la calidad de vida de los pacientes.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28733468

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/erc-17-0203

 

Sadowski, S. M., G. Cadiot, E. Dansin, P. Goudet and F. Triponez (2017). "The future: surgical advances in MEN1 therapeutic approaches and management strategies." Endocr Relat Cancer24(10): T243-t260.

La neoplasia endocrina múltiple tipo 1 (MEN1) es un trastorno hereditario autosómico dominante asociado con numerosos tumores neuroendocrinos (NET). Los recientes avances en el tratamiento de MEN1 han llevado a una disminución de la mortalidad debido al exceso de hormonas; sin embargo, también han llevado a un aumento en la mortalidad por malignidad, particularmente NET. Los principales desafíos son localizar estos tumores, seleccionar aquellos que necesitan terapia debido al riesgo de un comportamiento agresivo y seleccionar la terapia apropiada asociada con una morbilidad mínima. El objetivo general de la gestión en MEN1 es garantizar que el paciente permanezca libre de enfermedades y síntomas durante el mayor tiempo posible y mantenga una buena calidad de vida. En este documento, se revisan los cambios que ocurrieron en los últimos 20 años en el tratamiento quirúrgico de NET pancreático-duodenales funcionales y no funcionales asociados a MEN1 y TNE bronquiales.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28811298

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/erc-17-0285

 

Kim, S. W., H. S. Lee and K. D. Lee (2017). "Intraoperative real-time localization of parathyroid gland with near infrared fluorescence imaging." Gland Surg 6(5): 516-524.

Los cirujanos han citado dificultades para identificar las glándulas paratiroides (PG) durante la tiroidectomía. Para superar la limitación a simple vista, se han introducido muchos estudios sobre imágenes de fluorescencia de PG y sugirieron que las imágenes de fluorescencia son útiles tanto para localizar PG como para evaluar su función. Esta técnica de imágenes ha sido informada de dos maneras: imágenes usando un material fluorescente llamado verde de indocianina (ICG); y autofluorescencia usando fluoróforos intrínsecos. En este artículo, se revisan los documentos actuales que describen la fluorescencia ICG y las imágenes de autofluorescencia de PG durante la cirugía tiroidea y paratiroidea.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29142843

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.21037/gs.2017.05.08

 

Cirugía suprarrenal

Suman, P., N. Calcatera, C. H. Wang, T. A. Moo-Young, D. J. Winchester and R. A. Prinz (2017). "Preoperative adrenal biopsy does not affect overall survival in adrenocortical carcinoma." Am J Surg 214(4): 748-751.

El impacto de la biopsia preoperatoria en la supervivencia general en el carcinoma de la corteza suprarrenal (ACC) no está claro. Se analiza la Base Nacional de Datos de Cáncer (NCDB) para los factores asociados con la biopsia suprarrenal preoperatoria y su efecto sobre la SG en ACC. M Hubo 1782 pacientes con ACC M0 de los cuales 332 (19%) tuvieron una biopsia preoperatoria. El tratamiento fuera de los centros académicos de cáncer y el sexo masculino se asoció con un aumento en la tasa de biopsia. En pacientes sometidos a adrenalectomía con márgenes negativos, la biopsia no logró afectar la SG. Los autores concluyen que la biopsia adrenal preoperatoria continúa realizándose para ACC sin beneficio de supervivencia agregado. La adrenalectomía ofrece la mejor posibilidad de supervivencia en  estos pacientes.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28233539

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.amjsurg.2017.01.039

 

Haase, M., T. Dringenberg, S. Allelein, H. S. Willenberg and M. Schott (2017). "Excessive Catecholamine Secretion and the Activation of the Renin-Angiotensin-Aldosterone-System in Patients with Pheochromocytoma: A Single Center Experience and Overview of the Literature." Horm Metab Res 49(10): 748-754.

Las catecolaminas estimulan la secreción de renina en las células yuxtaglomerulares del riñón y varios informes de casos sugieren una asociación entre el feocromocitoma y la activación del SRAA. Por lo tanto, podría preguntarse si los pacientes que padecen feocromocitoma con altas concentraciones de catecolaminas circulantes presentan secreción excesiva de renina y aldosterona. Los datos de esta institución y de la revisión de la literatura sugieren que existe una asociación entre el feocromocitoma en el contexto de altos niveles plasmáticos de catecolaminas y la activación del SRAA. Sin embargo, los resultados no han sido consistentes. Por lo tanto, se deben considerar otras causas de activación de SRAA también en presencia de feocromocitoma o se debe ofrecer una nueva investigación para aldosteronismo a dichos pacientes después de la extracción del tumor productor de catecolaminas.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28837972

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1055/s-0043-117179

 

Colvin, J., V. Krishnamurthy, J. Jin, J. Shin, A. Siperstein and E. Berber (2017). "A Comparison of Robotic Versus Laparoscopic Adrenalectomy in Patients With Primary Hyperaldosteronism." Surg Laparosc Endosc Percutan Tech 27(5): 391-393.

El objetivo de este estudio es comparar la seguridad y la eficacia de la adrenalectomía robótica (RA) versus la adrenalectomía laparoscópica (LA) en el hiperparatiroidismo primario. Parece que es el primer estudio que compara la resección robótica con la laparoscópica del hiperaldosteronismo primario. Los resultados muestran que el abordaje robótico fue similar a la laparoscópica con respecto a la seguridad y eficacia. El tiempo operatorio fue más corto con la técnica robótica, que podría estar relacionado con una disección más eficiente por el tipo de instrumentos quirúrgicos. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28727636

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1097/sle.0000000000000455

 

Cirugía tumores neuroendocrinos

Almond, L. M., J. Hodson, S. J. Ford, D. Gourevitch, K. J. Roberts, T. Shah, J. Isaac and A. Desai (2017). "Role of palliative resection of the primary tumour in advanced pancreatic and small intestinal neuroendocrine tumours: A systematic review and meta-analysis." Eur J Surg Oncol 43(10): 1808-1815.

Este estudio tuvo como objetivo evaluar el impacto en la supervivencia general después de la cirugía paliativa de tumores neuroendocrinos irresecables primarios de intestino delgado (SI-NET) y tumores pancreáticos neuroendocrinos (P-NET). Se realizó una revisión sistemática de la literatura y un metanálisis. El metanálisis demuestra que la resección paliativa de los SI-NET primarios y los P-NET en el contexto de enfermedad metastásica irresecable puede aumentar la supervivencia. Aunque estos resultados se deben interpretar con precaución debido a la posible selección y al sesgo de publicación, los datos respaldan la consideración de la cirugía, especialmente en pacientes con cargas tumorales bajas y buen estado funcional.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28583792

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.ejso.2017.05.016

 

Cienfuegos, J. A., J. Salguero, J. M. Nunez-Cordoba, M. Ruiz-Canela, A. Benito, S. Ocana, G. Zozaya, P. Marti-Cruchaga, F. Pardo, J. L. Hernandez-Lizoain and F. Rotellar (2017). "Short- and long-term outcomes of laparoscopic organ-sparing resection in pancreatic neuroendocrine tumors: a single-center experience." Surg Endosc 31(10): 3847-3857.

La pancreatectomía “organ-sparing” laparoscópica (LOSP) es una opción terapéutica ideal en casos seleccionados de tumores neuroendocrinos pancreáticos (PNET). Sin embargo, dada la baja frecuencia de PNET, hay escasa evidencia con respecto a los resultados a corto y a largo plazo. Todos los pacientes con PNET que se sometieron a cirugía (bajo una política de LOSP) fueron revisados retrospectivamente a partir de una base de datos prospectiva mantenida en el centro. Se analizaron las características preoperatorias, los datos operatorios, las características patológicas y los resultados postoperatorios. Entre diciembre de 2003 y diciembre de 2015, 36 pacientes con PNET se sometieron a resecciones laparoscópicas. Diez eran tumores funcionales, 26 no funcionales y 16 casos "incidentales". Se realizaron los siguientes procedimientos: una enucleación, ocho pancreatectomías centrales (LCP), una resección del proceso uncinado y 26 pancreatectomías distales (DP) (15 de ellas conservadoras de vasos laparoscópicos). No hubo conversiones para abrir la cirugía, y no se dejaron rutinariamente drenajes. El tiempo operatorio medio fue de 288 min (SD 99). La estancia en el hospital fue de 6 días. Dieciocho pacientes (50%) experimentaron alguna complicación de los cuales la mayoría fueron leves (Clavien-Dindo I / II). Las diferentes opciones quirúrgicas existentes deben considerarse individualmente de acuerdo con la ubicación y las características particulares de cada tumor. Los resultados de este estudio de un solo centro documentan la efectividad de LOSP en casos seleccionados de PNET.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28127714

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00464-016-5411-y

 

Cienfuegos, J. A., J. Salguero, J. M Ko, S. H., M. K. Baeg, S. Y. Ko and H. S. Jung (2017). "Clinical characteristics, risk factors and outcomes of asymptomatic rectal neuroendocrine tumors." Surg Endosc 31(10): 3864-3871.

Los tumores neuroendocrinos rectales (NET) son a menudo asintomáticos y se descubren con frecuencia durante los exámenes de salud. Sin embargo, faltan datos sobre los factores de riesgo de los NET rectales asintomáticos. En este estudio se investigan los factores de riesgo, las características clínicas y los resultados de los TNE rectales asintomáticos descubiertos durante examenes de rutina. La edad más joven, la historia previa de malignidad, los niveles altos de glucosa plasmática en ayunas y la hipertrigliceridemia se asocian significativamente con el riesgo de NET rectal.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28078467

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00464-016-5413-9

 

Septiembre 2017

Entre los artículos publicados en Septiembre de 2017, destacamos los siguientes:

 

 

Cirugía tiroides

Collier, K., J. Sataloff, C. Wirtalla, L. Kuo, G. C. Karakousis and R. R. Kelz (2017). "Understanding readmissions following operations of the thyroid and parathyroid glands." Am J Surg 214(3): 501-508.

Estudio en el que se incluyen todos los pacientes mayores de 18 años que han sido reingresados en los 90 días siguientes a una cirugía de tiroides o paratiroides en Nueva York y California entre 2008 y 2011. De todos los operados, el 34.2% tenían cáncer de tiroides. Se reingresaron 6462 pacientes (11%) y en el 27% de los casos en otros centros hospitalarios. El 66.2% de los pacientes con cáncer de tiroides fueron reingresados por causas relacionadas con esta patología. El trabajo está orientado al cálculo de los costes globales de la cirugía, que debe tener en cuenta la necesidad de reingreso en algunos casos.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28818283

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.amjsurg.2017.01.008

 

Zern, N. K., R. Clifton-Bligh, A. J. Gill, A. Aniss, S. Sidhu, L. Delbridge, D. Learoyd, B. Robinson and M. Sywak (2017). "Disease Progression in Papillary Thyroid Cancer with Biochemical Incomplete Response to Initial Therapy." Ann Surg Oncol 24(9): 2611-2616.

El estudio es prospectivo e incluye 353 pacientes con cáncer papilar de tiroides que se estratificaron en 4 categorías según la respuesta tras el tratamiento inicial: excelente, bioquímica incompleta (RBI), estructural incompleta o indeterminada. Los pacientes se consideraron con RBI cuando la tiroglobulina estimulada fue >2 mcg/L y pruebas de imagen negativas. En total 49/353 (13.9%) tenían RBI y de ellos, 32/49 (65.3%) tenían la mutación BRAFV600E. En estos pacientes, progresó a una recurrencia estructural en 8/49 (16.3%) y los 8 tenían la mutación BRAFV600E (p = 0.02). En 9/49 (18%) con RBI, la evolución fue hacia no tener evidencia de enfermedad (en 6 casos tras radioyodo adicional). Tras un seguimiento medio de 35 meses, 12/49 pacientes con RBI (24%) se mantuvieron en la misma situación sin evidencia de enfermedad estructural. Los autores concluyen que los pacientes con RBI tras el tratamiento inicial del cáncer papilar de tiroides, suelen tener evolución favorable, si bien aquellos con la mutación BRAFV600E tendrían mayor riesgo de desarrollar una recurrencia estructural.      

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28585075

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-017-5911-6

 

Hang, J. F., W. H. Westra, D. S. Cooper and S. Z. Ali (2017). "The impact of noninvasive follicular thyroid neoplasm with papillary-like nuclear features on the performance of the Afirma gene expression classifier." Cancer 125(9): 683-691.

En la última edición de la WHO, ha habido un cambio de nomenclatura para los casos de variante folicular no invasiva de carcinoma papilar de tiroides (maligno), que se pasan a llamar neoplasias foliculares tiroideas no invasivas con características nucleares de papilar o NIFTP (no maligno). En esta serie había 384 PAAF con atipia/indeterminados (n=304) o proliferación folicular (n=80). El test genético Afirma fue sospechoso en 152 (50%) de los indeterminados y en 50 (63%) de aquellos con proliferación folicular. Se realizó una tiroidectomía en 177  casos. Después de la reclasificación el valor predictivo positivo del test genético descendió del 42% (IC 95% 39%-45%) al 24% (IC 95% 22-26%) en el grupo de atipia/indeterminados y del 23% (IC 95% 19-27%) al 13% (IC 95% 9-18%) en los casos de proliferación folicular. Hubo un aumento de tiroidectomías totales en los casos de citología con atipia/indeterminada cuando el test genético fue sospechoso en comparación con las tasas de tiroidectomía total antes de que se realizaran los test genéticos (68% vs 49%; P = .037). Parece por tanto que el VPP del test genético Afirma desciende con la reclasificación de los NIFTP. Esto nos debería hacer reflexionar acerca de la justificación o no de la tiroidectomía total en estos casos.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28544601

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/cncy.21879

 

Jo, K., M. H. Kim, J. Ha, Y. Lim, S. Lee, J. S. Bae, C. K. Jung, M. I. Kang, B. Y. Cha and D. J. Lim (2017). "Prognostic value of preoperative anti-thyroglobulin antibody in differentiated thyroid cancer." Clin Endocrinol (Oxf) 87(3): 292-299.

Estudio retrospectivo de cohortes con 1171 pacientes consecutivos con cáncer diferenciado de tiroides que fueron tratados con una tiroidectomía total entre 2006 y 2011. 254 (21.7%) de los pacientes tenían TgAb positivos en el preoperatorio. El porcentaje de pacientes con anticuerpos antiperoxidasa (TPO) y tiroiditis linfocítica fue significativamente mayor en los pacientes con TgAb positivos. El grupo con TgAb positivo tuvo una tasa más alta de invasión linfática y de metástasis ganglionares en global y también en el subgrupo sin tiroiditis. El factor TgAb positivo fue también un factor de riesgo independiente para la existencia de metástasis ganglionares laterales. Tras 50.2+/-14.5 meses de seguimiento, no hubo diferencias en cuanto a persistencia o recidiva entre pacientes con TgAb positivos o negativos, tanto en el grupo completo como en el subgrupo de pacientes sin tiroiditis. Parece por tanto que el TgAb preoperatorio no tiene correlación con el estatus final de la enfermedad. Los autores piensan que cuando hay TgAb preoperatorios positivos, se asocia con características desfavorables en el tumor primario, si bien el pronóstico no cambia probablemente debido a que el tratamiento es más agresivo en estos pacientes.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28493284

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/cen.13367

 

Boucai, L., V. Bernet, A. Shaha, M. L. Shindo, B. C. Stack and R. M. Tuttle (2017). "Surgical considerations for papillary thyroid microcarcinomas." J Surg Oncol 116(3): 269-274.

Se revisan las recomendaciones actuales acerca de los microcarcinomas papilares de tiroides teniendo en cuenta el buen pronóstico y la posible morbilidad de la cirugía.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28513849

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/jso.24673

 

Kandil, E., M. A. Anwar, J. Bamford, R. Aslam and G. W. Randolph (2017). "Electrophysiological identification of nonrecurrent laryngeal nerves." Laryngoscope 127(9): 2189-2193.

Estudio retrospectivo de una base de datos prospectiva en el que se identificaron 15/682 (2.2%) nervios no recurrentes (todos derechos). La latencia del vago cuando el recurrente no recurre fue más corta que en el grupo de los recurrentes (2.40 ms +/- 0.49 ms vs. 3.43 ms +/- 1.03 ms; P < .001). La amplitud sin embargo, no fue estadísticamente significativa (713.67 muV +/- 208.71 muV vs. 816.22 muV +/- 470.45 muV; P = .14). En la laringoscopia postoperatoria de los pacientes con nervios no recurrentes, no hubo alteración en la movilidad de las cuerdas vocales. Los autores creen que la neuroestimulacion puede ayudar a identificar los casos de nervios no recurrentes y por tanto a preservar su integridad y conseguir mejores resultados.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27861937

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/lary.26407

 

Chinn, S. B., M. E. Zafereo, S. G. Waguespack, B. S. Edeiken, D. B. Roberts and G. L. Clayman (2017). "Long-Term Outcomes of Lateral Neck Dissection in Patients with Recurrent or Persistent Well-Differentiated Thyroid Cancer." Thyroid 27(10): 1291-1299.

Estudio retrospectivo con 307 pacientes a los que se les realizaron 429 vaciamientos laterales (niveles II-V) tras una citología de confirmación de recurrencia de un cáncer diferenciado de tiroides entre 1994 y 2012 en el Centro Anderson de Texas. 267 pacientes (87%) habían recibido radioyodo anteriormente. El 80% tenían cirugía previa en el compartimento lateral y el 17% tenía más de dos. Los niveles de recurrencia más frecuentes fueron el III y el IV (33% y 33% respectivamente). La tasa de complicaciones fue del 7%. La tasa de control local en el compartimento lateral, de supervivencia global y de supervivencia específica de la enfermedad a los 10 años fue de 88%, 78% y 91% respectivamente. Cuando se estratificó por edad (<24, 24-50, >50 años) la supervivencia global y la específica de la enfermedad fueron significativamente mejores en pacientes <50 años (SG: p < 0.001; SEE: p < 0.001). Sin embargo, hubo peor control de la enfermedad en el compartimento lateral en <24 años (p=0.04). Las recurrencias regionales tras el vaciamiento lateral se observaron a los 20 meses de media (2.9-121.3 meses). En 24/30 (80%) casos con recidiva lateral tras el vaciamiento lateral, se pudo realizar otro vaciamiento y conseguir una tasa de control de la enfermedad a nivel lateral del 98%. Este centro defiende que con cirujanos expertos, el vaciamiento lateral tiene pocas complicaciones y permite un buen control de la enfermedad.       

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28806882

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2017.0203

 

Kim, M., W. G. Kim, H. S. Oh, S. Park, H. Kwon, D. E. Song, T. Y. Kim, Y. K. Shong, W. B. Kim, T. Y. Sung and M. J. Jeon (2017). "Comparison of the Seventh and Eighth Editions of the American Joint Committee on Cancer/Union for International Cancer Control Tumor-Node-Metastasis Staging System for Differentiated Thyroid Cancer." Thyroid 27(9): 1149-1155.

Estudio con 1613 pacientes con cáncer diferenciado de tiroides operados entre 1996 y 2003. Se aplicaron los criterios de la clasificación TNM-7 y TNM-8 y se observó que con la última actualización, el 38% de los pacientes fueron reclasificados a estadios más precoces (el 63% de los T3 pasaron a T1/T2 y el 3% de los N1b a N1a). La supervivencia específica de la enfermedad a 10 años según el TNM-7 fue del 99.7%, 98.2%, 98.8% y 83.2% para los estadios I, II, III y IV respectivamente. Con la clasificación TNM-8 fue del 99.6%, 95.4%, 72.3% y 48.6% para los estadios I, II, III y IV respectivamente. El índice de concordancia de Harrell fue de 0.86 para el TNM-7 y de 0-88 para el TNM-8. Los autores defienden que la  última versión mejora la seguridad de la estadificación en la predicción de la supervivencia específica de la enfermedad.   

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28635571

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2017.0050

 

von Ahnen, T., M. von Ahnen, S. Militz, D. Preusser, U. Wirth, H. M. Schardey and S. Schopf (2017). "Compartment Pressure Monitoring After Thyroid Surgery: A Possible Method to Detect a Rebleeding." World J Surg 41(9): 2290-2297.

Estudio prospectivo con 32 pacientes a los que se les implantó durante la cirugía de tiroides un microsensor de presión en el lecho. Este sensor recogió los datos de presión durante 48 horas en las que hubo situaciones de estrés. La presión media en todos los pacientes (con y sin drenaje) fue de 0.36 +/- 2.84 mmHg (rango -6.7 a 6.7). Durante el primer día la presión media en las situaciones de estrés fue de 0.23 +/- 3.71 mmHg y en el segundo día de 1.33 +/- 4.50 mm Hg. El 92.13% de los valores fueron inferiores a 7 mm Hg. Hubo un caso de hemorragia y la presión aumentó de forma continua hasta superar los 36 mm Hg hasta que fue operado. Este estudio piloto debería ser completado con otros estudios de validación que nos ayudasen a valorar los casos en los que se necesita una reintervención por sangrado. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28444462

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-017-4020-9

 

Wu, G. Y., J. B. Fu, F. S. Lin, Y. Z. Luo, E. D. Lin and W. Yan (2017). "Endoscopic Central Lymph Node Dissection via Breast Combined with Oral Approach for Papillary Thyroid Carcinoma: A Preliminary Study." World J Surg 41(9): 2280-2282.

Estudio preliminar en el que se publican 6 casos de pacientes operados mediante acceso combinado en los que se pudo realizar una tiroidectomía total (vía mamaria) con linfadenectomia central (vía transoral). 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28417186

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-017-4015-6

 

Cirugía paratiroides

Cron, D. C., S. R. Kapeles, E. A. Andraska, S. T. Kwon, P. S. Kirk, B. L. McNeish, C. S. Lee and D. T. Hughes (2017). "Predictors of operative failure in parathyroidectomy for primary hyperparathyroidism." Am J Surg 214(3): 509-514.

Estudio retrospectivo con 2239 pacientes con HPTP operado en un solo centro desde 1999 hasta 2014. Se registró fallo de la cirugía en 67 casos (3%) y los factores independientes que pueden variar la tasa de fallo en el análisis multivariante fueron: bajada adecuada de PTHio (OR=0.22, P < 0.001), calcio preoperatorio (OR= 2.27 por cada punto por encima de la normalidad, P= 0.003) y la PTH preoperatoria (OR= 0.55 cuando el aumento es del doble de los niveles normales, P= 0.008). 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28108069

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.amjsurg.2017.01.012

 

Storvall, S., E. M. Ryhanen, I. Heiskanen, H. Sintonen, R. P. Roine and C. Schalin-Jantti (2017). "Surgery Significantly Improves Neurocognition, Sleep, and Blood Pressure in Primary Hyperparathyroidism: A 3-Year Prospective Follow-Up Study." Horm Metab Res 49(10): 772-777.

Estudio tras la cirugía por HPTP con el test de calidad de vida relacionada con la salud (HRQoL) y comparación con los niveles estandarizados para la población general. Contestaron los cuestionarios 104/14 (83%) pacientes. Tras un seguimiento medio de 3.3 años (23-55 meses), la TA sistólica y la diastólica habían descendido significativamente en comparación con la del preoperatorio (p<0.001). 34 (33%) pacientes fueron diagnosticados de algo nuevo durante el seguimiento (1-7), siendo lo más frecuente enfermedad cardiovascular y cáncer. A partir del segundo año, el índice medio 15D del HRQoL mejoró con respecto al preoperatorio (p<0.001), sobre todo en las dimensiones de sueño, función mental, disconfort y síntomas y depresión hasta llegar a niveles similares a la población general. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28922677

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1055/s-0043-118347

 

Lundstam, K., A. Heck, K. Godang, C. Mollerup, M. Baranowski, Y. Pernow, T. Aas, O. Hessman, T. Rosen, J. Nordenstrom, S. Jansson, M. Hellstrom and J. Bollerslev (2017). "Effect of Surgery Versus Observation: Skeletal 5-Year Outcomes in a Randomized Trial of Patients With Primary HPT (the SIPH Study)." J Bone Miner Res 32(9): 1907-1914.

El objetivo del estudio es estudiar el efecto de la paratiroidectomía en pacientes con HPTP leve en comparación con la observación en cuanto a densidad mineral ósea (BMD) en g/cm2 y T-scores, así como a marcadores de recambio óseo (P1NP y CTX-1) en un estudio prospectivo randomizado con un seguimiento de 5 años. De 191 pacientes reclutados, 145 se pudieron seguir hasta los 5 años. Se encontró un descenso significativo del P1NP (p < 0.001) y del CTX-1 (p < 0.001) en el grupo de pacientes operados. También se encontró un efecto positivo tras la cirugía en el BMD de la columna lumbar (p = 0.011). En el grupo de tratamiento conservador sin embargo, hubo un descenso significativo del BMD en todos los compartimentos (cuello femoral, radio, total corporal) salvo en la columna lumbar donde se mantuvo estable. Los autores sugieren el control de la evolución de la salud ósea en pacientes con HPTP leve con tratamiento conservador.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28543873

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/jbmr.3177

 

Isaksson, E., K. Ivarsson, S. Akaberi, A. Muth, G. Sterner, P. Karl-Goran, N. Clyne and M. Almquist (2017). "The Effect of Parathyroidectomy on Risk of Hip Fracture in Secondary Hyperparathyroidism." World J Surg 41(9): 2304-2311.

Estudio con 590 pacientes con hiperparatiroidismo secundario en diálisis o con trasplante funcionante en el momento de la paratiroidectomía entre 1991 y 2009. De ellos, 579 fueron apareados con 1970 pacientes por edad, sexo y causa de insuficiencia renal.  El riesgo ajustado de fractura de cadera (con un IC del 95%) fue del 0.40 (0.18-0.88) para pacientes operados de paratiroides en comparación con los no operados. Cuando se analizó por sexo, solo las mujeres tenían un riesgo menor de fractura de cadera después de la cirugía de paratiroides en comparación con los no operados. Dicho fue similar en pacientes con o sin trasplante funcionante en el momento de la cirugía. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28341917

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-017-4000-0

 

 Stephen, A. E., M. Mannstadt and R. A. Hodin (2017). "Indications for Surgical Management of Hyperparathyroidism: A Review." JAMA Surg 152(9): 878-882.

Artículo de revisión donde se analizan los consensos y las guías clínicas recientes en cuanto a indicaciones de cirugía en el hiperparatiroidismo primario, sobre todo en pacientes asintomáticos.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28658490

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1001/jamasurg.2017.1721

 

 

Cirugía suprarrenales

Komada, H., Y. Hirota, A. So, T. Nakamura, Y. Okuno, H. Fukuoka, G. Iguchi, Y. Takahashi, K. Sakaguchi and W. Ogawa (2017). "Insulin Secretion and Insulin Sensitivity Before and After Surgical Treatment of Pheochromocytoma or Paraganglioma." J Clin Endocrinol Metab 102(9): 3400-3405.

Los feocromocitomas y los paragangliomas son tumores productores de catecolaminas que pueden alterar la tolerancia a la glucosa. Los efectos de estos tumores en la sensibilidad a la insulina y la secreción de insulina no están claros y en este trabajo del hospital universitario de Kobe, tratan de obtener algunos datos. Se hicieron análisis metabólicos antes y después de la cirugía en 11 pacientes con feocromocitoma y 2 con paragangliomas. Los autores comprobaron que el tratamiento quirúrgico redujo la secreción de catecolaminas en orina y mejoró la tolerancia a la glucosa. El índice insulinogénico (no la secreción total de insulina) medido durante el test de tolerancia oral a la glucosa, así como la primera fase de secreción de insulina durante la hiperglucemia mejoraron tras la cirugía. El índice de sensibilidad a la insulina durante la fase hiperinsulinemia-euglucemia no cambió tras la cirugía. Los resultados sugieren que los feocromocitomas y paragangliomas alteran la tolerancia a la glucosa al afectar la primera fase en la respuesta de secreción de insulina. Estos resultados deberían ser comprobados en un estudio prospectivo con una muestra mayor. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28666346

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1210/jc.2017-00357

 

 

Cirugía tumores neuroendocrinos

Galleberg, R. B., U. Knigge, E. Tiensuu Janson, L. W. Vestermark, S. P. Haugvik, M. Ladekarl, S. W. Langer, H. Gronbaek, P. Osterlund, G. O. Hjortland, J. Assmus, L. Tang, A. Perren and H. Sorbye (2017). "Results after surgical treatment of liver metastases in patients with high-grade gastroenteropancreatic neuroendocrine carcinomas." Eur J Surg Oncol 43(9): 1682-1689.

Los carcinomas neuroendocrinos de origen gastroenteropancreático (GEP-NEC) suelen ser agresivos y presentarse con metástasis sincrónicas. Las guías de práctica clínica actuales no recomiendan cirugía de las metástasis hepáticas, aunque no hay muchos datos disponibles. En este estudio se analizan los resultados del tratamiento con cirugía con intención curativa o con ablación con radiofrecuencia de metástasis hepáticas en 32 pacientes con tumores GEP-NEC de alto grado (Ki-67> 20%) procedentes de 2 registros nórdicos. La supervivencia media tras la resección/ablación con radiofrecuencia de las metástasis fue de 35.9 meses (IC 95% 20.6-51.3) y una supervivencia a 5 años del 43%. La supervivencia media libre de progresión fue de 8.4 meses (IC 95% 3.9-13). Cuatro pacientes (13%) estaban libres de enfermedad tras 5 años. Dos pacientes tenían tumores bien diferenciados (G3) y 20 tenían Ki-67 >/= 55%. Cuando el Ki-67 55% y recibieron quimioterapia adyuvante hubo un aumento en la supervivencia media tras la cirugía/ablación. Los autores concluyen que en pacientes seleccionados se pueden conseguir supervivencias largas tras la cirugía/ablación de metástasis hepáticas en este tipo de tumores y sobre todo en G3 con Ki-67 bajo. 

 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28522174

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.ejso.2017.04.010

Spolverato, G., F. Bagante, L. Aldrighetti, G. A. Poultsides, T. W. Bauer, R. C. Fields, S. K. Maithel, H. P. Marques, M. Weiss and T. M. Pawlik (2017). "Management and outcomes of patients with recurrent neuroendocrine liver metastasis after curative surgery: An international multi-institutional analysis." J Surg Oncol 116(3): 298-306.

Estudio multicéntrico con 322 pacientes operados con intención curativa de recidiva de  metástasis hepáticas de tumor neuroendocrino entre 1990 y 2014. La supervivencia global fue 3.1 años y la supervivencia media libre de enfermedad al año y a los 5 y 10 años fue del 75.5%, 40.4% y 32.1% respectivamente. Después de la cirugía hepática con intención curativa, 209 pacientes (64.9%) recidivaron tras una media de 4.5 años y 113 pacientes (35.1%) permanecen vivos sin recidiva tras un seguimiento mínimo de 3 años. El lugar de la recidiva fue intrahepática en 111 pacientes (65.7%), extrahepática en 19 pacientes (11.2%) y combinada, intra más extrahepática, en 39 pacientes (23.1%). El pronóstico fue peor en aquellos pacientes con recidiva extrahepática o combinada que en los que sólo la tenían intrahepática (supervivencia a 10 años recidiva intrahepática de 42.5% vs extrahepática 0%  y combinada 21.5% (P<0.001). La mayoría de los pacientes fueron tratados de nuevo con cirugía (n = 49, 36.6%), mientras que 34 pacientes (23.5%) recibieron análogos de la somatostatina, 27 pacientes (18.6%) quimioterapia sistémica y 27 (21.4%) tratamiento intra-arterial. La supervivencia global a 10 años de aquellos que se trataron con cirugía o terapia intra-arterial fue del 60.3% y del 52.0% respectivamente. En los pacientes que recibieron análogos de la somatostatina fue del 45.9% y para los tratados con quimioterapia sistémica del 0% (P=0.001). Los autores concluyen que después de la cirugía hay recidiva en la mitad de los pacientes y que una nueva cirugía hepática puede ofrecer un aumento razonable de la supervivencia a 5 años.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28513896

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/jso.24670

 

Giudici, F., T. Cavalli, F. Giusti, G. Gronchi, G. Batignani, F. Tonelli and M. L. Brandi (2017). "Natural History of MEN1 GEP-NET: Single-Center Experience After a Long Follow-Up." World J Surg 41(9): 2312-2323.

En este estudio se incluyen 77 pacientes con MEN1 y tumores neuroendocrinos (50 operados y 27 sin cirugía) en seguimiento desde 1990 en un solo centro. El 67.5% eran mujeres, el 83.1% tenían historia familiar de MEN1 y se detectaron mutaciones genéticas en el 87% de los casos. La edad media fue de 41.4 años (20.8% menores de 30 años) y el intervalo medio entre el diagnóstico de MEN1 y la detección del tumor neuroendocrino fue de 5.7 años). El seguimiento medio fue de 15.8 años desde el diagnóstico de MEN1 y desde el diagnóstico de tumor neuroendocrino de 9.6 años. El tumor neuroendocrino más frecuente fue el gastrinoma y la pancreatoduodenectomía la cirugía más frecuente. Hubo progresión tumoral en 12 pacientes del grupo de los no operados y en 18 dentro del grupo de los que fueron intervenidos. Estos datos nos dan una idea de las características de los tumores neuroendocrinos en el contexto del MEN1 y su historia natural. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28429092

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-017-4019-2

 

 

 

Agosto 2017

Entre los artículos publicados en agosto de 2017, destacamos los siguientes:

 

Cirugía tiroides

 Krajewska, J., E. Chmielik and B. Jarzab (2017). "Dynamic risk stratification in the follow-up of thyroid cancer: what is still to be discovered in 2017?" Endocr Relat Cancer24(11): R387-r402.

La evaluación del riesgo de recidiva tras cirugía en el cáncer de tiroides ha variado significativamente tras la publicación de las últimas guías ATA. A la tradicional estadificación inicial del riesgo de recidiva, se añade el concepto de estadificación dinámica. Este concepto refleja la respuesta del tumor al tratamiento durante el seguimiento evolutivo del paciente, surgiendo cuatro categorías: respuesta excelente, respuesta estructural incompleta, respuesta bioquímica incompleta y respuesta indeterminada. Los autores expresan algunas dudas sobre este sistema (como su aplicabilidad al cáncer medular) y tratan de buscar respuestas a algunas lagunas que generan controversias. La mayor parte de la evidencia científica se encuentra en estudios retrospectivos y aunque éstos han demostrado que se trata de un buen sistema, se necesitan estudios prospectivos que lo corroboren.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28821573

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/erc-17-0270

 

Zhao, W., L. You, X. Hou, S. Chen, X. Ren, G. Chen and Y. Zhao (2017). "The Effect of Prophylactic Central Neck Dissection on Locoregional Recurrence in Papillary Thyroid Cancer After Total Thyroidectomy: A Systematic Review and Meta-Analysis : pCND for the Locoregional Recurrence of Papillary Thyroid Cancer." Ann Surg Oncol 24(8): 2189-2198.

El presente trabajo aborda, en forma de revisión sistemática de la literatura, el controvertido tema de la linfadenectomía profiláctica en el carcinoma papilar de tiroides y su impacto en términos de recurrencia. Se evalúan 17 estudios que suman 4437 pacientes, divididos en función de si se asoció o no una linfadenectomía central profiláctica (pCND) a la tiroidectomía total. El objetivo primario es la recurrencia locorregional y los secundarios son la tasa de complicaciones y la ablación con radioyodo. Resultados: Los pacientes con pCND tienen un riesgo disminuido de recurrencia locorregional (RR = 0.66; IC 95%: 0.49-0.90; P = 0.008). La recurrencia locorregional en el compartimento central fue significativamente menor en el grupo de tiroidectomía y linfadenectomía central mientras que no se observaron diferencias entre ambos grupos en la recidiva en el compartimento lateral. Los pacientes con linfadenectomía central recibieron ablación con radioyodo con mayor frecuencia (74.6% vs. 59.9%) y presentaron mayor morbilidad en términos de hipocalcemia temporal (OR = 2.37; IC 95% 1.89-2.96; P < 0.00001), permanente (OR = 1.93; IC 95% 1.05-3.57; P = 0.03) y morbilidad global (OR = 2.56; IC 95% 1.75-3.74; P < 0.00001). La autores concluyen que la recurrencia en el compartimento locorregional es menor en pacientes sometidos a linfadenectomía central profiláctica pero ésta se acompaña de una morbilidad mayor. Sin embargo nuevamente se recuerda la necesidad de elaboración de estudios prospectivos randomizados para clarificar este tema.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27913945

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5691-4

 

Oh, H. S., S. Park, M. Kim, H. Kwon, E. Song, T. Y. Sung, Y. M. Lee, W. G. Kim, T. Y. Kim, Y. K. Shong, W. B. Kim and M. J. Jeon (2017). "Young Age and Male Sex Are Predictors of Large-Volume Central Neck Lymph Node Metastasis in Clinical N0 Papillary Thyroid Microcarcinomas." Thyroid 27(10): 1285-1290.

La presencia de un elevado volumen de enfermedad metastásica ganglionar en el compartimento central se asocia con resultados clínicos pobres. La evaluación de la misma es compleja ya que la sensibilidad ecográfica es baja. Los autores tratan de investigar sobre factores clínicos preoperatorios en pacientes con exploración ganglionar clínicamente negativa cN0 que se asocien con elevado volumen de enfermedad metastásica. La entidad analiza 2320 pacientes cN0 a los que se les realizó una tiroidectomía total con linfadenectomía central como  tratamiento. Se establecen tres grupos en función del volumen de enfermedad: sin metástasis ganglionares, bajo volumen (<5 ganglios) y alto volumen (> 5 ganglios). Un 4% de los pacientes (n=94) presentaron alto volumen de enfermedad. En el análisis multivariante, se identificaron como factores de riesgo independientes: edad < 40 años (OR 2.69, IC 95% 1.64-4.32, p < 0.001) y sexo varón (OR 5.79, IC 95% 3.67-9.10], p < 0.001). También se identificaron como factores de alto riesgo la multifocalidad tumoral y la extensión extratiroidea. A la luz de estos resultados, los autores sugieren que estas características clínicas sean valoradas a la hora de decidir las estrategias terapéuticas.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28741452

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2017.0250

 

Haymart, M. R., N. H. Esfandiari, M. T. Stang and J. A. Sosa (2017). "Controversies in the Management of Low-Risk Differentiated Thyroid Cancer." Endocr Rev 38(4): 351-378.

El presente trabajo revisa las controversias que existen en el manejo de los cánceres papilares de tiroides de bajo riesgo, debido a la falta de consenso entre especialistas. Esta disparidad se observa en todos los aspectos del manejo y genera riesgo de sobre o infratratamiento. Se enfatiza en la necesidad de establecer protocolos y generar estudios con buena evidencia científica que rellenen las lagunas de conocimiento que existen actualmente.

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28633444

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1210/er.2017-00067

 

Goyal, N., M. Pakdaman, D. Kamani, D. Caragacianu, D. Goldenberg and G. W. Randolph (2017). "Mapping the distribution of nodal metastases in papillary thyroid carcinoma: Where exactly are the nodes?" Laryngoscope 127(8): 1959-1964.

Se trata de un estudio retrospectivo con objetivo de evaluar los patrones de diseminación ganglionar en cáncer papilar de tiroides (CPT). Se analizan 416 pacientes cN+ (35% son cN+ al diagnóstico), diagnosticados por pruebas de imagen preoperatorias o exploración clínica, y que fueron operados entre 2004 y 2009. Los pacientes cN+ al diagnóstico, presentaron metástasis ganglionares en el compartimento central (88%) o en el lateral (50%), pero no presentaron metástasis en lugares anatómicos infrecuentes. Éstas sí se observaron en un 9% en pacientes con recidiva: retrofaringeas ( + frecuente), sublinguales, subcutáneas, axilares o pared torácica.

La extensión extratiroidea se asoció a mayor frecuencia de afectación ganglionar (33%) y de afectación en sitios inusuales (57.1%, p< 0.0001). El tamaño > 4cm también se asoció a enfermedad ganglionar. Los autores llaman la atención a considerar estos datos y al 9% de pacientes que presentan afectación ganglionar en lugares inusuales en la recidiva, sugiriendo el papel del TC en el seguimiento y la sospecha de recidiva

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28271511

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/lary.26495

 

Wang, J. B., K. Wu, L. H. Shi, Y. Y. Sun, F. B. Li and L. Xie (2017). "In situ preservation of the inferior parathyroid gland during central neck dissection for papillary thyroid carcinoma." Br J Surg 104(11): 1514-1522.

El presente trabajo describe una nueva técnica quirúrgica enfocada a preservar in situ la glándula paratiroides inferior y de esta forma disminuir la incidencia de hipocalcemia postoperatoria. Dicha técnica se basa en la preservación de la lámina vascular que enlaza timo, vasos inferiores y glándula paratiroides inferior. Los autores comparan dos grupos de pacientes: 181 casos en los que emplearon esta técnica frente a 306 en los que no la emplearon. La tasa de preservación de la glándula paratiroides inferior se incrementó significativamente en el primer grupo, tanto en el lado derecho (del 37.9 al 76.3 %) como en el lado izquierdo (del 52.0 al 77.9 %) (P < 0.001). Asimismo, observan una disminución significativa de la tasa de hipoparatiroidismo postquirúrgico (35.0 al 7.2 %; P < 0.001).

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28782797

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/bjs.10581

 

Wright, M. C., K. Jensen, H. Mohamed, C. Drake, K. Mohsin, D. Monlezun, N. Alsaleh and E. Kandil (2017). "Concomitant thyroid disease and primary hyperparathyroidism in patients undergoing parathyroidectomy or thyroidectomy." Gland Surg 6(4): 368-374.

Este artículo estudia la coexistencia de patología tiroidea y paratiroidea en pacientes remitidos inicialmente sólo por una de éstas. Para ello realiza un análisis retrospectivo de los datos de 621 pacientes recogidos prospectivamente. Los resultados de este análisis evidencian que de los 400 pacientes que inicialmente fueron referidos por patología tiroidea, 13,50% recibieron una tiroidectomía y una paratiroidectomia simultáneamente y finalmente 10,75% presentaron patología en ambas glándulas. De los 103 pacientes referidos con patología paratiroidea, 26,21% recibieron doble cirugía y 24,7% presentaron patología en ambas glándulas en el informe final. Los autores concluyen que la asociación de ambas patologías es frecuente (más frecuente padecer patología tiroidea si se sufre patología paratiroidea) y que diagnosticarla previamente a la intervención es fundamental para evitar reintervenciones.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28861377

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.21037/gs.2017.04.01

 

Yu, H. W., Y. J. Chai, H. Kwon, S. J. Kim, J. Y. Choi and K. E. Lee (2017). "Bilateral Axillo-Breast Approach Robotic Thyroidectomy (BABA RT) Does Not Interfere with Breast Image Follow-Up." World J Surg 41(8): 2020-2025.

La tiroidectomía total robótica por abordaje biaxilo-bimamario tiene un excelente resultado cosmético, sin embargo se ha suscitado cierta polémica por la interferencia que podría tener el túnel subcutáneo mamario a la hora de evaluar pruebas radiológicas mamarias. El presente estudio evalúa si esta técnica puede interferir en los resultados de las mamografías o ecografías mamarias. Para ello escogen 108 pacientes operadas entre 2008 y 2012  y se comparan ecografías y mamografías realizadas pre y postoperatoriamente. Se describen la etiología y la  técnica quirúrgica tiroidea realizada (93.5 % diagnóstico de cáncer de tiroides, 87% tiroidectomía total). Tras la cirugía del tiroides se realizó mamografía una media de 2.9+/-2.0 veces y una ecografía 3.3 +/- 2.0 veces. Seis pacientes requirieron cirugía según datos de las pruebas de imagen mamarias y todos los procedimientos se desarrollaron sin incidencias. Los autores concluyen que el seguimiento radiológico de los nódulos mamarios no se ve afectado por esta técnica, ya que genera una alteración muy circunscrita en el tejido celular subcutáneo suprayacente a la mama.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28332058

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-017-3997-4

 

Alhashemi, A., J. M. Jones, D. P. Goldstein, D. S. Mina, L. Thabane, C. M. Sabiston, E. K. Chang, J. D. Brierley and A. M. Sawka (2017). "An Exploratory Study of Fatigue and Physical Activity in Canadian Thyroid Cancer Patients." Thyroid 27(9): 1156-1163.

Este trabajo canadiense investiga sobre la prevalencia de la fatiga crónica (moderada/severa) en pacientes sometidos a tiroidectomía por cáncer de tiroides. Se trata de un estudio retrospectivo basado en una encuesta que incluye una escala de fatiga- Brief Fatigue Inventory (BFI)- y otra de actividad física- International Physical Activity Questionnaire-7 day (IPAQ-7)

La encuesta fue respondida por un 63% de los pacientes (75% mujeres). La prevalencia de fatiga moderada/severa fue del 41,1%. Tanto en estudio univariante como en el  multivariante el desempleo y la actividad física reducida fueron identificados como predictores independientes de fatiga crónica moderada/severa.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28712348

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0541

 

Zaidi, N., D. Daskalaki, P. Quadri, A. Okoh, P. C. Giulianotti and E. Berber (2017). "The current status of robotic transaxillary thyroidectomy in the United States: an experience from two centers." Gland Surg 6(4): 380-384.

Los autores publican la experiencia de dos centros de alto volumen en lo relativo a tiroidectomía por vía trasaxilar robótica (RT) en EEUU. Se evalúan 89 pacientes operados entre enero de 2009 y Septiembre de 2015. Las indicaciones de RT fueron sospecha de cáncer o cáncer confirmado (20.2%), atipia celular o neoplasia folicular (27.7%), bocio multinodular (26.6%), tirotoxicosis (8.5%) , totalización (5.5%) y PAAF no diagnóstica (3.2%). Se realizaron un 56% de tiroidectomías totales y un 44% de hemitiroidectomías. Los tiempos quirúrgicos medios fueron 153,5 minutos para las parciales y 192,6 nimutos para las totales. La tasa de complicación fue de 11,7%: parálisis recurrencial transitoria en 2 pacientes,  hipoparatiroidismo transitorio en 6 y definitivo en 1 paciente. De los 43 pacientes con cáncer en la AP final, ninguno tuvo recurrencia tras 31,9 meses de seguimiento. A la luz de estos resultados, los autores argumentan que la tiroidectomía transaxilar RT no compromete los resultados de los pacientes siempre que exista una adecuada selección y se realice en centros con experiencia.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28861379

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.21037/gs.2017.05.06

 

­­­­­­­­­­­­­­­­

Cirugía paratiroides

 

Ladurner, R., S. Sommerey, N. A. Arabi, K. K. J. Hallfeldt, H. Stepp and J. K. S. Gallwas (2017). "Intraoperative near-infrared autofluorescence imaging of parathyroid glands." Surg Endosc 31(8): 3140-3145.

Este trabajo aborda el interesante tema de la detección del tejido paratiroideo empleando sus características de autoflorescencia. Los autores realizan inicialmente pruebas de detección con longitudes de onda de 690-770 nm modificando los dispositivos de verde de indocianina de Karl Storz y, esperando, poder detectar el tejido paratiroideo en el canal azul. En una primera experiencia no obtuvieron resultados satisfactorios y procedieron a modificar el sistema con varios tipos de filtros. Este protocolo lo aplicaron a 35 glándulas paratiroides, identificando correctamente 27. El tejido autoflorescente fue siempre tejido paratiroideo, al contrario que los tejidos circundantes, pero no se encontró relación entre nivel de autofluorescencia y tejido normal, adenoma o hiperplasia. Los autores concluyen que las propiedades autoflorescentes del tejido paratiroideo pueden ser empleadas para identificar el tejido paratiroideo

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27844237

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00464-016-5338-3

 

­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­

Nilsson, I. L., S. Norenstedt, J. Zedenius, Y. Pernow and R. Branstrom (2017). "Primary hyperparathyroidism, hypercalciuria, and bone recovery after parathyroidectomy." Surgery 162(2): 429-436.

Los autores de este trabajo buscan encontrar algún tipo de relación entre hipercalciuria, función renal y recuperación de la densidad mineral ósea tras la paratiroidectomia curativa. Para ello analizan estos parámetros en 150 pacientes antes de la cirugía y al año de paratiroidectomia efectiva. Tras completar el estudio y seguimiento, la excreción de calcio urinario > 10 mmol/d en orina de 24 horas fue el único factor independiente que se asoció a mejoría de la densidad mineral ósea en todas las localizaciones.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28522130

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2017.02.017

 

Cirugía adrenales

 

Puccini, M., E. Panicucci, V. Candalise, C. Ceccarelli, C. M. Neri, P. Buccianti and P. Miccoli (2017). "The role of laparoscopic resection of metastases to adrenal glands." Gland Surg 6(4): 350-354.

Este trabajo de revisión evalúa el papel de la adrenalectomía laparoscópica en el tratamiento de las metástasis adrenales. Se trata de un estudio retrospectivo sobre 37 adrenalectomías realizadas a 36 pacientes. Los primarios fueron pulmón (n=22), mama (n=4), colon-recto (n=4), riñón (n=3), tiroides, (n=1), melanoma (n=1) y ovario (n=1). En 33 de 37 casos se confirma la presencia de metástasis. Tras un seguimiento medio de 33 meses, 9 pacientes estaban vivos y libres de enfermedad, 6 estaban vivos pero con recidiva. El intervalo medio libre de enfermedad fue de 19 meses (0-97 meses) y éste fue el factor predictivo más adecuado para predecir supervivencia (P<0.001). Los autores concluyen que el tamaño, la ausencia de invasión loco-regional, la biología tumoral del primario y la reserva funcional del paciente son los puntos clave para un buen resultado oncológico, una rápida recuperación postoperatoria y beneficio en la  supervivencia.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28861375

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.21037/gs.2017.03.20

 

Lowery, A. J., B. Seeliger, P. F. Alesina and M. K. Walz (2017). "Posterior retroperitoneoscopic adrenal surgery for clinical and subclinical Cushing's syndrome in patients with bilateral adrenal disease." Langenbecks Arch Surg 402(5): 775-785.

Los autores de este estudio describen su experiencia en el tratamiento de la secreción autónoma de cortisol ACTH independiente de origen bilateral empleando la adrenalectomía retroperitoneal subtotal uni o bilateral. Se estudian 42 pacientes operados entre 2004 y 2016. Se realizaron 70 adrenalectomías: adrenalectomía subtotal unilateral (n=3), adrenalectomía unilateral (n=15), subtotal bilateral (n=9), adrenalectomía completa unilateral y parcial contralateral (n=14) y adrenalectomía bilateral (n=3). Tras un seguimiento medio de 40 meses (3-129), la tasa de remisión fue del 92% y 11 pacientes requirieron suplementación con corticoides. Se evidenció recurrencia bioquímica en tres casos y dos de ellos fueron sometidos a cirugía contralateral. Se observó una reducción significativa del IMC (p=0.01) y del tratamiento antihipertensivo (p=0.04). Los autores concluyen que la cirugía adrenal conservadora en estos pacientes es una alternativa efectiva que evita la suplementación permanente en la mayoría de los caso con bajas tasas de recidiva. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28246963

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00423-017-1569-6

 

Maignan, A., C. Guerin, V. Julliard, N. C. Paladino, E. Kim, P. Roche, F. Castinetti, W. Essamet, J. Mancini, A. Imperiale, R. Clifton-Bligh, P. Romanet, A. Barlier, K. Pacak, F. Sebag and D. Taieb (2017). "Implications of SDHB genetic testing in patients with sporadic pheochromocytoma." Langenbecks Arch Surg 402(5): 787-798.

La mutación en la succinato deshidrogenasa B (SDHB) asociada a feocromocitoma se asocia con alto riesgo de agresividad y malignidad. El objetivo de este trabajo es evaluar la frecuencia de esta mutación en pacientes con feocromocitoma aparentemente esporádico y  la posibilidad de que estas tengan traducción patológica. Se evalúa en 48 pacientes con feocromocitoma esporádico la posibilidad de mutación en SDHB. Sólo dos pacientes presentaron mutaciones en SDHB y sus exámenes anatomopatológicos revelaron feocromocitomas típicos. Tras su análisis pormenorizado se concluyó que estas mutaciones no eran variantes patológicas. Los autores concluyen que el resultado de la mutación de SDHB es complejo y puede inducir a error. Los cirujanos deben ser cuidadosos en su interpretación y cautos a la hora de incorporar estos resultados a la hora de tomar decisiones terapéuticas.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28229225

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00423-017-1564-y

 

Vrielink, O. M., K. P. Wevers, J. W. Kist, I. H. M. Borel Rinkes, P. H. J. Hemmer, M. R. Vriens, J. de Vries and S. Kruijff (2017). "Laparoscopic anterior versus endoscopic posterior approach for adrenalectomy: a shift to a new golden standard?" Langenbecks Arch Surg 402(5): 767-773.

Interesante trabajo retrospectivo realizado en dos instituciones en el que se comparan el abordaje de la patología adrenal por vía transabdominal y por vía retroperitoneal  condicionando las variables al tamaño de la lesión. Fueron 204 procedimientos transabdominales (UMC Groningen) frente a 57 abordajes retroperitoneales (UMC Utrecht) recopilados entre 1998 y 2013. Resultados: tanto la pérdida de sangre como la duración del procedimiento fue significativamente menor en el abordaje retro: 0 (0-200) vs. 50 (0-1000) mililitros y 102.1 (SD 33.5) vs. 173.3 (SD 59.1) minutos (p < 0.001), respectivamente. La tasa de complicaciones fue superior en el abordaje transabdominal (19.1% frente a 8.8%). No se evidenciaron diferencias respecto al tiempo de recuperación. Los autores concluyen que el abordaje retroperitoneal disminuye el tiempo quirúrgico, la pérdida de sangre y la tasa de complicaciones, animando a las instituciones a promover este abordaje independientemente del tamaño.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27888343

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00423-016-1533-x

 

 Cirugía tumores neuroendocrinos

 Chey, W. Y., W. L. Frankel, S. Roy, S. Datta, C. K. Sen, M. Dillhoff, P. Muscarella, K. H. Soergel, R. K. Tompkins, T. M. Chang, E. L. Bradley, 3rd and E. C. Ellison (2017). "Primary Pancreatic Secretinoma: Further Evidence Supporting Secretin as a Diarrheogenic Hormone." Ann Surg 266(2): 346-352.

El objetivo del presente trabajo es documentar, a través de dos casos clínicos, el papel etiológico de la secretina en la diarrea acuosa. Para ello se estudian las muestras de dos pacientes operados en 1968. Ambos pacientes sufrían diarrea acuosa, aclorhidria y un tumor pancreático. En ambos casos se observó vinculación entre la exéresis del tumor y la resolución de los síntomas. En la actualidad se han aplicado las técnicas modernas de diagnóstico molecular a las muestras conservadas. Se observa la existencia de elevadas concentraciones de mRNA procedente de secretina e inexistencia de mRNA de VIP. A la luz de estos resultados se sugiere que la secretina sea considerada una hormona implicada en la diarrea acuosa, además de VIP

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27501174

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1097/sla.0000000000001938

 

Yamamoto, Y., Y. Okamura, S. Uemura, T. Sugiura, T. Ito, R. Ashida, Y. Kato, K. Ohgi, M. Yamada, K. Sasaki, T. Aramaki and K. Uesaka (2017). "Vascularity and Tumor Size are Significant Predictors for Recurrence after Resection of a Pancreatic Neuroendocrine Tumor." Ann Surg Oncol 24(8): 2363-2370.

El presente artículo trata de estudiar el riesgo de recurrencia de los tumores pancreáticos neuroendocrinos. A día de hoy, establecer este riesgo con la clasificación actual, es complejo, sobre todo en el grupo de los G2, donde se mezclan entidades benignas y malignas de bajo y alto grado. Los autores recogen, en 41 casos, dos variables: (1) tamaño tumoral, (2) vascularización tumoral hallada empleando el ratio CT (valor del tejido tumoral en CT/ valor del tejido no tumoral del parénquima pancreático en fase arterial tardía). Los autores valoran diversos puntos de corte encontrando que un CT ratio <0.85 (n = 10, p = 0.006) con tamaño tumoral >/=3.0 cm (n = 13, p = 0.023) son factores independientes pronósticos asociados con la  supervivencia libre de enfermedad. Así, todos los pacientes con CT ratio >/=0.85 y tamaño tumoral <3.0 cm  (n = 23, incluyendo 7 pacientes con enfermedad G2) no desarrollaron recurrencia tras la cirugía. Por otro lado la supervivencia libre de enfermedad a 5 años en pacientes con CT ratio <0.85 y tamaño >/=3.0 cm (n = 5, incluyendo tres pacientes con G2) fue cero. Los autores concluyen que los tumores con un CT ratio < 0.85 y un tamaño tumoral > 3 cm deberían ser considerados de alto riesgo de recurrencia tras la pancreatectomía.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28271173

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-017-5823-5

 

 

 

Julio 2017

 

Entre los artículos publicados en julio de 2017, destacamos los siguientes:

 

Cirugía tiroides

Kim, S. K., A. Y. Kwon, K. Back, I. Park, N. Hur, J. H. Lee, J. H. Choe, J. H. Kim, Y. L. Oh and J. S. Kim (2017). "Predictive Factors of Lymph Node Metastasis in Follicular Variant of Papillary Thyroid Carcinoma." Ann Surg Oncol 24(9): 2617-2623.

En este estudio retrospectivo, los autores encontraron metástasis ganglionares centrales en 50 de 134 pacientes (37.3%) con variante folicular de carcinoma papilar de tiroides (FV-PTC), y laterales en 16 (11.9%). Los factores de riesgo asociados a la afectación del compartimento central fueron el sexo masculino (OR ajustada 4.735, p = 0.001), formas no encapsuladas (OR ajustada 2.863, p = 0.022), y el tamaño >1 cm (OR ajustada 3.157, p = 0.008). La presencia de metástasis ganglionares centrales y la extensión extratiroidea fueron los predictores de afectación en el compartimento lateral (OR ajustada 13.340, p = 0.001 y 3.939, p = 0.041, respectivamente). Se concluye que podría ser útil el vaciamiento central profiláctico en pacientes varones, con tumores de más de un centímetro y en formas no capsuladas, además de una correcta valoración del compartimento lateral, sobre todo si hay extensión extratirodea y afectación central.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28685355

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-017-5912-5

 

Ruel, E., S. Thomas, J. M. Perkins, S. A. Roman and J. A. Sosa (2017). "The Impact of Pathologically Positive Lymph Nodes in the Clinically Negative Neck: An Analysis of 39,301 Patients with Papillary Thyroid Cancer." Ann Surg Oncol 24(7): 1935-1942.

Estudio retrospectivo utilizando 39.301 pacientes de la National Cancer Data Base (NCDB; 2003-2011) con cáncer papilar de bajo riesgo ? 1cm y ganglios clínicamente negativos (PTC cN0). Se compararon aquéllos que postoperatoriamente siguen siendo negativos (pN0) con los que son diagnosticados por el informe histológico (pN1a) y con los que el estatus ganglionar es desconocido (pNx). Los autores concluyen que en los pacientes pN1a se analizan más ganglios, y que  éstos tienen más probabilidad (78%) de recibir tratamiento ablativo con yodo radioactivo (odds ratio 1.78, 95% IC 1.65-1.91; p < 0.0001) que los pacientes pN0. Sin embargo, esta afectación no condiciona diferencias en la supervivencia global.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28127652

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5719-9

 

Kim, M. J., M. C. Lee, G. H. Lee, H. S. Choi, S. W. Cho, S. J. Kim, K. E. Lee, Y. J. Park and D. J. Park (2017). "Extent of surgery did not affect recurrence during 7-years follow-up in papillary thyroid cancer sized 1-4 cm: Preliminary results." Clin Endocrinol (Oxf) 87(1): 80-86.

En este trabajo los autores investigan si los pacientes con cáncer papilar de tiroides (PTC), con tamaño entre 1 y 4 cm y sometidos a hemitiroidectomía, tienen más recidivas que los sometidos a tiroidectomía total. Para ello revisan su base de datos e incluyen a 147 pacientes con PTC de 1-4 cm tratados mediante hemitiroidectomía y los comparan con 298 patients sometidos a tiroidectomía total. Durante el seguimiento (mediana de 7 años) la tasa de recidivas fue del 6.1% en los tratados mediante hemitiroidectomía y del 5.7% en el caso de tiroidectomía total. La supervivencia libre de enfermedad fue similar en ambos grupos independientemente de la variante, la multifocalidad, la afectación ganglionar y el tratamiento con yodo radioactivo, pero el riesgo de recidiva fue más alto en caso de hemitiroidectomía cuando había nódulos en el lóbulo contralateral.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28338234

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/cen.13336

 

Gulcelik, M. A., N. Karaman, L. Dogan, I. Sahiner, G. G. Akgul, Y. S. Kahraman and G. U. Vural (2017). "Radioguided occult lesion localization for locally recurrent thyroid carcinoma." Eur Arch Otorhinolaryngol 274(7): 2915-2919.

Experiencia en la localización de lesiones recidivadas de cáncer papilar tiroideo combinando el mapeo ecográfico y la localización radioguiada de lesiones ocultas (ROLL), en pacientes ya sometidos a tiroidectomía y vaciamiento cervical central/lateral. 34 de 40 (85%) lesiones extirpadas mediante ROLL fueron malignas. Tras el mapeo ecográfico, se definieron mediante ROLL 60 lesiones más como sospechosas, 56/60 se localizaron en el sitio anatómico descrito y 36/56 fueron metastásicas.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28409262

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00405-017-4563-2

 

See, A., N. G. Iyer, N. C. Tan, C. Teo, J. Ng, K. C. Soo and H. K. Tan (2017). "Distant metastasis as the sole initial manifestation of well-differentiated thyroid carcinoma." Eur Arch Otorhinolaryngol 274(7): 2877-2882.

Estudio retrospectivo describiendo pacientes de cáncer tiroideo bien diferenciado (WDTC) diagnosticados por metástasis a distancia como primera manifestación de la enfermedad. Esta es una forma de presentación rara (90 de 732 casos: 12,3%), con una edad media de 65,4 años. Las metástasis fueron: óseas (36.8%), pulmonares (31.6%), cerebrales (5.3%), o combinando 2 de las mencionadas previamente (26.3%). La variante que con más frecuencia se presentó así, fue la folicular (47.4%), y la supervivencia específica libre de enfermedad a los 5 años fue de 48,0 +/- 17,2%. Esta supervivencia es peor que cuando las metástasis a distancia se diagnostican en el seguimiento.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28382395

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00405-017-4532-9

 

Jeon, M. J., W. G. Kim, H. Kwon, M. Kim, S. Park, H. S. Oh, M. Han, T. Y. Sung, K. W. Chung, S. J. Hong, T. Y. Kim, Y. K. Shong and W. B. Kim (2017). "Clinical outcomes after delayed thyroid surgery in patients with papillary thyroid microcarcinoma." Eur J Endocrinol 177(1): 25-31.

En este estudio, los autores dividen a los pacientes de microcarcinoma papilar de tiroides (PTMC) en 3 grupos en función del momento de la cirugía: </=6 meses, 6-12 meses y >12 meses. Se incluyeron un total de 2.863 pacientes. No hubo diferencias ni en la estratificación dinámica del riesgo ni en la supervivencia libre de enfermedad entre los grupos durante el perido de seguimiento (mediana 4,8 años).

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28432268

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/eje-17-0160

 

Jinih, M., N. Foley, O. Osho, L. Houlihan, A. A. Toor, J. Z. Khan, A. A. Achakzai and H. P. Redmond (2017). "BRAFV600E mutation as a predictor of thyroid malignancy in indeterminate nodules: A systematic review and meta-analysis." Eur J Surg Oncol 43(7): 1219-1227.

Revisión sistemática de los estudios que valoran la utilidad diagnóstica de la mutación BRAFV600E en los nódulos indeterminados. Se incluyen 32 estudios con 3.150 nódulos indenterminados, comprobando que si bien la especificidad es muy alta, su baja sensibilidad limita su uso como test diagnóstico.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27923591

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.ejso.2016.11.003

 

Agrawal, N., M. R. Evasovich, E. Kandil, S. I. Noureldine, E. A. Felger, R. P. Tufano, D. H. Kraus, L. A. Orloff, R. Grogan, P. Angelos, B. C. Stack, Jr., B. McIver and G. W. Randolph (2017). "Indications and extent of central neck dissection for papillary thyroid cancer: An American Head and Neck Society Consensus Statement." Head Neck 39(7): 1269-1279.

Consenso de la American Head and Neck Society para la indicación del vaciamiento central en pacientes con cáncer papilar de tiroides, en el que se incluyen recomendaciones sobre la extensión del mismo y las técnicas requeridas para realizarlo de forma segura y efectiva.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28449244

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24715

 

Kiernan, C. M. and C. C. Solorzano (2017). "Bethesda Category III, IV, and V Thyroid Nodules: Can Nodule Size Help Predict Malignancy?" J Am Coll Surg 225(1): 77-82.

Estudio retrospectivo incluyendo 1.104 pacientes a los que se realizó PAAF previa a la intervención quirúrgica, identificando 461 (42%) con citolgogía indeterminada (Bethesda III, IV y V, incluyendo lesiones de células de Hürthle). En el estudio histológico final se encontraron 121 (28%) lesiones malignas: AUS 23%; FLUS 14%; SFN 22%; HCN 25%; SM 69%. Se concluye que el aumento de  tamaño se asocia a malignidad en las neoplasias de células de Hürthle (OR 2.17; 95% CI 1.16 - 4.04; p = 0.01).

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28223197

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.jamcollsurg.2017.02.002

 

Dionigi, G., F. Y. Chiang, H. Y. Kim, G. W. Randolph, A. Mangano, P. Y. Chang, I. C. Lu, Y. C. Lin, H. C. Chen and C. W. Wu (2017). "Safety of LigaSure in recurrent laryngeal nerve dissection-porcine model using continuous monitoring." Laryngoscope 127(7): 1724-1729.

Estudio prospectivo en modelo animal estableciendo el límite de seguridad para la utilización del LigaSure Small Jaw (LSJ) para evitar la lesión en el nervio laríngeo recurrente (RLN) durante la tiroidectomía utilizando la electromiografía en tiempo real (EMG). Los autores concluyen que, basándose en la evaluación funcional dada por la EMG, la distancia de seguridad para la activación del LSJ es de 2 mm. Así mismo, si dicho instrumento se enfría por más de 2 segundos, o se enfría tocando tejido muscular, el contacto con el nervio es seguro.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27578605

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/lary.26271

 

Au, J. K., J. Alonso, E. C. Kuan, A. Arshi and M. A. St John (2017). "Primary Squamous Cell Carcinoma of the Thyroid: A Population-Based Analysis." Otolaryngol Head Neck Surg 157(1): 25-29.

Descripción, utilizanco el registro SEER (Surveillance, Epidemiology, and End Results), de carcinoma de células escamosas primaro del tiroides. En dicho registro se identifican 199 pacientes con una edad media de 68,1 años, un 58,3% mujeres y el 79,4% de raza blanca. Fueron tratados mediante cirugía el 46,3%, radioterapia el 55,7%, y combinando ambas el 45,8%. La supervivencia global (OS) fue del 16% y la supervivencia libre de enfermedad (DSS) del 21% a los 5 años. En el estudio multivariante, los predictores de OS y DSS  fueron la edad (P < 0, 001, P < 0,001, respectivamente), el grado de diferenciación (P < 0,001, P = 0,001), y el tamaño tumoral (P < 0,001, P = 0,001). El tratamiento quirúrgico fue predictor de OS pero no de DSS.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28397584

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1177/0194599817698436

 

Inabnet, W. B., 3rd, H. Suh and G. Fernandez-Ranvier (2017). "Transoral endoscopic thyroidectomy vestibular approach with intraoperative nerve monitoring." Surg Endosc 31(7): 3030.

Vídeo que proporciona una descripción paso a paso de la tiroidectomía transoral endoscópica por vía vestibular (TOETVA) utilizando neuromonitorización de nervio recurrente.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27834022

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00464-016-5322-y

 

Yu, H. W., J. W. Chung, J. W. Yi, R. Y. Song, J. H. Lee, H. Kwon, S. J. Kim, Y. J. Chai, J. Y. Choi and K. E. Lee (2017). "Intraoperative localization of the parathyroid glands with indocyanine green and Firefly(R) technology during BABA robotic thyroidectomy." Surg Endosc 31(7): 3020-3027.

Estudio de casos-control para valorar la utilidad del verde de indocianina (ICG) para la identificación y preservación de las glándulas paratiroides durante tiroidectomía en el acceso axilomamario bilateral (BABA) con robot Da Vinci. Los casos (22) se reclutaron de forma prospectiva mientras que los controles se seleccionaron retrospectivamente. El grupo en el que se usó ICG tuvo significativamente menos paratiroidectomía incidental que el grupo control (0 vs. 15.9%, P = 0.048

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27864717

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00464-016-5330-y

 

Cohen, O., S. Tzelnick, Y. Lahav, D. Schindel, D. Halperin and M. Yehuda (2017). "Selection of Atypia/Follicular Lesion of Unknown Significance Patients for Surgery Versus Active Surveillance, Without Using Genetic Testing: A Single Institute Experience, Prospective Analysis, and Recommendations." Thyroid 27(7): 928-935.

El objetivo de este estudio es valorar la actitud ante el diagnóstico de atipia/lesión folicular de significando incierto (AUS/FLUS). Se utiliza una cohorte de 84 pacientes con un seguimiento mediano de 4,6 años (3,2-6,8 años). De ellos 48 (57%) se siguieron activamente (AS), y 36 (43%) se intervinieron (cirugía diagnóstica). Del grupo AS, a 36 (75%) se les realizó una segunda citología y 8 fueron intervenidos. La tasa de malignidad en los pacientes intervenidos fue del  34% (15/44). La tasa de citologías benignas tras segunda punción fuen del 61,1%. La adherencia al seguimiento, sin embargo fue sólo del 53% (mejor los hombres que las mujeres). Los autores concluyen que en ausencia de test genéticos, hay buenos resultados en la selección de pacientes para cirugía o vigilancia activa, teniendo en cuenta la adherencia al segumiento.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28463595

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0237

 

Giesecke, P., M. Rosenqvist, V. Frykman, L. Friberg, G. Wallin, J. Hoijer, S. Lonn and O. Torring (2017). "Increased Cardiovascular Mortality and Morbidity in Patients Treated for Toxic Nodular Goiter Compared to Graves' Disease and Nontoxic Goiter." Thyroid 27(7): 878-885.

Los autores utilizan una larga cohorte de pacientes con hipertiroidismo (n = 12,239), con seguimiento mediano de 18,4 años para valorar el impacto de esta enfermedad en el riesgo de muerte y enfermedades cardiovasculares, valorando el efecto del tratamiento antitiroideo y si hay diferencias en el pronóstico entre enfermedad de Graves y bocio nodular tóxico. Se incluyen todos los pacientes tratados con yodo radioactivo o cirugía. Se comparan con pacientes tratados por bocio no tóxico de la misma región (n = 3685) y con la población general. Los pacientes hipertiroideos tuvieron un riesgo de mortalidad global de 1,27 [Intervalo de confianza (CI) 1,20-1,35], y para mortalidad de causa cardiovascular de 1,29 [CI 1,17-1,42] al compararlos con los pacientes con bocio no tóxico y que la población general. En cuanto a la morbilidad cardiovascular el riesgo fue 1,12 [CI 1,06-1,18]. Se encontró también que los pacientes ?45 años tratados por bocio nodular tóxico tenían más riesgo que los demás, así como los pacientes incluidos en el estudio desde el año 1990 en comparación con los incluidos previamente. Así pues se concluye que el riesgo de muerte y de enfermedad cardiovascular es debido al hipertiroidismo en sí, y además parece estár más aumentado en los pacientes tratados por bocio nodular tóxico.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28471268

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2017.0029

 

Kim, H., T. H. Kim, J. H. Choe, J. H. Kim, J. S. Kim, Y. L. Oh, S. Y. Hahn, J. H. Shin, S. A. Chi, S. H. Jung, Y. N. Kim, H. I. Kim, S. W. Kim and J. H. Chung (2017). "Patterns of Initial Recurrence in Completely Resected Papillary Thyroid Carcinoma." Thyroid 27(7): 908-914.

Revisión de 2250 pacientes con cáncer papilar de tiroides (CPT) >1 cm para determinar factores de riesgo y tiempo de aparición de las recidivas cuando la resección inicial ha sido completa (remisión total tras tiroidectomía +/- tratamiento ablativo con yodo radioactivo). Con una media de seguimiento de 8,1 años, se detectaron 68 pacientes (3.0%) con recidiva estructural: 53 en los ganglios cervicales (LNR), 11 en tejidos circundantes (LR), y 4 a distancia (DR), de los cuales dos fallecieron. Los pacientes jóvenes tuveron mayor proporción LNR mientras que los mayores tendieron más a LR/DR. El pico de incidencia de LNR ocurrió entre 1-3 años tras la remisión mientras que el de LR/DR fue entre 2-4 años después. Los factores que aumentaron significativamente el riesgo de LNR fueron la multifocalidad y la presencia de afectación ganglionar al diangóstico (central/lateral). Los factores que aumentaron el riesgo de LR/DR fueron la mayor edad, el tamaño tumoral (>2 cm) y la presencia de afectación ganglionar en el compartimento lateral. Por otro lado, la realización de vaciamiento central redujo significativamente la LR/DR.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28446060

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0648

 

Yang, Z., J. Flores, S. Katz, C. A. Nathan and V. Mehta (2017). "Comparison of Survival Outcomes Following Postsurgical Radioactive Iodine Versus External Beam Radiation in Stage IV Differentiated Thyroid Carcinoma." Thyroid 27(7): 944-952.

Estudio retrospectivo valorando la supervivencia en cáncer diferenciado de tiroides (papilar y folicular) avanzado (estadios IVA, B y C) en función de si recibieron tratamiento postoperatorio o no. Para ello se utilizó la National Cancer Data Base (NCDB) y se incluyeron 11,832 pacientes y se dividieron en 3 grupos: los que recibieron tratamiento postoperatorio con yodo radioactivo(RAI), los que recibieron radioterapia externa (EBRT), y los que no fueron tratados postoperatoriamente. La edad media fue de 61,6 años (SD = 11,6), y el 57,5% eran mujeres. El grupo que recibió EBRT tuvo mayor riesgo de mortalidad en los diferentes subestadios de cácer papilar tanto a los 5 como a los 10 años mientras que el tratamiento con RAI se asoció con mejoría de la supervivencia tanto en cáncer papilar como en folicular, independientemente del subestadio (A, B o C). Los autores concluyen que a pesar de los beneficios de la EBRT, las indicaciones para este tipo de tratamiento se asociaron con peores resultados en supervivencia, sobre todo en cáncer papilar.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28446057

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0650

 

Moritani, S. (2017). "Window Resection for Intraluminal Cricotracheal Invasion by Papillary Thyroid Carcinoma." World J Surg 41(7): 1812-1819.

Los autores evalúan la eficacia de la resección en ventana en caso de invasión intraluminal cricotraqueal por cáncer papilar de tiroides (PTC). Revisan de forma retrospectiva 76 pacientes incluyendo 34 recidivados. La supervivencia específica a los 10 años de los enfermos con invasión intraluminal tratados inicialmente con cirugía fue del 60,8%. Concluyen que es una buena técnica pero sería inapropiada para el tratamiento de grandes defectos cricotraqueales.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28243696

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-017-3927-5

 

Cirugía paratiroides

 

Jinih, M., E. O'Connell, D. P. O'Leary, A. Liew and H. P. Redmond (2017). "Focused Versus Bilateral Parathyroid Exploration for Primary Hyperparathyroidism: A Systematic Review and Meta-analysis." Ann Surg Oncol 24(7): 1924-1934.

Revisión sistemática comparando resultados y complicaciones de la paratiroidectomía selectiva (FE) y la exploración bilateral (BE) en el tratamiento del hiperparatiroidismo primario. Se hincluyen 12.743 pacientes de 19 estudios. La coclusión es que ambas técnicas tienen similar tasa de recidiva, persistencia y reintervención pero con menos complicaciones y menos tiempo operatorio en caso de la FE.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27896505

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5694-1

 

Machens, A., K. Lorenz and H. Dralle (2017). "Parathyroid Hormone Levels Predict Long-Term Outcome After Operative Management of Parathyroid Cancer." Horm Metab Res 49(7): 485-492.

Los autores investigan 17 pacientes consecutivos intervenidos por cáncer de paratiroides con una media de seguimiento de 179,6 meses (15 años) con el fin de evaluar la utilidad de los niveles séricos de PTH para predecir la evolución de los pacientes tras un tratamiento correcto. Los autores concluyen que los pacientes con niveles de PTH >700 pg/ml al diagnóstico y esternotomía en la primera intervención predicen peor supervivencia, pero no la presencia de metástasis ganglionares o pulmonares.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28525934

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1055/s-0043-109562

 

Duke, W. S., A. S. Kim, J. L. Waller and D. J. Terris (2017). "Persistently elevated parathyroid hormone after successful parathyroid surgery." Laryngoscope 127(7): 1720-1723.

Revisión de 119 pacientes intervenidos por hiperaparatiroidismo primario, de los que un 25% mantienen niveles de PTH elevados a pesar de cirugía curativa (calcemia en rango normal) y lo asocian a niveles más altos preoperatorios de esta hormona y a alteración de la función renal, más que a déficit de vitamina D.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27545973

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/lary.26205

  

Cirugía suprarrenales

Sho, S., M. W. Yeh, N. Li and M. J. Livhits (2017). “Single-incision retroperitoneoscopic adrenalectomy: a North American experiencia.” Surg Endosc 31(7): 3014-3019.

Comparación de suprarrenalectomía por vía retroperitonea por incisión única (SIRA) vs retroperitoneoscopia convencional (CORA). Los autores no encuentran diferencias en cuanto a índice de masa corporal, tamaño de la lesión, conversión a cirugía abierta (ningún caso), pérdida de sangre (<10 mL en todos los casos), tiempo operatorio ni mortalidad (0 casos), estancia ni necesidad de analgésicos. Solo en caso de tumoraciones > 5 cm y feocromocitoma, el tiempo operatorio fue mayor realizando SIRA.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27826779

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00464-016-5325-8

 

Cirugía tumores neuroendocrinos

 

Menda, Y., T. M. O'Dorisio, J. R. Howe, M. Schultz, J. S. Dillon, D. Dick, G. L. Watkins, T. Ginader, D. L. Bushnell, J. J. Sunderland, G. K. D. Zamba, M. Graham and M. S. O'Dorisio (2017). "Localization of Unknown Primary Site with 68Ga-DOTATOC PET/CT in Patients with Metastatic Neuroendocrine Tumor." J Nucl Med 58(7): 1054-1057.

En este estudio se utiliza la 68Ga-DOTATOC PET/CT para localizar el tumor primario en caso de tumores neuroendocrinos (NET) metastásicos de origen desconocido. La tasas de verdaderos positivos, falsos positivos, falsos negativos y localización no confirmada fue del 38%, 7%, 50% y 5%, respectivamente. Con estos resultados, los autores concluyen que la técnica tiene utilidad en este contexto.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28153957

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.2967/jnumed.116.180984

Junio 2017

 

Entre los artículos publicados en junio de 2017, destacamos los siguientes:

 

Cirugía tiroides

Gweon, H. M., E. J. Son, J. A. Kim and J. H. Youk (2017). "Predictive Factors for Active Surveillance of Subcentimeter Thyroid Nodules with Highly Suspicious US Features." Ann Surg Oncol 24(6): 1540-1545.

Este estudio fue diseñado para evaluar los pacientes con nódulos infracentimétircos de tiroides con ecografía altamente sospechosa e investigar los factores predictivos asociados con la malignidad y el comportamiento biológico agresivo con el fin de determinar los candidatos adecuados para realizar vigilancia activa. Los autores concluyen que la edad menor de 45 años, el sexo masculino y los nódulos sub-centimetricos de tiroides que presentan microcalcificaciónes, y una forma más alta que ancha en la ecografía podrían no ser buenos factores para recomendar la vigilancia activa de estos pacientes.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28054188

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5728-8

 

Kwon, H., M. J. Jeon, W. G. Kim, S. Park, M. Kim, T. Y. Kim, M. Han, D. E. Song, T. Y. Sung, J. H. Yoon, S. J. Hong, J. S. Ryu, Y. K. Shong and W. B. Kim (2017). "Lack of Efficacy of Radioiodine Remnant Ablation for Papillary Thyroid Microcarcinoma: Verification Using Inverse Probability of Treatment Weighting." Ann Surg Oncol24(9): 2596-2602.

En este estudio se evalúa la eficacia de la ablación del remanente tiroideo con iodo radioactivo en pacientes sometidos a tiroidectomía total por microcarcinoma papilar. Los autores concluyen que el tratamiento con radioiodo no tuvo efecto terapéutico en estos pacientes y que por tanto el tratamiento quirúrgico sin radioiodo podría ser aplicable si no hay evidencia de metástasis ganglionares o a distancia.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28600731

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-017-5910-7

 

Bongiovanni, M., M. Mermod, S. Canberk, C. Saglietti, G. P. Sykiotis, M. Pusztaszeri, M. Ragazzi, L. Mazzucchelli, L. Giovanella and S. Piana (2017). "Columnar cell variant of papillary thyroid carcinoma: Cytomorphological characteristics of 11 cases with histological correlation and literature review." Cancer 125(6): 389-397.

La variante de células columnares del carcinoma papilar de tiroides (PTC-CCV) es una entidad rara que demuestra un curso clínico más agresivo en comparación con los subtipos más comunes de PTC. Su diagnóstico mediante PAAF es un reto. Esto llevó a los autores a evaluar una serie de casos PTC-CCV para identificar características que podrían facilitar su diagnóstico por la PAAF. Las características más importantes observadas en fueron la hipercelularidad con la superposición nuclear y una escasez de pseudoinclusiones y surcos nucleares. Estos hallazgos deberían alertar al citopatólogo de la posibilidad de este diagnóstico.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28374549

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/cncy.21860

 

Jeon, M. J., M. S. Chung, H. Kwon, M. Kim, S. Park, J. H. Baek, D. E. Song, T. Y. Sung, S. J. Hong, T. Y. Kim, W. B. Kim, Y. K. Shong, J. H. Lee and W. G. Kim (2017). "Features of papillary thyroid microcarcinoma associated with lateral cervical lymph node metastasis." Clin Endocrinol (Oxf) 86(6): 845-851.

El microcarcinoma papilar de tiroides (PTMC) tiene un pronóstico excelente con un curso de enfermedad indolente. Sin embargo, algunas PTMC tienen un curso agresivo con metástasis cervicales o a distancia. Este estudio tuvo como objetivo evaluar las características preoperatorias del PTMC asociada con metástasis LCLN. Los autores concluyen que los microcarcinomas papilares del tiroides en los pacientes jóvenes (<50 años) o varones, localizados en el lóbulo superior o subcapsular y con microcalcificaciones tienen un mayor riesgo de metástasis laterocervicales. La administración individualizada de acuerdo con el número de estas características sospechosas puede ser necesaria para los nódulos tiroideos pequeños.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28273370

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/cen.13322

 

Aidan, P. and M. Bechara (2017). "Gasless trans-axillary robotic thyroidectomy: the introduction and principle." Gland Surg 6(3): 229-235.

En este artículo se realiza una revisión histórica de las principales etapas de la evolución de las técnicas mínimamente invasivas en la cirugía tiroidea, dividiendo las técnicas en directas, como la MIVAP, e indirectas como los abordajes transaxilares.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28713693

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.21037/gs.2017.03.19

 

Anuwong, A., H. Y. Kim and G. Dionigi (2017). "Transoral endoscopic thyroidectomy using vestibular approach: updates and evidences." Gland Surg 6(3): 277-284.

Recientemente, la cirugía endoscópica transluminal por orificio natural (NOTES) se ha aplicado en cirugía tiroidea mediante el acceso transoral. El beneficio de la tiroidectomía transoral endoscópica es la falta de cicatrices. Sin embargo, existen muchas preocupaciones sobre algunos aspectos, tales como infección, lesión recurrente del nervio laríngeo y resultado oncológico. En este artículo, los autores revisan la historia del desarrollo y la evidencia clínica actual de esta innovadora cirugía.  Además concluyen con que el abordaje vestibular de la tiroidectomía endoscópica transoral (TOETVA) es factible y puede considerarse ya no una operación experimental.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28713700

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.21037/gs.2017.03.16

 

Folsom, C., K. Serbousek, W. Lydiatt, K. Rieke, H. Sayles, R. Smith and A. Panwar (2017). "Impact of resident training on operative time and safety in hemithyroidectomy." Head Neck 39(6): 1212-1217.

El propósito de este estudio fue presentar el impacto de la participación de los residentes en la cirugía de hemitiroidectomía. Los autores concluyen con que la participación de los residentes en la hemitiroidectomía puede estar asociada con un aumento de la duración de la cirugía, una mayor incidencia de complicaciones de la herida y de readmisión.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28263429

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24742

 

Kwon, H., H. S. Oh, M. Kim, S. Park, M. J. Jeon, W. G. Kim, W. B. Kim, Y. K. Shong, D. E. Song, J. H. Baek, K. W. Chung and T. Y. Kim (2017). "Active Surveillance for Patients With Papillary Thyroid Microcarcinoma: A Single Center's Experience in Korea." J Clin Endocrinol Metab 102(6): 1917-1925.

El microcarcinoma papilar de tiroides (PTMC) suele tener un excelente pronóstico. En este estudio se evalúan los cambios de estos tumores mediante ecografía y bajo vigilancia activa durante un año. Se observó que algunos PTMC crecían después de un corto período de vigilancia activa y se encontró que el cambio en el volumen tumoral era más sensible para detectar la progresión tumoral que el cambio en el diámetro máximo del tumor.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28323932

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1210/jc.2016-4026

 

Kluijfhout, W. P., F. T. Drake, J. D. Pasternak, T. Beninato, M. R. Vriens, W. T. Shen, J. E. Gosnell, C. Liu, I. Suh and Q. Y. Duh (2017). "Incidental positive lymph nodes in patients with papillary thyroid cancer is independently associated with recurrent disease." J Surg Oncol 116(3): 275-280.

El examen anatomopatológico revela de vez en cuando una metástasis incidental de los ganglios linfáticos centrales (LNM) después de la tiroidectomía en pacientes con cáncer de tiroides papilar (PTC) que no sufrieron linfadenectomía compartimental. Los autores concluyen que los ganglios linfáticos incidentales positivos se asocian a la enfermedad recurrente en pacientes con PTC. Por lo tanto, estos pacientes deben de tener un seguimiento mucho más cuidadoso.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28570769

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/jso.24680

 

Brauckhoff, K., T. Aas, M. Biermann and P. Husby (2017). "EMG changes during continuous intraoperative neuromonitoring with sustained recurrent laryngeal nerve traction in a porcine model." Langenbecks Arch Surg 402(4): 675-681.

La tracción es la causa más común de lesión del nervio laríngeo recurrente (RLN) en la cirugía endocrina del cuello. El propósito de este estudio fue evaluar alteraciones específicas del electromiograma (EMG) y verificar los límites de alarma seguros en un modelo porcino de tracción sostenida del RLN mediante neuromonitorización intraoperatoria continua (C-IONM). Los autores concluyen que el aumento de la latencia puede ser la primera advertencia de la lesión por estiramiento RLN. Dado el corto intervalo entre 50 y 70% de reducción de amplitud del EMG, la reducción de la amplitud en un 50% puede tomarse como un límite de alerta apropiado.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27086308

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00423-016-1419-y

 

Wojtczak, B., K. Sutkowski, K. Kaliszewski, M. Glod and M. Barczynski (2017). "Experience with intraoperative neuromonitoring of the recurrent laryngeal nerve improves surgical skills and outcomes of non-monitored thyroidectomy." Langenbecks Arch Surg 402(4): 709-717.

La neuromonitorización del nervio recurrente (IONM) puede servir como una herramienta para aumentar las habilidades en la identificación del nervio recurrente laríngeo (RLN) en la tiroidectomía total.  La experiencia con IONM condujo a un aumento de la identificación de RLN (p <0,0001), a una disminución de la lesión de RLN (p <0,05), mejora en la seguridad de la tiroidectomía total (p <0,0001). IONM es una valiosa herramienta para el entrenamiento quirúrgico.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27209315

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00423-016-1449-5

 

Ma, C., F. Feng, S. Wang, H. Fu, S. Wu, Z. Ye, S. Chen and H. Wang (2017). "Chinese Data of Efficacy of Low- and High-Dose Iodine-131 for the Ablation of Thyroid Remnant." Thyroid 27(6): 832-837.

El objetivo del estudio fue investigar si una dosis baja de yodo radioactivo es tan eficaz como una dosis alta para la ablación remanente en pacientes chinos, concluyendo  que en pacientes con carcinoma papilar de tiroides la dosis baja de 1850 MBq de actividad con yodo radioactivo es tan eficaz como una dosis alta de 3700 MBq para la ablación de remanentes tiroideos.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28401794

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2015.0658

 

Rubio, G. A., T. Koru-Sengul, T. M. Vaghaiwalla, P. P. Parikh, J. C. Farra and J. I. Lew (2017). "Postoperative Outcomes in Graves' Disease Patients: Results from the Nationwide Inpatient Sample Database." Thyroid 27(6): 825-831.

Las indicaciones quirúrgicas actuales para la enfermedad de Graves incluyen la intratabilidad a la terapia médica y / o radiactiva, los síntomas de compresión y el empeoramiento de la oftalmopatía. La tiroidectomía total para la enfermedad de Graves puede ser técnicamente difícil y conducir a resultados adversos perioperatorios. Este estudio examina los resultados en pacientes con enfermedad de Graves que se sometieron a tiroidectomía total y evalúa su seguridad para esta población de pacientes. Los autores concluyen que a pesar de la baja morbilidad general después de la tiroidectomía total, los pacientes con enfermedad de Graves presentan un mayor riesgo de complicaciones postoperatorias.  Estos riesgos parecen ser menores cuando se realizan en centros de alto volumen, por lo que se debe considerar la derivación a estos centros.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28457178

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0500

 

Zanella, A., R. S. Scheffel, M. W. Pasa, J. M. Dora and A. L. Maia (2017). "Role of Postoperative Stimulated Thyroglobulin as Prognostic Factor for Differentiated Thyroid Cancer in Children and Adolescents." Thyroid 27(6): 787-792.

El papel de la tiroglobulina postoperatoria estimulada (sPOTg) ha sido bien establecido en la población de carcinoma diferenciado de tiroides en adultos, pero sigue siendo poco claro en niños y adolescentes. Este estudio tuvo como objetivo evaluar los posibles factores pronósticos en niños y adolescentes con DTC, con especial énfasis en el análisis sPOTg. Los datos demuestran que sPOTg mostró alta precisión en la predicción del riesgo de enfermedad persistente en pacientes jóvenes con DTC.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28292215

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0559

 

Docimo, G., R. Ruggiero, G. Casalino, G. Del Genio, L. Docimo and S. Tolone (2017). "Risk factors for postoperative hypocalcemia." Updates Surg 69(2): 255-260.

La hipocalcemia es una de las complicaciones más comunes después de la tiroidectomía; sin embargo, todavía no está claro qué factores preoperatorios podrían predecir este evento. El objetivo de este estudio fue evaluar el papel de los factores de riesgo de hipocalcemia tras la tiroidectomía total (TT).

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28444542

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s13304-017-0452-x

 

Konstantinidis, A., M. Stang, S. A. Roman and J. A. Sosa (2017). "Surgical management of medullary thyroid carcinoma." Updates Surg 69(2): 151-160.

El propósito de esta revisión es discutir las últimas actualizaciones en el tratamiento quirúrgico del carcinoma medular de tiroides, así como el manejo de la enfermedad localmente avanzada, recurrente y metastásica basada en los datos más recientes y las pautas de consenso de expertos.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28409442

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s13304-017-0443-y

 

Miccoli, P. and S. Bakkar (2017). "Surgical management of papillary thyroid carcinoma: an overview." Updates Surg 69(2): 145-150.

El propósito de este artículo es proporcionar una visión general de la gestión quirúrgica del carcinoma papilar de tiroides y los principales argumentos en torno a este tema. Todas las evidencias para este artículo de revisión fueron extraídas de artículos de PubMed en inglés, en su mayoría con referencias cruzadas con declaraciones de directrices internacionales.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28405952

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s13304-017-0449-5

 

Witzel, K., F. Messenbaeck, M. Weitzendorfer and T. Benhidjeb (2017). "Transoral thyroidectomy: limitations, patients' safety, and own experiences." Updates Surg 69(2): 193-198.

En este estudio los autores informan sobre su propia experiencia y consideraciones en el proceso de encontrar una vía transoral endoscópica sublingual segura para realizar una tiroidectomía. Describen sus fracasos, la evaluación del riesgo y lo comparan con la literatura disponible sobre la cirugía transoral sublingual y vestibular de la tiroides. Concluyen que para realizar una cirugía sublingual de un solo acceso, se necesitan mejores instrumentos y se debe de realizar en centros altamente especializados.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28573543

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s13304-017-0457-5

 

Lee, D. J., J. J. Xu, D. H. Brown, R. W. Gilbert, P. J. Gullane, J. C. Irish, L. E. Rotstein, D. P. Goldstein and J. R. de Almeida (2017). "Determining Patient Preferences for Indeterminate Thyroid Nodules: Observation, Surgery or Molecular Tests." World J Surg 41(6): 1513-1520.

Se ha demostrado que los clasificadores de expresión génica (GEC) y los paneles de mutación genética (GMP) mejoran las evaluaciones diagnósticas preoperatorias de los nódulos tiroideos indeterminados. A pesar de la mejora, existe incertidumbre en cuanto al manejo adecuado. En este estudio se pretende saber las preferencias de los pacientes en el manejo de estos nódulos. Así los autores concluyen que los pacientes prefieren las pruebas moleculares sobre el manejo estándar de nódulos tiroideos indeterminados, pero los costos de la prueba reducen el deseo.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28175931

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-017-3887-9

 

 

Cirugía paratiroides

 

Dulfer, R. R., G. J. H. Franssen, D. A. Hesselink, E. J. Hoorn, C. H. J. van Eijck and T. M. van Ginhoven (2017). "Systematic review of surgical and medical treatment for tertiary hyperparathyroidism." Br J Surg 104(7): 804-813.

En estudio se comparan los diferentes tratamientos del hiperparatiroidismo terciario . Aunque los efectos secundarios y las complicaciones del tratamiento quirúrgico y tratamiento médico fueron leves y ocurrieron en una minoría de pacientes, el tratamiento quirúrgico parece que tiene tasas más altas de curación.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28518414

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/bjs.10554

 

Kahramangil, B. and E. Berber (2017). "The use of near-infrared fluorescence imaging in endocrine surgical procedures." J Surg Oncol 115(7): 848-855.

La utilización de Imágenes de fluorescencia en la cirugía endocrina es un área nueva, pero altamente investigada. Implica el uso de verde de indocianina así como la autofluorescencia de la paratiroides. Varios grupos han descrito su técnica e informado sobre la utilidad observada. Sin embargo, no hay consenso sobre detalles técnicos. Además, la correlación entre los hallazgos intraoperatorios y los resultados postoperatorios no está clara. Con este estudio, se revisa la literatura actual sobre la imagen de fluorescencia y se comparten ideas sobre los detalles técnicos.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28205245

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/jso.24583

 

Krishnamurthy, V. D., S. Sound, A. K. Okoh, P. Yazici, H. Yigitbas, D. Neumann, K. Doshi and E. Berber (2017). "The utility of repeat sestamibi scans in patients with primary hyperparathyroidism after an initial negative scan." Surgery 161(6): 1651-1658.

En este estudio se analiza la utilidad de la repetición de gammagrafías con sesta-mibi en pacientes con hiperparatiroidismo primario en los que la prueba resultó no concluyente. Los autores proponen un algoritmo en estos casos que incluye la ecografía realizada por el cirujano.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28108033

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.11.019

 

Gasparri, G. (2017). "Updates in primary hyperparathyroidism." Updates Surg 69(2): 217-223.

En este artículo se realiza una revisión de los últimos artículos sobre PHPT con el propósito de evaluar las pruebas más recientes en el manejo de PHPT y dar recomendaciones actualizadas para su evaluación, diagnóstico y tratamiento.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28646423

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s13304-017-0477-1

 

Guerin, C., N. C. Paladino, A. Lowery, F. Castinetti, D. Taieb and F. Sebag (2017). "Persistent and recurrent hyperparathyroidism." Updates Surg 69(2): 161-169.

A pesar del notable progreso en las modalidades de imagen y manejo quirúrgico, la persistencia o recurrencia del hiperparatiroidismo primario (PHPT) todavía se produce en el 2,5-5% de los casos de PHPT. El objetivo de esta revisión es exponer el tratamiento del hiperparatiroidismo persistente y recurrente.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28434176

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s13304-017-0447-7

 

Najafian, A., S. Kahan, M. T. Olson, R. P. Tufano and M. A. Zeiger (2017). "Intraoperative PTH May Not Be Necessary in the Management of Primary Hyperparathyroidism Even with Only One Positive or Only Indeterminate Preoperative Localization Studies." World J Surg 41(6): 1500-1505.

El objetivo de este estudio fue examinar cómo o si la IOPTH cambia el manejo quirúrgico y los resultados en pacientes con un solo estudio de localización positivo o sólo indeterminado. Los autores concluyen que la paratiroidectomía mínimamente invasiva puede realizarse con seguridad y con éxito sin IOPTH en pacientes con> 1 = positivo o> 2 = estudios de imagen preoperatoria indeterminados.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28224198

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-017-3871-4

 

Shinden, Y., A. Nakajo, H. Arima, K. Tanoue, M. Hirata, Y. Kijima, K. Maemura and S. Natsugoe (2017). "Intraoperative Identification of the Parathyroid Gland with a Fluorescence Detection System." World J Surg 41(6): 1506-1512.

En este estudio se describe un método para la detección intraoperatoria de la paratiroides (PDE) sin sistema de colorantes fluorescentes o agentes de contraste. Se midió y analizó la fluorescencia intraoperatoria in vivo y ex vivo intrínseca de los glándulas paratiroides, tiroides, ganglios linfáticos y tejidos grasos. La glándula paratiroidea tuvo una intensidad de fluorescencia significativamente mayor que la de los otros tejidos. El sistema PDE puede ser un método fácil y altamente factible para identificar la glándula paratiroidea durante la cirugía.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28168320

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-017-3903-0

 

Cirugía suprarrenales

Strajina, V., B. M. Dy, D. R. Farley, M. L. Richards, T. J. McKenzie, K. C. Bible, F. G. Que, D. M. Nagorney, W. F. Young and G. B. Thompson (2017). "Surgical Treatment of Malignant Pheochromocytoma and Paraganglioma: Retrospective Case Series." Ann Surg Oncol 24(6): 1546-1550.

El feocromocitoma y el paraganglioma (PPGL) son neoplasias raras; alrededor del 10% son malignos. La literatura sobre el posible beneficio de la resección es extremadamente limitada. Se realiza una revisión retrospectiva concluyendo que la cirugía juega un papel importante en el manejo de PPGL maligno seleccionado. La resección puede ser eficaz para normalizar o reducir significativamente los niveles de catecolaminas y metanefrinas, y puede mejorar los síntomas hormonales y la hipertensión. La resección quirúrgica, ya sea completa o incompleta, se asocia con una supervivencia duradera a pesar de una alta tasa de recurrencia tumoral.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28058556

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5739-5

 

Mathiesen, J. S., M. A. Habra, J. H. D. Bassett, S. M. Choudhury, S. P. Balasubramanian, T. A. Howlett, B. G. Robinson, A. P. Gimenez-Roqueplo, F. Castinetti, P. Vestergaard and K. Frank-Raue (2017). "Risk Profile of the RET A883F Germline Mutation: An International Collaborative Study." J Clin Endocrinol Metab 102(6): 2069-2074.

En la revisión de las directrices de la American Thyroid Association (ATA) para el manejo del carcinoma medular de tiroides (MTC), la mutación A883F  del protoncogen RET ha sido reclasificada como de alto riesgo en el MEN 2B. Se realiza un estudio retrospectivo multicéntrico concluyendo que los pacientes con CMT portadores de A883F tienen un curso natural más indolente, apoyando la clasificación de el nivel ATA de alto riego.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28323957

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1210/jc.2016-3640

 

Bakkar, S., G. Materazzi, L. Fregoli, P. Papini and P. Miccoli (2017). "Posterior retroperitonoscopic adrenalectomy; a back door access with an unusually rapid learning curve." Updates Surg 69(2): 235-239.

La adrenalectomía retroperitonoscópica posterior (ARP) se ha convertido en un abordaje estándar de la glándula suprarrenal. El objetivo de este estudio fue informar de una experiencia inicial con el procedimiento después de una fase preparatoria adecuada, destacando la rapidez, seguridad y efectividad con la que podría introducirse en la práctica de un cirujano.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28405951

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s13304-017-0437-9

 

Nomine-Criqui, C., A. Germain, A. Ayav, L. Bresler and L. Brunaud (2017). "Robot-assisted adrenalectomy: indications and drawbacks." Updates Surg 69(2): 127-133.

Actualmente, la adrenalectomía laparoscópica se considera el abordaje quirúrgico preferido para el manejo de la mayoría de los trastornos quirúrgicos suprarrenales. Sin embargo, la adopción generalizada de la tecnología robótica ha colocado la adrenalectomía robótica como una opción en algunos centros médicos. Esta revisión resume los datos actuales disponibles sobre la adrenalectomía transperitoneal robótica incluyendo sus indicaciones, ventajas, limitaciones y comparación con la adrenalectomía laparoscópica convencional. Los autores sostienen que el uso de un sistema robótico parece ser útil especialmente en pacientes más difíciles con tumores más grandes, paragangliomas truncal y adrenalectomías bilaterales y / o parciales. En general, creen que los sobrecostos debido al uso del sistema robótico podrían compensarse por la disminución de la estancia hospitalaria, el aumento de la remisión de pacientes, la mejora de los resultados postoperatorios en los pacientes más difíciles y la ergonomía para el cirujano.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28497219

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s13304-017-0448-6

 

Taffurelli, G., C. Ricci, R. Casadei, S. Selva and F. Minni (2017). "Open adrenalectomy in the era of laparoscopic surgery: a review." Updates Surg 69(2): 135-143.

En este artículo se realiza una revisión de la literatura actual para discutir la principal indicación de la adrenalectomía abierta con respecto a las principales patologías suprarrenales. Se analiza y discute la indicación de adrenalectomía abierta para quistes suprarrenales, mielolipomas, feocromocitomas, metástasis, carcinomas adrenocorticales y recidivas tumorales. La adrenalectomía abierta sigue teniendo un papel importante en varias patologías suprarrenales: es obligatoria en algunas situaciones específicas, como grandes lesiones, riesgo de malignidad, situaciones de emergencia y en caso de enfermedad tumoral recurrente.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28540670

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s13304-017-0440-1

 

Cirugía tumores neuroendocrinos

Parghane, R. V., S. Talole, K. Prabhash and S. Basu (2017). "Clinical Response Profile of Metastatic/Advanced Pulmonary Neuroendocrine Tumors to Peptide Receptor Radionuclide Therapy with 177Lu-DOTATATE." Clin Nucl Med 42(6): 428-435.

Los objetivos de este estudio fueron realizar una evaluación multiparamétrica de la respuesta de tumores neuroendocrinos pulmonares metastásicos / avanzados (NET) a la terapia con radionúclidos receptores de péptidos Lu-DOTATATE (PRRT) y estudiar la relación entre la respuesta, la mortalidad y la supervivencia global con los parámetros de imagen molecular de doble trazador. En conclusión, Lu-DOTATATE PRRT se encontró seguro y bien tolerado en tumores con receptor positivo de NET pulmonar. La positividad del FDG parecía pronosticar un comportamiento agresivo del tumor.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28319500

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1097/rlu.0000000000001639

 

Kornaczewski Jackson, E. R., O. P. Pointon, R. Bohmer and J. R. Burgess (2017). "Utility of FDG-PET Imaging for Risk Stratification of Pancreatic Neuroendocrine Tumors in MEN1." J Clin Endocrinol Metab 102(6): 1926-1933.

Los pacientes con neoplasia endocrina múltiple tipo 1 (MEN1) tienen alto riesgo de presentar tumores neuroendocrinos pancreáticos malignos (pNETs). En este estudio se quiere determinar la utilidad de la tomografía por emisión de positrones con fluorodeoxiglucosa (18F) / tomografía computarizada (18F-FDG PET / CT) para predecir el potencial maligno de pNET en MEN1, mediante un estudio observaciones prospectivo. Los autores concluyen diciendo que 18F-FDG PET / CT es un método eficaz en MEN1 para la identificación de pNET con potencial maligno. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28323985

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1210/jc.2016-3865

 

Albers, M. B., D. Librizzi, C. L. Lopez, J. Manoharan, J. C. Apitzsch, E. P. Slater, C. Bollmann, P. H. Kann and D. K. Bartsch (2017). "Limited Value of Ga-68-DOTATOC-PET-CT in Routine Screening of Patients with Multiple Endocrine Neoplasia Type 1." World J Surg 41(6): 1521-1527.

Se recomienda el cribado de rutina para pacientes con neoplasia endocrina múltiple tipo 1 (MEN1) para permitir la detección temprana y el tratamiento de neoplasias neuroendocrinas asociadas (NEN).La tomografía de emisión de positrones combinada con la tomografía computarizada (Ga-68-DOTATOC-PET-CT) es una técnica de imagen muy sensible y específica para la detección de tumores neuroendocrinos esporádicos. El presente estudio evaluó el valor de Ga-68-DOTATOC-PET-CT como método de detección rutinario de tumores neuroendocrinos en MEN1. Como conclusiones los autores no recomiendan su uso  sistemático aunque puede proporcionar información adicional importante en pacientes con enfermedad metastásica.

PubMed -ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28138732

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-017-3907-9

 

 

 

Mayo 2017

Entre los artículos publicados en mayo de 2017, destacamos los siguientes:

 

Cirugía tiroides

Lang, B. H., Y. C. Woo and K. W. Chiu (2017). "Single-Session High-Intensity Focused Ultrasound Treatment in Large-Sized Benign Thyroid Nodules." Thyroid 27(5): 714-721.

El ultrasonido localizado de alta intensidad (HIFU) es una técnica de ablación usada en el tratamiento de nódulos tiroideos benignos ya descrita, que en este trabajo es utilizada para nódulos grandes. Se incluyeron 73 casos (clasificados en grupo I, II y III según el volumen fuese <10 mL, 10-30 mL y >30 mL) y se hizo un seguimiento de 6 meses (con valoración del volumen a la semana, el mes, y a los 3 y 6 meses). Se consideró que la técnica había tenido éxito, cuando se redujo el volumen más del 50% a los 6 meses. La reducción media de volumen a los 6 meses fue del 68.3% (22.77-96.50%), si bien fue menor para los nódulos del grupo III que para el grupo I (48.1% vs. 77.6%; p < 0.001) o el grupo II (48.1% vs. 67.9%; p = 0.002). La reducción en el grupo III también fue menor que en los otros dos grupos (p < 0.001). El volumen >30 mL (OR 7.813, IC 1.908-32.258; p= 0.004) y la energia total utilizada por nódulo (OR 3.313, IC 1.113-9.688; p=0.029) se relacionaron significativamente con un menor éxito de la técnica. Los autores creen que en los nódulos grandes se debe considerar una segunda sesión de HIFU 3 o 6 meses tras el tratamiento inicial.     

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28326895

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0664

 

Nickel, B., J. P. Brito, A. Barratt, S. Jordan, R. Moynihan and K. McCaffery (2017). "Clinicians' Views on Management and Terminology for Papillary Thyroid Microcarcinoma: A Qualitative Study." Thyroid 27(5): 661-671.

En este trabajo se analiza si se siguen en la práctica clínica diaria las recomendaciones más recientes acerca del tratamiento del carcinoma micropapilar de tiroides (CMP), que como sabemos hablan de sobrediagnóstico y sobretratamiento y son por tanto más conservadoras, incluyendo incluso en algún caso la opción no quirúrgica. Se realizó una encuesta semiestructurada a 22 clínicos (7 endocrinos y 15 cirujanos endocrinos) entre noviembre de 2015 y mayo de 2016. A la mayoría de los encuestados les preocupa el riesgo de metástasis y prefieren la opción quirúrgica porque creen que el grado de evidencia no es suficiente para recomendar seguimiento. Tampoco piensan que el cambiar el nombre a estos tumores sería la solución para evitar la ansiedad de los pacientes y su preferencia por tratamientos más agresivos. Sin embargo, coinciden en que los nódulos menores a 1 cm no se deberían biopsiar para evitar el sobrediagnóstico del CMP. Parece por tanto que, según esta muestra de clínicos, no estamos preparados para aceptar opciones no quirúrgicas o cambios en la terminologia hasta que no haya mayor evidencia científica en este sentido.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28322617

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0483

 

Oh, H. S., W. G. Kim, S. Park, M. Kim, H. Kwon, M. J. Jeon, J. H. Lee, J. H. Baek, D. E. Song, T. Y. Kim, Y. K. Shong and W. B. Kim (2017). "Serial Neck Ultrasonographic Evaluation of Changes in Papillary Thyroid Carcinoma During Pregnancy." Thyroid 27(6): 773-777.

En este trabajo se comprueba la evolución del cáncer papilar de tiroides (CPT) en 19 pacientes diagnosticadas en el inicio del embarazo y con tratamiento quirúrgico tras el parto. El diámetro medio por eco del CPT en el momento del diagnóstico fue de 0.91 cm y 13/19 (68.4%) tenían microcarcinomas (</=1 cm). Después de un seguimiento medio de 9.5 meses, el tamaño medio fue de 0.98 cm y hubo 5 casos en los que se observó crecimiento en este periodo. No se visualizaron nuevas lesiones en el tiroides o en las cadenas ganglionares durante el seguimiento. Fueron intervenidas 16/19 pacientes tras el parto en un periodo medio de 11.9 meses tras el diagnóstico y con estos resultados, se confirma que es adecuado posponer la cirugía tras el parto con vigilancia activa durante el embarazo.     

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28446078

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0618

 

Zhang, D., F. Li, C. W. Wu, X. Liu, J. Xin, F. Y. Chiang and H. Sun (2017). "Percutaneous probe stimulation for intraoperative neuromonitoring in total endoscopic thyroidectomy: A preliminary experience." Head Neck 39(5): 1001-1007.

Estudio prospectivo con 132 pacientes consecutivos y 156 recurrentes en riesgo a los que se les realizó una tiroidectomía total endoscópica por vía mamaria bilateral y se utilizó el NIM durante la cirugía de forma periódica por vía percutánea. La neuromonitorización se pudo realizar en todos los casos sin morbilidad. 12 nervios (7.7%) mostraron un descenso en la señal (reducción del 50-90%) durante la disección lateral. Los mecanismos que lo causaron más frecuentemente fueron la compression cerca de la arteria tiroidea inferior (70%) y la tracción cerca del ligamento de Berry (30%) y al modificar la maniobra se recuperó parcialmente la amplitud de la señal antes del cierre. De los 12 nervios con cambios adversos en la señal, en 8 casos se observó una parálisis de cuerda vocal temporal (que se recuperó en los tres primeros meses). No hubo casos de parálisis definitiva. Los autores creen que la estimulación nerviosa percutánea es una técnica simple, efectiva y segura para la monitorización de los recurrentes en la tiroidectomía endoscópica cuando el espacio operatorio es limitado.        

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28245074

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24734

 

Sarkis, L. M., N. Zaidi, O. Norlen, L. W. Delbridge, M. S. Sywak and S. B. Sidhu (2017). "Bilateral recurrent laryngeal nerve injury in a specialized thyroid surgery unit: would routine intraoperative neuromonitoring alter outcomes?" ANZ J Surg 87(5): 364-367.

Estudio retrospectivo en una unidad de cirugía endocrina australiana, con una serie de 7406 pacientes operados entre 1990 y 2014, que calcula una incidencia de lesión nerviosa bilateral de 0.09% (7 casos). Los autores creen que la utilización de la neuroestimulación nerviosa intraoperatoria pudo haber prevenido un fallecimiento y pudo haber cambiado la evolución de 2/7 pacientes. Los autores creen por tanto, que a pesar de la baja incidencia de dicha complicación en unidades especializadas, la neuromonitorización puede ayudar a tomar la decisión de posponer la totalización de la tiroidectomía en algún caso.    

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25648744

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/ans.12980

 

Sarkis, L. M., O. Norlen, M. Sywak and L. Delbridge (2017). "Minimally invasive thyroid nodulectomy reduces post-operative hypothyroidism when compared with thyroid lobectomy." ANZ J Surg 87(5): 360-363.

A pesar de que la mayoría de los cirujanos endocrinos cree que en el tratamiento de las lesiones tiroideas el mínimo procedimiento es la hemitiroidectomia, los autores de este trabajo creen que resecciones más económicas reducirían la tasa de hipotiroidismo postoperatoria. El estudio es retrospectivo de cohortes y evalúa los resultados obtenidos en 351 pacientes tratados entre 2010 y 2012. Se consideró hipotiroidismo subclínico cuando la TSH >4.5 mlU/L e hipotiroidismo clínico cuando además había síntomas. En 190 casos se realizó una hemitiroidectomía abierta, en 86 una hemitiroidectomía mínimamente invasiva y en 75 una nodulectomía minimanente invasiva. No hubo diferencia entre las tasas de hipotiroidismo después de una lobectomía abierta o minimamente invasiva (22.1 vs 22.1%). Sin embargo, después de la nodulectomía, la tasa de hipotiroidismo fue del 5.3% (5.3% vs 22.1%; P<0.01). No hubo diferencias en cuanto a morbilidad entre las diferentes técnicas quirúrgicas. Los autores creen que la nodulectomía debería ser considerada para pacientes seleccionados.    

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25392946

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/ans.12904

 

Khan, N. E., A. J. Bauer, K. A. P. Schultz, L. Doros, R. M. Decastro, A. Ling, M. B. Lodish, L. A. Harney, R. G. Kase, A. G. Carr, C. T. Rossi, A. Field, A. K. Harris, G. M. Williams, L. P. Dehner, Y. H. Messinger, D. A. Hill and D. R. Stewart (2017). "Quantification of Thyroid Cancer and Multinodular Goiter Risk in the DICER1 Syndrome: A Family-Based Cohort Study." J Clin Endocrinol Metab 102(5): 1614-1622.

El síndrome DICER1 causado por la mutación del gen del mismo nombre, se caracteriza por una mayor predisposición a desarrollar tumores como el blastoma pleuropulmonar y otras neoplasias en diversas localizaciones, habiéndose descrito también una mayor frecuencia de nódulos tiroideos. En este trabajo se analizan 145 individuos con la mutación germinal y 135 familiares como control de 48 familias diferentes. Se observó que a la edad de 40 años, la incidencia acumulada de bocio multinodular (BMN) fue del 75% en mujeres y 17% en varones con síndrome DICER1, mientras que en el grupo control fue del 85 en las mujeres (P < 0.001) y 0% en los varones (P = 0.0096). Los individuos con la mutación tenían un riesgo de cancer de tiroides 16 veces mayor que el grupo control (IC 95% 4.3-41; P < 0.05). Así, 16/19 (84%) pacientes con BMN y 3/3 (100%) pacientes con cáncer de tiroides eran portadores de dicha mutación. Se comprueba por tanto la predisposición de estos pacientes a padecer patología tiroidea de forma familiar y más precoz.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28323992

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1210/jc.2016-2954

 

Pezzi, T. A., A. S. R. Mohamed, T. Sheu, P. Blanchard, V. C. Sandulache, S. Y. Lai, M. E. Cabanillas, M. D. Williams, C. M. Pezzi, C. Lu, A. S. Garden, W. H. Morrison, D. I. Rosenthal, C. D. Fuller and G. B. Gunn (2017). "Radiation therapy dose is associated with improved survival for unresected anaplastic thyroid carcinoma: Outcomes from the National Cancer Data Base." Cancer 123(9): 1653-1661.

En este estudio se analiza la base de datos nacional del cancer nortemericana (NCDB) que incluye un total de 1288 casos con carcinoma anaplásico de tiroides. La edad media fue de 70.2 años, 59.7% fueron mujeres y el 47.6% recibieron radioterapia cervical. La supervivencia media fue de 2.27 meses y el 11% estaban vivos al año. Hubo una correlación positiva entre la supervivencia y la dosis de radioterapia para aquellos que recibieron terapia sistémica y para los que tenían tumores con estadios IV A, B o C. En el análisis multivariante, la edad avanzada (HR 1.317; IC 95% 1.137-1.526), la existencia de >/= 1 comorbilidad (HR 1.587; IC 95% 1.379-1.827), metástasis a distancia (HR 1.385; IC 95% 1.216-1.1578), haber recibido terapia sistémica (HR 0.637; IC 95% 0.547-0.742) y radioterapia (<45Gy: HR 0.843; IC 95% 0.718-0.988, 45-59.9 Gy: HR, 0.596; IC 95% CI 0.479-0.743; 60-75 Gy: HR, 0.419; IC 95%  0.339-0.517) tuvieron correlación con la supervivencia global. Los autores concluyen que la supervivencia fue menor en esta cohorte de pacientes con carcinoma anaplásico no resecables y que se requieren terapias más efectivas. La asociación de la dosis de radioterapia a la supervivencia hace necesario identificar los pacientes en los que el tratamiento multimodal con radioterapia a altas dosis puede ser beneficioso.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28026871

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/cncr.30493

 

Kshirsagar, R. S., Z. Chandy, H. Mahboubi and S. P. Verma (2017). "Does resident involvement in thyroid surgery lead to increased postoperative complications?" Laryngoscope 127(5): 1242-1246.

Estudio retrospectivo de cohortes del Colegio Americano de Cirujanos con los 1.747 casos de cirugía tiroidea realizados por residentes en 2011, que fueron analizados por pares con otros tantos casos operados por adjuntos. No se encontraron diferencias significativas (P= 0.19) en la tasa de complicaciones en los primeros 30 días postoperatorios entre los casos operados por residentes o no residentes (1.4% y 2% respectivamente). El tiempo quirúrgico si fue mayor en las cirugías realizadas por residentes (119 +/- 67 minutos vs. 102 +/- 55 minutos, P < .001). Hubo una tasa de reintervención menor en los casos de los residentes (0.9% vs 2.3%, P=0.001). En el análisis multivariante no se encontró asociación significativa entre cirujanos principales residentes y la tasa de morbilidad (OR 0.70, P= 0.18). Esto demostraría que la participación de los residentes en la cirugía tiroidea no afectaría a la seguridad de los pacientes.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27753090

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/lary.26176

 

Liu, J., W. Sun, W. Dong, Z. Wang, P. Zhang, T. Zhang and H. Zhang (2017). "Risk factors for post-thyroidectomy haemorrhage: a meta-analysis." Eur J Endocrinol 176(5): 591-602.

Una vez más, se intenta averiguar qué factores están relacionados con la aparición del hematoma asfictico tras la cirugía tiroidea abierta. En este metaanálisis se incluyeron 25 estudios y 424.563 pacientes y se registraron 6.277 casos con sangrado (1.48%). Se asociaron con una aumento elevado de hemorragia post-tiroidectomía las siguientes variables: edad avanzada (MD = 4.30, IC 95% = 3.09-5.52, P < 0.00001), varones (OR = 1.73, IC 95%= 1.54-1.94, P < 0.00001), enfermedad de Graves (OR = 1.76, IC 95% = 1.44-2.15, P < 0.00001), uso de medicación antitrombótica (OR = 1.96, IC 95% =1.55-2.49, P < 0.00001), tiroidectomía bilateral (OR = 1.71, IC 95% = 1.50-1.96, P < 0.00001), linfadenectomía (OR = 1.53, IC 95% = 1.11-2.11, P = 0.01) y cirugía cervical previa (OR = 1.62, IC 95% = 1.12-2.34, P = 0.01). La naturaleza maligna de los tumores (OR = 1.07, IC 95% = 0.89-1.28, P = 0.46) y el uso de drenajes (OR = 1.27, IC 95% = 0.74-2.18, P = 0.4) no se asociaron con un aumento de hemorragia postoperatoria.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28179452

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/eje-16-0757

 

 

Cirugía paratiroides

Jung, K. Y., A. R. Hong, D. H. Lee, J. H. Kim, K. M. Kim, C. S. Shin, S. Y. Kim and S. W. Kim (2017). "The natural history and hip geometric changes of primary hyperparathyroidism without parathyroid surgery." J Bone Miner Metab 35(3): 278-288.

En este trabajo se revisan los parámetros bioquímicos, la densidad mineral ósea (DMO) y la geometría de la cadera en 119 pacientes con HPTP no tratados con cirugía. Los datos se recogieron en 3 hospitales y el seguimiento fue de hasta 7 años con analítica y 5 años con valoración ósea. Además se compararon la DMO y la geometría de la cadera de estos pacientes con sujetos control apareados por sexo y edad. El seguimiento medio de los pacientes en los que no se indicó cirugía, fue de 33.9 meses (11.2-131.2) y en el 19.6% de ellos hubo una progresión de la enfermedad. Los niveles de calcio sérico se mantuvieron estables en 7 años en toda la muestra. Cuando se compararon los pacientes varones y las mujeres postmenopáusicas con los controles, se observó un acortamiento significativo del eje de la cadera (P < 0.001) y cambios en otros parámetros mecánicos óseos. El grosor de la cortical también fue significativamente menor a los 5 años en estos pacientes (P = 0.003), aunque en este periodo no se observaron cambios en la DMO. Los autores creen que incluso en pacientes con HPTP leve, puede haber un compromiso de la cortical ósea y que el seguimiento de la geometría de la cadera podría tener un papel en el seguimiento y monitorización de complicaciones óseas en estos pacientes.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27038988

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00774-016-0751-1

 

 

Cirugía tumores neuroendocrinos

Eriksson, J., H. Garmo, P. Hellman and C. Ihre-Lundgren (2017). "The Influence of Preoperative Symptoms on the Death of Patients with Small Intestinal Neuroendocrine Tumors." Ann Surg Oncol24(5): 1214-1220.

Estudio de casos y controles con 1.150 pacientes diagnosticados en Suecia de tumores neuroendocrinos de intestino delgado entre 1961 y 2001. Los casos de estudio fueron los que fallecieron en este periodo. Cada caso estudio se emparejó con uno control según su edad al diagnostico y periodo. Los pacientes con enfermedad sintomática tuvieron una mayor tasa de mortalidad. Los casos con cirugía programada tuvieron peor pronóstico. El estadio tumoral según la WHO se relacionó con la supervivencia, de forma que los pacientes con estadio IV tenían 3 veces más riesgo de fallecer que aquellos con estadios I a IIIb. El estudio demostraría que la existencia de síntomas hormonales preoperatorios se asocian a una estadificación más avanzada según los criterios de la WHO y a un peor pronóstico.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27904972

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5703-4

 

Okabe, H., D. Hashimoto, A. Chikamoto, M. Yoshida, K. Taki, K. Arima, K. Imai, Y. Tamura, O. Ikeda, T. Ishiko, H. Uchiyama, T. Ikegami, N. Harimoto, S. Itoh, Y. I. Yamashita, T. Yoshizumi, T. Beppu, Y. Yamashita, H. Baba and Y. Maehara (2017). "Shape and Enhancement Characteristics of Pancreatic Neuroendocrine Tumor on Preoperative Contrast-enhanced Computed Tomography May be Prognostic Indicators." Ann Surg Oncol 24(5): 1399-1405.

Estudio retrospectivo con 60 casos de tumores neuroendocrinos pancreáticos con cirugia curativa entre 2001 y 2014. Se revisaron las caracteristicas radiológicas preoperatorias y se dividieron en grupos (grupo 1 con forma y realce tumoral regulares, grupo 2 con forma y/o realce tumoral irregulares). La concordancia interobservador fue considerable (kappa = 0.74). El grupo 2 (n=24) se relacionó de forma significativa con la existencia de metastasis hepaticas sincrónicas (23 vs 0%), metastasis linfáticas (36 vs 3%), invasion capsular (68 vs 8%), mayor tamaño tumoral (30 vs 12 mm), estadificación TNM grados III/IV (46 vs 3%) y grado histológico 2/3 (41 vs 05). El análisis multivariante reveló que el grado tumoral 2/3 y el grupo 2 se relacionan con recaída tumoral (HR 6.5 y 13.6, P=0.0071 y 0.039 respectivamente) y que solo los pacientes del grupo 2 se relacionaban de forma independiente con una menor supervivencia (P= 0.0041). La conclusion sería por tanto, que unos bordes y un realce tumorales irregulares en el CT preoperatorio serían factores de mal pronóstico tras la cirugia curativa de un tumor neuroendocrino pancreático. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27896509

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5630-4

 

 

Abril 2017

Los artículos escogidos de abril de 2017 fueron los siguientes:

 

Cirugía tiroidea

Whalen, G., M. Sullivan, L. Maranda, R. Quinlan and A. Larkin (2017). "Randomized trial of a short course of preoperative potassium iodide in patients undergoing thyroidectomy for Graves' disease." Am J Surg 213(4): 805-809.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27769543

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.amjsurg.2016.07.015

 

El papel de solución de Lugol en la preparación preoperatoria de los pacientes con enfermedad de Graves es controvertido. Este trabajo evalúa la pérdida hemática y el tiempo quirúrgico empleado en la realización de la tiroidectomía en pacientes con y sin preparación previa con solución de Lugol. La conclusión final es que, en el grupo tratado con solución de Lugol, la pérdida hemática es significativamente menor (35% de la pérdida en el grupo de no tratamiento, P= 0.36), no siendo significativa la reducción del tiempo quirúrgico (9.2%, p= .464).

Swan, K. Z., V. E. Nielsen, B. M. Bibby and S. J. Bonnema (2017). "Is the reproducibility of shear wave elastography of thyroid nodules high enough for clinical use? A methodological study." Clin Endocrinol (Oxf) 86(4): 606-613.

El presente trabajo evalúa la utilidad del índice de elasticidad, medido por elastografía, como herramienta empleada en la evaluación de nódulos tiroideos. Se evalúa un grupo de 72 pacientes operados. El trabajo es prospectivo, con dos evaluadores y enfatiza la importante variabilidad inter e intraobservador de forma que, aunque en nódulos con patología final maligna existe mayor concordancia (P < 0.001-0.03), en la actualidad parece una herramienta subóptima para su uso en la clínica habitual.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28002625

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/cen.13295

 

Jeon, M. J., W. G. Kim, H. Kwon, M. Kim, S. Park, H. S. Oh, M. Han, T. Y. Sung, K. W. Chung, S. J. Hong, T. Y. Kim, Y. K. Shong and W. B. Kim (2017). "Clinical outcomes after delayed thyroid surgery in patients with papillary thyroid microcarcinoma." Eur J Endocrinol 177(1): 25-31.

Este artículo analiza el impacto de la vigilancia activa y posterior tiroidectomía (tiroidectomía diferida) sobre los resultados oncológicos en pacientes con microcarcinoma papilar. Se analiza una cohorte de 2863 pacientes distribuidos en tres grupos: tiroidectomía tras 6 meses de vigilancia, entre 6-12 meses y superior a 12 meses. Las características clinicopatológicas entre los grupos fueron similares Aunque el tiempo de seguimiento es corto (4,8 años), los autores concluyen que la cirugía diferida no acarrea mayor riesgo de recidiva estructural (P=0.34) ni diferencias en la supervivencia libre de enfermedad (P=0.25).  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28432268

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/eje-17-0160

 

Kwon, H., M. J. Jeon, W. G. Kim, S. Park, M. Kim, D. E. Song, T. Y. Sung, J. H. Yoon, S. J. Hong, T. Y. Kim, Y. K. Shong and W. B. Kim (2017). "A comparison of lobectomy and total thyroidectomy in patients with papillary thyroid microcarcinoma: a retrospective individual risk factor-matched cohort study." Eur J Endocrinol 176(4): 371-378.

Estudio retrospectivo de mas de 2000 pacientes que compara las complicaciones postoperatorias y pronóstico oncológico en pacientes con microcarcinoma papilar sometidos a tiroidectomía total (TT) frente a hemitiroidectomia (TP). El tiempo medio de seguimiento es de 8,5 años. Aunque la tasa de recurrencia es superior en el grupo de TP (3,8% vs1,6 %, HR 0.41; IC 95% 0.21-0.81; P=0-01), la mayor parte de éstas recidivas se produce en el lóbulo contralateral, pudiendo ser tratadas con resección del mismo con excelentes resultados. Por otro lado la tiroidectomía total, acarrea mayor tasa de hipoparatiroidismo transitorio y permanente (P<0.001). Los autores concluyen que TP es una alternativa válida en ausencia de enfermedad extratiroidea y que de realizarse, debe mantenerse estrecha vigilancia del lóbulo contralateral.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28089996

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/eje-16-0845

 

Park, S., M. J. Jeon, E. Song, H. S. Oh, M. Kim, H. Kwon, T. Y. Kim, S. J. Hong, Y. K. Shong, W. B. Kim, T. Y. Sung and W. G. Kim (2017). "Clinical Features of Early and Late Postoperative Hypothyroidism After Lobectomy." J Clin Endocrinol Metab 102(4): 1317-1324.

El presente trabajo indaga sobre aquellos factores capaces de predecir el desarrollo de hipotiroidismo tras la realización de lobectomía. Se estudió una cohorte de  335 pacientes, a los que se les realiza hemitiroidectomia por microcarcinoma. De ellos un 64,2 % (215 pacientes) desarrollan hipotiroidismo inmediato, siendo la mayor parte subclínico y requiriendo suplementación sólo 40 pacientes. El 33% de estos 215 pacientes, recuperan la situación de eutiroidismo espontáneamente. Un nivel elevado de TSH preoperatorio está vinculado a insuficiencia inmediata del remanente e improbabilidad de recuperación posterior (odds ratio (OR 2.82 y 1.77; IC 95% 2.07 a 3.95 y 1.22 a 2.63; P < 0.001 y 0.002, respectivamente). Pasado un año de la cirugía 70 de 215 pacientes están hipotiroideos, siendo el nivel de TSH al año de la cirugía el mejor predictor de esta situación (OR, 2.29; IC 95% 1.68 a 3.26; P < 0.001).

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28324106

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1210/jc.2016-3597

 

Henry, B. M., M. J. Graves, J. Vikse, B. Sanna, P. A. Pekala, J. A. Walocha, M. Barczynski and K. A. Tomaszewski (2017). "The current state of intermittent intraoperative neural monitoring for prevention of recurrent laryngeal nerve injury during thyroidectomy: a PRISMA-compliant systematic review of overlapping meta-analyses." Langenbecks Arch Surg 402(4): 663-673.

Exhaustiva revisión (ocho metaanalisis) sobre el estado de la neuromonitorización intermitente en tiroidectomía. Los resultados reflejan que la neuromonitorización intermitente no ha conseguido disminuir, de forma genérica, la tasa de lesión recurrencial (Pisanu et al., Surg Res 188:152-161, 2014). Sin embargo los autores apuntan que la neuromonitorización continua quizá sea un instrumento mas potente con mayor repercusión en esta complicación.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28378238

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00423-017-1580-y

 

Kim, M. J., J. Lee, S. G. Lee, J. B. Choi, T. H. Kim, E. J. Ban, C. R. Lee, S. W. Kang, J. J. Jeong, K. H. Nam, Y. S. Jo and W. Y. Chung (2017). "Transaxillary robotic modified radical neck dissection: a 5-year assessment of operative and oncologic outcomes." Surg Endosc 31(4): 1599-1606.

Estudio enfocado a los resultados oncológicos del vaciamiento funcional por vía transaxilar sin empleo de gas. Se comparan 193 pacientes operados por un mismo cirujano (42 vía endoscópica y 151 vía convencional). Tiempo medio de seguimiento 5 años. No se encontraron diferencias estadísticamente significativas en las tasas de recurrencia (1/41 [2.4 %] vs. 3/102 [2.9 %]; p = .864) ni en los valores de tiroglobulina con TSH suprimida (0.7 +/- 1.5 vs. 2.4 +/- 14.1 ng/ml; p = .471).

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27572060

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00464-016-5146-9

 

Uludag, M., N. Aygun, K. Kartal, E. Besler and A. Isgor (2017). "Is intraoperative neural monitoring necessary for exploration of the superior laryngeal nerve?" Surgery 161(4): 1129-1138.

Estudio enfocado al valor de la neuromonitorización intraoperatoria para la detección y preservación de la función de la rama externa del nervio laríngeo superior.

Los autores estudian el resultado en calidad vocal de aquellos pacientes en los que se identificó el nervio bien por patrón visual o visual+eléctrico: 221 pacientes, 393 nervios en riesgo, 374 nervios identificados. El empleo de neuromonitor incrementa en un 25 % la tasa de detección de ramas externas del laríngeo superior. Se observa menor incidencia de cambio de voz en los pacientes con identificación de ambas ramas externas: 3,3% frente a 20%. Los autores concluyen que la neuromonitorización es una herramienta que colabora al incremento en la tasa de detección de ramas externas del nervio laríngeo superior y , por tanto, a una mejora en la calidad de voz postoperatoria.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27989608

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.10.026

 

J. Jeon, T. Y. Kim, Y. K. Shong and W. B. Kim (2017). "Dynamic Risk Stratification for Predicting Recurrence in Patients with Differentiated Thyroid Cancer Treated Without Radioactive Iodine Remnant Ablation Therapy." Thyroid 27(4): 524-530.

Trabajo enfocado a la validación del sistema de estadificación dinámica de riesgo de recurrencia en el carcinoma papilar de tiroides. Se aplica este sistema a una cohorte retrospectiva de 357 pacientes tratados con tiroidectomía o hemitiroidectomia sin radioiodo adyuvante. Los pacientes se distribuyen en respuesta excelente, bioquímica incompleta, indeterminada y estructural incompleta. De acuerdo con los parámetros de este sistema, se observa que existe diferencia significativa en supervivencia libre de enfermedad entre los pacientes clasificados como respuesta excelente frente a los encuadrados como respuesta bioquímica o estructural incompleta: Hazard ratio (HR) = 20.8, p < 0.001 y HR = 243.3, p < 0.001, respectivamente.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27869547

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0477

 

Paulson, V. A., P. Shivdasani, T. E. Angell, E. S. Cibas, J. F. Krane, N. I. Lindeman, E. K. Alexander and J. A. Barletta (2017). "Noninvasive Follicular Thyroid Neoplasm with Papillary-Like Nuclear Features Accounts for More Than Half of "Carcinomas" Harboring RAS Mutations." Thyroid 27(4): 506-511.

Interesante trabajo que enfrenta dos aspectos relativamente nuevos de la patología oncológica tiroidea: el análisis molecular en el material de PAAF y los cánceres papilares, redenominados neoplasias foliculares no invasivas con rasgos nucleares "papillary like" o NIFTP,(previamente conocidos como carcinoma papilar variante folicular encapsulada (FVPTC) por su carácter no agresivo y su perfil molecular. Los autores revisan 199 canceres papilares encontrando 27 casos con mutación de RAS conocida. De ellos 24 tiene PAAF preoperatoria y en 19 de ellos el resultado es indeterminado (Bethesda 3,4 y 5). Tras la cirugía de estos pacientes se evidencian 20 FVPTC. De ellos un 80% (16 pacientes) serían clasificados en la actualidad como NIFTP. Estos 16 pacientes clasificados como NIFTP constituyen casi un 60% de los pacientes con RAS mutado y un 63% de las PAAF indeterminadas. Como conclusión llaman la atención a considerar manejos iniciales más conservadores en pacientes con perfil clínico y ecográfico de bajo riesgo que presenten PAAF indeterminada y mutación de RAS.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28114855

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0583

 

Sundaresh, V., J. P. Brito, P. Thapa, R. S. Bahn and M. N. Stan (2017). "Comparative Effectiveness of Treatment Choices for Graves' Hyperthyroidism: A Historical Cohort Study." Thyroid 27(4): 497-505.

Estudio desarrollado sobre una cohorte de 720 pacientes procedentes de tres centros de referencia sobre la mejor alternativa para el tratamiento de la enfermedad de Graves. Los resultados apuntan que la ablación por radioiodo es la modalidad mas  empleada y proporciona el mejor perfil de eficacia y seguridad. La cirugía queda posicionada en segundo lugar y tras ella el tratamiento con drogas antitiroideas con un perfil menos popular.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28049375

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0343

 

Xu, B., G. Tallini, T. Scognamiglio, B. R. Roman, R. M. Tuttle and R. A. Ghossein (2017). "Outcome of Large Noninvasive Follicular Thyroid Neoplasm with Papillary-Like Nuclear Features." Thyroid 27(4): 512-517.

Tras el cambio de nombre que experimentó en 2016 la variante folicular encapsulada del carcinoma papilar, debido a su diferente comportamiento biológico, han surgido dudas respecto al manejo de lesiones de este tipo de gran tamaño > 4 cm. Este trabajo recoge la experiencia de esta situación con 79 casos procedentes de 4 grandes centros. El estudio concluye que, aun en presencia de lesiones de gran tamaño, el pronóstico de esta entidad es excelente sólo con cirugía (incluso lobectomía), no aportando el tratamiento con radioiodo ninguna ventaja en supervivencia o  disminución de recurrencia.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28136139

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0649

 

Cirugía paratiroides

Martos-Martínez, J. M., C. Sacristan-Perez, M. Perez-Andres, V. M. Duran-Munoz-Cruzado, V. Pino-Diaz and F. J. Padillo-Ruiz (2017). "Prevertebral cervical approach: a pure endoscopic surgical technique for posterior mediastinum parathyroid adenomas." Surg Endosc 31(4): 1930-1935.

Interesante trabajo de nuestros colegas del Hospital Virgen de Rocio en el que se describe la estrategia quirúrgica empleada en el abordaje de una ectopia paratiroidea mediastínica, causante de un cuadro de hiperparatiroidismo primario. Se describe el abordaje, completamente endoscópico a través de toracoscopia.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27553796

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00464-016-5197

 

Lavryk, O. A. and A. E. Siperstein (2017). "Pattern of calcium and parathyroid hormone normalization at 12-months follow-up after parathyroid operation." Surgery 161(4): 1139-1148.

El presente trabajo analiza el perfil bioquímico (Ca y PTH) al año de la intervención por hiperparatiroidismo primario,  independientemente de la causa  (uni o multiglandular). Se comparan los resultados con una cohorte de pacientes sanos. El trabajo concluye que, tras doce meses de la intervención, la mayor parte de los pacientes (69%) han normalizado su perfil, aunque existe un 30% que presentan alteraciones en el calcio o PTH.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27913036

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.10.021

 

Somnay, Y. R., M. Craven, K. L. McCoy, S. E. Carty, T. S. Wang, C. C. Greenberg and D. F. Schneider (2017). "Improving diagnostic recognition of primary hyperparathyroidism with machine learning." Surgery 161(4): 1113-1121.

Este estudio aborda el tema de la incorporación de los algoritmos matemáticos a las bases de datos de nuestros centros, con objeto de incrementar el número de diagnósticos de hiperparatiroidismo. Se aplican diferentes versiones a una cohorte de 6777 pacientes intervenidos. Los algoritmos mas precisos consiguen diagnosticar correctamente una 97% de los casos, si el cuadro es claro, descendiendo al 92% en casos de enfermedad leve. Se sugiere que la incorporación de estas herramientas incrementaría el  numero de diagnósticos de esta patología.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27989606

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.09.044

 

Weber, T., M. Gottstein, S. Schwenzer, A. Beer and M. Luster (2017). "Is C-11 Methionine PET/CT Able to Localise Sestamibi-Negative Parathyroid Adenomas?" World J Surg 41(4): 980-985.

El hiperparatiroidismo primario sin diagnostico preoperatorio de localización es una de las principales causas de fracaso terapéutico. El PET/CT con metionina parece que puede ofertar alguna información adicional en estas situaciones. Se estudian 50 casos de hiperparatiroidismo primario no localizado, a los que se les realiza esta prueba. En pacientes con enfermedad uniglandular el PET/CT con metionina, detecta un 73% de los casos. La tasa de falsos negativos es del 24% y la de falsos positivos del 2%. A la vista de estos resultados, los autores sugieren que el PET/CT con metionina tiene un importante papel, colaborando en el incremento de cirugías curativas.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27834016

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-016-3795-4

 

Cirugía suprarrenales

Hu, H., B. Huang, J. Zhao, D. Yuan, Y. Yang and F. Xiong (2017). "En Bloc Resection with Major Blood Vessel Reconstruction for Locally Invasive Retroperitoneal Paragangliomas: A 15-Year Experience with Literature Review." World J Surg 41(4): 997-1004.

Los paragangliomas son un subgrupo de tumores raro. El grupo de Cirugía Vascular del centro hospitalario asociado a la Universidad de Sichuan presenta su experiencia en el tratamiento quirúrgico agresivo de esta entidad, asociando resección vascular en bloque para lograr resección completa. El grupo quirúrgico se compara con otra cohorte de pacientes manejados con tratamiento médico. El tratamiento quirúrgico ofrece mejor supervivencia. Los tumores con características menos agresivas (Ki <3%, diámetro < 11 cm, sin metástasis, sin invasión y R0) presentan mejor supervivencia.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27896404

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-016-3846-x

 

Siebert, M., Y. Robert, R. Didier, A. Minster, W. M'Sallaoui, A. Bellier and P. C. Chaffanjon (2017). "Anatomical Variations of the Venous Drainage from the Left Adrenal Gland: An Anatomical Study." World J Surg 41(4): 991-996.

Estudio puramente anatómico que investiga las variantes anatómicas presentadas por la vena renal izquierda, sus posibles conexiones con el sistema lumbo-azigos y las implicaciones de estas variantes en la cirugía del feocromocitoma o en la técnica de muestreo venoso selectivo.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27853815

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-016-3817-2

 

 

Cirugía tumores neuroendocrinos

Nanno, Y., I. Matsumoto, Y. Zen, K. Otani, J. Uemura, H. Toyama, S. Asari, T. Goto, T. Ajiki, K. Okano, Y. Suzuki, Y. Takeyama, T. Fukumoto and Y. Ku (2017). "Pancreatic Duct Involvement in Well-Differentiated Neuroendocrine Tumors is an Independent Poor Prognostic Factor." Ann Surg Oncol 24(4): 1127-1133.

Los tumores pancreáticos endocrinos bien diferenciados, tienen un comportamiento y curso clínico difícil de prever. Este trabajo analiza la implicación de la afectación del ducto pancreático principal en el pronóstico, en un grupo de 101 pacientes operados en un centro japonés. Los casos que presentaron afectación del ducto principal (n=13), presentaron en el análisis multivariante un mayor número de metástasis ganglionares (OR 16; IC 95% 3.8-89; P < 0.001) y una mayor tasa de recurrencia (OR 8.0; IC 95% 1.7-46; P = 0.009). Asimismo, la afectación del ducto principal se asoció con otras múltiples características que reflejan mayor agresividad, como mayor tamaño, mayor grado histológico infiltración venosa o linfática entre otras.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27822631

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5663-8

 

Woltering, E. A., B. A. Voros, D. T. Beyer, Y. Z. Wang, R. Thiagarajan, P. Ryan, A. Wright, R. A. Ramirez, M. J. Ricks and J. P. Boudreaux (2017). "Aggressive Surgical Approach to the Management of Neuroendocrine Tumors: A Report of 1,000 Surgical Cytoreductions by a Single Institution." J Am Coll Surg 224(4): 434-447.

Este centro de elevada experiencia en el manejo de tumores neuroendocrinos, expone su experiencia tras 1000 casos de citorreducción quirúrgica. Los resultados obtenidos tras esta estrategia son alentadores, consiguiéndose una supervivencia global media de 161 meses para tumores de intestino delgado  y de 124 meses para tumores pancreáticos.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28088602

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.jamcollsurg.2016.12.032

 

Corey, B. and H. Chen (2017). "Neuroendocrine Tumors of the Stomach." Surg Clin North Am 97(2): 333-343.

Interesante revisión sobre el diagnóstico y manejo de los tumores neuroendocrinos gástricos. Se describen las tres variedades y sus alternativas terapéuticas.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28325190

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.suc.2016.11.008

Marzo 2017

Los artículos escogidos de marzo de 2017 fueron:

 

Cirugía tiroidea

Kim, M., Y. N. Kim, W. G. Kim, S. Park, H. Kwon, M. J. Jeon, H. S. Ahn, S. H. Jung, S. W. Kim, W. B. Kim, J. H. Chung, Y. K. Shong, T. H. Kim and T. Y. Kim (2017). "Optimal cut-off age in the TNM Staging system of differentiated thyroid cancer: is 55 years better than 45 years?" Clin Endocrinol (Oxf) 86(3): 438-443.

La hipótesis del estudio es que establecer el corte de edad en >45 años en la clasificación TNM para el cáncer diferenciado de tiroides (DTC) resulta en una sobreestadificación. Para establecer qué edad sería más adecuada para predecir la supervivencia específica por la enfermedad se estudia una cohorte de 6.333 pacientes con un seguimiento mediano de 10 años y una supervivencia específica a los 10 años del 98%. Usando el corte en 45 años (TNM45), la supervivencia a los 10 años en los estadios I a IV fue del 99.4%, 96.1%, 97.7% and 85.9%, respectivamente mientras que usando el corte en 55 años (TNM55) fue del 99.4%, 92.2%, 95.3% and 79.7%, respectivamente. La curva ROC estableció el nivel óptimo de corte den 55,4 años (área bajo la curva= 0.837, P < 0.001). Concluyen que el corte en 55 años es más apropiado para la estadificación TNM para evitar sobreestadificación y sobretratamiento  en pacientes de bajo riesgo.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27731521 D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/cen.13254

 

Liu, L. S., J. Liang, J. H. Li, X. Liu, L. Jiang, J. X. Long, Y. M. Jiang and Z. X. Wei (2017). "The incidence and risk factors for central lymph node metastasis in cN0 papillary thyroid microcarcinoma: a meta-analysis." Eur Arch Otorhinolaryngol 274(3): 1327-1338.

Metaanálisis centrado en encontrar factores de riesgo para afectación ganglionar central en pacientes con microcarcinoma papilar de tiroides (PTMC). Para ello utilizan 14 estudios que incluyen 4573 pacientes. La incidencia global de afectación ganglionar en PTMC fue del 33 % (95 % CI 29-37). Los factores de riesgo identificados fueron el género masculino, la edad menor de 45 años, el tamaño tumoral > 5 mm, la multifocalidad, la extensión extratiroidea y la invasión linfovascular mientras que no influyeron ni la bilateralidad o la presencia de tiroiditis.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27645473 D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00405-016-4302-0

 

Luo, Y., X. Li, J. Dong and W. Sun (2017). "A comparison of surgical outcomes and complications between hemostatic devices for thyroid surgery: a network meta-analysis." Eur Arch Otorhinolaryngol 274(3): 1269-1278.

Metaanálisis comparando bisturí armónico y LigaSure (R) frente a ligadura convencional, utilizando estudios randomizados o prospectivos con dos brazos. Tanto el bisturí armónico como el LigaSure (R) se asocian a menor riesgo de sangrado que la hemostasia convencional y a menos tiempo operatorio. No encuentran diferencias entre los tres métodos en cuanto a parálisis recurrencial transitoria. El sistema asociado con menor tiempo operatorio en este estudio es el bisturí armónico.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27481528

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00405-016-4190-3

 

Kim, S. K., J. W. Woo, I. Park, J. H. Lee, J. H. Choe, J. H. Kim and J. S. Kim (2017). "Propensity score-matched analysis of robotic versus endoscopic bilateral axillo-breast approach (BABA) thyroidectomy in papillary thyroid carcinoma." Langenbecks Arch Surg 402(2): 243-250.

Comparación de resultados oncológicos de la tiroidectomía por cáncer papilar vía axilo-mamaria bilateral (BABA) usando Da Vinci frente a una técnica endoscópica convencional. Incluyen 1.185 pacientes (480 mediante endoscopia y 705 usando el robot) a los que realizó tiroidectomía total y vaciamiento central. Los autores encuentran, como únicas diferencias, mayor tiempo quirúrgico y más número de ganglios obtenidos mediante cirugía robótica. Se concluye que los resultados son comparables entre ambas técnicas y que serían necesarios estudios a más largo plazo para confirmar el beneficio en cuanto a pronóstico.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27774578

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00423-016-1528-7

 

Korkmaz, M. H., B. Ocal, G. Saylam, E. Cakal, O. Bayir, E. Tutal and E. C. Tatar (2017). "The need of prophylactic central lymph node dissection is controversial in terms of postoperative thyroglobulin follow-up of patients with cN0 papillary thyroid cancer." Langenbecks Arch Surg 402(2): 235-242.

Un estudio retrospectivo más, intentando clarificar el valor del vaciamiento central profiláctico (pCLND) en cuanto a niveles de tiroglobulina en caso de carcinoma papilar (PTC) y si el tratamiento ablativo proporciona alguna ventaja. Para ello comparan pacientes con PTC de riesgo bajo o intermedio  (302) sometidos a tiroidectomía total (TT; n=140) vs TT + pCLND (n=162). El tratamiento ablativo fue decidido en función de las características del tumor. La mediana de Tg preablativa fue superior en los pacientes TT mientras que la post ablativa fue indetectable en ambos grupos pCLND (0.96 vs 0.27 ng/ml, respectivamente), e incluso fue indetectable en aquellos pacientes que solo fueron operados (19,5%) e independientemente del método. Los autores concluyen que el efecto del pCLND sólo se aprecia en el postoperatorio inmediato, aunque no especifican el tiempo de seguimiento en resumen del artículo.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28224278

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00423-017-1556-y

 

Lorente-Poch, L., J. Sancho, J. L. Munoz, L. Gallego-Otaegui, C. Martinez-Ruiz and A. Sitges-Serra (2017). "Failure of fragmented parathyroid gland autotransplantation to prevent permanent hypoparathyroidism after total thyroidectomy." Langenbecks Arch Surg 402(2): 281-287.

El objetivo del este estudio es valorar el efecto del autotrasplante de paratiroides en la función paratiroidea tanto a corto como a largo plazo. Para ello utilizan una cohorte de 186 pacientes con seguimiento mínimo de un año en los que se dejaron in situ 3 glándulas paratiroides tras tiroidectomía total, y la cuarta se autotrasplantó (Tx; n=110) o se extirpó accidentalmente (AR; n=76). La media de calcio fue la misma en ambos grupos, así como las tasas de hipocalcemia tanto a largo plazo como de hipoparatiroidismo permanente (AR: 5.3% vs Tx: 7.3%). Con estos resultados se concluye que el autotrasplante de paratiroides no influye en la tasa de hipoparatiroidismo permanente.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28064342

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00423-016-1548-3

 

Liddy, W., S. R. Barber, M. Cinquepalmi, B. M. Lin, S. Patricio, N. Kyriazidis, C. Bellotti, D. Kamani, S. Mahamad, H. Dralle, R. Schneider, G. Dionigi, M. Barczynski, C. W. Wu, F. Y. Chiang and G. Randolph (2017). "The electrophysiology of thyroid surgery: electrophysiologic and muscular responses with stimulation of the vagus nerve, recurrent laryngeal nerve, and external branch of the superior laryngeal nerve." Laryngoscope 127(3): 764-771.

Se trata de un estudio retrospectivo en el que se trata de correlacionar las curvas electromiográficas (EMG) obtenidas durante la neuromonitorización (IONM) intraoperatoria de los nervios vago, recurrente (RLN) y la rama externa del laríngeo superior (EBSLN) con la activación de los músculos diana: cuerdas vocales y cricotiroideo (CTM) ipsilaterales. Las respuestas EMG a la estimulación monopolar del vago/ RLN y EBSLN se registraron en las cuerdas vocales, CTM, y pretiroideos usando el tubo orotraqueal, y electrodos intramusculares respectivamente. El resto de canales se consideraron músculos no diana. 50 lados quirúrgicos fueron identificados en 37 pacientes. Las amplitudes en los músculos diana fueron más altas que en los no diana. Además las amplitudes amplias en los músculos diana  se correlacionaron con respuesta visual o palpable de los mismos, mientras que las respuestas EMG en los músculos no diana no tuvieron ninguna activación muscular significativa. Los autores concluyen que los músculos laríngeos diana y no diana pueden diferenciarse basándose en la respuesta EMG. Amplitudes bajas en músculos no diana con la estimulación neural se deberían a artefactos y no a una respuesta muscular verdadera.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27374859

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/lary.26147

 

Clinkscales, W., A. Ong, S. Nguyen, E. E. Harruff and M. B. Gillespie (2017). "Diagnostic Value of RAS Mutations in Indeterminate Thyroid Nodules." Otolaryngol Head Neck Surg 156(3): 472-479.

Metaanálisis para identificar el valor de las mutaciones HRAS, KRAS, y NRAS en citología por punción-aspiración con aguja fina de nódulos indeterminados. Se concluye que la sensibilidad de las mutaciones RAS para diagnosticar malignidad es tan baja, que precisa de test adicionales incluso cuando el estado mutacional es negativo.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28116986

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1177/0194599816685697

 

Chai, Y. J., H. Suh, J. W. Woo, H. W. Yu, R. Y. Song, H. Kwon and K. E. Lee (2017). "Surgical safety and oncological completeness of robotic thyroidectomy for thyroid carcinoma larger than 2 cm." Surg Endosc 31(3): 1235-1240.

Se comparan resultados de los pacientes intervenidos mediante tiroidectomía total por vía robótica mediante acceso bilateral axilo-mamario (RT) frente tiroidectomía convencional (OT) por carcinoma tiroideo de 2-4 cm. El estudio incluyó 86 pacientes: RT = 21 y OT = 65 con un tamaño medio de 2,8 cm en ambos grupos. No hubo diferencias en términos de complicaciones, número de ganglios extirpados o proporción de pacientes con tiroglobulina estimulada <1.0 ng/ml en el momento del tratamiento ablativo. No hubo recidivas tras un tiempo mediano de seguimiento 40,2 meses. Se concluye que la RT es segura oncológicamente para cáncer diferenciado de tiroides de 2-4 cm en pacientes seleccionados.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27422244

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00464-016-5097-1

 

Sitges-Serra, A., L. Gallego-Otaegui, S. Suarez, L. Lorente-Poch, A. Munne and J. J. Sancho (2017). "Inadvertent parathyroidectomy during total thyroidectomy and central neck dissection for papillary thyroid carcinoma." Surgery 161(3): 712-719.

Los autores realizan un estudio observacional prospectivo de pacientes consecutivos intervenidos por cáncer papilar de tiroides > 10 mm y con seguimiento mínimo de un año con el objetivo de determinar la prevalencia de paratiroidectomía inadvertida tras realización de tiroidectomía total y vaciamiento central y su impacto en la función paratiroidea. Se identificaron glándulas completas o fragmentos de paratiroides en el 28% de las piezas extirpadas, sobre todo las inferiores. Los factores asociados a paratiroidectomía inadvertida fueron la extensión extratiroidea y la linfadenectomía terapéutica. La hipocalcemia y el hipoparatiroidismo permanentes fueron más frecuentes en caso de paratiroidectomía inadvertida.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27743717

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.08.021

 

Eszlinger, M., K. Bohme, M. Ullmann, F. Gorke, U. Siebolts, A. Neumann, C. Franzius, S. Adam, T. Molwitz, C. Landvogt, B. Amro, A. Hach, B. Feldmann, D. Graf, A. Wefer, R. Niemann, C. Bullmann, G. Klaushenke, R. Santen, G. Tonshoff, V. Ivancevic, A. Kogler, E. Bell, B. Lorenz, G. Kluge, C. Hartenstein, I. Ruschenburg and R. Paschke (2017). "Evaluation of a Two-Year Routine Application of Molecular Testing of Thyroid Fine-Needle Aspirations Using a Seven-Gene Panel in a Primary Referral Setting in Germany." Thyroid 27(3): 402-411.

Estudio multicéntrico prospectivo para determinar el impacto del panel de siete genes en el diagnóstico preoperatorio de nódulos tiroideos indeterminados en la punción-aspiración con aguja fina (PAAF) en pacientes enviados a cirugía, analizando PAAFs realizadas por endocrinólogos y médicos nucleares en Alemania. El seguimiento fue de al menos de 1 año. Los resultados moleculares se compararan con la histología. Las mutaciones BRAF y RET/PTC se asociaron a cáncer en el 98% el 100% de las muestras, respectivamente, mientras que las RAS y PAX8/PPARG se asociaron en el  31% y el 0% respectivamente. En caso de Bethesda 3 y 4, el panel de 7 genes identificó al 36% de los carcinomas siendo las tasas de carcinoma de cada categoría del 15% y 17%, respectivamente. La baja sensibilidad de las mutaciones RAS lastran el valor predictivo positivo del panel de 7 genes en dichas categorías citológicas al 41% y el 36% respectivamente. La conclusión en este caso es que la actual composición del panel mutacional no aporta mucho más a la citología en el diagnóstico preoperatorio del nódulo tiroideo.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28071986

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0445

 

Ito, Y., M. Hirokawa, A. Miyauchi, T. Higashiyama, M. Kihara and A. Miya (2017). "Prognostic Significance of the Proportion of Tall Cell Components in Papillary Thyroid Carcinoma." World J Surg 41(3): 742-747.

Los autores revisan el efecto pronóstico de la presencia de células altas (TCC) en el cáncer papilar tiroideo. En el estudio univariante los factores que afectaron a la supervivencia libre de enfermedad (DFS) fueron: TCC? 50% (TCC-mayor), TCC entre 30 y 49% (TCC-menor), edad ? 65 años, evidencia clínica de afectación ganglionar, extensión extratiroidea significativa (Ex), y índice Ki-67? 5%, mientras que en el estudio multivariante se confirmaron como factores independientes TCC-mayor y Ex mientras que TCC-menor no.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27807709

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-016-3784-7


Cirugía paratiroides

 

Bobanga, I. D. and C. R. McHenry (2017). "Is intraoperative parathyroid hormone monitoring necessary for primary hyperparathyroidism with concordant preoperative imaging?" Am J Surg 213(3): 484-488.

Evaluación de la necesidad de determinación de hormona paratiroidea intraoperatoria (PTH) en caso de hiperparatiroidismo primario con pruebas de localización coincidentes. En este estudio en 7 pacientes (5,5%) los hallazgos intraoperatorios fueron discordantes con las pruebas de imagen bien por adenoma en otra localización (2 casos), bien por doble adenoma (2 casos) o bien por hiperplasia asimétrica (3). Debido a este alto porcentaje los autores indican que aún en este caso la determinación intraoperatoria de PTH es necesaria.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28017299

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.amjsurg.2016.11.035

 

Alhefdhi, A., K. Ahmad, R. Sippel, H. Chen and D. F. Schneider (2017). "Intraoperative Parathyroid Hormone Levels at 5 min Can Identify Multigland Disease." Ann Surg Oncol 24(3): 733-738.

En este estudio los autores revisan retrospectivamente a 1021 pacientes con paratiroidectomía curativa por hiperparatiroidismo primario y analizan el valor de los PTH intraoperatoria (IOPTH) a los 5 minutos tras la extirpación en predecir enfermedad multiglandular. Los pacientes con adenoma único tuvieron una caída de IOPTH del 56.6 +/- 4.9 % a los 5 min mientras que en los casos de doble adenoma y de hiperplasia la caída fue del 21.3 +/- 4.5 %  y del 22.5 +/- 4.3 %, respectivamente (p < 0.01). Una caída del 35% a los 5 minutos fue el punto de corte óptimo para distinguir enfermedad multiglandular de adenoma único (85.3 vs. 24.9 %).

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27743228

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5617-1

 

Selberherr, A., M. Hormann, G. Prager, P. Riss, C. Scheuba and B. Niederle (2017). ""Silent" kidney stones in "asymptomatic" primary hyperparathyroidism-a comparison of multidetector computed tomography and ultrasound." Langenbecks Arch Surg 402(2): 289-293.

Este estudio pone de manifiesto que mediante TAC multidetector se encuentran cálculos renales hasta en el 38% de los pacientes con hiperparatiroidismo primario sin antecedentes de litiasis renal mientras que la ecografía encuentra sólo un 10%, lo que reduce el número de pacientes con hiperparatiroidismo primario “asintomáticos”

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27734157

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00423-016-1520-2

 

Kim, I. A., Z. D. Taylor, H. Cheng, C. Sebastian, A. Maccabi, J. Garritano, B. Tajudeen, A. Razfar, F. Palma Diaz, M. Yeh, O. Stafsudd, W. Grundfest and M. St John (2017). "Dynamic Optical Contrast Imaging." Otolaryngol Head Neck Surg 156(3): 480-483.

Se describe una nueva técnica para identificar las glándulas paratiroides en el campo operatorio. La técnica se denomina Dynamic optical contrast imaging (DOCI) y han realizado un estudio prospectivo en 81 pacientes con hiperparatiroidismo primario. Sin que la técnica esté completamente descrita en el resumen del artículo, los autores concluyen que con esta técnica se distinguen las glándulas paratiroides de otros tejidos, lo que podría ser útil para preservar glándulas sanas e identificar lesiones.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28116982

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1177/0194599816686294

 

Cirugía suprarrenales

Gaujoux, S. and R. Mihai (2017). "European Society of Endocrine Surgeons (ESES) and European Network for the Study of Adrenal Tumours (ENSAT) recommendations for the surgical management of adrenocortical carcinoma." Br J Surg 104(4): 358-376.

Veinticinco recomendaciones basadas en la evidencia para el manejo perioperatorio de los pacientes con carcinoma, avaladas por ENSAT y ESES.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28199015

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/bjs.10414

 

Di Martino, M., I. Garcia Sanz, J. L. Munoz de Nova, C. Marin Campos, M. Martinez Martin and L. Dominguez Gadea (2017). "NP-59 test for preoperative localization of primary hyperaldosteronism." Langenbecks Arch Surg 402(2): 303-308.

Los autores utilizan el yodo-131-6-beta-yodometil-19-norcolesterol (NP-59) para estudio de lateralización en caso de hiperaldosteronismo primario, obteniendo lateralización en 12 de 13 pacientes (92.3%). Al compararlo con la anatomía patológica, la sensibilidad fue del 90.9% y el valor predictivo positivo del 83.3%. Al compararlo con el control de la tensión arterial, tanto la sensibilidad como el valor predictivo positivo fueron del 91.6%. Así pues, se concluye que esta técnica es una alternativa no invasiva al muestreo venoso, en pacientes en los que éste está contraindicado o no es concluyente.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28224279

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00423-017-1561-1

 

Pasquier, L., M. Kirouani, F. Fanget, C. Nomine, C. Caillard, V. Arnault, J. B. Finel, N. Christou, M. Mathonnet, C. Tresallet, A. Hamy, L. de Calan, L. Brunaud, F. Menegaux, J. C. Lifante, J. B. Hardouin, D. Drui, E. Mirallie and C. Blanchard (2017). "Assessment of the Aldosteronona resolution score as a predictive resolution score of hypertension after adrenalectomy for aldosteronoma in French patients." Langenbecks Arch Surg 402(2): 309-314.

Validación del Índice de Resolución del Aldosternoma (ARS) en población francesa como predictor de curación de la hipertensión mediante suprarrenalectomía por hiperaaldosteronismo primario. Las tasas de curación fueron 22,2, 41,4 y 74% para pacientes con ARS 0-1, 2-3, 4-5, respectivamente, con un área bajo la curva de 0,715. Se concluye que este índice no es útil en la población francesa.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28111697

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00423-017-1557-x

 

Cirugía tumores neuroendocrinos

Weatherall, T., J. Denbo, J. Sharpe, M. Martin, T. O'Brien, R. Gupta, K. Groshart, S. Behrman and P. Dickson (2017). "Well-Differentiated, Non-Functional, Non-Ampullary Duodenal Neuroendocrine Tumors: Toward Defining Evaluation and Management." World J Surg 41(3): 844-850.

Se describen los tumores neuroendocrinos no funcionantes y no ampulares del duodeno (dNETs). Son tumores muy raros de los que los autores identifican a 36 en su base de datos. Aunque el pequeño número y la heterogeneidad de la muestra impide un buen análisis, tras 25 meses de seguimiento mediano, los autores concluyen que son tumores con tendencia a mestastatizar en los ganglios regionales, sobre todos si invaden la muscular propia. Sin embargo parecen tener un pronóstico favorable, al no desarrollar metástasis a distancia. Así mismo, proponen un protocolo de diagnóstico y tratamiento.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27743074

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-016-3770-0

Febrero 2017

 

 

Los artículos escogidos de febrero de 2017 fueron: 

 

Cirugía tiroidea

Adam, M. A., S. Thomas, L. Youngwirth, T. Hyslop, S. D. Reed, R. P. Scheri, S. A. Roman and J. A. Sosa (2017). "Is There a Minimum Number of Thyroidectomies a Surgeon Should Perform to Optimize Patient Outcomes?" Ann Surg 265(2): 402-407.

Este es el primer estudio que identifica un número mínimo de tiroidectomías por cirujano al año (> 25 tiroidectomías totales / año) que se asocia con mejores resultados para el paciente, mejora de la calidad, criterios de readmisión y educación quirúrgica.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28059969

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1097/sla.0000000000001688

 

Kim, J. W., J. L. Roh, G. Gong, K. J. Cho, S. H. Choi, S. Y. Nam and S. Y. Kim (2017). "Extent of Extrathyroidal Extension as a Significant Predictor of Nodal Metastasis and Extranodal Extension in Patients with Papillary Thyroid Carcinoma." Ann Surg Oncol 24(2): 460-468.

La extensión extratiroidea (ETE) y la extensión extranodal (ENE) indican mal pronóstico para los pacientes con carcinoma papilar de tiroides (PTC). En este estudio, se examinaron las relaciones entre la ETE, N1, ENE y la recurrencia post-tratamiento en pacientes con PTC. Los autores concluyen que la extensión local, la afectación ganglionar y la ENE contribuyen a la recurrencia postratamiento de PTC.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27654105

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5594-4

 

Nabhan, F. and M. D. Ringel (2017). "Thyroid nodules and cancer management guidelines: comparisons and controversies." Endocr Relat Cancer 24(2): R13-r26.

El cáncer de tiroides es una enfermedad maligna cada vez más frecuente en todo el mundo. Diferentes guías para el tratamiento de los nódulos tiroideos y el cáncer de tiroides han sido publicadas y actualizadas por varias sociedades a nivel internacional.  A pesar de las similitudes sustanciales, también hay importantes diferencias entre varias de las guías recientemente publicadas, que se analizan en este trabajo.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27965276

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/erc-16-0432

 

Ben Ghachem, T., I. Yeddes, I. Meddeb, A. Bahloul, A. Mhiri, I. Slim and M. F. Ben Slimene (2017). "A comparison of low versus high radioiodine administered activity in patients with low-risk differentiated thyroid cancer." Eur Arch Otorhinolaryngol 274(2): 655-660.

El tratamiento terapéutico postquirúrgico del cáncer diferenciado de tiroides sigue siendo un tema controvertido. De hecho, no hay consenso sobre la dosis de 131I que se va a administrar, aunque la tendencia actual es hacia la administración de dosis bajas. Se estudiaron retrospectivamente 157 pacientes con DTC de muy bajo y bajo riesgo entre 2002 y 2012. Estos pacientes tenían un tratamiento con yodo radioactivo a dosis baja (grupo A) o dosis alta (grupo B ) y se evaluaron a los 6 meses y a largo plazo. Los resultados indicaron que la dosis bajas de radioyodo no fue menos eficaz.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27225282

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00405-016-4111-5

 

Runge, T., R. Inglin, P. Riss, A. Selberherr, R. M. Kaderli, D. Candinas and C. A. Seiler (2017). "The advantages of extended subplatysmal dissection in thyroid surgery-the "mobile window" technique." Langenbecks Arch Surg 402(2): 257-263.

La tiroidectomía mínimamente invasiva con mínima incisión, es ampliamente conocida, pero los datos retrospectivos sobre la tiroidectomía para el cáncer de tiroides con linfadenectomía mediante esta vía de abordaje son escasos. Este estudio tiene como objetivo evaluar la viabilidad de la disección subplatismal extendida en combinación con una pequeña incisión ("ventana móvil”). Se realizó un estudio retrospectivo en el que se analizaron datos de 93 pacientes.  Los autores concluyen que la disección subplatismática extendida permite la tiroidectomía e incluso la linfadenectomía lateral para el carcinoma de tiroides mediante mini- incisión "móvil". El procedimiento es seguro, de precisión oncológica equivalente en comparación con la incisión tradicional y los resultados cosméticos son excelentes.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28050728

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00423-016-1545-6

 

Xiaoli, L., C. W. Wu, H. Y. Kim, W. Tian, F. Y. Chiang, R. Liu, A. Anuwong, G. W. Randolph, G. Dionigi and M. Lavazza (2017). "Gastric acid secretion and gastrin release during continuous vagal neuromonitoring in thyroid surgery." Langenbecks Arch Surg 402(2): 265-272.

El nervio vago (VN) tiene funciones reguladoras esenciales en la secreción ácida gástrica y la liberación de gastrina. La monitorización continúa intraoperatoria a través de la estimulación continua del nervio vago es una técnica prometedora en la cirugía tiroidea, ya que potencialmente evita lesiones al nervio laríngeo recurrente. Sin embargo, ningún estudio ha investigado los cambios en la secreción de ácido gástrico y la liberación de gastrina.  Este estudio prospectivo de 58 pacientes con cirugía tiroidea comparó el ácido gástrico y la gastrina sérica en cinco momentos: 1) antes de la incisión cutánea, 2) después de la calibración inicial de la sonda de estimulación, 3) después de 20 minutos, 4) antes de la extracción de la sonda y 5) después de la extubación. Los pacientes fueron excluidos si tenían alguna historia de uso de tabaco, medicamentos de supresión de ácido o drogas que afectaran la motilidad gástrica. Los pacientes también fueron excluidos si tenían antecedentes de síntomas de reflujo gastroesofágico, úlcera péptica, infección por helicobacter pylori o enfermedad renal crónica. Los autores concluyen que la estimulación continúa del nervio vago durante la tiroidectomía total en pacientes sanos no influye en la secreción de gastrina ni en el ph gástrico.

SPubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28105483

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00423-017-1555-z

 

Hanba, C., P. F. Svider, B. Siegel, A. Sheyn, M. Shkoukani, H. S. Lin and S. N. Raza (2017). "Pediatric Thyroidectomy." Otolaryngol Head Neck Surg 156(2): 360-367.

En este estudio se evalúa el curso hospitalario y las complicaciones asociadas en pacientes pediátricos sometidos a tiroidectomía. Para ello se realiza un estudio retrospectivo, analizando 1099 tiroidectomias parciales y 1654 totales. Casi el 20% de los niños sometidos a tiroidectomía total experimentaron hipocalcemia postoperatoria, y entre los pacientes más jóvenes aumentaron las complicaciones respiratorias e infecciosas. Los autores concluyen que son necesarios protocolos de reposición extracto de calcio y mayor monitorización incluyendo estancias en UCI para minimizar las secuelas.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28145836

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1177/0194599816677527

 

Machado, M. R., M. R. Tavares, C. A. Buchpiguel and M. C. Chammas (2017). "Ultrasonographic Evaluation of Cervical Lymph Nodes in Thyroid Cancer." Otolaryngol Head Neck Surg 156(2): 263-271.

El objetivo de este estudio es determinar qué características ultrasonográficas pueden identificar ganglios linfáticos metastásicos cervicales. Para ello se evaluaron un total de 1976 ganglios linfáticos en 118 pacientes sometidos a tiroidectomía total con o sin disección de ganglios linfáticos cervicales. Se evaluaron los siguientes factores: número, tamaño, forma, márgenes, presencia de hilio graso, corteza, ecotextura, ecogenicidad, presencia de microcalcificaciónes, presencia de necrosis y tipo de vascularización. Los autores concluyen que el tamaño y la ecogenicidad fueron la mejor combinación de variables alteradas en la discriminación maligna, encontrando una mayor precisión diagnóstica cuando se asociaban las variables ecográficas estudiadas.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28145839

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1177/0194599816676472

 

Woo, J. W., S. K. Kim, I. Park, J. H. Choe, J. H. Kim and J. S. Kim (2017). "A novel robotic surgical technique for thyroid surgery: bilateral axillary approach (BAA)." Surg Endosc 31(2): 667-672.

La tiroidectomía robótica axilar (BABA) ha demostrado ser un método factible para el tratamiento de cánceres de tiroides bien diferenciados. Sin embargo, causa molestia esternal postoperatoria y necesita una incisión sobre la zona areolar del pezón. En este estudio se sugiere una técnica quirúrgica robótica novedosa para la cirugía tiroidea que no necesita una incisión periareolar (BAA). Los autores comparan esta técnica con cirugía abierta y aunque el tiempo medio quirúrgico fue mayor, no se observaron diferencias significativas en el número medio de ganglios linfáticos metastáticos, parálisis recurrencial, hipoparatiroidismo y nivel de tiroglobulina estimulada media entre los dos grupos. La cirugía robótica de tiroides (BAA) es un método oncoplástico nuevo, seguro y factible, especialmente para pacientes que no desean procedimientos alrededor del complejo areolar del pezón.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27317039

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00464-016-5018-3

 

Kim, S. K., I. Park, J. W. Woo, J. H. Lee, J. H. Choe, J. H. Kim and J. S. Kim (2017). "Total thyroidectomy versus lobectomy in conventional papillary thyroid microcarcinoma: Analysis of 8,676 patients at a single institution." Surgery 161(2): 485-492.

Debido a que hay una controversia sobre el manejo del microcarcinoma papilar de tiroides, el propósito de este estudio fue comparar la lobectomía con la tiroidectomía total como tratamiento quirúrgico primario del mismo. Se analiza la recurrencia locoregional en 8676 pacientes. Aunque la lobectomía se asoció con mayor recidiva en el lóbulo remanente contralateral, no incrementó el riesgo de recidiva fuera del lóbulo remanente contralateral, excepto en aquellos con multifocalidad. Debido a que la recidiva en el lóbulo remanente contralateral puede ser manejada quirúrgicamente con seguridad, la lobectomía puede ser una opción segura para pacientes seleccionados con microcarcinoma papilar tiroideo sin multifocalidad.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27593085

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.07.037

 

Kim, S. K., I. Park, N. Hur, J. H. Lee, J. H. Choe, J. H. Kim and J. S. Kim (2017). "Should Level V Be Routinely Dissected in N1b Papillary Thyroid Carcinoma?" Thyroid27(2): 253-260.

Para los pacientes con carcinoma de tiroides papilar N1b (PTC), generalmente se recomienda una disección radical radical modificada (MRND) que abarque los niveles II-V. Sin embargo, la disección rutinaria del nivel V es controvertida debido a la baja incidencia de metástasis / recidiva y el aumento de las morbilidades asociadas con la disección. En este estudio se revisaron retrospectivamente 646 pacientes N1b PTC que se sometieron a MRND unilateral entre enero de 1997 y junio de 2015 y se compararon los que tenían disección del nivel V con los que no. Los autores concluyen que debido a la baja incidencia de metástasis / recidiva en el nivel V y evidencia clara de aumento de la morbilidad, la disección de nivel V en pacientes N1b puede reservarse para aquellos con metástasis de nivel V clínicamente / radiológicamente evidentes.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27762727

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0364

 

Kim, S. K., I. Park, J. W. Woo, J. H. Lee, J. H. Choe, J. H. Kim and J. S. Kim (2017). "Predicting Factors for Bilaterality in Papillary Thyroid Carcinoma with Tumor Size <4 cm." Thyroid 27(2): 207-214.

En las directrices de la American Thyroid Association de 2015, se recomendó lobectomía o tiroidectomía total para cáncer de tiroides <4 cm sin extensión extratiroidea (ETE) y metástasis de ganglios linfáticos (LN). El propósito de este estudio fue investigar los factores predictivos de la bilateralidad en los pacientes con carcinoma papilar de tiroides (PTC) con tamaño tumoral <4 cm analizando 3296 pacientes retrospectivamente con PTC convencional que se sometieron a tiroidectomía total con disección central del cuello y / o disección lateral del cuello entre enero de 2008 y junio de 2015. Los autores concluyen que cuando se observa multifocalidad y positividad de la mutación BRAF en pacientes con PTC con tamaño tumoral <4 cm, se puede considerar la tiroidectomía total. Si la lobectomía se realiza en pacientes PTC con multifocalidad y positividad de la mutación BRAF, se necesita un meticuloso seguimiento para detectar tumores malignos ocultos en el lóbulo contralateral.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27750022

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0190

 

Fama, F., M. Cicciu, F. Polito, A. Cascio, M. Gioffre-Florio, A. Piquard, O. Saint-Marc and A. Sindoni (2017). "Parathyroid Autotransplantation During Thyroid Surgery: A Novel Technique Using a Cell Culture Nutrient Solution." World J Surg 41(2): 457-463.

El autotransplante de paratiroides es un procedimiento sencillo con una baja tasa de complicaciones. En este estudio se revisaron retrospectivamente los registros de 396 pacientes consecutivos, sometidos a tiroidectomía total por enfermedad benigna de tiroides. En todos los casos en que una paratiroides fue dañada o extraída inadvertidamente, la glándula fue trasplantada; Antes del autotransplante, se colocó el tejido paratiroideo en una solución nutritiva de cultivo celular durante 5 minutos, después se fragmentó y se trasplantó en el músculo esternocleidomastoideo. Los autores encuentran beneficios en la utilización de solución nutritiva de cultivo celular antes del transplante de la glándula.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27734084

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-016-3754-0

 

 Cirugía paratiroides

Sandqvist, P., I. L. Nilsson, P. Gryback, A. Sanchez-Crespo and A. Sundin (2017). "SPECT/CT's Advantage for Preoperative Localization of Small Parathyroid Adenomas in Primary Hyperparathyroidism." Clin Nucl Med 42(2): e109-e114.

 

El objetivo de este estudio fue evaluar el papel del TECT-sestamibi SPECT / TC con calidad de TC diagnóstica, comparado con SPECT solo, para la localización preoperatoria de adenomas paratiroideos y evaluar la influencia del peso del adenoma. Se analizan 249 pacientes consecutivos, diagnosticados bioquímicamente de hiperparatiroidismo primario.  La sensibilidad y especificidad (enfermedad multiglandular incluida) para la clasificación correcta de los adenomas fue significativamente mayor para SPECT / CT, 83% y 96%, respectivamente, que para SPECT sola, 80% y 93% (P <0,01). Por debajo de 210 mg, las diferencias entre SPECT / CT y SPECT fueron más prominentes. Los autores concluyen que el SPECT / CT produce menos hallazgos falso-positivos que el SPECT solo. La ventaja de SPECT / CT sobre SPECT solo fue más evidente para la correcta lateralización de adenomas pequeños (<210 mg).

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27819859

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1097/rlu.0000000000001447

 

Badii, B., F. Staderini, C. Foppa, L. Tofani, I. Skalamera, G. Fiorenza, E. Qirici, F. Cianchi and G. Perigli (2017). "Cost-benefit analysis of the intraoperative parathyroid hormone assay in primary hyperparathyroidism." Head Neck 39(2): 241-246.

El propósito de este estudio fue evaluar la utilidad de la PTH intraoperatoria (IOPTH), en la paratiroidectomía por adenoma primario.  Los autores concluyen que debido a su alto coste debería de ser utilizado en casos seleccionados, para lo cual es fundamental la experiencia del equipo tratante.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27557453

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24567

 

Javid, M., G. Callender, C. Quinn, T. Carling, P. Donovan and R. Udelsman (2017). "Primary hyperparathyroidism with normal baseline intraoperative parathyroid hormone: A challenging population." Surgery 161(2): 493-498.

Los pacientes con hiperparatiroidismo primario y los niveles basales de la hormona paratiroidea intraoperatoria en el rango normal son desafiantes. Este estudio compara el valor predictivo de un algoritmo de la hormona paratiroidea intraoperatoria de uso común, un modelo de software para la predicción de la curación y el juicio del cirujano en esta población. Utilizando el algoritmo de disminución del 50%, se realizó una predicción correcta en 86 (75,4%) pacientes. Usando el software de computadora, una predicción correcta fue hecha en 88 (77.2%) pacientes. El juicio del cirujano, sin embargo, era 99.1% exacto. Loa autores concluyen que los pacientes con una hormona paratiroidea intraoperatoria basal normal tienen una alta incidencia de enfermedad multiglandular (58,8%), El modelado de software actual y el algoritmo de declinación del 50% son insuficientes para predecir la cura en esta población; La interpretación intraoperatoria de la hormona paratiroidea combinada con los hallazgos operatorios y el juicio quirúrgico proporcionan resultados óptimos

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27712879

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.08.018

 

 Cirugía suprarrenales

Pardo Aranda, F., I. Larranaga Blanc, J. Rivero Deniz, J. C. Trujillo, A. Rada Palomino, E. Garcia-Olivares, R. Rami Porta and E. V. Veloso (2017). "Surgical treatment of lung cancer with synchronous adrenal metastases: Adrenalectomy first." Cir Esp 95(2): 97-101.

Este estudio propone la adrenalectomía antes que la cirugía del cáncer de pulmón en pacientes con metástasis sincrónicas. Se analizó una serie consecutiva de 10 pacientes tratados quirúrgicamente de forma secuencial. Primero mediastinoscopia de estadificación, seguido de adrenalectomía y posteriormente de cirugía pulmonar. La supervivencia libre de enfermedad a los 2 años fue del 60%, la supervivencia global a los 5 años fue del 30%, con una supervivencia media de 41,5 (0-98) meses. Los autores proponen realizar esta secuencia en pacientes con metástasis sincrónica de cáncer de pulmón ya que la adrenalectomía no implica una morbilidad significativa y se puede realizar de forma segura sin retrasar la cirugía pulmonar.  Un comité multidisciplinario de oncología debe individualizar todos los casos.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28223072

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.ciresp.2017.01.003

 

Challis, B. G., R. T. Casey, H. L. Simpson and M. Gurnell (2017). "Is there an optimal preoperative management strategy for phaeochromocytoma/paraganglioma?" Clin Endocrinol (Oxf) 86(2): 163-167.

Los feocromocitomas y los paragangliomas (PPGL) son tumores neuroendocrinos secretores de catecolamina que predisponen a la inestabilidad hemodinámica. Actualmente, la cirugía es el único tratamiento curativo disponible, pero conlleva riesgos potenciales incluyendo crisis hipertensivas e hipotensivas, arritmias cardíacas, infarto de miocardio y accidente cerebrovascular, debido a la liberación tumoral de catecolaminas durante la inducción anestésica y la manipulación tumoral. La mortalidad asociada con la resección quirúrgica de PPGL ha mejorado significativamente debido en gran parte a la disponibilidad de agentes farmacológicos efectivos ya los avances en la práctica quirúrgica y anestésica. Sin embargo, la resección quirúrgica de PPGL todavía plantea importantes problemas de manejo clínico. Hasta la fecha, no se ha llegado a un consenso sobre la estrategia preoperatoria "ideal" debido, en parte, a la escasez de datos de estudios basados ??en evidencia de alta calidad que comparan diferentes regímenes de tratamiento. En este artículo se aborda esta cuestión.¿Existe una estrategia óptima de manejo preoperatorio para PPGL?

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27696513

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/cen.13252

 

Maker, A. V. and V. K. Maker (2017). "Techniques to perform robotic left adrenalectomy in the obese patient." Surg Endosc 31(2): 950.

La adrenalectomía mínimamente invasiva se asocia a la reducción del dolor postoperatorio, morbilidad y duración de la estancia y, como resultado, se ha convertido en un enfoque preferido para muchos tumores suprarrenales. Los tumores suprarrenales del lado izquierdo, sin embargo, son particularmente difíciles de abordar en el paciente obeso mórbido debido a las dificultades en el mantenimiento de la exposición y la disección. La plataforma robótica ofrece instrumentos con mayores grados de libertad que ayudan en la retracción y disección, especialmente de la vena suprarrenal, pero la colocación fija del paciente y la gran distancia necesaria entre los puertos del paciente para evitar colisiones de brazos puede ser restrictiva en pacientes con una gran cantidad de grasa retroperitoneal.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27387175

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00464-016-5049-9

 

Cirugía tumores neuroendocrinos

Dhir, M., R. Shrestha, J. L. Steel, J. W. Marsh, A. Tsung, M. E. Tublin, N. B. Amesur, P. D. Orons, E. Santos and D. A. Geller (2017). "Initial Treatment of Unresectable Neuroendocrine Tumor Liver Metastases with Transarterial Chemoembolization using Streptozotocin: A 20-Year Experience." Ann Surg Oncol 24(2): 450-459.

La mayoría de los pacientes con metástasis hepáticas tumorales neuroendocrinas (NELM) presentan una enfermedad multifocal y no son candidatos quirúrgicos. Los autores presentan su experiencia de 20 años con quimioembolización transarterial (TACE) con estreptozotocina (STZ) en pacientes con NELM inicialmente no resecables concluyendo que el tratamiento es bien tolerado con toxicidad mínima, disminuye los síntomas del síndrome carcinoide y aumenta la supervivencia a largo plazo.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27663565

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5591-7

 

Uribe Galeano, C., J. Fabregat Prous, J. Busquets Barenys, N. Pelaez Serra, L. Secanella Medayo, E. Ramos Rubio, S. Ruiz Osuna and C. Villabona Artero (2017). "Nonfunctioning, small, incidental pancreatic neuroendocrine tumors: Results of a nonoperative approach cohort." Cir Esp 95(2): 83-88.

La disponibilidad de nuevas técnicas de imagen ha condicionado un aumento en el diagnóstico incidental de tumores neuroendocrinos pancreáticos pequeños (PNET-NF). El tratamiento es controvertido y algunos autores aconsejan un enfoque conservador en casos seleccionados. El objetivo del estudio es analizar la evolución de PNET-NF incidental, de pequeño tamaño, tratado con seguimiento clínico sin cirugía. Para ello analizan 24 pacientes con una mediana de seguimiento de 39 meses, encontrando que ningún caso tuvo progresión de su enfermedad. En pacientes seleccionados, el manejo no quirúrgico de PNET-NF es una opción a considerar, cuando son asintomáticos y </ 2 cm. Se necesitan estudios más amplios con más pacientes y más tiempo de seguimiento para validar este enfoque no operatorio.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28162264

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.ciresp.2016.12.006

 

Donegan, D., N. Singh Ospina, R. Rodriguez-Gutierrez, Z. Al-Hilli, G. B. Thompson, B. L. Clarke and W. F. Young, Jr. (2017). "Long-term outcomes in patients with multiple endocrine neoplasia type 1 and pancreaticoduodenal neuroendocrine tumours." Clin Endocrinol (Oxf) 86(2): 199-206.

En pacientes con neoplasia endocrina múltiple de tipo 1 (MEN-1), los tumores neuroendocrinos pancreáticos (PD) están asociados con mortalidad temprana, sin embargo, la mejor estrategia de tratamiento sigue siendo incierta. El objetivo de este estudio es evaluar factores de predicción de la evolución de esta enfermedad. La vigilancia activa es una opción viable en PD-NETs no agresivas, aunque faltan factores definitivos que identifican a tales pacientes. Por lo tanto, el asesoramiento sobre los riesgos y beneficios de las opciones de tratamiento actuales sigue siendo parte integral del cuidado de los pacientes con MEN-1.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27770475

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/cen.13264

 

Citterio, D., S. Pusceddu, A. Facciorusso, J. Coppa, M. Milione, R. Buzzoni, M. Bongini, F. deBraud and V. Mazzaferro (2017). "Primary tumour resection may improve survival in functional well-differentiated neuroendocrine tumours metastatic to the liver." Eur J Surg Oncol 43(2): 380-387.

Los tumores neuroendocrinos funcionales bien diferenciados (NET) con metástasis hepáticas representan un desafío terapéutico.  En estos pacientes, el papel de la resección quirúrgica del tumor primario es controvertido. Los autores concluyen que la resección del tumor primario puede mejorar la supervivencia en estos tumores neuroendocrinos funcionales bien diferenciados con metástasis hepáticas.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27956320

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.ejso.2016.10.031

 

Yordanova, A., H. Ahmadzadehfar, M. Gonzalez-Carmona, C. Strassburg, K. Mayer, G. Feldmann, I. Schmidt-Wolf, P. Lingohr, S. Fischer, G. Kristiansen and M. Essler (2017). "A Step-by-Step Clinical Approach for the Management of Neuroendocrine Tumours." Horm Metab Res 49(2): 77-85.

Los tumores neuroendocrinos (NET) son neoplasias raras, pero la incidencia está aumentando permanentemente. La mayoría de los NET son de proliferación lenta y clínicamente silenciosa, y por esa razón, a menudo se diagnostican en una etapa avanzada de la enfermedad. La complejidad y diversidad de la biología NET requiere el tratamiento de pacientes en centros especializados para garantizar una planificación de tratamiento multidisciplinario y cualificada. En este artículo se describe paso a paso un algoritmo de actuación para el manejo de pacientes con tumores neuroendocrinos.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28099977

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1055/s-0042-121894

 

Enero 2017

 

De los artículos de enero de 2017, nos han parecido especialmente interesantes los siguientes:

 

Cirugía tiroidea

Maneck, M., C. Dotzenrath, H. Dralle, C. Fahlenbrach, R. Paschke, T. Steinmuller, E. Tusch, E. Jeschke and C. Gunster (2017). "[Complications after thyroid gland operations in Germany: A routine data analysis of 66,902 AOK patients]." Chirurg 88(1): 50-57.

Análisis de la base de datos de los hospitales públicos alemanes entre 2018 y 2010 que incluye a 66.902 pacientes con cirugía tiroidea. Las tasas de complicaciones fueron: parálisis vocal permanente 1.5%, resangrado 1.8% e infección de herida 0.4%. También se vió que en los hospitales que integraban las cuatro categorias con menor volumen de cirugía, el riesgo de parálisis permanente de cuerda vocal fue mayor en comparación con los hospitales de mayor volumen (OR 1.5, 1.7, 1.7 y 2.2, respectivamente).   

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27510155

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00104-016-0267-1

 

Farizon, B., M. Gavid, A. Karkas, J. M. Dumollard, M. Peoc'h and J. M. Prades (2017). "Intraoperative monitoring of the recurrent laryngeal nerve by vagal nerve stimulation in thyroid surgery." Eur Arch Otorhinolaryngol 274(1): 421-426.

En este estudio se evaluó la respuesta del músculo tiroaritenoideo durante la tiroidectomía total mediante la neuroestimulación del vago (0.5 y 1 mA) con el sistema NIM3 de Medtronic. Se analizaron los resultados de 195 pacientes (390 nervios en riesgo) y se realizaron en todos los casos, laringoscopia pre y postoperatoria. No se registró respuesta tras la estimulación del vago en 20 casos y se confirmó la parálisis postoperatoria en 14 casos (3.8%). Dos parálisis estaban presentes tras 6 meses de la cirugía (0.51%). Todos los pacientes con respuesta intraoperatoria mostraron movilidad de la cuerda vocal normal siendo la SS del test del 100% y la ES del 98%. Las latencias medias tras estimulación con 0.5 y 1 mA para el lado derecho fueron 3.89 y 3.83 ms respectivamente (p>0.05) y para el lado izquierdo de 6.25 y 6.22 ms respectivamente (p<0.05). La respuesta al estímulo vagal podría ser, por tanto, asimétrica en la aducción laríngea con una respuesta más rápida en el lado derecho.    

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27422627

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00405-016-4191-2

 

Randolph, G. W. and D. Kamani (2017). "Intraoperative electrophysiologic monitoring of the recurrent laryngeal nerve during thyroid and parathyroid surgery: Experience with 1,381 nerves at risk." Laryngoscope 127(1): 280-286.

Estudio retrospectivo con pacientes intervenidos entre 1995 y 2006 que incluye 1.381 nervios monitorizados. A todos los pacientes, se les realizó una laringoscopia pre y una postoperatoria. La estimulación con 1-2 mA tuvo una respuesta ipsilateral bifásica con una latencia media de 3.3 ms y una amplitud media de 900 mV. La tasa de parálisis permanente y temporal fue de 0% y 0.7% respectivamente. La ES de la neuroestimulación cuando se perdía la señal fue del 99.9% y la SS del 33%. El VPN al final de la cirugía fue del 99.6%, mientras que el VPP fue del 75%. Los autores defienden la utilidad de la neuromonitorización en la identificación nerviosa, el diagnóstico de lesiones y su mapeo, que podrían influir en la decision de posponer la totalización de la tiroidectomia en algunos casos.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27389369

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/lary.26166

 

Cho, J., D. Lee, J. Baek, J. Lee, Y. Park and K. Sung (2017). "Single-incision endoscopic thyroidectomy by the axillary approach with gas inflation for the benign thyroid tumor: retrospective analysis for a single surgeon's experience." Surg Endosc 31(1): 437-444.

Estudio acerca de la experiencia de un solo cirujano con la hemitiroidectomía transaxilar endoscópica con gas para patología benigna. Se incluyeron 105 pacientes operados entre 2009 y 2014. No hubo morbilidad seria, siendo las complicaciones registradas: 2 hematomas de herida (1.9%), 5 parestesias transitorias del trayecto de piel (4.76%), 5 cambios transitorios en la voz (4.76%), 1 pigmentación de la piel (0.9%) y 1 fibrosis de herida (0.9%). El tiempo medio operatorio fue de 105 min (no mayor de 95 min en los últimos casos con mayor experiencia). Al analizar la curva de aprendizaje, se vio que el tiempo bajaba a partir del caso 35, por lo que se cree que son necearios más de 35 casos para que el cirujano tenga mayor habilidad. En el 76.19% de los casos, los pacientes estaban muy satisfechos con los resultados cosméticos.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27422248

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00464-016-5093-5

 

Kluijfhout, W. P., J. D. Pasternak, F. T. Drake, T. Beninato, W. T. Shen, J. E. Gosnell, I. Suh, L. C and Q. Y. Duh (2017). "Application of the new American Thyroid Association guidelines leads to a substantial rate of completion total thyroidectomy to enable adjuvant radioactive iodine." Surgery 161(1): 127-133.

La última revision de la ATA de 2015 es más conservadora en el tratamiento del cancer papilar de tiroides y recomienda la lobectomía como alternativa en los tumores de bajo riesgo, así como un uso más restrictivo del radioyodo. Los autores realizan una estudio retrospectivo con pacientes con tumores bien diferenciados de riesgo bajo o intermedio que median entre 1 y 4 cms. Encontraron que 29/149 (19.5%) de los pacientes candidatos preoperatoriamente a lobectomía, hubiesen necesitado una totalización posterior por indicación de radioyodo según las indicaciones mas recientes de la ATA.    

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27855968

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.05.056

 

Lang, B. H., C. K. Wong, H. T. Hung, K. P. Wong, K. L. Mak and K. B. Au (2017). "Indocyanine green fluorescence angiography for quantitative evaluation of in situ parathyroid gland perfusion and function after total thyroidectomy." Surgery 161(1): 87-95.

Estudio con 70 pacientes a los que se les administró 2.5 mg de indocianina para realizar una angiografia intraoperatoria. Se consideró hipocalcemia cuando el calcio corregido era <2.00 mmol/L a las 24 horas. La intensidad de la luz fluorescente en las glándulas con alteración del color y las de coloración normal fue similar (P = .479). No hubo casos de hipocalcemia postoperatoria cuando la mayor intensidad de la luz fue >150% mientras que 9 (30%) pacientes tuvieron hipocalcemia cuando la intensidad mayor fue </=150%. También se comprobó que no hubo pacientes con hipocalcemia si la media de la intensidad de la luz fue <109% y hubo 9 (30%) con una media </=109% que si padecieron una hipocalcemia. La mayor intensidad de luz fluorescente fue más predictiva de hipocalcemia que la calcemia postoperatoria en el día 0 (P = .027) y la bajada de PTH en las primeras 24 horas (P < .001). Los autores creen, que esta técnica podría ser de gran ayuda para predecir la función paratiroidea después de la cirugía.       

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27839936

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.03.037

 

Lifante, J. C., C. Payet, F. Menegaux, F. Sebag, J. L. Kraimps, J. L. Peix, F. Pattou, C. Colin and A. Duclos (2017). "Can we consider immediate complications after thyroidectomy as a quality metric of operation?" Surgery 161(1): 156-165.

Estudio prospectivo que incluye los resultados de cirujanos de 5 hospitales entre 2008 y 2009 y que supusieron un total de 3,605 pacientes. Hubo correlación entre las tasas de complicaciones nerviosas inmediatas y las definitivas (r = 0.70, P = .004) pero no hubo buena correlación entre la hipocalcemia transitoria y la permanente (r = 0.18, P = .427). Los autores concluyen que la tasa de hipoparatiroidismo inmediato no refleja la tasa de hipoparatiroidismo permanente y que como consecuencia, la hipocalcemia inmediata no debería usarse para medir la calidad de la tiroidectomía o para monitorizar el rendimiento de los cirujanos.    

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27866716

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.04.049

 

Patel, S. G., S. E. Carty, K. L. McCoy, N. P. Ohori, S. O. LeBeau, R. R. Seethala, M. N. Nikiforova, Y. E. Nikiforov and L. Yip (2017). "Preoperative detection of RAS mutation may guide extent of thyroidectomy." Surgery 161(1): 168-175.

Estudio con 93 pacientes (94 nódulos) con citología indeterminada. Se realizó un test preoperatorio para N, H y K-RAS y se intervinieron 86 (69% tiroidectomía total y 29% lobectomia). El 76% de los tumores positivos para RAS fueron finalmente malignos y la estirpe más frecuente fue la variante folicular del cáncer papilar de tiroides (83%). Las mutaciones H-ras fueron las que tuvieron más riesgo de cancer (92%), seguidas de N-RAS (74%) y K-RAS (64%; P= .05). No se asociaron con malignidad la edad (P= .07), el sexo (P= .49), la isoforma RAS (P= .05), la frecuencia alélica mutacional (P= .49), el tamaño del nódulo (P= .14), la categoría citológica (P= .63), la bilateralidad ecográfica (P= .24), la multifocalidad (P= .23) o la presencia de >/=1 característica sospechosa (p= .86). Solo el 60% de los pacientes con un nódulo único en la eco, tuvieron un tumor papilar variante folicular encapsulado o enfermedad benigna. Los autores concluyen que la detección de mutaciones RAS en el preoperatorio supone un riesgo sustancial de tumor papilar variante papilar y esto podría modificar la extensión de la tiroidectomía.    

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27863786

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.04.054

 

Phitayakorn, R., R. R. Kelz, E. Petrusa, R. S. Sippel, C. Sturgeon, K. N. Patel and N. D. Perrier (2017). "Expert consensus of general surgery residents' proficiency with common endocrine operations." Surgery 161(1): 280-288.

Recomendaciones de la Asociación Americana de Cirujanos Endocrinos basadas en una encuesta que respondieron el 38% de los cirujanos endocrinos (92% trabajando con residentes). Ellos piensan que un R4 debería estar preparado para realizar una tiroidectomía total por enfermedad benigna y localizar las paratiroides. La decision de seccionar los pretiroideos o de dejar drenaje requeriría de mayor experiencia. El 66% de los que respondieron la encuesta pensaban que los R5 deberían realizar una tiroidectomía total por enfermedad benigna, pero solo el 45% creían que era razonable que operasen una enfermedad maligna. El 79% respondió que los R5 podrían realizar una paratiroidectomía. Los años de experiencia de los que respondieron la encuesta se correlacionaron con sus opinions sobre la autonomía del residente para realizar una tiroidectomia total (benigna r = 0.38, P < .001; maligna r = 0.29, P = .001) pero no para una paratiroidectomía. Parece por tanto, que hay consenso en que deben realizar cirugías endocrinas comunes, pero que las avanzadas se reservan para entrenamientos encaminados a la superespecialización.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27865597

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.06.067

 

Randle, R. W., C. J. Balentine, G. E. Leverson, J. A. Havlena, R. S. Sippel, D. F. Schneider and S. C. Pitt (2017). "Trends in the presentation, treatment, and survival of patients with medullary thyroid cancer over the past 30 years." Surgery 161(1): 137-146.

Se compararon los periodos 1983-1992, 1993-2002 y 2003-2012 según los datos de la SEER que incluyeron 2,940 pacientes con cancer medular de tiroides. La incidencia aumentó desde 0.14 a 0.21 pacientes/100,000 habitantes. La edad media al diagnóstico aumentó desde los 49.8 a los 53.8 años (P < .001). La proporción de tumores </=1 cm también aumentó desde el 11.4% en el primer periodo, 19.6% en el segundo y 25.1% en el último (P < .001) pero el estadio tumoral en el momento del diagnóstico permanence constante (P = .57). Además aumentó el porcentaje de pacientes con una tiroidectomía total y un vaciamiento ganglionar desde un 58.2% a un 76.5% (P < .001). En el último periodo, la supervivencia específica de la enfermedad a 5 años mejoró del 86% al 89% en todos los pacientes (P < .001) y especialmente en pacientes con metástasis regionales (82% a 91%, P = .003) y a distancia (40% a 51%, P = .02). Parece por tanto que los datos demuestran que la extensión de la cirugía en el tratamiento del cáncer medular aumenta y que la supervivencia está mejorando.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27842913

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.04.053

 

Jeong, H. S., E. K. Choi, I. U. Song, Y. A. Chung, J. S. Park and J. K. Oh (2017). "Differences in Brain Glucose Metabolism During Preparation for 131I Ablation in Thyroid Cancer Patients: Thyroid Hormone Withdrawal Versus Recombinant Human Thyrotropin." Thyroid 27(1): 23-28.

Estudio con 40 pacientes en el que se realizó un 18F-FDG-PET-CT cerebral antes del rastreo gammagráfico tras la tiroidectomia (20 tras retirar levotiroxina durante dos semanas y 20 eutiroideos). También pasaron cuestionarios cognitivos a los pacientes y otros test para valorar el estado de ánimo. Los pacientes hipotiroideos estaban más ansiosos y depresivos que los eutiroideos. En el análisis multivariante, se comprobó que en el PET de los hipotiroideos había un aumento del metabolismo de glucosa en la ínsula y áreas cercanas y un descenso en la áreas parieto-occipitales. Estos resultados sugieren que el hipotiroidismo temporal, incluso por periodos cortos, puede inducir desajustes en el metabolismo de la glucosa y producir síntomas.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27774839

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0293

 

Lang, B. H., T. W. Shek, A. O. Chan, C. Y. Lo and K. Y. Wan (2017). "Significance of Size of Persistent/Recurrent Central Nodal Disease on Surgical Morbidity and Response to Therapy in Reoperative Neck Dissection for Papillary Thyroid Carcinoma." Thyroid 27(1): 67-73.

Las últimas guías recomiendan cirugía de la recidiva-persistencia de enfermedad cervical cuando el diámetro menor de la lesión es mayor a 8 mm. En este estudio se incluyen 130 intervenidos por este motivo y se distribuyeron en tres grupos (grupo I con ganglios centrales afectos <10 mm en la ecografía, 10-15 mm grupo II y >15 mm grupo III). Los pacientes del grupo III tuvieron tumores estratificados con mayor riesgo en la cirugía inicial (64.5% vs. 44.4%, respectivamente; p = 0.038) y también con más riesgo de extension extranodal (35.5% vs. 16.0%; p = 0.055), afectación del nervio recurrente por el tumor (19.4% vs. 0.0%; p < 0.001), resección quirúrgica incompleta (48.4% vs. 7.4%; p < 0.001), paresia recurrencial yatrogénica (16.7% vs. 2.5%; p = 0.017), morbilidad global de la cirugía (22.6% vs. 7.4%; p = 0.021) y falta de curación completa bioquímica (80.6% vs. 67.9%; p = 0.004) en comparación con los resultados obtenidos en los grupos I y II. La morbilidad global fue, sin embargo, similar entre los grupos I y II (5.7% vs. 8.7%; p = 0.694). Después de ajustar los pacientes según la escala de riesgo de la ATA, solo el tamaño del ganglio mayor afecto >/=15 mm (OR = 7.256 [IC 95% 1.302-40.434], p = 0.001) fue un factor independiente para la cura bioquímica incompleta tras la reintervención para el vaciamiento central. Los autores concluyen que quizás la recomendación de reintervención cuando la lesion es mayor a 8 mm sea algo estricta y sugieren los 15 mm como tamaño de referencia.   

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27750029

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0337

 

Merten, M. M., M. R. Castro, J. Zhang, J. Durski and M. Ryder (2017). "Examining the Role of Preoperative Positron Emission Tomography/Computerized Tomography in Combination with Ultrasonography in Discriminating Benign from Malignant Cytologically Indeterminate Thyroid Nodules." Thyroid 27(1): 95-102.

Estudio retrospectivo en la Clínica Mayo, que revisa 858 pacientes mayores de 18 años con nódulo tiroideo de citología indeterminada (sospechosa de células de Hurthle o proliferación folicular) tratados entre los años 2000 y 2014. En 80 casos se realizó un PET/CT en el mismo año que se realizó la PAAF y en 51 casos finalmente una lobectomía. El PET fue considerado negativo cuando el SUV fue menor de 5. Los autores combinan su estudio con los resultados de una revisión sistemática de la literatura (que incluye 8 estudios prospectivos) y parece que una citología indeterminada con un PET negativo tendría un resgo bajo de malignidad (VPN 94%). El PET/CT preoperatorio sería útil por tanto para identificar pacientes con nódulos con bajo riesgo.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27762671

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0379

 

Wong, K. P., K. P. Au, S. Lam and B. H. Lang (2017). "Lessons Learned After 1000 Cases of Transcutaneous Laryngeal Ultrasound (TLUSG) with Laryngoscopic Validation: Is There a Role of TLUSG in Patients Indicated for Laryngoscopic Examination Before Thyroidectomy?" Thyroid 27(1): 88-94.

El estudio incluye 1000 pacientes valorados mediante eco de cuerdas vocales antes de la cirugía de tiroides u otros procedimientos endocrinos cervicales. En la semana previa a la cirugía se evaluaron síntomas de disfonía, se realizó el cuestionario VHI-score relacionado con la voz, la eco laríngea transcutanea y finalmente una laringoscopia (que llevó a cabo un endoscopista diferente a los profesionales implicados en el resto de las pruebas). Se diagnosticaron 9 parálisis de cuerda vocal. La sensibilidad para detectar dicha parálisis fue del 33.3% para los síntomas de disfonía, 62.5% para el cuestionario de voz y del 88.9% para la eco laríngea. A pesar de que en 26 pacientes (7.7%) no fue posible ver las cuerdas vocales con la ecografía, dicha prueba tuvo mayor seguridad en la detección de parálisis de cuerda vocal que el cuestionario de voz (96.8% vs. 74.2%; p < 0.001). La cirugía previa o la enfermedad maligna no fueron factores que dificultaran la valoración laríngea con la eco. Los autores creen que la eco habría excluido de forma segura a más pacientes de alto riesgo de la necesidad de realizarse una laringoscopia que el cuestionario de voz (87.7% vs. 71.3%; p < 0.001). 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27762673

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0407

 

Duke, W. S., F. C. Holsinger, E. Kandil, J. D. Richmon, M. C. Singer and D. J. Terris (2017). "Remote Access Robotic Facelift Thyroidectomy: A Multi-institutional Experience." World J Surg 41(1): 116-121.

Estudio multicéntrico Americano que incluye 102 lobectomías en 90 pacientes indicadas por nódulo tiroideo en 91.8% y para totalización por cáncer en el 8.8%. El 98.9% fueron mujeres, la edad media fue de 41.9 +/- 13.1 años (12-69) y el tamaño medio del nódulo fue de 1.9 cms (0-5.6). El tiempo operatorio medio fue de 162 min (82-265). No hubo complicaciones permanentes, hubo 4 casos (3.9%) de disfonía transitoria, no hubo hipocalcemias y se resgistraron 3 hematomas (2.9%). No hubo necesidad de conversion a abordaje anterior. La mayoría de los pacientes fueron tratados en regimen ambulatorio (61.8%) y sin drenaje (65.7%). Los autores creen que dicha técnica es posible y segura en pacientes seleccionados y por ello puede ser ofrecido a algunos pacientes para evitar cicatrices. Faltarían estudios que comparasen esta técnica con otras más establecidas.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27738835

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-016-3738-0

 

Lee, Y. M., Y. H. Lee, D. E. Song, W. B. Kim, T. Y. Sung, J. H. Yoon, K. W. Chung and S. J. Hong (2017). "Prognostic Impact of Further Treatments on Distant Metastasis in Patients With Minimally Invasive Follicular Thyroid Carcinoma: Verification Using Inverse Probability of Treatment Weighting." World J Surg 41(1): 138-145.

Estudio con 166 pacientes con carcinoma folicular de tiroides minimamente invasivo. El 81.3% fueron mujeres, la edad media de 41.5 +/- 13.5 años y el periodo de seguimiento medio de 103.5 meses (13-244). Durante este periodo, se diagnosticaron metástasis a distancia en 7 pacientes (4.2%) y en el análisis multivariante, la presencia de invasión vascular (HR = 29.06; IC 95 % = 2.09-789.13; p = 0.014) y la invasion extensa vascular en >/=4 focos (HR = 40.57; IC 95 % = 2.09-789.13; p = 0.014) fueron los factores independientes de riesgo para la aparición de dichas metástasis. La extensión de la cirugía no influyó en la aparición posterior de metástasis (HR = 1.28; IC 95 % = 0.15-10.87; p = 0.823).        

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27272481

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-016-3608-9

 

Wu, Z. G., X. Q. Yan, R. S. Su, Z. S. Ma, B. J. Xie and F. L. Cao (2017). "How Many Contralateral Carcinomas in Patients with Unilateral Papillary Thyroid Microcarcinoma are Preoperatively Misdiagnosed as Benign?" World J Surg 41(1): 129-135.

Los autores estudiaron 347 pacientes con diagnóstico preoperatorio de microcarcinoma papilar unilateral y nódulos benignos contralaterales, a los que se les realizó una tiroidectomía total. En la histología definitiva, se diagnosticaron 100 casos (28.9%) de carcinoma papilar contralateral y en el análisis multivariante se observó que el tamaño tumoral, el número de nódulos contralaterales y la multifocalidad en el lóbulo del tumor primario, fueron factores idependientes predictivos de carcinoma contralateral. De acuerdo con estos resultados, los autores aconsejan que en caso de tener un paciente con diagnóstico de carcinoma micropapilar en un lóbulo y nódulos benignos en el otro, habría que realizar una tiroidectomía total cuando el micropapilar fuese mayor a 5 mm, haya multifocalidad o haya más de un nódulo benigno contralateral.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27541032

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-016-3701-0

 

Cirugía paratiroides

van der Plas, W. Y., A. F. Engelsman, A. Ozyilmaz, A. N. van der Horst-Schrivers, K. Meijer, G. M. van Dam, R. A. Pol, M. H. de Borst and S. Kruijff (2017). "Impact of the Introduction of Calcimimetics on Timing of Parathyroidectomy in Secondary and Tertiary Hyperparathyroidism." Ann Surg Oncol 24(1): 15-22.

Con la introducción de los calcimiméticos en 2004, el tratamiento de primera opción del hiperparatiroidismo secundario (HPTS) y terciario (HPTT) asociado a enfermedad renal, ha dejado de ser quirúrgico. Este estudio restrospectivo incluye 119 pacientes con HPTS o HPTT tratados en un solo centro y comparó los resultados entre los tratados antes y después de enero de 2005 (grupos A y B respectivamente). En el grupo A hubo 70 (58.8%) pacientes y en el B se incluyeron 49 (41.2%) pacientes. La media de tiempo entre el diagnóstico de HPT y el tratamiento quirúrgico fue de 27 meses para el grupo A y de 49 meses para el grupo B (p = 0.007), siendo las características de los pacientes similares en los dos grupos. La PTH preoperatoria media fue de 936 pg/mL (600-1273) en el grupo A y de 1091 pg/mL (482-1373) en el grupo B (p = 0.38). El descenso de la PTH tras la cirugía fue importante en ambos grupos (PTH menor a dos veces el límite superior en el 80% del grupo A y 85.4% del grupo B) y la tasa de complicaciones fue muy baja en ambos grupos (A: 7.8%, B: 10.2%; p = 0.66). Los autores concluyen que con la introducción de los calcimiméticos en 2004, la cirugía se suele retrasar unos 2 años, con niveles de PTH altos mantenidos durante ese tiempo, aunque la cirugía sea efectiva y segura incluso en estos pacientes tan frágiles.    

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27459979

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5450-6

 

Hocevar, M., L. Lezaic, S. Rep, K. Zaletel, T. Kocjan, M. J. Sever, J. Zgajnar and B. Peric (2017). "Focused parathyroidectomy without intraoperative parathormone testing is safe after pre-operative localization with 18F-Fluorocholine PET/CT." Eur J Surg Oncol 43(1): 133-137.

Estudio retrospectivo con 151 pacientes con hiperparatiroidismo primario (HPTP) y estudio de localización preoperatorio con 18F-fluorocolina PET/CT. En el PET/CT se encontró un adenoma único en 126/151 (83.4%) pacientes (realizándose una paratiroidectomia selectiva sin PTH intraoperatoria) y enfermedad multiglandular en 22 (14.5%), siendo negativo tan solo en dos casos. Hubo 4/126 (3.3%) pacientes con adenoma único en los que falló la cirugía (paratiroides resecada normal en 3 casos e hiperplásica en 1). En 14/22 pacientes con doble adenoma se realizó una exploración bilateral limitada sin PTHio. En 8/22 pacientes con más de dos glándulas afectas en el PET/CT preoperatorio se realizó una exploración bilateral clásica sin PTHio. La cirugía no fue curativa en 2/22 (9.1%) pacientes con enfermedad multiglandular. En los dos casos con PET/CT negativo se realizó una exploración bilateral sin PTHio y la cirugía falló en 1 caso. Los autores creen que en el HPTP, la localización preoperatoria con PET/CT es fiable y que en pacientes con una adenoma único, se puede realizar una paratiroidectomía selectiva sin PTHio de forma segura.       

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27776943

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.ejso.2016.09.016

 

Applewhite, M. K., M. G. White, J. Tseng, M. K. Mohammed, F. Mercier, E. L. Kaplan, P. Angelos, T. Vokes and R. H. Grogan (2017). "Normohormonal primary hyperparathyroidism is a distinct form of primary hyperparathyroidism." Surgery 161(1): 62-69.

Estudio con 516 pacientes consecutivos operados de HPTP, en el que se comparan los resultados entre aquellos con HPTP clásico (con calcio y PTH elevadas) y otros con HPTP normohormonal (calcio elevado con PTH normal). En el grupo de HPTP normohormonal hubo 116 (22.5%) pacientes y tanto la PTH media como el calcio medio fueron menores que en el grupo de HPTP clásico (62.1 pg/mL +/- 10.1 y 10.6 mg/dL +/- 0.63 vs 142 +/- 89.0pg/mL y 11.0 +/- 0.88; ambas P < .01). La nefrolitiasis fue más frecuente en el grupo del HPTP normohormonal, así como la enfermedad multiglandular 23 (19.8%) vs 44 (11%; P = .04). En el grupo de HPTP normohormonal también se observó que era menos frecuente que hubiese estudios de imagen concordantes en el preoperatorio (73.2% vs 87.1%; P < .01), que el peso de la glándula era menor (531.8 mg +/- 680.0 vs 1,039.6 mg +/- 1,237.3; P < .01) y que los niveles de PTH a las dos semanas eran menores (32.5 pg/mL +/- 18.95 vs 41.0 pg/mL +/- 27.8; P = .01). No hubo diferencias en cuanto a la tasa de hipoparatiroidismo a las dos semanas de la cirugía (PTH < 15 pg/mL; P = .93). Los autores concluyen que el HPTP normohormonal representa un 22.5% de sus casos de HPTP (más de lo publicado previamente) y que se trataría de otra enfermedad diferente al HPTP en cuanto a presentación, localización preoperatoria y hallazgos operatorios. Habría más casos de hyperplasia y las glándulas pesarían menos, por lo que resulta un reto saber la cantidad de tejido a resecar. Serían necesarios estudios a largo plazo para conocer el tratamiento quirúrgico óptimo.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27866715

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.03.038

 

Boone, D., D. Politz, J. Lopez, J. Mitchell, K. Parrack and J. Norman (2017). "Concentration of serum calcium is not correlated with symptoms or severity of primary hyperparathyroidism: An examination of 20,081 consecutive adults." Surgery 161(1): 98-106.

Revisión retrospectiva de una base prospectiva de 20,081 pacientes operados por HPTP y divididos en dos grupos según tuvieran el calcio preoperatorio de 10-11 mg/dL (n=10,430, 51.9%) o >11 mg/dL (n=9,651, 48.1%). Se compararon los síntomas asociados al HPTP (objetivos y subjetivos) y no se encontraron diferencias significativas entre los dos grupos, incluyendo fatiga (72% en ambos grupos), acidez (37% vs 34%), dolor óseo (50% vs 48%), alteraciones del sueño (68% vs 65%), osteoporosis (40% en ambos grupos), nefrolitiasis (21% vs 22%), insuficiencia renal crónica con tasa de filtración glomerular <60 (29% vs 32%) e HTA (50% vs 53%). Los autores concluyen que no hay evidencia de que esté relacionada la severidad de los síntomas con una calcemia mayor a 11 mg/dL.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27863777

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.09.012

 

La, J., T. S. Wang, A. Y. Hammad, L. Burgardt, K. Doffek, A. A. Carr, J. L. Shaker, T. B. Carroll, D. B. Evans and T. W. Yen (2017). "Parathyroidectomy for primary hyperparathyroidism improves sleep quality: A prospective study." Surgery 161(1): 25-34.

Estudio con 110 pacientes intervenidos por HPTP y 45 pacientes de grupo control con tiroidectomía por patología benigna. En todos ellos, se calculó el índice de calidad del sueño de Pittsburgh al mes y a los 6 meses de la cirugía. Se consideró sueño “de mala calidad” cuando el índice fue >5 y hubo una mejoría relevante clinicamente cuando el índice descendió 3 puntos tras la cirugía. Preoperatoriamente, los pacientes con patología paratiroidea dormían peor que aquellos con patología tiroidea (índice medio 8.1 vs 5.3; P < .001) encontrándose mayor porcentaje de pacientes con sueño de mala calidad (69% vs 51%, P = .03).  Después de la cirugía, se encontró un mayor porcentaje de pacientes con mejoría de la calidad del sueño en el grupo de cirugia paratiroidea al mes (37% vs 10%; P < .001) y a los 6 meses (40% vs 17%; P = .01) en relación con el grupo de cirugía tiroidea. Los autores concluyen que más de 2/3 de los pacientes con HPTP tenían sueño de mala calidad antes de la cirugía y después de la paratiroidectomia, más de 1/3 mejoraron ya en el primer mes.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27865592

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.05.047

 

Lim, J. Y., M. C. Herman, L. Bubis, I. Epelboym, J. D. Allendorf, J. A. Chabot, J. A. Lee and J. H. Kuo (2017). "Differences in single gland and multigland disease are seen in low biochemical profile primary hyperparathyroidism." Surgery 161(1): 70-77.

Estudio retrospectivo de cohortes que incluye 573 pacientes operados entre 2006 y 2012 en un solo centro. Se hicieron 3 grupos: 405 pacientes con HPTP clásico, 96 con HPTP normohormonal y 72 con HPTP normocalcémico. El HPTP normocalcémico se asoció con una mayor proporción de enfermedad multiglandular, en comparación con el HPTP normohormonal y el HPTP clásico (45% vs 10% vs 36.9%, P < .001). En la regresion logística, los predictores significativos de enfermedad multiglandular fueron el subtipo normocalcémico y la historia familiar positiva. La tasa de normalizacion bioquímica al año de la cirugía fue >98% en los tres grupos. Los autores concluyen que el HPTP normocalcémico se asocia a una alta incidencia de enfermedad multiglandular y que se consiguen excelentes resultados con la cirugía en los tres grupos.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27847113

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.08.054

 

Trinh, G., S. I. Noureldine, J. O. Russell, N. Agrawal, M. Lopez, J. D. Prescott, M. A. Zeiger and R. P. Tufano (2017). "Characterizing the operative findings and utility of intraoperative parathyroid hormone (IOPTH) monitoring in patients with normal baseline IOPTH and normohormonal primary hyperparathyroidism." Surgery 161(1): 78-86.

En este estudio retrospectivo, se intenta determinar la utilidad de la PTH intraoperatoria en los pacientes con HPTP normohormonal. Del total de pacientes operados por HPTP en ese centro, se encontraron 317 (17%) con la PTH normal y 1,544 (83%) con un HPTP clásico. El descenso de PTH en quirófano fue más lento cuando la PTH basal fue normal que cuando se trataba de un HPTP clásico, si bien no hubo diferencias significativas (P < .254). Un descenso mayor al 50% predijo la curación en el 98.7% de los casos normohormonales y el 98.8% de los clásicos (P = .810). Sin embargo, se observó que cuando la PTH basal era normal, cuanto más tiempo se tardaba en lograr el 50% de descenso de PTHio, menor era la tasa de curación y que esto no ocurría en los casos de HPTP clásico.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27863787

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.10.001

 

Wu, S., S. S. Hwang and P. I. Haigh (2017). "Influence of a negative sestamibi scan on the decision for parathyroid operation by the endocrinologist and surgeon." Surgery161(1): 35-43.

Estudio que incluye todos los pacientes diagnosticados de HPTP en un área de salud en un periodo de dos años. Fueron en total 539 pacientes y de los 452 que fueron valorados por un endocrino, 260 tenían un sestamibi (120 negativo y 140 positivo). Se enviaron 201 a cirugía (77%) y se vio que el que tuvieran un sestamibi negativo fue un factor independiente asociado a la no derivación al cirujano (teniendo en cuenta la presencia de síntomas, edad, riesgo anestésico, calcemia, PTH, tasa de filtracion glomerular y densidad ósea (OR = 0.36; IC 95% 0.18-0.73). Los cirujanos valoraron también 54 pacientes derivados de otras especialidades médicas a los que se les completó el estudio con un sestamibi. Los cirujanos recomendaron cirugia en 236/255 pacientes y el sestamibi negativo fue un factor independiente asociado con la no recomendación de cirugía (OR=0.32; IC 95% 0.11-0.91). Finalmente se operaron 211/255 pacientes y la tasa de curacion fue del 98%, sin encontrarse diferencias entre aquellos que tenían el sestamibi positivo o negativo. Parece, por tanto, que cuando hay un sestamibi negativo, los endocrinos derivan menos a los pacientes a cirugía y los cirujanos también recomiendan menos la cirugía, a pesar de que los resultados de la intervención son excelentes cuando se realiza.       

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27842909

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.05.048

 

Cirugía suprarrenales

Randle, R. W., C. J. Balentine, S. C. Pitt, D. F. Schneider and R. S. Sippel (2017). "Selective Versus Non-selective alpha-Blockade Prior to Laparoscopic Adrenalectomy for Pheochromocytoma." Ann Surg Oncol 24(1): 244-250.

El estudio es retrospectivo e incluye 52 pacientes tratados por feocromocitoma entre 2001 y 2015 mediante una adrenalectomía laparoscópica. Se administró doxazosina (alfabloqueante selectivo) en 18 (35%) de los pacientes y fenoxibenzamina (alfabloqueante no selectivo) en 34 (65%) pacientes. En los pacientes con doxazosina, se registró en más ocasiones, una tension arterial sistólica < 80 que en los pacientes con fenoxibenzamina (67% vs 35%, p = 0.03), aunque no hubo diferencias estadísticamente significativas en la hemodinámica intraoperatoria entre ambos grupos de pacientes (p=0.09). En la recu o la UCI durante el postoperatorio, sin embargo, si que se observó que los pacientes con doxazosina requirieron una perfusion mayor de vasopresores (p=0.02). La estancia media y la tasa de complicaciones fueron similares. Los autores concluyen que la adrenalectomía laparoscópica por feocromocitoma es segura, independientemente del alfabloqueante usado, aunque aquellos con un bloqueante selectivo tienen una mayor incidencia de hipotensión transitoria durante la cirugía y una mayor necesidad de apoyo postoperatorio. Estas diferencias no hacen que la morbilidad o la estancia media sean mayores.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27561909

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5514-7

 

Gruber, L. M., D. Erickson, D. Babovic-Vuksanovic, G. B. Thompson, W. F. Young, Jr. and I. Bancos (2017). "Pheochromocytoma and paraganglioma in patients with neurofibromatosis type 1." Clin Endocrinol (Oxf) 86(1): 141-149.

Los pacientes con neurofibromatosis tipo 1 (NF 1) tienen un riesgo aumentado de desarrollar feocromocitomas o paragangliomas (2.9% en este estudio retrospectivo). Se encontraron 41 pacientes con NF1 y feocromocitoma ó paraganglioma operados en este centro entre 1959 y 2015 (23 varones y 18 mujeres). La edad media al diagnóstico fue de 41 años (14-67) y el tamaño medio de la lesion fue de 3.4 cms (0.8-9.5). El feocromocitoma fue bilateral en 7 pacientes (17%), todos ellos mujeres. Se registraron metástasis o recurrencia de la enfermedad en 3 casos (7.3%). En los últimos 25 años, el feocromocitoma o el paraganglioma fueron diagnosticados de forma incidental en 11 casos (31%) en pruebas de imagen y solo en 3 casos (7.3%) se detectó por alteraciones analíticas. Los autores recomiendan que a los pacientes con NF1 se les realice una analítica cada 3 años a partir de los 10-14 años para descartar feocromocitoma y paraganglioma.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27460956

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/cen.13163

 

Fukumoto, K., A. Miyajima, S. Hattori, K. Matsumoto, T. Abe, I. Kurihara, M. Jinzaki, E. Kikuchi and M. Oya (2017). "The learning curve of laparoendoscopic single-site adrenalectomy: an analysis of over 100 cases." Surg Endosc 31(1): 170-177.

En este trabajo se analizan los resultados de la adrenalectomia por laparoendoscopia con puerto único (LESS-A) en 103 pacientes operados entre 2009 y 2015. La curva de aprendizaje se estabilizó a los 30 casos. Se compararon los resultados entre el grupo de los primeros 29 pacientes (A) y el resto (B). el porcentaje de mujeres y de cirugía abdominal previa fue mayor en el grupo A (p=0.022 y p= 0.001 respectivamente). En el grupo A, el tiempo medio de neumoperitoneo fue mayor que en el grupo B (92 +/- 35 min vs 55 +/- 18 min, p < 0.001). En el estudio multivariante, el tamaño del tumor y la razón entre el área de grasa visceral y área total de grasa se asociaron a un mayor tiempo de neumoperitoneo (p = 0.029 y 0.029, OR 20.83 y 20.83, respectivamente). Los autores recomiendan tener en cuenta estos dos factores en cada caso antes de escoger esta técnica.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27194254

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00464-016-4950-6

 

Raffaelli, M., C. De Crea, G. D'Amato, P. Gallucci, C. P. Lombardi and R. Bellantone (2017). "Outcome of adrenalectomy for subclinical hypercortisolism and Cushing syndrome." Surgery 161(1): 264-271.

Se compararon los resultados obtenidos con la cirugía en 29 pacientes con hipercortisolismo subclínico (HS) y 50 pacientes con síndrome de Cushing (SC). No hubo diferencias en cuanto a tamaño de la lesión, tiempo quirúrgico o estancia hospitalaria entre ambos grupos. Se registraron complicaciones en 2/29 casos con HS y 3/50 con SC (p=0.87). Todos los pacientes requirieron glucocorticoides en el postoperatorio, que fue suspendido en los primeros 6 meses en 28/29 de los casos con HC y en 3/50 de los pacientes con SC (p<0.005). El control a largo plazo de la tensión arterial y la glucemia mejoró en los pacientes con estas alteraciones y no se encontraron diferencias entre los dos grupos.  El hipercortisolismo se curó en todos los casos. Los autores concluyen que la evolución tras la cirugía y de los trastornos metabólicos a largo plazo es similar en el HS y el SC. Sería importante advertir de la necesidad de tratamiento sustitutivo con corticoids en los pacientes con HS, si bien es más frecuente la insuficiencia adrenal prolongada en los pacientes con SC.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27865591

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.07.042

 

Cirugía tumores neuroendocrinos

Daskalakis, K., A. Karakatsanis, P. Stalberg, O. Norlen and P. Hellman (2017). "Clinical signs of fibrosis in small intestinal neuroendocrine tumours." Br J Surg 104(1): 69-75.

La serotonina y otras citoquinas producidas por tumores neuroendocrinos intestinales, pueden inducir fibrosis, afectación cardiaca y reacciones fibróticas abdominales. Este es un estudio retrospectivo de cohortes con 824 pacientes diagnosticados de tumor neuroendocrino intestinal entre 1985 y 2015. Hubo clínica de fibrosis abdominal en 36 pacientes, 20 de ellos con síntomas graves de fibrosis mesentérica central que causó obstrucción de vasos y 16 con una fibrosis retroperitoneal que causó uropatía con hidronefrosis. La fibrosis extensa con obstrucción de vasos o uropatía obstructiva fue más frecuente en pacientes con tumores sintomáticos y enfermedad avanzada con ganglios afectos en la raíz del mesenterio, para-aórticos, metástasis hepaticas o carcinomatosis peritoneal. Se pudieron realizar gestos paliativos (stent en la mesentérica superior, resección de metástasis centrales en mesenterio y/o nefrostomías percutáneas o doble J que fueron beneficiosos en la mayoría de los pacientes. Los autores recuerdan estos síntomas asociados a la fibrosis de la enfermedad avanzada y creen que si se reconocen pronto, se pueden realizar intervenciones mínimamente invasivas efectivas con intención paliativa.   

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27861745

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/bjs.10333

 

Ulla Rocha, J. L., A. Salgado, R. Sardina Ferreiro, P. Fernandez Catalina and E. Gallardo (2017). "Neuroendocrine Gastroenteropancreatic Tumors: Where Are We?" Surg Laparosc Endosc Percutan Tech 27(1): 36-41.

Estudio realizado en nuestro país, con 93 pacientes con tumores neuroendocrinos. La prevalencia fue de 4.42 casos/100.000 habitantes por año. El seguimiento medio fue de 44 meses y la supervivencia a 5 años fue del 65.3%. La supervivencia libre de progresion de los 41 pacientes seguidos durante al menos 60 meses, fue del 75.6%. La supervivencia de los pacientes tratados endoscópicamente fue del 100%. Los autores concluyen que los tumores pancreáticos neuroendocrinos pueden ser manejados de forma conservadora en los pacientes de mayor edad, con pruebas de seguimiento y  análogos de la somatostatina. En el caso de tumores digestivos (estómago, duodeno, recto) que cumplan los criterios para resección endoscópica, ésta podría ser una técnica segura y fiable.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27977507

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1097/sle.0000000000000362

 

Partelli, S., R. Cirocchi, S. Crippa, L. Cardinali, V. Fendrich, D. K. Bartsch and M. Falconi (2017). "Systematic review of active surveillance versus surgical management of asymptomatic small non-functioning pancreatic neuroendocrine neoplasms." Br J Surg 104(1): 34-41.BACKGROUND:

Revisión sistemática en la que se escogen 5 estudios retrospectivos que incluyen un total de 540 pacientes. De ellos, 327 (60.6%) fueron manejados de forma conservadora y 213 (39.4%) fueron operados. Hubo criterios muy variables de inclusión para tratamiento conservador en cuanto al tamaño tumoral (2 cms en algunos casos, en otros cualquier tamaño). La media de seguimiento osciló entre 28 y 45 meses. Se observó crecimiento tumoral en 0-51% de los pacientes. Hubo 46 casos (14.1%) en los que tras un periodo de seguimiento, se realizó una resección pancreática, debida en la mayoría de los casos a un aumento de tamaño del tumor (19/46). No hubo fallecimientos atribuibles la enfermedad en el grupo de seguimiento en ninguno de los estudios incluidos. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27706803

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/bjs.10312

 

 


2016

Diciembre 2016

 

Los artículos escogidos para la alerta de diciembre de 2016 fueron los siguientes:

Cirugía tiroidea

 

Adam, M. A., S. Thomas, T. Hyslop, R. P. Scheri, S. A. Roman and J. A. Sosa (2016). "Exploring the Relationship Between Patient Age and Cancer-Specific Survival in Papillary Thyroid Cancer: Rethinking Current Staging Systems." J Clin Oncol 34(36): 4415-4420.

La edad del paciente es un factor pronóstico importante en cancer papilar de tiroides (CPT). Clásicamente se ha considerado que a partir de 45 años existe peor pronóstico. Los autores recogen 31802 pacientes del programa de vigilancia epidemiológica estadounidense (SEER) operados por CPT entre 1998 y 2012 y comparan las tasas de supervivencia a 10 años por intervalos de edad. Dicho análisis evidencia que el incremento de edad se asocia a un incremento en la mortalidad, de forma creciente pero sin detectarse un claro punto de corte. Estos nuevos datos deberían ser considerados a la hora de elaborar los futuros sistemas pronósticos.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27998233

 

Scharpf, J., M. Tuttle, R. Wong, D. Ridge, R. Smith, D. Hartl, R. Levine and G. Randolph (2016). "Comprehensive management of recurrent thyroid cancer: An American Head and Neck Society consensus statement: AHNS consensus statement." Head Neck 38(12): 1862-1869.

El presente documento de la Sociedad Americana de Cabeza y Cuello (AHNS) está enfocado al diagnóstico y manejo del cáncer de tiroides recidivado. El panel de expertos engloba a diferentes especialistas (cirujanos endocrinos, cirujanos de cabeza y cuello, endocrinólogos, oncólogos, etc). El resultado es un conjunto de recomendaciones sobre el proceso diagnostico y enfoque terapéutico, quirúrgico o no, que permiten diseñar la estrategia adecuada en cada caso.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27717219

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24513

 

Tomoda, C., K. Sugino, K. Matsuzu, T. Uruno, K. Ohkuwa, W. Kitagawa, M. Nagahama and K. Ito (2016). "Cervical Lymph Node Metastases After Thyroidectomy for Papillary Thyroid Carcinoma Usually Remain Stable for Years." Thyroid 26(12): 1706-1711.

Tras el tratamiento inicial, la recurrencia  ganglionar  (RG), detectada por ecografia (US), es un problema muy común. La mayoria de los pacientes con recidiva nodal tienen una supervivencia excelente y la observación con US cervicales seriados podría ser una alternativa de manejo razonable en pacientes seleccionados. El objetivo del estudio es documentar los cambios observados en las metastasis nodales tras el tratamiento inicial e identificar información útil para su manejo. Se trata de un estudio retrospectivo realizado en 83 pacientes con recidiva ganglionar por CPT a los que se les monitoriza en el tiempo con US. RESULTADOS: Tamaño medio ganglionar al inicio del estudio 1,3 cm (0,5-2,4 cm). Tras una media de seguimiento de 7,2 años, la media de crecimiento ganglionar fue de 1,4 mm por año (0-12 mm por año). La supervivencia específica a 10 y 15 años tras el diagnóstico de recidiva ganglionar fue de 84,7% y 72,6%. Tanto en el análisis univariante como en el multivariante, la edad avanzada y una tasa de crecimiento > 3mm/año fueron identificados como factores pronósticos adversos. CONCLUSIÓN: La mayor parte de las recidivas ganglionares permanecen estables durante largo periodo. Una tasa de crecimiento superior a 3 mm/año, puede relacionearse con un incremento en la mortalidad.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27616725

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0225

 

Chereau, N., X. Giudicelli, F. Pattou, J. C. Lifante, F. Triponez, E. Mirallie, P. Goudet, L. Brunaud, C. Tresallet, F. Tissier, L. Leenhardt, S. T. du Montcel and F. Menegaux (2016). "Diffuse Sclerosing Variant of Papillary Thyroid Carcinoma Is Associated With Aggressive Histopathological Features and a Poor Outcome: Results of a Large Multicentric Study." J Clin Endocrinol Metab 101(12): 4603-4610.

La variante esclerosante difusa (VED) es una forma infrecuente y agresiva de cancer papilar de tiroides (CPT). El estudio compara las características clínico-patológicas y el pronóstico de la VED con las del resto de variantes de CPT y con las variantes de alto riesgo de CPT. Se recogieron y revisaron datos relativos de 7 centros especializados en cirugía endocrina entre 2003 y 2014: 56 pacientes con VED, 2945 pacientes con CPT no VED y 48 pacientes con CPT de alto riesgo. Tras el análisis, el único factor significativo en el análisis multivariante fue la extension extranodal. La tasa de recurrencia libre de enfermedad (RLE) fue significativamente peor en pacientes con VED que en otras formas de CPT y similar a la de los pacientes con CPT de alto riesgo. CONCLUSIÓN: los pacientes con VED y los CPT de alto riesgo comparten la misma tasa de recurrencia, por tanto el seguimiento de la VED durante los primeros 5 años debe ser similar al de los pacientes con CPT de alto riesgo.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27626975

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1210/jc.2016-2341

 

Wendler, J., M. Kroiss, K. Gast, M. C. Kreissl, S. Allelein, U. Lichtenauer, R. Blaser, C. Spitzweg, M. Fassnacht, M. Schott, D. Fuhrer and V. Tiedje (2016). "Clinical presentation, treatment and outcome of anaplastic thyroid carcinoma: results of a multicenter study in Germany." Eur J Endocrinol 175(6): 521-529.

El carcinoma anaplásico tiroideo (CAT) es una enfermedad agresiva con pobre pronóstico para la que no existe una pauta de tratamiento estándar. El trabajo pretende describir las características clínicas, opciones de tratamiento actual y resultados terapéuticos en el CAT, así como identificar marcadores clínicos pronósticos. Para ello se realiza un estudio de cohortes retrospectivo realizado en cinco centros terciarios en Alemania entre 2000 y 2015 que reune a 100 pacientes. RESULTADOS: las tasas de supervivencia específica (OS) a 6 meses, 1 año y 5 años fueron de 37,28, y 5% respectivamente. Las tasas de OS a 6 meses por estadios fueron: 78, 54,18% para estadio IVA, B y C respectivamente. Se evidenciaron como factores asociados a pobre supervivencia: edad >70 años, resección incompleta y presencia de metástasis a distancia.  Se asociaron a supervivencia prolongada: cirugía radical, radioterapia externa (RDT) > 40 Gy y cualquier tipo de quimioterapia (QMT). CONCLUSION: la supervivencia global en CAT es todavía pobre. Deben considerarse factores relacionados con el paciente, la extension tumoral y las diversas opciones terapéuticas a la hora de diseñar el tratamiento.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27926471

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/eje-16-0574

 

Russell, J. O., K. Yan, B. Burkey and J. Scharpf (2016). "Nonthyroid Metastasis to the Thyroid Gland: Case Series and Review with Observations by Primary Pathology." Otolaryngol Head Neck Surg 155(6): 961-968.

Las metástasis tiroideas de tumores primarios no tiroideos pueden causar morbilidad importante (disfagia, disfonía u obstrucción de la vía aérea). Teniendo en cuenta el pronóstico general de la enfermedad metastásica, es fundamental encontrar el equilibrio adecuado entre la morbilidad generada por el crecimiento de la metástasis y la originada por el tratamiento de la misma. Se evalua una serie de metástasis tiroideas de origen no tiroideo con objeto de realizar recomendaciones en el manejo y tratamiento. Se revisan 818 pacientes con una metástasis tiroidea única pero sólo se dispone de información relativa a manejo y supervivencia de 384 pacientes. RESULTADOS: la entidad más frecuente fue el carcinoma de células renales (35,5%), seguidos del pulmón y tumores gastrointestinales. Se realizaron 34% tiroidectomía totales, 32,6% tiroidectomía subtotales/lobectomías. Manejo no quirúrgico en 33,5%. El manejo quirúrgico se asoció a mejoría en la suprevivencia (p< 0.01). La recidiva locorregional fue menos frecuente en pacientes tratados con tiroidectomía total frente a subtotal (4.8% vs 13%). La extensión del procedimiento no afectó a la supervivencia global.La presentación tardía de la metástasis tiroidea se asoció a mejor supervivencia (P = .01). CONCLUSIONES: las metástasis tiroideas de tumores no tiroideos son infrecuentes. El tratamiento quirúrgico de las mismas mejora la supervivencia pero es difícil anticipar la morbilidad del procedimiento, teniendo que decidirse de forma individualizada.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27329421

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1177/0194599816655783

 

Donovan, P. J., D. S. McLeod, R. Little and L. Gordon (2016). "Cost-utility analysis comparing radioactive iodine, anti-thyroid drugs and total thyroidectomy for primary treatment of Graves' disease." Eur J Endocrinol 175(6): 595-603.

El estudio pretende evaluar cual es el mejor tratamiento inicial [iodo radiactivo (RAI), drogas antitiroideas (ADT) o tiroidectomía total (TT)]  para la enfermedad de Graves en Inglaterra y Australia. Se analizan costes y aspectos relacionados con la calidad de vida. RESULTADOS:

RAI fue la terapia más barata tanto en Inglaterra como en Australia. En ambos países ADT fue una alternativa coste-efectividad adecuada frente a RAI. La terapia con iodo radiactivo fue superior a tiroidectomía total. CONCLUSION: la terapia con radioyodo es la alternativa inicial más barata para la enfermedad de Graves. En Inglaterra y Australia las drogas antitiroideas son una alternativa válida mientras que la cirugía es la menos rentable.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27634939

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/eje-16-0527

 

Rosario, P. W., G. F. Mourao, M. B. Nunes, M. S. Nunes and M. R. Calsolari (2016). "Noninvasive follicular thyroid neoplasm with papillary-like nuclear features." Endocr Relat Cancer 23(12): 893-897.

Recientemente se ha propuesto que algunos cánceres papilares de tiroides (CPT), no deberían ser denominados “cáncer” y deberían ser rebautizados como “Neoplasias foliculares tiroideas no invasivas con rasgos nucleares papilares-like” (NIFTP). Actualmente se dispone de poca información sobre esta entidad. El presente estudio pretende comunicar la frecuencia, aspectos ecográficos y citológicos así como la evolución a largo plazo de los NIFTP en el Hospital Santa Casa de Belo Horizonte, Brasil. Se trata de 129 pacientes con tumores > 1cm. Se realizaron 64 tiroidectomía totales y 65 lobectomías. Un 15% de los CPT>1 cm fueron NIFTP. Una gran parte presentaba características ecográficas de benignidad (32,5%) y citologicamente eran mayoritariamente indeterminados (62%). Tras un tiempo de seguimiento medio de 72 meses, no hubo casos de recidiva estructural ni elevación de los niveles de tiroglobulina.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27660403

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/erc-16-0379

 

Chang, E. H., W. Lutfi, J. Feinglass, A. E. Reiher, T. Moo-Young and M. K. Bhayani (2016). "National Trends in the Surgical Treatment of Non-advanced Medullary Thyroid Cancer (MTC): An Evaluation of Adherence with the 2009 American Thyroid Association Guidelines." World J Surg 40(12): 2930-2940.

El presente estudio pretende evaluar la adherencia de los cirujanos norteramericanos a las últimas guias de manejo y tratamiento del Carcinoma Medular de Tiroides (CMT) de la Asociación Americana de Tiroides (ATA) fueron publicadas en 2009. Se evaluaron 3693 pacientes operados entre 2004 y 2013. 60,3% tenían enfermedad localizada y 39,7% metastasis regionales. Se identificaron como factores relacionados con enfermedad mas avanzada al diagnostico (p<0,001):  edad avanzada, sexo femenino y la carencia de seguro médico. La mayor parte de los pacientes recibieron el tratamiento recomendado tras la publicación de las guías ATA 2009: 61,4% entre 2004 y 2008 frente al 66,8% entre 2009 y 2013. (p<0,01). Las factores asociados a menor posibilidad de recibir el tratamiento recomendado fueron: edad avanzada, raza afroamericana, enfermedad localizada al diagnostico, bajo nivel de ingresos y no ser tratado en un hospital académico. CONCLUSIONES: tras la publicación de las guías ATA de CMT en 2009 se observó un incremento en la tasa de adherencia a las recomendaciones terapéuticas, sobre todo en hospitales no académicos. Las estrategias de mejora deben ir encaminadas a fomentar la adherencia a las guías clínicas y a disminuir las discrepancias terapéuticas observadas en function de la clase socioeconomica.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27447700

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-016-3643-6

 

Martins-Costa, M. C., L. L. Cunha, S. C. Lindsey, C. P. Camacho, R. P. Dotto, G. K. Furuzawa, M. S. Sousa, T. S. Kasamatsu, I. S. Kunii, M. M. Martins, A. L. Machado, J. R. Martins, M. R. Dias-da-Silva and R. M. Maciel (2016). "M918V RET mutation causes familial medullary thyroid carcinoma: study of 8 affected kindreds." Endocr Relat Cancer 23(12): 909-920.

El presente estudio describe una nueva variante de mutación en el Síndrome de MEN tipo 2B (MEN 2B): M918V RET.

Se identifican inicialmente 8 casos de CMT aparentemente esporádicos que presentan la mutación M918V. El estudio de sus familiares generó 42 pacientes mas. Se realizaron 20 tiroidectomías, presentando todos CMT/Hiperplasia de células C. El resto están en seguimiento. Ninguno de los portadores de M918V presentan el fenotipo clásico MEN 2B. El rango de edades al diagnóstico varió desde los 24 hasta los 59 años. Se evidenció afectación linfoganglionar en 12/20 pacientes y probable afectación a distancia en 2/20. Este es el primer estudio pormenorizado en la mutación M918V de RET y se sugiere que ésta sea clinicamente considerada como riesgo moderado según la estratificación de riesgo de la Asociación Americana de Tiroides (ATA)

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27807060

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/erc-16-0141

 

Lee, J. C., D. Breen, A. Scott, S. Grodski, M. Yeung, W. Johnson and J. Serpell (2016). "Quantitative study of voice dysfunction after thyroidectomy." Surgery 160(6): 1576-1581.Hasta un 80% de los pacientes refieren cambios en la voz tras cirugía tiroidea aún en ausencia de lesión recurrencial. El presente estudio pretende cuantificar los cambios en la voz tras el procedimiento tiroideo, correlacionar los cambios en la voz con la extensión del procedimiento y correlacionar los cambios en la voz con la inflamación intraoperatoria del nervio recurrente. El estudio realiza una recogida prospectiva de datos en pacientes sometidos a hemitiroidectomia y tiroidectomía total durante 12 meses. La evaluación de la calidad de la voz se realiza con una escala subjetiva y con una objetiva antes y después de la cirugía. Se realizó medida intraoperatoria del diámetro del nervio al principio y al final de la lobectomía empleando un calibrador de Vernier. Se incluyeron 62 pacientes en el estudio. De forma global, tras la cirugía, se objetivó deterioro de la calidad de la voz de forma subjetiva y objetiva. Tanto los pacientes sometidos a tiroidectomía como a hemitiroidectomía refirieron deterioro significativo de la voz. Sin embargo, en el análisis objetivo, sólo los pacientes con tiroidectomía total mostraron deterioro significativo. A los 6-12 ambos test regresaron a los valores preoperatorios. La medición intraoperatoria del diámetro del nervio se incrementó un 0,58+/- 0.05 mm. En los pacientes con hemitiroidectomia el grado de inflamación del nervio se correlacionó con el grado de deterioro objetivo, de forma que a mayor incremento de diámetro del nervio, peor puntuación en el test objetivo. Este hecho no se observó en los pacientes con tiroidectomía total. Los autores concluyen que la calidad de la voz queda deteriorada tras la cirugía tiroidea independientemente de la indemnidad del nervio recurrente. El grado de deterioro se correlaciona con la extensión de la intervención y puede estar relacionado con el grado de inflamación del nervio. Generalmente, estos trastornos se solventan espontáneamente.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27596752

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.07.015

 

Lombardi, C. P., G. Carnassale, G. Damiani, A. Acampora, M. Raffaelli, C. De Crea and R. Bellantone (2016). "The final countdown": Is intraoperative, intermittent neuromonitoring really useful in preventing permanent nerve palsy? Evidence from a meta-analysis." Surgery 160(6): 1693-1706.

El presente estudio pretende evaluar el impacto de la neuromonitorización intraoperatoria (IONM) intermitente frente sólo a visualización  en la prevención de la parálisis recurrencial permanente. Se realiza una revisión sistemática de la literatura y se incluyen trabajos con y sin randomización: Total 14 artículos (10 no randomizados y 4 randomizados). El trabajo concluye que el empleo de IONM no reduce la tasa de lesión recurrencial permanente y no ofrece un beneficio adicional a sólo visualización por tanto no debe ser recomendado como un estándar en la práctica clínica.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27566947

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.06.049

 

Anuwong, A., M. Lavazza, H. Y. Kim, C. W. Wu, S. Rausei, V. Pappalardo, C. C. Ferrari, D. Inversini, A. Leotta, A. Biondi, F. Y. Chiang and G. Dionigi (2016). "Recurrent laryngeal nerve management in thyroid surgery: consequences of routine visualization, application of intermittent, standardized and continuous nerve monitoring." Updates Surg 68(4): 331-341.

El objetivo del estudio es comparar los resultados obtenidos al aplicar cuatro protocolos en la prevención de lesión recurrencial (NLR): sólo visualización (RV), neuromonitorización intermitente no estandarizada (I-IONM), neuromonitorización intermitente estandarizada (S-IONM) y monitorización continua(C-IONM). La visualización aislada incluye 698 NLR. 777 NLR se manejaron con IONM intermitente no estandarizada. IONM estandarizada se aplicó a 768 NLR y finalmente IONM continua desde vago se aplicó a 626 nervios. Se analizaron y compararon los siguientes parámetros: Tasa de identificación de NLR, detección de nervios bifurcados, detección de NLR no recurrentes, diagnóstico intraoperatorio de la lesión, tasa de tiroidectomías en dos tiempos, lesiones transitorias o definitivas, parálisis recurrencial bilateral y tiempo de recuperación. El empleo de técnica estandarizada, la adherencia a las guías y el empleo de monitorización continua permitió: incrementar la tasa de identificación nerviosa, reducir la severidad de las lesiones (evitar lesiones bilaterales, recuperación más rápida y menor tasa de parálisis definitiva), incremento de la tasa de detección de nervios bifurcados y de nervios recurrentes no recurrentes, reconocimiento precoz del estrés del NLR e Indicación de tiroidectomía en dos tiempos.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27651334

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s13304-016-0393-9

 

Yoshioka, K., A. Miyauchi, M. Fukushima, K. Kobayashi, M. Kihara and A. Miya (2016). "Surgical Methods and Experiences of Surgeons did not Significantly Affect the Recovery in Phonation Following Reconstruction of the Recurrent Laryngeal Nerve." World J Surg 40(12): 2948-2955.

Tras un artículo previo en el que os autores habían comunicado recuperación fonatoria en 88 pacientes, en este trabajo presentan su experiencia en una serie más larga y se analizan los factores que podrían influir en la recuperación. En el Hospital de Kuma se intervinieron 449 pacientes (354 mujeres y 95 hombres) a los que se le reconstruyó NLR bien con anastomosis directa o anastomosis ansa cervicalis a NLR o injerto libre o anastomosis NLR-Vago. Se utilizaron como controles, 40 pacientes con resección del NLR sin reconstrucción y 1257 pacientes normales. Se realizó medida del tiempo máximo de fonación (TMF) y la tasa media de flujo aéreo durante la fonación (TFA) al año de la cirugía. Tras el análisis de los datos los autores concluyen que aproximadamente un 90% de los pacientes que precisan reconstrucción del NRL, alcanzan recuperación tras la reconstrucción. La recuperación es independiente del sexo, edad, parálisis preoperatoria, método de reconstrucción, sitio de la anastomosis distal, empleo de lupas, grosor de la sutura o experiencia del cirujano. Realizar la reconstrucción durante la cirugía tiroidea es esencial siempre que se reseca el NLR.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27431320

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-016-3634-7

 

Cirugía paratiroides

 

Applewhite, M. K., M. G. White, M. Xiong, J. D. Pasternak, L. Abdulrasool, L. Ogawa, I. Suh, J. E. Gosnell, E. L. Kaplan, Q. Y. Duh, P. Angelos, W. T. Shen and R. H. Grogan (2016). "Incidence, Risk Factors, and Clinical Outcomes of Incidental Parathyroidectomy During Thyroid Surgery." Ann Surg Oncol 23(13): 4310-4315.

Trabajo que pretende estudiar la incidencia, factores de riesgo e impacto de la paratiroidectomía incidental (PI) durante la cirugía del tiroides. Se realiza un estudio de cohortes retrospectivo de 1767 tiroidectomías realizadas entre 1995 y 2014 en dos centros universitarios. Se revisan los informes de anatomía patológica para evaluar el número de paratiroides resecadas de forma inadvertida. Los autores evidencian los siguientes resultados y conclusiones: PI ocurrió en 286 tiroidectomías (16,2%).53 (19.2%) de las PIs eran intratiroideas. Los factores de riesgo identificados fueron: Cirugía oncológica, linfadenectomía y metástasis linfoganglionares. En aquellos pacientes con PI fue mas frecuente encontrar hipocalcemia postoperatoria, bioquímica y sintomática que en los controles.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27541813

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5439-1

 

Keutgen, X. M., N. Nilubol, S. Agarwal, J. Welch, C. Cochran, S. J. Marx, L. S. Weinstein, W. F. Simonds and E. Kebebew (2016). "Reoperative Surgery in Patients with Multiple Endocrine Neoplasia Type 1 Associated Primary Hyperparathyroidism." Ann Surg Oncol 23(Suppl 5): 701-707.

El hiperparatiroidismo persistente/recurrente es un fenómeno frecuente en el seno del Sindrome de MEN tipo 1 (MEN1). Los autores pretenden evaluar la utilidad de la PTH intraoperatoria (PTHio) y los estudios de localización preoperatorios en función de los resultados obtenidos en pacientes con reintervención por hiperparatiroidismo (HPT) por MEN1.

Se estudio una muestra de 30 pacientes con HPT persistente o recurrente, asociado a MEN1, identificados en una búsqueda retrospectiva. El resultado de la cirugía (curación, persistencia, recurrencia) se define por los niveles postoperatorios de Calcio y PTH en la última visita de seguimiento. Los 30 pacientes fueron sometidos a 69 cirugías y 4 pacientes (13%) continuaron con hiperparatirodismo. Tras el análisis de los datos los autores concluyen que aunque los estudios de localización preoperatorios son muy útiles como elemento de guía en la reintervenciones por HPT persistente/recurrente en MEN1, es posible encontrar, adicionalmente, glándulas aumentadas no detectadas preoperatoriamente. Por este motivo la determinación de PTHio debe emplearse sistemáticamente. Debe también considerarse la criopreservación rutinaria de tejido. Por último, los pacientes con manifestaciones pancreáticas pueden presentar recurrencia más temprana o mayor persistencia.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27464610

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5467-x

 

Kluijfhout, W. P., T. Beninato, F. T. Drake, M. R. Vriens, J. Gosnell, W. T. Shen, I. Suh, C. Liu and Q. Y. Duh (2016). "Unilateral Clearance for Primary Hyperparathyroidism in Selected Patients with Multiple Endocrine Neoplasia Type 1." World J Surg 40(12): 2964-2969.

En el contexto del hiperparatiroidismo primario (HPP) en el Síndrome de MEN tipo1 (MEN1), las guías clínicas recomiendan paratiroidectomía subtotal (PST) o total con autotransplante dada la alta prevalencia de enfermedad multiglandular. Ambos procedimientos conllevan un elevado riesgo de hipoparatiroidismo. El incremento en la precisión de las pruebas de localización, así como el empleo de PTH intraoperatoria (PTHio) podría permitir la realización de un procedimiento inicial más económico (Paratiroidectomía unilateral: Dos glándulas y timectomia homolateral) en pacientes seleccionados con HPP y síndrome de MEN1

METODOS: Estudio de cohortes retrospectivo que incluye 24 pacientes con HPP en síndrome de MEN1 a los que se les realizó PST o paratiroidectomía unilateral como cirugía inicial entre 1995 y 2015. Se ofreció paratiroidectomía unilateral a pacientes con ecografía y sestamibi concordantes en los que se evidenciaba una sola glándula aumentada. En ambos grupos se comparó la tasa de hiperparatiroidismo persistente/recurrente y la tasa de hipoparatirodismo.

RESULTADOS: A 8 pacientes se les realizó paratiroidectomía unilateral y a 16 PST. Un paciente de cada grupo experimentó persistencia. Un paciente del grupo de paratiroidectomía unilateral (13%) y cinco (31%) del grupo de PST recurrieron tras una media de seguimiento de 47 y 68 meses. 16 pacientes del grupo de PST sufrieron hipoparatirodismo permanente, no observándose en el grupo de unilateral. CONCLUSIONES: En aquellos pacientes con HPP y MEN1 en los que las pruebas de imagen son concordantes es posible ofrecerles paratiroidectomía unilateral como alternativa a la PST. En pacientes seleccionados, la paratiroidectomía unilateral puede conseguir resultados similares a la PST eliminando el riesgo de hipoparatiroidismo y facilitando las reintervenciones futuras.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27402205

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-016-3624-9

 

Cirugía suprarrenales

 

Bancos, I., F. Alahdab, R. K. Crowley, V. Chortis, D. A. Delivanis, D. Erickson, N. Natt, M. Terzolo, W. Arlt, W. F. Young, Jr. and M. H. Murad (2016). "THERAPY OF ENDOCRINE DISEASE: Improvement of cardiovascular risk factors after adrenalectomy in patients with adrenal tumors and subclinical Cushing's syndrome: a systematic review and meta-analysis." Eur J Endocrinol 175(6): R283-r295.

Los  beneficios esperados en los factores de riesgo cardiovascular tras adrenalectomía el síndrome de Cushing subclínico (SCS) están poco claros. El presente trabajo, enfocado como revisión sistemática y meta análisis pretende: determinar el efecto de la adrenalectomía en los factores de riesgo cardiovascular en el SCS comparando con manejo conservador, determinar el efecto de la adrenalectomía en los factores de riesgo cardiovascular en el SCS comparando con tumores adrenales no funcionantes (NF). Se realiza una búsqueda sistemática reuniéndose finalmente 584 pacientes con SCS y 457 con tumores NF. Los pacientes con SCS adrenalectomizados presentaron una mejoría global en los factores de riesgo cardiovascular (hipertensión, diabetes mellitus, obesidad y dislipemia) tras adrenalectomía. Sólo se observó mejoría con respecto a tratamiento conservador en Hipertensión y diabetes mellitus. Los pacientes con tumores NF presentaron mejoría en hipertensión. CONCLUSIÓN: Existe evidencia de moderada-baja calidad que sugiere mejoría en los factores de riesgo cardiovascular tras adrenalectomía en los pacientes con SCS, tanto de forma global, como comparada con manejo conservador.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27450696

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/eje-16-0465

 

Biteman, B. R., J. A. Randall and F. Brody (2016). "Laparoscopic bilateral cortical-sparing adrenalectomy for pheochromocytoma." Surg Endosc 30(12): 5622-5623.

Los autores presentan un interesante vídeo con detalles técnicos sobre la realización de una adrenalectomía bilateral con preservación cortical en una mujer de 40 años diagnosticada de sendos feocromocitomas (derecho de 3,9 cm e izquierdo de 2,7 cm). Los autores sugieren que éste es el procedimiento más adecuado en pacientes seleccionados en los que, de otra manera, se necesitaría terapia sustitutiva de por vía. Finalmente remarca la necesidad de realizar un intenso seguimiento para identificar precozmente la recidiva.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27177950

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00464-016-4919-5

 

Cirugía tumores neuroendocrinos

 

Busquets, J., E. Ramirez-Maldonado, T. Serrano, N. Pelaez, L. Secanella, S. Ruiz-Osuna, E. Ramos, L. Llado and J. Fabregat (2016). "Surgical treatment of non-functioning pancreatic neuroendocrine tumours based on three clinical scenarios." Cir Esp 94(10): 578-587.

El tratamiento de los tumores neuroendocrinos pancreáticos no funcionantes (TNEPNF) es la resección en caso de enfermedad localizada o metástasis hepáticas resecables. Existe controversia en metástasis hepáticas irresecables. Los autores analizan los datos de 63 pacientes en 3 escenarios diferentes: A, resección pancreática (44 pacientes); B, resección pancreática y hepática por metástasis hepáticas sincrónicas (12 pacientes), y C, resección pancreática en presencia de metástasis hepáticas irresecables (6 pacientes). Se estudiaron factores pronósticos de supervivencia y recidiva. El estudio arroja las siguientes conclusiones: el tratamiento del TNEPNF sin enfermedad a distancia es la resección, las metástasis hepáticas resecables en los tumores bien diferenciados deben resecarse, la resección del tumor pancreático con metástasis hepáticas sincrónicas irresecables debe considerarse en TNEPNF bien diferenciados y el grado de clasificación de la OMS y la recidiva son factores de riesgo de mortalidad a largo plazo.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27863693

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.ciresp.2016.07.008

 

Liu, J. B. and M. S. Baker (2016). "Surgical Management of Pancreatic Neuroendocrine Tumors." Surg Clin North Am 96(6): 1447-1468.

Los tumores neuroendocrinos pancreáticos (PNETs) son un grupo raro y heterogéneo. Sin embargo hasta un 90% son no funcionantes y se diagnostican de forma incidental en el contexto de otras pruebas realizadas por síntomas abdominales inespecíficos. La cirugía continua siendo el pilar fundamental tanto en lesiones funcionantes como no funcionantes. Sin embargo, dada su particular naturaleza, la estrategia terapéutica puede ser compleja. En general se recomienda resección si la combinación del riesgo quirúrgico del paciente y la morbi-mortalidad esperada del procedimiento es adecuada.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27865287

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.suc.2016.07.002

Noviembre 2016

 

A continuación os resumimos los artículos escogidos del mes de noviembre de 2016:

Cirugía tiroidea

Karatzas, T., I. Vasileiadis, E. Zapanti, G. Charitoudis, E. Karakostas and G. Boutzios (2016). "Thyroglobulin antibodies as a potential predictive marker of papillary thyroid carcinoma in patients with indeterminate cytology." Am J Surg 212(5): 946-952.

Los autores investigan en este estudio retrospectivo la eficacia de los anticuerpos anti-tiroglobulina (TgAb) como marcador de malignidad en nódulos tiroideos con citología indeterminada y se evaluó la posible asociación entre TgAb y autoinmunidad con la presencia de carcinoma papilar de tiroides (PTC). Encuentran que la multifocalidad (p = 0,002), la bilateralidad (p = 0,003), la metástasis ganglionar (P = 0,030) y la infiltración capsular (P = 0,003) se asociaron significativamente con TgAb positivos en pacientes con citología indeterminada en el análisis univariante, mientras que en el multivariante fueron factores predictivos independientes para el diagnóstico de CTP la positividad de TgAb (P <0,001) y los niveles de TSH preoperatorios (P = 0,022). Con estos resultados postulan que la determinación preoperatoria de TgAb podrían ser un marcador para PTC en pacientes con nódulos tiroideos con citología indeterminada facilitando un diagnóstico más preciso que ayudaría a decidir la extensión de la cirugía.

 

Selberherr, A., P. Riss, C. Scheuba and B. Niederle (2016). "Prophylactic "First-Step" Central Neck Dissection (Level 6) Does Not Increase Morbidity After (Total) Thyroidectomy." Ann Surg Oncol 23(12): 4016-4022.

Los autores estudian la tasa de complicaciones tras vaciamiento central profiláctico como primer paso antes de la tiroidectomía (FSCND). Para ello realizan un estudio prospectivo realizando esta técnica bilateral (Grupo 1) y unilateralmente (Grupo 2) y los comparan con un grupo control de tiroidectomía total. Las tasas de lesión recurrencial transitoria y permanente y de hipoparatiroidismo transitorio y permanente fueron similares, con una tasa de lesiones permanentes para la serie global del 1%. Los autores concluyen que el FSCND puede ser recomendado (incluso profilácticamente) para los cirujanos experimentados de alto volumen en pacientes con nódulos tiroideos sospechosos de malignidad.

 

Hong, J. H., H. S. Yi, S. Yi, H. W. Kim, J. Lee and K. S. Kim (2016). "Implications of oncocytic change in papillary thyroid cancer." Clin Endocrinol (Oxf) 85(5): 797-804.

Se investiga de forma retrospectiva la influencia de cambios oncocíticos en el pronóstico del carcinoma papilar de tiroides (PTC) no variante oncocítica. Los autores encontraron cambio oncocítico en el 45,8% (65/142) de los pacientes, sobre todo en pacientes obesos. Estos pacientes mostraron una mayor tasa de recidiva que los pacientes PTC sin cambio oncocítico (30,8% vs 11,7%, respectivamente, P = 0,005) y una supervivencia libre de enfermedad más corta con un seguimiento medio de 8,9 años.

Gonzalez-Sanchez-Migallon, E., B. Flores-Pastor, C. V. Perez-Guarinos, J. Miguel-Perello, A. Chaves-Benito, F. Illan-Gomez, A. Carrillo-Alcaraz and J. L. Aguayo-Albasini (2016). "Incidental versus non-incidental thyroid carcinoma: Clinical presentation, surgical management and prognosis." Endocrinol Nutr 63(9): 475-481.

En este estudio retrospectivo se comparan los cánceres tiroideos incidentales tras tiroidectomía (en el 12% de las tiroidectomías) con los clínicamente diagnosticados, haciendo un subgrupo con los pacientes con enfermedad de Graves. Encontraron que los carcinomas incidentales estaban en estadios anteriores y que la mortalidad y las recaídas fueron marcadamente mayores en los cánceres no incidentales (4,4 frente al 0% y 13,2% frente al 4,8%, respectivamente). No encontraron diferencias en los carcinomas que se desarrollaron en la enfermedad de Graves en términos de complicaciones, mortalidad o recaída después de la cirugía.

 

 

Cheng, O. T., A. Tamaki, R. P. Rezaee and C. A. Zender (2016). "Laryngotracheal reconstruction with a prefabricated fasciocutaneous free flap for recurrent papillary thyroid carcinoma." Head Neck 38(11): E2512-e2514.

Se describe un caso de reconstrucción de defectos laringotraqueales en dos tiempos mediante colgajo libre compuesto prefabricado.

Palermo, A., G. Mangiameli, G. Tabacco, F. Longo, C. Pedone, S. I. Briganti, D. Maggi, F. Vescini, A. Naciu, A. Lauria Pantano, N. Napoli, S. Angeletti, P. Pozzilli, P. Crucitti and S. Manfrini (2016). "PTH(1-34) for the Primary Prevention of Postthyroidectomy Hypocalcemia: The THYPOS Trial." J Clin Endocrinol Metab 101(11): 4039-4045.

Este es un ensayo abierto prospectivo de fase II aleatorizado para evaluar el uso de teriparatida sintética para prevenir la hipocalcemia postquirúrgica y acortar la hospitalización en sujetos con alto riesgo de hipocalcemia tras la cirugía tiroidea. Se incluyeron 26 sujetos con PTH intacta inferior a 10 pg / ml 4 horas después de la tiroidectomía. Al grupo de tratamiento se le administraron 20 mcg de teriparatida subcutánea cada 12 horas hasta el alta Intervención mientras que al grupo control se le hizo tratamiento estándar. Los pacientes que recibieron teriparatida tuvieron menos hipocalcemia (p = 0,006), estuvieron menos tiempo ingresados (p = 0,012) y pudieron suspender los suplementos de calcio antes que el grupo control (p = 0,04).

Lamade, W., M. Bechu, E. Lauzana, P. Kohler, S. Klein, T. Tuncer, N. I. Rashid, E. Kahle, B. Erdmann and U. Meyding-Lamade (2016). "The weepy nerve-different sensitivity of left and right recurrent laryngeal nerves under tensile stress in a porcine model." Langenbecks Arch Surg 401(7): 983-990.

 

Estudio experimental en modelo animal para analizar el impacto de un esfuerzo prolongado de tracción en el nervio laríngeo recurrente (RLN) mediante neuromonitorización intraoperatoria continua (C-IONM), demostrando que un RLN fue 4.3 veces más vulnerable a la tracción que el nervio contralateral (rango 1.4-146.4 veces, p = 0.008). Concluyen que los nervios derecho e izquierdo tienen diferente sensibilidad al trauma.

Meltzer, C., M. Klau, D. Gurushanthaiah, J. Tsai, D. Meng, L. Radler and A. Sundang (2016). "Surgeon volume in thyroid surgery: Surgical efficiency, outcomes, and utilization." Laryngoscope 126(11): 2630-2639.

Estudio retrospectivo para comprobar que el alto volumen de intervenciones por cirujano se asocia con una mejoría en la eficacia quirúrgica y los resultados a 30 días, y una menor utilización hospitalaria. En el caso de la hemitiroidectomía, los cirujanos de alto volumen tenían menos pacientes reingresados, más procedimientos ambulatorios, menor estancia postoperatoria menor tiempo operatorio. En el caso de las tiroidectomías totales, los cirujanos de alto volumen presentaron tasas más bajas de complicaciones, menos hipocalcemia, más procedimientos ambulatorios, menor estancia postoperatoria y menor tiempo quirúrgico.

 

Tonelli, F., F. Giudici, T. Marcucci, T. Cavalli, S. Spini, R. G. Gheri and M. L. Brandi (2016). "Surgery in MEN 2A Patients Older Than 5 Years with Micro-MTC: Outcome at Long-term Follow-up." Otolaryngol Head Neck Surg 155(5): 787-789.

Los autores se centran en diecisiete pacientes consecutivos diagnosticados con MEN 2A después de la edad de 5 años (edad media, 23,3 años) con diagnóstico patológico de micro-MTC sin afectación ganglionar. Todos los pacientes fueron sometidos a TT con timectomía y disección de ganglios linfáticos en el compartimento central. Se hizo paratiroidectomía simultánea en 14 pacientes. No se observaron complicaciones postoperatorias ni hipoparatiroidismo persistente. Después de un seguimiento medio de 16,6 años, ningún paciente desarrolló hiperparatiroidismo primario o recidiva de la enfermedad. Los autores recomiendan linfadenectomía central, incluso para menores de 5 años. Cuando el diagnóstico de MEN 2A se realiza después de esta edad en micro-MTC sin afectación ganglionar, el TT con timectomía y linfadenectomía en compartimentos centrales puede proporcionar buenos resultados oncológicos y funcionales.

 

Kluijfhout, W. P., J. D. Pasternak, F. T. Drake, T. Beninato, W. T. Shen, J. E. Gosnell, I. Suh, L. C and Q. Y. Duh (2017). "Application of the new American Thyroid Association guidelines leads to a substantial rate of completion total thyroidectomy to enable adjuvant radioactive iodine." Surgery 161(1): 127-133.

Estudio retrospectivo analizando cáncer tiroideo de bajo grado e intermedio entre 1 y 4 cm, según la revisión de 2015 de la American Thyroid Association. Su objetivo, dado que esta revisión es más conservadora a la hora de indicar totalización de tiroidectomía y tratamiento ablativo, es comparar la frecuencia de indicación según la nueva guía con su tasa histórica. El tratamiento ablativo se daría en 2.5 veces menos que en su cohorte histórica, sin embargo la totalización de tiroidectomía para permitir el uso de yodo radioactivo adyuvante se habría recomendado en 29/149 (19,5%) pacientes que preoperatoriamente habrían sido elegibles para lobectomía.

 

 

Lifante, J. C., C. Payet, F. Menegaux, F. Sebag, J. L. Kraimps, J. L. Peix, F. Pattou, C. Colin and A. Duclos (2017). "Can we consider immediate complications after thyroidectomy as a quality metric of operation?" Surgery 161(1): 156-165.

Estudio prospectivo multicéntrico (22  y 3.605 pacientes) para determinar si las complicaciones transitorias se relacionan con las permanentes después de la tiroidectomía, con el fin de considerar éstas como medida de calidad de la tiroidectomía. Se encontró una correlación bastante buena entre las tasas de parálisis recurrente transitoria y permanente pero no entre las de hipoparatiroidismo inmediato y permanente. Por esto concluyen que el  hipoparatiroidismo inmediato no debe utilizarse para evaluar la calidad de la tiroidectomía ni para controlar el rendimiento de los cirujanos.

 

 

Patel, S. G., S. E. Carty, K. L. McCoy, N. P. Ohori, S. O. LeBeau, R. R. Seethala, M. N. Nikiforova, Y. E. Nikiforov and L. Yip (2017). "Preoperative detection of RAS mutation may guide extent of thyroidectomy." Surgery 161(1): 168-175.

Se estudia la utilidad de la determinación de mutaciones RAS en muestras de PAAF en nódulos con citología indeterminada. El 76% de los nódulos con mutación positiva fueron malignos, y el 83% fueron variante folicular de cáncer papilar. El riesgo mayor fue con la mutación HRAS (92%) seguida de NRAS (74%) y KRAS (64%; P = .05).

 

 

Randle, R. W., C. J. Balentine, G. E. Leverson, J. A. Havlena, R. S. Sippel, D. F. Schneider and S. C. Pitt (2017). "Trends in the presentation, treatment, and survival of patients with medullary thyroid cancer over the past 30 years." Surgery 161(1): 137-146.

Utilizando el registro SEER (Surveillance, Epidemiology, and End Results) los autores analizan el comportamiento del cáncer medular de tiroides dividiendo el tiempo de estudio en 3 periodos: 1983-1992, 1993-2002, and 2003-2012.  El estudio incluye a 2,940 pacientes observando en este tiempo un aumento en la incidencia (0.14 a 0.21 por 100,000 habitantes), y en la edad media al diagnóstico (de 49.8 años a 53.8 (P < .001)). También se observa un aumento en la proporción de tumores de </=1 cm, permaneciendo constante el estadio al diagnóstico. Se ha incrementado el número de tiroidectomías totales con vaciamiento ganglionar y en la supervivencia específica hasta le 89% incluyendo pacientes con afectación ganglionar y metástasis a distancia.

 

 

Espinosa De Ycaza, A. E., K. M. Lowe, D. S. Dean, M. R. Castro, V. Fatourechi, M. Ryder, J. C. Morris and M. N. Stan (2016). "Risk of Malignancy in Thyroid Nodules with Non-Diagnostic Fine-Needle Aspiration: A Retrospective Cohort Study." Thyroid 26(11): 1598-1604.

En este estudio retrospectivo se analiza el riesgo de malignidad de los nódulos tiroideos con citología no diagnóstica. Encontraron una prevalencia de lesiones malignas de 3% (15/495). En esta serie la presencia de calcificaciones fue el factor de riesgo más predictivo de malignidad. Los autores concluyen que si bien el riesgo de cáncer en este grupo de pacientes es bajo, deben ser seguidos, sobre todo si ecográficamente tienen calcificaciones. En esta serie, ningún paciente con citología no diagnóstica repetida tuvo cáncer por lo que consideran, que en ausencia de calcificaciones, el riesgo de malignidad es muy bajo y se podría indicar seguimiento.

 

 

Essig, G. F., Jr., K. Porter, D. Schneider, D. Arpaia, S. C. Lindsey, G. Busonero, D. Fineberg, B. Fruci, K. Boelaert, J. W. Smit, J. A. Meijer, L. H. Duntas, N. Sharma, G. Costante, S. Filetti, R. S. Sippel, B. Biondi, D. J. Topliss, F. Pacini, R. M. Maciel, P. C. Walz and R. T. Kloos (2016). "Multifocality in Sporadic Medullary Thyroid Carcinoma: An International Multicenter Study." Thyroid 26(11): 1563-1572.

Estudio retrospectivo (1983-2011) multicéntrico para valorar la multifocalidad en cáncer medular esporádico (sMTC). Se identificó enfermedad bilateral en el 5.6% de los pacientes, multifocalidad en el 16.0%. Cuando la enfermedad fue unifocal ipsilateralmente, en el 2,8% de los casos había otra lesión en el lado contralateral. Sin embargo si la lesión era multifocal, la tasa de enfermedad bilateral alcanzó el 21.6% (p < 0.001). Los autores concluyen que esta tasa de enfermedad bilateral justifica que el tratamiento de elección del sMTC sea la tiroidectomía total.

 

Scheffel, R. S., A. B. Zanella, J. M. Dora and A. L. Maia (2016). "Timing of Radioactive Iodine Administration Does Not Influence Outcomes in Patients with Differentiated Thyroid Carcinoma." Thyroid 26(11): 1623-1629.

Los autores estudian 2 grupos de pacientes según el tiempo de administración de tratamiento ablativo y evalúan el resultado oncológico. A los pacientes del grupo A se le administró el tratamiento en 6 meses o menos desde la cirugía y a los del grupo B más de 6 meses después. Los pacientes del grupo B se diferenciaron de los del A en mayor edad, menos metástasis cervicales, se clasificaron más como bajo riesgo de la ATA. El seguimiento mediano fue de 6 años. El estudio de regresión logística demostró que el momento de la administración del yodo radioactivo no estaba asociado a la persistencia de la enfermedad (riesgo relativo 0.97 [IC 0.80-1.19]).

 

 

Zhang, M., Y. Luo, Y. Zhang and J. Tang (2016). "Efficacy and Safety of Ultrasound-Guided Radiofrequency Ablation for Treating Low-Risk Papillary Thyroid Microcarcinoma: A Prospective Study." Thyroid 26(11): 1581-1587.

Estudio sobre ablación por radiofrecuencia de microcarcinoma papilar (PTMC) de bajo riesgo con un seguimiento a 18 meses. Tras la ablación se realizó una biopsia con aguja gruesa a los 3 meses en el borde de la zona tratada y en tejido tiroideo circundante para evaluar recidiva. El 41,7% de las lesiones se resolvió en 6 meses mientras que el resto necesitó 12 meses (reducción del volumen). Los autores concluyen que este tratamiento puede ser una alternativa para los pacientes con PTMC de bajo riesgo.

 

Cirugía paratiroidea

Schlosser, K., D. K. Bartsch, M. K. Diener, C. M. Seiler, T. Bruckner, C. Nies, M. Meyer, J. Neudecker, P. E. Goretzki, G. Glockzin, R. Konopke and M. Rothmund (2016). "Total Parathyroidectomy With Routine Thymectomy and Autotransplantation Versus Total Parathyroidectomy Alone for Secondary Hyperparathyroidism: Results of a Nonconfirmatory Multicenter Prospective Randomized Controlled Pilot Trial." Ann Surg 264(5): 745-753.

Estudio randomizado multicéntrico para comparar dos estrategias quirúrgicas en el tratamiento del hiperparatiroidismo secundario: paratiroidectomía total + autotrasplante (TPTX+AT) vs paratiroidectomía total sin autotrasplante (TPTX). Los autores encuentran que ambas técnicas son igualmente seguras y tienen tasas similares de control de la enfermedad. La TPTX parece suprimir la PTH con más efectividad, no muestra recidivas a los 3 años y ninguno de estos pacientes necesitó un autotrasplante posterior para control del hipoparatiroidismo. Los autores concluyen que la TPTX es una alternativa eficaz para el hiperparatiroidismo incontrolable.

 

 

Park, H. S., S. Y. Jung, H. Y. Kim, D. Y. Ko, S. M. Chung, B. Jeong and H. S. Kim (2016). "Feasibility of injectable thermoreversible gels for use in intramuscular injection of parathyroid autotransplantation." Eur Arch Otorhinolaryngol 273(11): 3827-3834.

Estudio experimental en ratas probando un gel termorreversible como vehículo para realizar el autotrasplante de paratiroides mediante inyección intramuscular con buenos resultados.

 

 

Kluijfhout, W. P., J. D. Pasternak, F. T. Drake, T. Beninato, J. E. Gosnell, W. T. Shen, Q. Y. Duh, I. E. Allen, M. R. Vriens, B. de Keizer, M. H. Pampaloni and I. Suh (2016). "Use of PET tracers for parathyroid localization: a systematic review and meta-analysis." Langenbecks Arch Surg 401(7): 925-935.

Metaanálisis para valorar la utilidad del PET con diferentes radiofármacos (metionina, FDG, dopa, y colina marcada con flúor o con carbono). El trazador más usado ha sido metionina (11C-MET PET), y presenta una sensibilidad y un valor predictivo positivo altos, por lo que se podría considerar como técnica de segunda línea para guiar una paratiroidectomía mínimamente invasiva. Por otro lado se sugiere que el 18F-FCH PET (18F-fluorcolina) puede alcanzar incluso mejores resultados.

 

Konturek, A., M. Barczynski, M. Stopa and W. Nowak (2016). "Subtotal parathyroidectomy for secondary renal hyperparathyroidism: a 20-year surgical outcome study." Langenbecks Arch Surg 401(7): 965-974.

Revisión retrospectiva de una cohorte de 297 pacientes intervenidos por hiperparatiroidismo secundario con un seguimiento medio de 24.6 +/- 10.5 meses. A la mayoría se les practicó paratiroidectomía subtotal (90.2 %) mientras que al resto se le realizó una paratiroidectomía incompleta. Se apoyaron en la determinación de PTHi en casi un 70% de casos. Los autores concluyen que la paratiroidectomía subtotal es un procedimiento seguro y eficaz en el tratamiento de esta enfermedad y que sus resultados mejoran cuando utilizan la determinación intraoperatoria de PTH.

Mogollon-Gonzalez, M., P. Notario-Fernandez, M. Dominguez-Bastante, A. Molina-Raya, M. Serradilla-Martin, N. Munoz-Perez, J. I. Arcelus-Martinez, J. Villar-Del-Moral and J. A. Jimenez-Rios (2016). "The CaPTHUS score as predictor of multiglandular primary hyperparathyroidism in a European population." Langenbecks Arch Surg 401(7): 937-942.

 

Los autores validan el índice CaPTHUS propuesto por el grupo de San Francisco para diferenciar preoperatoriamente enfermedad multiglandular (MGD) del adenoma único (SGD) en una serie retrospectiva de casos en un único centro. El índice se basa en el los valores de calcio y PTH séricos, y resultados de la ecografía y la gammagrafía con sestamibi. Un índice CaPTHUS ?3 tuvo en esta serie una sensibilidad del 76,5% con un valor predictivo positivo del 96% para SGD. La conclusión es que este índice no es suficiente para descartar MGD.

Ozolins, A., Z. Narbuts, A. Vanags, Z. Simtniece, Z. Visnevska, A. Akca, D. Wirowski, J. Gardovskis, I. Strumfa and P. E. Goretzki (2016). "Evaluation of malignant parathyroid tumours in two European cohorts of patients with sporadic primary hyperparathyroidism." Langenbecks Arch Surg 401(7): 943-951.

 

Se estudian dos cohortes de pacientes con hiperparatiroidismo primario centrándose en el cáncer paratiroideo. Se utilizó la determinación imunohistoquímica de parafibromina y de Ki-67. La frecuencia de cáncer fue distinta significativamente en ambas cohortes. Todos los carcinomas tenían una pérdida completa de la parafibromina y un aumento de la fracción de proliferación medida mediante Ki-67.

Villar-Del-Moral, J., J. Capela-Costa, A. Jimenez-Garcia, A. Sitges-Serra, D. Casanova-Rituerto, J. Rocha, J. M. Martos-Martinez, A. de la Quintana-Basarrate, J. Rosa-Santos, X. Guirao-Garriga, J. M. Bravo-de-Lifante, O. Vidal-Perez, A. Moral-Duarte and J. Polonia (2016). "Compliance with recommendations on surgery for primary hyperparathyroidism-from guidelines to real practice: results from an Iberian survey." Langenbecks Arch Surg 401(7): 953-963.

 

Resumen de una encuesta en la Península Ibérica en cuanto a la adherencia a las recomendaciones de las guías clínicas en el tratamiento del hiperparatiroidismo primario asintomático y la influencia de esta adherencia a los resultados postoperatorios. Se concluye que el tratamiento de estos pacientes es consistente con las guías clínica, con una tasa de curación del 97%, que se relaciona sobre todo con la presencia de una unidad de cirugía endocrina.

Applewhite, M. K., M. G. White, J. Tseng, M. K. Mohammed, F. Mercier, E. L. Kaplan, P. Angelos, T. Vokes and R. H. Grogan (2017). "Normohormonal primary hyperparathyroidism is a distinct form of primary hyperparathyroidism." Surgery 161(1): 62-69.

 

Este trabajo se centra en el hiperparatiroidismo con PTH normal. La serie incluye 516 pacientes con un 22.5% de hiperparatiroidismo normohormonal. Se diferencia del hiperparatiroidismo primario clásico en niveles de calcio más bajos, más nefrolitiasis, más enfermedad multiglandular, menos pruebas de imagen concordantes, y glándulas más pequeñas.

Boone, D., D. Politz, J. Lopez, J. Mitchell, K. Parrack and J. Norman (2017). "Concentration of serum calcium is not correlated with symptoms or severity of primary hyperparathyroidism: An examination of 20,081 consecutive adults." Surgery 161(1): 98-106.

Dado que las guías clínicas para el tratamiento del hiperparatiroidismo asintomático incluyen niveles de calcio >1 mg/dL sobre el valor normal los autores se proponen estudiar si la concentración de calcio se asocia con los síntomas o la severidad de la enfermedad. Revisan una serie retrospectiva dividiéndola en pacientes con calcio hasta 11 mg/dL y pacientes con calcio> 11 mg/dL. La tasa de hiperparatiroidismo asintomático es de menos del 5% y no hay diferencias en los síntomas en función de calcio sérico. Por este motivo concluyen que no hay evidencia para que el nivel de calcio sérico se incluya como criterio para indicar el tratamiento quirúrgico.

Callender, G. G., J. Malinowski, M. Javid, Y. Zhang, H. Huang, C. E. Quinn, T. Carling, R. Tomlin, J. D. Smith and S. Kulkarni (2017). "Parathyroidectomy prior to kidney transplant decreases graft failure." Surgery 161(1): 44-50.

En este trabajo retrospectivo se estudia el efecto de niveles altos de PTH y de la paratiroidectomía en la evolución del trasplante renal en pacientes con hiperparatiroidismo renal. Los resultados demuestran que el riesgo de complicaciones durante el primer año post trasplante es más alto en caso de hiperparatiroidismo secundario (OR 1.44; 95% IC, 1.11-1.87). Además, niveles de PTH 6 ó más veces por encima de lo normal se asociaron a fallo del injerto, mientras que si se realizó paratiroidectomía previa al trasplante renal el riesgo fue menor (OR: 0.547; 95% IC, 0.327-0.913).

 

Lang, B. H., C. K. Wong, H. T. Hung, K. P. Wong, K. L. Mak and K. B. Au (2017). "Indocyanine green fluorescence angiography for quantitative evaluation of in situ parathyroid gland perfusion and function after total thyroidectomy." Surgery 161(1): 87-95.

En este estudio se explora el uso del verde de indocianina para valorar el estado de las paratiroides tras la tiroidectomía total y predecir riesgo de hipocalcemia. En este grupo de pacientes no hubo hipocalcemia postoperatoria si la máxima intensidad de luz fluorescente fue >150%. Igualmente, tampoco la hizo ningún paciente con una media de intensidad de luz fluorescente ?109%. La máxima intensidad de luz fluorescente fue más predictiva de que la hipocalcemia en el día 0 o que la caída de PTH del día 0 al 1. Se considera, por tanto, una herramienta prometedora para valorar la función paratiroidea y predecir la hipocalcemia post tiroidectomía.

 

Lou, I., C. Balentine, S. Clarkson, D. F. Schneider, R. S. Sippel and H. Chen (2017). "How long should we follow patients after apparently curative parathyroidectomy?" Surgery 161(1): 54-61.

Los autores revisan retrospectivamente una serie de pacientes intervenidos por hiperparatiroidismo primario para evaluar recidiva a largo plazo. Estudian 196 pacientes con seguimiento mínimo de 10 años, encontrando un 14.8% de recidivas a los 10 años. Fueron factores predictivos de ésta la presencia de doble adenoma, una caída de <70% de PTH y la edad joven. Dada esta tasa de recidiva se recomienda seguimiento a largo plazo.

 

 

Trinh, G., S. I. Noureldine, J. O. Russell, N. Agrawal, M. Lopez, J. D. Prescott, M. A. Zeiger and R. P. Tufano (2017). "Characterizing the operative findings and utility of intraoperative parathyroid hormone (IOPTH) monitoring in patients with normal baseline IOPTH and normohormonal primary hyperparathyroidism." Surgery 161(1): 78-86.

Se investiga si el criterio de bajada de más del 50% intraoperatoriamente tras paratiroidectomía es útil en los pacientes con PTH normal. La conclusión es que sí, sin embargo en los pacientes con PTH normal, el momento en que se produce dicha caída influiría en la tasa de curación.

 

 

Cirugías suprarrenales

Morelli, L., D. Tartaglia, J. Bronzoni, M. Palmeri, S. Guadagni, G. Di Franco, A. Gennai, M. Bianchini, L. Bastiani, A. Moglia, V. Ferrari, E. Fommei, A. Pietrabissa, G. Di Candio and F. Mosca (2016). "Robotic assisted versus pure laparoscopic surgery of the adrenal glands: a case-control study comparing surgical techniques." Langenbecks Arch Surg 401(7): 999-1006.

Comparativa de suprarrenalectomía robótica (RA) vs laparoscópica (LA), encontrando que el tiempo medio de cirugía fue más corto en RA, incluso con nódulos ? a 6 cm, IMC ? 30 y con laparotomía previa.

Raffaelli, M., C. De Crea, G. D'Amato, P. Gallucci, C. P. Lombardi and R. Bellantone (2017). "Outcome of adrenalectomy for subclinical hypercortisolism and Cushing syndrome." Surgery 161(1): 264-271.

Este estudio retrospectivo se centra en el Cushing subclínico y compara los resultados quirúrgicos y metabólicos de éste con el síndrome de Cushing causado por lesión suprarrenal unilateral. Postoperatoriamente todos los pacientes necesitaron tratamiento corticoideo suplementario pero se pudo suspender antes en los pacientes con Cushing subclínico. En todos los pacientes mejoró la hipertensión arterial y la diabetes tras la suprarrenalectomía y se resolvió el hipercortisolismo sin diferencias entre enfermedad subclínica y manifiesta.

 

Cirugía tumores neuroendocrinos

Daskalakis, K., A. Karakatsanis, P. Stalberg, O. Norlen and P. Hellman (2017). "Clinical signs of fibrosis in small intestinal neuroendocrine tumours." Br J Surg 104(1): 69-75.

Estudio retrospectivo evaluando la prevalencia, complicaciones clínicas y manejo de la fibrosis  tumores neuroendocrinos intestinales (SI-NETs). De 824 pacientes, 36 tuvieron signos y síntomas de fibrosis abdominal. En 20 de ellos, la afectación fue severa pues la fibrosis provocaba obstrucción de los vasos mesentéricos y en los otros 16 la fibrosis fue retroperitoneal, condicionando uropatía obstructiva e hidronefrosis. Generalmente se dio en enfermedad avanzada con metástasis linfáticas en la raíz del mesenterio, paraaórticas, hepáticas o con carcinomatosis peritoneal. La mayoría de los pacientes se beneficiarían de un tratamiento paliativo como stent vascular, doble J o nefrostomía percutánea.

 

Busquets, J., E. Ramirez-Maldonado, T. Serrano, N. Pelaez, L. Secanella, S. Ruiz-Osuna, E. Ramos, L. Llado and J. Fabregat (2016). "Surgical treatment of non-functioning pancreatic neuroendocrine tumours based on three clinical scenarios." Cir Esp 94(10): 578-587.

Se dividieron 63 pacientes intervenidos por tumores neourendocrinos no funcionantes del páncreas (NFPNET) en 3 grupos: A, resección pancreática; B resección pancreática y hepática por metástasis sincrónicas resecables; C, resección pancreática con metástasis irresecables hepáticas. La supervivencia mediana actuarial fue de 131 meses en el grupo A, 102 meses en el B, y 75 meses en el C, sin que las diferencias fuesen significativas. Se concluye que la pancreatectomía es el tratamiento de elección en ausencia de enfermedad a distancia y en caso de tumores bien diferenciados con metástasis hepáticas no resecables. El grado según la clasificación de la OMS y la recidiva son los factores que influyen en la mortalidad a largo plazo.

 

 

Ethun, C. G., L. M. Postlewait, G. G. Baptiste, M. R. McInnis, K. Cardona, M. C. Russell, D. A. Kooby, C. A. Staley and S. K. Maithel (2016). "Small bowel neuroendocrine tumors: A critical analysis of diagnostic work-up and operative approach." J Surg Oncol 114(6): 671-676.

Revisión retrospectiva de pacientes intervenidos por tumores neuroendocrinos intestinales (SB-NETs), centrándose en el proceso de diagnóstico y luego comparando cirugía mínimamente invasiva con convencional. Los autores concluyen que la capsula endoscópica es superior a la enteroscopia a la hora de localizar  SB-NETs ocultos pero puede infraestimar el tamaño. En cuanto a la intervención, se considera que la mínimamente invasiva es útil en un número muy seleccionado de pacientes. 

 

 

 

 

Octubre 2016

 

A partir de este mes, el equipo que se encarga de elaborar la alerta bibliográfica de la sección de cirugía endocrina, cuenta con nuevos colaboradores (Dra. Itziar Larrañaga, Dra. Nuria Muñoz, Dr. Enrique Mercader) que se añaden al grupo equipo inicial (Dr. Guzmán Franch y Dra. Cristina Martínez). Esto nos va a permitir el mantenimiento del servicio a largo plazo y ponernos al día en poco tiempo.

Si hay sugerencias no dudéis en mandarlas.

 

A continuación os resumimos los artículos escogidos del mes de octubre de 2016:

Cirugía tiroidea

Chandeze, M. M., S. Noullet, M. Faron, C. Tresallet, G. Godiris-Petit, F. Tissier, C. Buffet, L. Leenhardt, N. Chereau and F. Menegaux (2016). "Can We Predict the Lateral Compartment Lymph Node Involvement in RET-Negative Patients with Medullary Thyroid Carcinoma?" Ann Surg Oncol 23(11): 3653-3659.

La disección de ganglios linfáticos laterales en ausencia de metástasis ganglionar macroscópica sigue siendo controvertida en el carcinoma medular de tiroides esporádico (MTC).  EL objetivo del estudio fue determinar el riesgo de metástasis de ganglios linfáticos contralaterales y definir un tratamiento quirúrgico adaptado al riesgo para estos pacientes. Se revisaron todos los pacientes con carcinoma medular RET negative, que se sometieron a cirugía entre 1980 y 2012. El estudio se centró en las metástasis ganglionares de los compartimentos ganglionares laterales y se identificaron tres grupos: sin metástasis, metástasis lateral ipsilateral sin afectación contralateral y metástasis contralateral lateral. RESULTADOS: En total, 131 pacientes fueron sometidos a cirugía. Las metástasis laterales (N1) ocurrieron en 40 pacientes (37%): 31 pacientes (32%) tenían metástasis ipsilaterales sin afectación contralateral y 9 pacientes (10%) tenían metástasis contralateral. Las tasas de supervivencia libre de enfermedad disminuyeron del 92% para los pacientes sin metástasis ganglionares laterales, al 41% para los pacientes con metástasis ipsilaterales y 0% para los pacientes con metástasis contralaterales. CONCLUSIONES: La linfadenectomía ipsilateral debe realizarse en todos los pacientes y sólo en una minoría de los pacientes con microcarcinomas y bajos niveles de calcitonina sérica, podría no realizarse una linfadenectomía contralateral.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27271930

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5292-2

Fraser, S., N. Zaidi, O. Norlen, A. Glover, S. Kruijff, M. Sywak, L. Delbridge and S. B. Sidhu (2016). "Incidence and Risk Factors for Occult Level 3 Lymph Node Metastases in Papillary Thyroid Cancer." Ann Surg Oncol 23(11): 3587-3592.

Este estudio tuvo como objetivo evaluar la afectación ganglionar oculta en el cáncer papilar de tiroides (PTC) e identificar los factores predictivos. Para ello estudian de forma prospectiva 137 pacientes con PTC que fueron sometidos a tiroidectomía total con linfadenectomía profiláctica ipsilateral central y nivel 3. La incidencia de la enfermedad oculta de nivel 3 fue del 30% (41/137 pacientes). El 48% de los pacientes (66/137) tenía enfermedad oculta en el compartimento central. Un total de 80,5% de los pacientes con enfermedad pN1b presentaron macrometástasis (>/ 2 mm), y el 15% skip metástasis. La regresión multivariada demostró los factores de riesgo para la metástasis ocultas laterales del cuello, incluyendo el tamaño del tumor (odds ratio 1,1), tumores polares superiores (odds ratio 6,6) e invasión vascular (odds ratio 3,2) (p <0,05). Conclusiones: el PTC se asocia con una incidencia significativa de metástasis ocultas ganglionares centrales y laterales. En pacientes sometidos a disección profiláctica central del cuello, la inclusión de la disección de nivel 3 se debe considerar en pacientes con cánceres grandes del lóbulo superior.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27188295

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5254-8

Rosario, P. W., G. F. Mourao and M. R. Calsolari (2016). "Can the follow-up of patients with papillary thyroid carcinoma of low and intermediate risk and excellent response to initial therapy be simplified using second-generation thyroglobulin assays?" Clin Endocrinol (Oxf) 85(4): 596-601.

Este estudio evaluó los casos de recurrencia de pacientes con carcinoma papilar de tiroides (PTC) de riesgo bajo o intermedio. La muestra comprendía 578 pacientes con PTC de riesgo bajo o intermedio, sometidos a tiroidectomía total con o sin terapia (131) I que presentaron una excelente respuesta a la terapia inicial definida en la tiroglobulina (Tg) no estimulada <0,2 ng / Ml y ecografía cervical negativa (US). De ellos, doce pacientes (2%) presentaron una recidiva. La primera alteración observada en los pacientes con recurrencia fue la elevación de la Tg en seis pacientes, la elevación de la Tg asociada con la eco sospechosa en tres y la eco sospechosa en dos. El aumento de anticuerpos antitiroglobulina no fue, en ninguno de los pacientes, la primera alteración. CONCLUSIÓN: Los resultados confirman que en pacientes con PTC de riesgo bajo o intermedio se puede definir una excelente respuesta a la terapia inicial basada en Tg no estimulada 0,2 ng / ml. El seguimiento que consiste sólo en el examen clínico y la medición periódica de la Tg puede ser suficiente.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26940991

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/cen.13053

Hong, Y., S. T. Yu, Q. Cai, F. Y. Liang, P. Han and X. M. Huang (2016). "The experience of gasless endoscopic-assisted thyroidectomy via the anterior chest approach for Graves' disease." Eur Arch Otorhinolaryngol 273(10): 3401-3406.

El objetivo de este estudio fue evaluar la seguridad, viabilidad, eficacia y cosmética de la tiroidectomía asistida por vía endoscópica sin gas vía torácica anterior en pacientes con enfermedad de Graves. Se analizaron retrospectivamente 38 pacientes con enfermedad de Graves tratados mediante tiroidectomía de noviembre de 2007 a junio de 2015. Se analizaron las características clínicas de los pacientes, el tipo de operación, indicaciones quirúrgicas, duración de la cirugía, estancia hospitalaria postoperatoria y complicaciones postoperatorias. CONCLUSIONES: La tiroidectomía asistida por vía endoscópica sin gas por medio del abordaje torácico anterior para la enfermedad de Graves es segura, factible y eficaz y proporciona un excelente procedimiento de resultado cosmético. Es una opción válida en pacientes apropiadamente seleccionados.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26965896

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00405-016-3971-z

Calo, P. G., G. Conzo, M. Raffaelli, F. Medas, C. Gambardella, C. De Crea, L. Gordini, R. Patrone, L. Sessa, E. Erdas, E. Tartaglia and C. P. Lombardi (2017). "Total thyroidectomy alone versus ipsilateral versus bilateral prophylactic central neck dissection in clinically node-negative differentiated thyroid carcinoma. A retrospective multicenter study." Eur J Surg Oncol 43(1): 126-132.

La disección central del cuello (CND) sigue siendo controvertida en pacientes con carcinoma diferenciado de tiroides (DTC) sin ganglios clínicamente positivos. El objetivo de este estudio retrospectivo multicéntrico fue determinar la tasa de metástasis cervicales centrales, la morbilidad y la tasa de recurrencia en pacientes tratados con tiroidectomía total (TT) sola o en combinación con CND bilateral o ipsilateral. Para ello se evaluaron retrospectivamente los registros clínicos de 163 pacientes con DTC consecutivos con ganglios clínicamente negativos entre enero de 2008 y diciembre de 2010 en tres unidades de referencia de cirugía endocrina. Los pacientes se dividieron en tres grupos: pacientes que habían sufrido TT solo (grupo A), TT con CND ipsilateral (grupo B) y TT con CNC bilateral (grupo C). Se analizaron la incidencia de hipoparatiroidismo, lesión recurrencial, metástasis ganglionares y recurrencia locoregional. Conclusiones: No se encontraron diferencias estadísticamente significativas en las tasas de recurrencia locorregional entre los tres Grupos. Por lo tanto, TT parece ser un tratamiento adecuado para estos pacientes; CND se asocia con tasas más altas de hipoparatiroidismo transitorio y no puede ser considerado el tratamiento de elección. La linfadenectomía ipsilateral podría ser una opción interesante teniendo en cuenta la menor tasa de hipocalcemia para ser validado por estudios posteriores.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27780677

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.ejso.2016.09.017

Lavazza, M., X. Liu, C. Wu, A. Anuwong, H. Y. Kim, R. Liu, G. W. Randolph, D. Inversini, L. Boni, S. Rausei, F. Frattini and G. Dionigi (2016). "Indocyanine green-enhanced fluorescence for assessing parathyroid perfusion during thyroidectomy." Gland Surg 5(5): 512-521.

La identificación de las glándulas paratiroides durante la cirugía tiroidea puede impedir su extracción quirúrgica inadvertida y así proporcionar una mejor calidad de vida postoperatoria. Recientemente, la fluorescencia con verde de indocianina se ha utilizado en varias técnicas quirúrgicas, para mejorar la visualización y proporcionar información anatómica detallada. La guía óptica fluorescente ayuda a los cirujanos a evitar una lesión tisular inadvertida al tiempo que mejora la eficiencia del procedimiento. Esta técnica tiene un potencial uso para evaluar la perfusión de las glándulas paratiroidea s realizando una angiografía intraoperatoria en tiempo real.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27867866

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.21037/gs.2016.10.06

Gweon, H. M., H. R. Koo, E. J. Son, J. A. Kim, J. H. Youk, S. W. Hong and B. J. Lim (2016). "Prognostic role of the Bethesda System for conventional papillary thyroid carcinoma." Head Neck 38(10): 1509-1514.

El propósito de este estudio fue investigar el papel del Sistema de Bethesda para la notificación de citopatía tiroidea (BSRTC) como marcador pronóstico en el carcinoma papilar de tiroides convencional (PTC). Para ello se estudian 397 pacientes sometidos a biopsia por aspiración con aguja fina guiada por ecografía (FNAB) y cirugía para PTCs convencionales. Se evaluó la asociación entre la categoría de Bethesda y el resultado histopatológico. Entre las categorías de Bethesda, se encontró una diferencia significativa en la presencia de extensión extratiroidea y metástasis en ganglios linfáticos. CONCLUSIÓN: El PTC convencional con una categoría Bethesda más alta en el momento del diagnóstico citológico sería de mal pronóstico.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27062195

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24466

Robinson, T. J., S. Thomas, M. A. Dinan, S. Roman, J. A. Sosa and T. Hyslop (2016). "How Many Lymph Nodes Are Enough? Assessing the Adequacy of Lymph Node Yield for Papillary Thyroid Cancer." J Clin Oncol 34(28): 3434-3439.

Este estudio proporciona las primeras estimaciones basadas empíricamente en el riesgo de enfermedad ganglionar oculta en pacientes después de la cirugía de cáncer de tiroides papilar en función de la etapa del tumor primario y el número de ganglios aislados. Para ello, estudian 78723 pacientes. Proporcionan una guía objetiva para evaluar la suficiencia del rendimiento de la linfadenectomía para cirujanos y patólogos en el tratamiento del cáncer papilar de tiroides, y especialmente la enfermedad de riesgo intermedio, para la cual el uso de yodo radioactivo adyuvante y la intensidad en el seguimiento no están estandarizados actualmente.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27528716

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1200/jco.2016.67.6437

Castagna, M. G., S. Cantara and F. Pacini (2016). "Reappraisal of the indication for radioiodine thyroid ablation in differentiated thyroid cancer patients." J Endocrinol Invest 39(10): 1087-1094.

La terapia con yodo radioactivo se administra a pacientes con cáncer de tiroides diferenciado (DTC) para la erradicación del resto de tiroides después de la tiroidectomía total o, en pacientes con enfermedad metastásica, para tratamiento curativo o paliativo. En años anteriores, la ablación de resto de tiroides se indicó en casi todos los pacientes con un diagnóstico de DTC. La presente revisión tiene como objetivo subrayar las indicaciones para la ablación de remanentes tiroideos y abordar las metodologías a emplear.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27350556

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s40618-016-0503-z

Lee, Y. C., S. Y. Na, H. Chung, S. I. Kim and Y. G. Eun (2016). "Clinicopathologic characteristics and pattern of central lymph node metastasis in papillary thyroid cancer located in the isthmus." Laryngoscope 126(10): 2419-2421.

El objetivo de este estudio fue evaluar las características clinicopatológicas y el patrón de metástasis de ganglios linfáticos (LN) en el cáncer papilar de tiroides (PTC) localizado en el istmo. Para ello se revisan 190 pacientes con PTC sometidos a tiroidectomía total y disección bilateral del cuello. Se evaluaron factores clínico-patológicos que incluyeron edad, sexo, tamaño tumoral, extensión extratíroidea (ETE), margen, invasión angiolinfática y metástasis ganglionar. De los 190 pacientes PTC, 14 pacientes (7,3%) tuvieron un tumor localizado en el istmo. Los PTC localizados en el istmo tenían más probabilidades de tener ETE y afectación de ganglios en el compartimento central. Además, PTCs ubicados en el istmo tenían una mayor frecuencia de metástasis a ganglios pretraqueal y prelaríngeos que las localizadas en los lóbulos. CONCLUSIÓN: Los PTC localizados en el istmo se asociaron con ETE y con mayor probabilidad de involucrar a los ganglios pretraqueales y prelaríngeos.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27098428

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/lary.25926

Essig, G. F., Jr., K. Porter, D. Schneider, D. Arpaia, S. C. Lindsey, G. Busonero, D. Fineberg, B. Fruci, K. Boelaert, J. W. Smit, J. A. Meijer, L. H. Duntas, N. Sharma, G. Costante, S. Filetti, R. S. Sippel, B. Biondi, D. J. Topliss, F. Pacini, R. M. Maciel, P. C. Walz and R. T. Kloos (2016). "Multifocality in Sporadic Medullary Thyroid Carcinoma: An International Multicenter Study." Thyroid 26(11): 1563-1572.

Este estudio evaluó la prevalencia de multifocalidad en el Carcinoma medular de tiroides esporádico (sMTC) a través de una gran revisión internacional multi-institucional retrospectiva para cuantificar esta prevalencia, Se recogieron datos de 313 pacientes con sMTC documentado. La enfermedad bilateral se identificó en 17/306 (5,6%) pacientes, mientras que la enfermedad multifocal se observó en 50/312 (16,0%) sMTC pacientes. Entre ellos, cuando la enfermedad era unifocal en el lóbulo ipsilateral y el istmo, la enfermedad bilateral estaba presente en 6/212 (2.8%) casos. Cuando la enfermedad era multifocal en el lóbulo ipsilateral o istmo, entonces la enfermedad bilateral estaba presente en 8/37 (21,6%) casos (p <0,001). No se identificaron diferencias geográficas. Conclusiones. La prevalencia de focos bilaterales de 5,6% en el sMTC sugiere que la tiroidectomía total debe seguir siendo el estándar de tratamiento para la cirugía inicial, ya que una cirugía tiroidea menos completa puede no abordar completamente el sitio primario de la enfermedad. Si la focalidad tumoral ipsilateral debe ser un factor independiente que determine la necesidad de completar la tiroidectomía cuando se diagnostica el SMTC después de la hemitiroidectomía queda por determinar.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27604949

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0255

Pires, B. P., P. A. Alves, Jr., M. A. Bordallo, D. A. Bulzico, F. P. Lopes, T. Farias, F. Dias, R. A. Lima, I. C. Santos Gisler, C. M. Coeli, R. V. Carvalhaes de Oliveira, R. Corbo, M. Vaisman and F. Vaisman (2016). "Prognostic Factors for Early and Long-Term Remission in Pediatric Differentiated Thyroid Carcinoma: The Role of Sex, Age, Clinical Presentation, and the Newly Proposed American Thyroid Association Risk Stratification System." Thyroid 26(10): 1480-1487.

La incidencia de carcinoma diferenciado pediátrico de tiroides (DTC) ha ido en aumento en los últimos años, y los principales factores de riesgo para la recurrencia son la afectación ganglionar y metástasis a distancia al momento del diagnóstico. Los objetivos de este estudio fueron investigar los factores pronósticos de la remisión temprana y a largo plazo y también validar la propuesta de estratificación de riesgo ATA en una población fuera de los Estados Unidos. Se revisaron los registros clínicos de 118 pacientes <18 años seguidos en dos centros de referencia, con una mediana de seguimiento fue de 9,1 años. Este estudio muestra que la propuesta de estratificación de riesgo ATA para pacientes pediátricos es útil para predecir los resultados a largo plazo en pacientes pediátricos con DTC. Además, muestra que el sexo y la enfermedad metastásica son factores pronósticos importantes en las poblaciones pediátricas.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27540892

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0302

Ross, D. S., H. B. Burch, D. S. Cooper, M. C. Greenlee, P. Laurberg, A. L. Maia, S. A. Rivkees, M. Samuels, J. A. Sosa, M. N. Stan and M. A. Walter (2016). "2016 American Thyroid Association Guidelines for Diagnosis and Management of Hyperthyroidism and Other Causes of Thyrotoxicosis." Thyroid 26(10): 1343-1421.

Este documento describe una guía clínica con 124 recomendaciones basadas en la evidencia para el manejo de la tirotoxicosis que serían útiles para los médicos generalistas y subespecialidades y otras personas que brindan atención a pacientes con esta condición. Los temas clínicos abordados incluyen la evaluación inicial y el tratamiento de la tirotoxicosis, manejo del hipertiroidismo de Graves (usando yodo radioactivo, fármacos antitiroideos o cirugía), manejo de bocio multinodular tóxico o adenoma tóxico (usando yodo radiactivo o cirugía), enfermedad de Graves en niños, adolescentes o pacientes embarazadas, hipertiroidismo subclínico, hipertiroidismo en pacientes con orbitopatía de Graves y manejo de otras causas diversas de tirotoxicosis.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27521067

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0229

 

Cirugía paratiroides

Kiernan, C. M., C. Schlegel, C. Isom, S. Kavalukas, M. F. Peters and C. C. Solorzano (2016). "Ambulatory bilateral neck exploration for primary hyperparathyroidism: is it safe?" Am J Surg 212(4): 722-727.

Se buscó determinar si la exploración bilateral del cuello (EBC) para el hiperparatiroidismo podría realizarse de forma segura en un ambiente ambulatorio (alta hospitalaria el mismo día) en comparación con la paratiroidectomía localizada. Se realizó una revisión retrospectiva de 503 pacientes sometidos a paratiroidectomía de 2010 a 2015. Se comparó la paratiroidectomía localizada con exploración bilateral de cuello. Sólo se incluyeron pacientes con localización positiva y sin operaciones previas. No hubo diferencias en la tasa de altas en el mismo día, hipocalcemia transitoria, visitas al servicio de urgencias y readmisiones. Conclusiones. En este estudio, la EBC para hiperparatiroidismo se asoció con la extirpación de más glándulas paratiroides y tiempos quirúrgicos ligeramente más largos. Sin embargo, la EBC tuvo tasas similares de alta hospitalaria en el mismo día y de perfil de seguridad.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27659156

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.amjsurg.2016.06.021

Wilhelm, S. M., T. S. Wang, D. T. Ruan, J. A. Lee, S. L. Asa, Q. Y. Duh, G. M. Doherty, M. F. Herrera, J. L. Pasieka, N. D. Perrier, S. J. Silverberg, C. C. Solorzano, C. Sturgeon, M. E. Tublin, R. Udelsman and S. E. Carty (2016). "The American Association of Endocrine Surgeons Guidelines for Definitive Management of Primary Hyperparathyroidism." JAMA Surg 151(10): 959-968.

El objetivo de este estudio fue desarrollar pautas basadas en la evidencia para mejorar el manejo del hiperparatiroidismo primario.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27532368

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1001/jamasurg.2016.2310

Nicholson, K. J., K. L. McCoy, S. F. Witchel, M. T. Stang, S. E. Carty and L. Yip (2016). "Comparative characteristics of primary hyperparathyroidism in pediatric and young adult patients." Surgery 160(4): 1008-1016.

El hiperparatiroidismo primario es poco frecuente en pacientes pediátricos. El objetivo del estudio fue comparar el hiperparatiroidismo primario en pacientes pediátricos (<19 años) y adultos jóvenes (19-29 años). El hiperparatiroidismo esporádico primario estuvo presente en el 81,7% y se presentó con menor frecuencia en pacientes pediátricos que los pacientes adultos jóvenes (74,4% vs. 86,2%, p = 0,12). Entre los pacientes con hiperparatiroidismo primario hereditario, la neoplasia endocrina múltiple tipo 1 fue el tipo más común. La enfermedad multiglandular fue frecuente tanto en pacientes pediátricos (30,7%) como en adultos jóvenes (21,8%). Después de la paratiroidectomía, 3 (2,3%) pacientes presentaron hipoparatiroidismo permanente y ninguno presentó parálisis permanente del nervio laríngeo recurrente. La curación bioquímica a los 6 meses fue igual en pacientes pediátricos y adultos jóvenes (97,1% vs 93,6%, p = 0,44) con seguimiento comparable (78,4 meses vs 69,1 meses, P = 0,66) y tasas de enfermedad recurrente (5,9 % Vs 10,3%, P = 0,46). La recidiva se debió a un neoplasia endocrina múltiple 1 relacionada con el hiperparatiroidismo primario en todos los casos. CONCLUSIÓN: Aunque el hiperparatiroidismo primario es esporádico en la mayoría de los pacientes menores de 19 años, es más probable que tengan hiperparatiroidismo primario asociado a neoplasia endocrina múltiple tipo 1 (23%). La paratiroidectomía para el hiperparatiroidismo primario puede realizarse de forma segura en pacientes pediátricos con una alta tasa de curación. El seguimiento de los pacientes con enfermedad hereditaria es necesario.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27506863

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.06.028

Vidal Fortuny, J., W. Karenovics, F. Triponez and S. M. Sadowski (2016). "Intra-Operative Indocyanine Green Angiography of the Parathyroid Gland." World J Surg 40(10): 2378-2381.

Las principales complicaciones de la cirugía tiroidea y paratiroidea son las lesiones del nervio laríngeo  recurrente y el hipoparatiroidismo definitivo. En este trabajo se describe el uso de la angiografía intraoperatoria de verde de indocianina para la confirmación del estado vascular de la glándula paratiroidea.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26944954

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-016-3493-2

 

 Cirugía suprarrenales

Amar, L., C. Lussey-Lepoutre, J. W. Lenders, J. Djadi-Prat, P. F. Plouin and O. Steichen (2016). "MANAGEMENT OF ENDOCRINE DISEASE: Recurrence or new tumors after complete resection of pheochromocytomas and paragangliomas: a systematic review and meta-analysis." Eur J Endocrinol 175(4): R135-145.

En este estudio se realiza una revisión en la literatura de la incidencia y los factores asociados a recidivas o nuevos tumores después de la resección completa aparente de feocromocitoma o paraganglioma toracoabdomino-pélvico. En total, se seleccionaron 38 estudios de 3518 referencias, de las cuales 36 cohortes retrospectivas de los Estados Unidos, Europa y Asia. La tasa general de enfermedad recurrente de 34 estudios fue de 0,98 eventos / 100 años-persona (intervalo de confianza del 95%: 0,71, 1,25). Las enfermedades sindrómicas y los paragangliomas se asociaron consistentemente con un mayor riesgo de un nuevo tumor en los estudios individuales y en el análisis de meta-regresión. CONCLUSIONES: El riesgo de enfermedad recurrente tras la resección completa del feocromocitoma puede ser inferior al previamente estimado, lo que corresponde a cinco eventos para 100 pacientes seguidos durante 5 años después de la resección completa. La estratificación del riesgo se requiere para adaptar el protocolo de seguimiento después de la resección completa de un feocromocitoma o paraganglioma. Para ello se necesitan grandes estudios multicéntricos.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27080352

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/eje-16-0189

Pisarska, M., M. Pedziwiatr and A. Budzynski (2016). "Perioperative hemodynamic instability in patients undergoing laparoscopic adrenalectomy for pheochromocytoma." Gland Surg 5(5): 506-511.

La inestabilidad hemodinámica perioperatoria sigue siendo el mayor desafío quirúrgico y anestésico en la cirugía del feocromocitoma. El objetivo de esta revisión fue discutir los factores pre, intra y postoperatorios que pueden afectar la condición hemodinámica de un paciente. Describe la preparación de los pacientes con medicación adecuada, los principios de la técnica quirúrgica, así como los factores de riesgo para el desarrollo de la inestabilidad hemodinámica en el período postoperatorio. Actualmente, el gold standard en el tratamiento del feocromocitoma es el uso preoperatorio de los alfa-bloqueantes y la cirugía laparoscópica. Este enfoque permitió mejorar los resultados disminuyendo tanto la mortalidad como la morbilidad.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27867865

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.21037/gs.2016.09.05

McManus, C., M. Wingo, J. A. Chabot, J. A. Lee and J. H. Kuo (2016). "Septuagenarians and Older Patients are at a Higher Risk of Mortality with Adrenal Metastasectomy: An

Analysis of the HCUP-NIS Database From 1992 to 2011." World J Surg 40(10): 2391-2397.

En este estudio con un gran número de pacientes se pretende analizar el riesgo de mortalidad en pacientes mayores de 70 años tras la suprarrenalectomía por metástasis. Se identificaron un total de 2.057 casos de metastasectomía suprarrenal. La mediana de edad de los pacientes fue de 62 +/- 13,2 años (49,9% hombres, 69,7% caucásicos). La edad> = 71 años predijo una tasa de mortalidad significativamente mayor (OR = 6,0, IC 1,3-26,5) cuando se controló por raza, tipo de procedimiento, año de cirugía y tumor primario en el análisis multivariable. Este grupo de edad tuvo un mayor número de complicaciones cardíacas (5,4%, p = 0,005) que potencialmente contribuyeron a la mayor tasa de mortalidad. Además, no hubo diferencias en los resultados quirúrgicos cuando se estratificó por tipo de tumor primario para toda la cohorte de pacientes. CONCLUSIÓN: La metastasectomía suprarrenal es un procedimiento seguro. Sin embargo, la edad ? 71 años es un factor de riesgo significativo para la mortalidad por hospitalización. Este aumento del riesgo debe considerarse cuando se habla de metastasectomía suprarrenal en esta población de edad.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27142624

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-016-3537-7

 

 Cirugía tumores neuroendocrinos

Partelli, S., R. Cirocchi, S. Crippa, L. Cardinali, V. Fendrich, D. K. Bartsch and M. Falconi (2017). "Systematic review of active surveillance versus surgical management of asymptomatic small non-functioning pancreatic neuroendocrine neoplasms." Br J Surg 104(1): 34-41.

La incidencia de neoplasias neuroendocrinas pancreáticas (NF-PNEN) asintomáticas, esporádicas y no funcionantes ha aumentado en las últimas décadas. El tratamiento conservador se ha defendido para estos tumores. El objetivo de este estudio fue evaluando la literatura comparar la vigilancia activa con el manejo quirúrgico de pequeños NF-PNEN esporádicos asintomáticos. Después de 3915 registros, se incluyeron cinco estudios retrospectivos con un total de 540 pacientes. De éstos, 327 pacientes (60,6%) fueron sometidos a vigilancia activa y 213 (39,4%) fueron sometidos a cirugía. La mediana de la duración del seguimiento varió de 28 a 45 meses. El crecimiento mensurable del tumor se observó en el 0-51.0% de los pacientes. En total, 46 pacientes (14,1 por ciento) se sometieron a resección pancreática después del tratamiento conservador inicial. En la mayoría de los pacientes la razón fue un aumento en el tamaño del tumor (19 de 46). No hubo muertes relacionadas con la enfermedad en el grupo de vigilancia activa en ninguno de los estudios. CONCLUSIÓN: Esta revisión sistemática sugiere que la vigilancia activa de los pacientes afectados por NF-PNEN esporádicos, pequeños y asintomáticos puede ser una buena alternativa al tratamiento quirúrgico.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27706803

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/bjs.10312

Sanchez-Bueno, F., J. M. Rodriguez Gonzalez, G. Torres Salmeron, A. Bernabe Penalver, M. Balsalobre Salmeron, J. de la Pena Moral, M. Fuster Quinonero and P. Parrilla Paricio (2016). "Prognostic factors in resected pancreatic neuroendocrine tumours: Experience in 95 patients." Cir Esp 94(8): 473-480.

El objetivo de este estudio fue analizar factores pronósticos de supervivencia y recurrencia en pacientes con tumores neuroendocrinos pancreáticos (PNT) resecados. Se revisaron retrospectivamente los registros médicos de 95 pacientes con PNT resecado. Las variables estudiadas fueron: edad, sexo, forma de presentación (tumores esporádicos / familiares), funcionalidad, tipo de tumor, localización, tipo de cirugía, tamaño tumoral, tumores multifocales y tasa recurrente. CONCLUSIONES:  La clasificación de la OMS fue un factor pronóstico independiente en la supervivencia del VCN.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27450270

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.ciresp.2016.05.010

Coriat, R., T. Walter, B. Terris, A. Couvelard and P. Ruszniewski (2016). "Gastroenteropancreatic Well-Differentiated Grade 3 Neuroendocrine Tumors: Review and Position Statement." Oncologist 21(10): 1191-1199.

Según la clasificación de la OMS de 2010, las neoplasias neuroendocrinas gastroenteropancreáticas se clasifican como tumores neuroendocrinos bien diferenciados (NET) de grado 1 ó 2 en hasta un 84%, o carcinomas neuroendocrinos poco diferenciados en 6% -8%. Se han identificado tumores neuroendocrinos que presentan una cantidad de mitosis o un índice Ki-67 superior al 20% y una morfología bien diferenciada, denominados tumores neuroendocrinos de grado 3 bien diferenciados (NET G-3). Las principales localizaciones de NET G-3 son el páncreas, el estómago y el colon. El pronóstico es peor que el de NET G-2. En NET G-3 no metastásico, la cirugía parecía ser la primera opción. El régimen de quimioterapia en el NET G-3 pancreático debe ser similar al que se aplica en NET G-1/2 cuando el índice Ki-67 es inferior al 55% y con el aplicado para carcinoma neuroendocrino cuando Ki-67 está por encima 55%.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27401895

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1634/theoncologist.2015-0476

Uccelli, F., F. Gavazzi, G. Capretti, M. Virdis, M. Montorsi and A. Zerbi (2016). "Parenchyma-sparing surgery for pancreatic endocrine tumors." Updates Surg 68(3): 313-319.

La enucleación (EN) y la pancreatectomía media (MP) se han propuesto como tratamiento para los tumores neuroendocrinos pancreáticos G1 y G2 (PNET). El objetivo de este estudio es analizar los resultados de la cirugía de ahorro de parénquima (PSS) para PNET en un centro de alto volumen italiano. Todos los pacientes con un diagnóstico histológico de PNET que se sometieron a una resección quirúrgica en nuestro centro entre enero de 2010 y enero de 2016 fueron incluidos en el estudio. Se incluyeron 99 pacientes. El PSS se realizó en 22 casos (22,2%), 18 EN (82%) y 4 MP (18%).  La mayoría de los tumores PSS fueron G1 (n = 15; 68%) y no hubo G3. Se realizó muestreo nodal en cada PSS. Sólo dos pacientes mostraron enfermedad metastásica ganglionar. La mediana de la duración postoperatoria de la estancia fue de 7 días después de PSS. Once (50%) de estos pacientes desarrollaron una complicación; Dos (18,2%) fueron complicaciones mayores. La fístula pancreática se desarrolló en diez pacientes (45,5%); Dos (20%) fueron de tipo B. No hubo fístula de tipo C y y no hubo reoperaciones después de PSS. La tasa de readmisión fue del 9%. Todos los pacientes sometidos a PSS están vivos y libres de recurrencia. El PSS es una técnica segura para las PNETs G1 y G2, pero debe llevarse a cabo en centros experimentados y se requiere un muestreo nodal extenso y un largo seguimiento para obtener el mejor resultado oncológico.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27709476

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s13304-016-0400-1

 

Septiembre 2016

De los artículos de septiembre de 2016, nos quedamos con los siguientes:

 Cirugía tiroidea

Rios, A., B. Torregrosa, J. M. Rodriguez, D. Rodriguez, A. Cepero, M. D. Abellan, N. M. Torregrosa, A. M. Hernandez and P. Parrilla (2016). "Ultrasonographic risk factors of malignancy in thyroid nodules." Langenbecks Arch Surg 401(6): 839-849.

 Estudio prospectivo doble ciego que incluye pacientes con nódulo tiroideo único y con BMN (221 nódulos analizados) y excluye a aquellos con cirugía cervical previa o PAAF en el último mes. El protocolo incluyó historia clínica, eco, PAAF y seguimiento tras la cirugía. Las parámetros ecográficos que se relacionaron con malignidad (p < 0.05) y que persistieron en el análisis multivariante fueron la ecoestructura del nódulo (OR 12.81), vascularización caótica intranodular con el doppler Energy y microcalcificaciones (OR 9.05). Los autores concluyen que la eco de alta resolución permite un diagnostico más fiable de malignidad cuando aparcen estos hallazgos.  

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27263038

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00423-016-1451-y

 

Park, A. Y., J. A. Kim, E. J. Son and J. H. Youk (2016). "Shear-Wave Elastography for Papillary Thyroid Carcinoma can Improve Prediction of Cervical Lymph Node Metastasis." Ann Surg Oncol 23(Suppl 5): 722-729.

 Estudio retrospectivo con 363 pacientes operados por cancer papilar de tiroides (CPT) con elastografía preoperatoria. Se encontró asociación entre los índices de elasticidad media y elasticidad maxima y la existencia de metástasis en el compartimento central (P = 0.037) y entre la elasticidad minima y las metástasis laterales (P = 0.015). Un índice de elasticidad media mayor de 124 kPa o un índice de elasticidad máximo mayor a 138 kPa con hallazgos sospechosos en la escala de grises de la eco, mejoraron la sensibilidad y el area bajo la curva (AC) para predecir la existencia de metástasis centrales (SS, 45.4 y 44.6 % vs. 28 %, P < 0.001; AC, 0.659 y 0.667 vs. 0.615, P = 0.011 y 0.019). Sin embargo, un índice mínimo de elasticidad mayor de 63 kPa con hallazgos sospechosos en la escala de grises de la eco, mejoraron la SS y el AC para predecir metástasis laterales (SS 95.8 vs. 75 %, P = 0.025; AUC, 0.924 vs. 0.871, P = 0.047). Parece por tanto, que la elastografía preoperatoria podría ser útil para predecir la existencia de metástasis cervicales.  

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27654109

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5572-x

 

Ofo, E., S. Thavaraj, D. Cope, J. Barr, K. Kapoor, J. P. Jeannon, R. Oakley, C. Lock, E. Odell and R. Simo (2016). "Quantification of lymph nodes in the central compartment of the neck: a cadaveric study." Eur Arch Otorhinolaryngol 273(9): 2773-2778.

 Estudio con 28 tiroidectomías totales con disecciones del compartimento central cervical en cadáveres. La linfadenectomía central se dividió en 4 regiones: prelaringea (délfico), pretraqueal, paratraqueal derecha y paratraqueal izquierda. El número total de ganglios extirpados por cadáver fue 4 (1-16), con una media de 1 en cada region paratraqueal (0-7) y en la pretraqueal (0-8). En la región prelaríngea, la media fue de 0 (0-2). El tamaño medio de los ganglios en todos los compartimentos fue de 2.9 mm. Los autores creen que hay una gran variabilidad en el número de ganglios y un número medio de ganglios bajo en este compartimento.  

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26589898

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00405-015-3827-y

 

Kim, S. K., I. Park, J. W. Woo, J. H. Lee, J. H. Choe, J. H. Kim and J. S. Kim (2016). "Predictive Factors for Lymph Node Metastasis in Papillary Thyroid Microcarcinoma." Ann Surg Oncol 23(9): 2866-2873.

 Estudio retrospectivo con 5.656 casos de cancer papilar de tiroides a los que se les trató mediante una tiroidectomía total con linfadenectomía central y/o lateral entre 1997 y 2015. Los factores que se asociaron con una alta prevalencia de metástasis en el compartimento central fueron: sexo masculino (OR 2.332), variante clásica de papilar (OR 4.266), tamaño tumoral >0.5 cm (OR 1.753), multicentricidad (OR 1.168), bilateralidad (OR 1.177) y extension extratiroidea (OR 1.448). Se asociaron con baja prevalencia de metástasis a ese nivel, la tiroiditis linfocítica crónica (OR 0.791) y el aumento de 10 años en la edad (OR 0.760). Por otro lado, los factores independientes asociados a una alta prevalencia de metástasis laterales fueron: sexo masculino (OR 1.489), tamaño tumoral >0.5 cm (OR 1.295), multicentricidad (OR 1.801), extension extratiroidea (OR 1.659) y afectación metastásica en el compartimento central (OR 4.359), mientras que el aumento de 10 años en la edad se relacionó con una baja prevalencia de metastasis laterales (=R 0.838). Hubo relación estadísticamente significativa entre la tasa de recurrencia locorregional y la afectación ganglionar (p < 0.001). Los autores recomiendan una evaluacion perioperatoria meticulosa de la existencia de metástasis ganglionares y los factores predictivos en estos pacientes.     

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27075321

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5225-0

 

Rosario, P. W., G. F. Mourao and M. R. Calsolari (2016). "Screening for Hyperparathyroidism by Measurement of Calcium in Patients Undergoing Thyroid Surgery: A Prospective Study." Horm Metab Res 48(10): 673-676.

 Estudio prospectivo con 676 casos con cirugía tiroidea prevista sin sospecha clínica de hipercalcemia. En el estudio preoperatorio se diagnosticaron 5 hiperparatiroidismos primarios (0.74%), uno de ellos sin indicación quirúrgica según las guías actuales. En tres casos, el adenoma se identificó durante el estudio de la patología tiroidea y en los otros dos casos, hubo que realizar pruebas específicas para localizarlo, que se pidieron tras la detección en el preoperatorio de HPTP. En los 5 casos, se consiguió la normalización de los niveles de calcio y PTH tras la cirugía. Con estos datos, los autores concluyen que sería necesario realizar la analítica preoperatoria con calcio y PTH a 300 pacientes, para evitar una reintervención por HPTP.

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27589344

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1055/s-0042-115645

 

Henry, B. M., J. Vikse, M. J. Graves, S. Sanna, B. Sanna, I. M. Tomaszewska, W. C. Hsieh, R. S. Tubbs and K. A. Tomaszewski (2017). "Variable relationship of the recurrent laryngeal nerve to the inferior thyroid artery: A meta-analysis and surgical implications." Head Neck 39(1): 177-186.

 Metaanálisis con 79 estudios (14.269 nervios) en los que se describe la relación del recurrente con la arteria tiroidea inferior. Al comparar el lado izquierdo con el derecho se observaron diferencias. Así, el nervio fue predominantemente posterior (62.6% vs 37%) o anterior (17.25 vs 37.1%) en el lado izquierdo o el derecho respectivamente. Los autores concluyen que no se puede asumir que haya simetría entre los dos lados y que hay que tener especial cuidado en el lado derecho, ya que allí es más frecuente encontrar nervios anteriores a la arteria o entre la arteria, asociados con una mayor riesgo de yatrogenia. 

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27627737

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24582

 

Yu, W., X. Cao, G. Xu, Y. Song, G. Li, H. Zheng and N. Zhang (2016). "Potential role for carbon nanoparticles to guide central neck dissection in patients with papillary thyroid cancer." Surgery 160(3): 755-761.

 Estudio con 140 pacientes consecutivos (70 en el grupo estudio con nanoparticulas de carbón y 70 en el grupo control) a los que se les realizó una tiroidectomía total o subtotal con linfadenectomía central bilateral. Ambos grupos tuvieron diferentes tasas de ganglios metastásicos (P = .017), número total de ganglios detectados (P = .0001), número total de ganglios disecados <5 mm (P = .0001) y número de ganglios metastásicos <5 mm (P = .0001). De los 682 ganglios disecados en el grupo estudio, 579 (85%) estaban teñidos de negro y 147/579 eran metastásicos. Hubo 63/147 ganglios metastásicos menores de 5 mm y se encontraron otros 12 ganglios metastasicos <5mm que no se habían teñido. 147/193 (76%) de los ganglios metastásicos estaban teñidos de negro con las nanopartículas de carbón. Se encontraron 5 paratiroides resecadas en el grupo estudio y 14 en el grupo control (P = .046). Los autores concluyen que las nanopartículas de carbón podrían ayudar a visualizar los ganglios linfáticos, a detectar la afectación metastásica del compartimento central y a diferenciar las paratiroides y evitar resecciones innecesarias de las mismas.          

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27241116

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.04.017

 

Wang, L. Y., I. J. Nixon, S. G. Patel, F. L. Palmer, R. M. Tuttle, A. Shaha, J. P. Shah and I. Ganly (2016). "Operative management of locally advanced, differentiated thyroid cancer." Surgery 160(3): 738-746.

 Estudio que analiza la experiencia en el Memorial SK de Nueva York en el tratamiento quirúrgico del cáncer de tiroides avanzado localmente. La muestra es de 153 pacientes incluye 23 pacientes (15%) con metástasis a distancia en el momento del diagnóstico y 122 (79.7%) con ganglios positivos. El lugar más común de extensión extratiroidea fue el nervio recurrente (51%), seguido de la tráquea (46.4%) y el esófago (39.2%). En 63 pacientes (41%) fue necesaria la reseccion del recurrente por infilitración tumoral. Después de la cirugía, 20 pacientes (13%) tenían tumor residual macroscópico (R2), 63 (41.2%) tenían márgenes positivos y 70 (45.8%) tenían una reseccion R0. Tras un seguimiento medio de 63.9 meses, la supervivencia específica por la enfermedad estratificada según fuese la reseccion R0/R1/R2, fue de 94.4%, 87.6% y 67.9% respectivamente (P = .030). Estos datos no demuestran diferencias estadísticamente significativas en cuanto a supervivencia entre la resección R0 y R1(P = .222).La probabilidad de mantenerse libres de recurrencia a distancia a los 5 años para los pacientes M0 fue de 90.8%, 90.3% y 70.7% (P = .410). La probabilidad de estar libres de recurrencia locorregional a fue del 85.8% para los R0 y del 85.5% para aquellos con resección R1 (P = .593).Los autores concluyen que con una estrategia quirúrgica adecuada, los pacientes con cancer de tiroides avanzado localmente con reseccion R0 o R1 tienen buen pronóstico.     

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27302105

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.04.027

 

Oltmann, S. C., A. Y. Alhefdhi, M. H. Rajaei, D. F. Schneider, R. S. Sippel and H. Chen (2016). "Antiplatelet and Anticoagulant Medications Significantly Increase the Risk of Postoperative Hematoma: Review of over 4500 Thyroid and Parathyroid Procedures." Ann Surg Oncol 23(9): 2874-2882.

 Estudio retrospectivo sobre una base de datos recogida de forma prospectiva con 4.514 pacientes en los que se evaluó si había tratamiento antiagregante (aspirina de 325 mg, aspirina <325 mg, clopidogrel u otros) o anticoagulante (oral o inyectable). Se registraron 22 hematomas (0.5%) y la prevalencia fue mayor en la tiroidectomía que en la paratiroidectomía (0.8 vs. 0.1 %, p < 0.01). La tasa de hematoma fue menor en la tiroidectomía unilateral que en la total o la ampliada (0.1 vs. 0.9 vs. 0.8 %, p < 0.01). Aquellos que estaban en tratamiento con aspirina de 325 mg (0.8%) o clopidogrel (2.2%) tuvieron una tasa mayor de hematoma que los pacientes sin antiagregación (0.5%) o que tomaban una aspirina de <325 mg (0.1 %, p = 0.04). La tasa de hematoma postoperatorio también fue mucho mayor entre los pacientes con anticoagulants orales (2.2%) o inyectables (10.7%) que en los que no tenían tratamiento anticoagulante (0.4 %, p < 0.01). En el análisis multivariante se asociaron a hematoma postquirurgico de forma independiente, la tiroidectomia, la tiroidectomia total, el clopidogrel y los anticoagulantes. Los autores advierten que los pacientes con estos factores de riesgo deben estar más vigilados para detectar precozmente los hematomas en caso de producirse.     

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27138383

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5241-0

 

Seo, G. H., Y. J. Chai, H. J. Choi and K. E. Lee (2016). "Incidence of permanent hypocalcaemia after total thyroidectomy with or without central neck dissection for thyroid carcinoma: a nationwide claim study." Clin Endocrinol (Oxf) 85(3): 483-487.

 Estudio surcoreano con 192.333 pacientes operados por cáncer de tiroides entre 2007 y 2013. Se definió la hipocalcemia permanente como aquella en la que se requirieron más de 1000 mg de calcio elemento durante más de 288 días en el primer año postoperatorio. En todos se realizó una tiroidectomía total y en 139.629 (72.6%) se asoció una linfadenectomía central. La incidencia de hipocalcemia permanente fue mayor en el grupo de los pacientes con vaciamiento que en aquellos sin vaciamiento (5.4% vs 4.6%, P < 0.001). El riesgo relativo de hipocalcemia permanente de los pacientes con tiroidectomia total más vaciamiento, tras ajuste por edad y sexo, fue de 1.20 (P<0.001). Un dato curioso fue que el vaciamiento no aumentó el riesgo de hipocalcemia permanente en centros con <200 casos al año, mientras que si aumentó en centros con un volumen mínimo de 800 casos al año. Los autores creen que este aumento de riesgo debe ser considerado a la hora de decidir si hacemos el vaciamiento o no.   

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27063793

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/cen.13082

 

Nellis, J. C., R. P. Tufano and C. G. Gourin (2016). "Association between Magnesium Disorders and Hypocalcemia following Thyroidectomy." Otolaryngol Head Neck Surg 155(3): 402-410.

 Estudio retrospectivo con datos de 620.724 pacientes con cirugia tiroidea entre 2001 y 2010. Se registró hipocalcemia en el 6% de los pacientes y fue significativamente más frecuente en mujeres, edad <65 años, tiroidectomías con vaciamiento, centros con poco volumen de cirugía, tumores malignos, casos con lesión nerviosa y si había alteraciones del magnesio o del metabolismo del fósforo (P < .001). Se encontraron alteraciones del magnesio o del fósforo en <1% de los pacientes. La alteración del magnesio fue significativamente más frecuente en pacientes con hipocalcemia (7%; P < .001) y hubo hipocalcemia en el 52% de los pacientes con alteraciones del magnesio (P < .001). En el análisis multivariante, el riesgo de hipocalcemia en pacientes con alteraciones del magnesio fue mayor (OR 12.71; IC 95% 8.59-18.82). Estos resultados no se modificaron al analizar los resultados en los centros de mayor volumen. Tanto la hipocalcemia como la alteración del magnesio, se asociaron con estancias medias hospitalarias mayores y por tanto, un mayor coste. Dicho efecto sobre el coste fue mayor incluso para las alteraciones del magnesio que para la hipocalcemia (P < .001). 

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27118818

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1177/0194599816644594

 

Lee, J. C., D. Breen, A. Scott, S. Grodski, M. Yeung, W. Johnson and J. Serpell (2016). "Quantitative study of voice dysfunction after thyroidectomy." Surgery 160(6): 1576-1581.

 Estudio con 62 pacientes, con una edad media de 48 años, sometidos a una tiroidectomia total o parcial en un periodo de un año. La calidad de la voz se midió de forma subjetiva con un índice de alteración de la voz (escala de 0-40 de peor a mejor) y de forma objetiva usando el índice de severidad de la disfonía (-5 a 5 de peor a mejor) antes y después de la cirugía por dos especialistas de la voz. También se midió el calibre del nervio recurrente durante la cirugía. Ambos índices se deterioraron tras la cirugía de forma subjetiva (índice medio de alteración de la voz 4.2 +/- 0.8-9.4 +/- 1.2, P < .01) y también objetivamente (índice medio de severidad de la disfonia 3.9 +/- 0.3-2.8 +/- 0.3, P < .01). Se registró un deterioro significativo de la voz tras la tiroidectomía parcial y tras la total (índice medio de alteración de la voz 5.4 +/- 1.5-7.9 +/- 1.4, P = .02 y 3.4 +/- 0.7-10.4 +/- 1.8, P < .01 respectivamente). Sin embargo, en la prueba objetiva, solo se observó un deterioro significativo tras la tiroidectomía total (índice medio de severidad de la disfonía 4.0 +/- 0.3-2.5 +/- 0.3, P < .01). A los 6-12 meses de la cirugía ambos indices recuperaron niveles similares a los preoperatorios. Durante la cirugía el diámetro del recurrente aumentó 0.58 +/- 0.05 mm (1.82 +/- 0.05 mm-2.40 +/- 0.05 mm; P < .01). En los pacientes con hemitiroidectomía (no en las tiroidectomias totales), el grado de edema del nervio se correlacionó con el grado de deterioro de la voz posterior, de forma que cuanto mayor era el aumento de diametro nervioso, peor era la disfonía después con un peor índice de severidad de la disfonía (coeficiente -0.4, P = .03). Los autores concluyen que la calidad de la voz se deteriora con la cirugía tiroidea a pesar de la integridad del nervio. Aunque el grado de deterioro depende de multiples factores, parece estar relacionado con la inflamación del mismo. En la mayoría de los pacientes la evolución esperable es la resolución espontánea.   

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27596752

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.07.015

 

Rosario, P. W., G. F. Mourao, M. B. Nunes, M. S. Nunes and M. R. Calsolari (2016). "Noninvasive follicular thyroid neoplasm with papillary-like nuclear features." Endocr Relat Cancer 23(12): 893-897.

 Recientemente se ha propuesto dejar de considerar cánceres a algunos tumores que pasarían a definirse como “neoplasias foliculares no invasivas con caracteristicas nucleares similares a papilas” (NIFTP). El artículo describe 129 casos diagnosticados en un solo hospital, tras excluirse aquellos tumores </=1 cm. Se realizó una tiroidectomía total en 64 pacientes y una lobectomía en 65. No recibieron radioyodo. Los NIFTP suponían el 15% de los cánceres papilares de tiroides mayores de 1 cm. En el 32.5% de los casos la descripción ecográfica fue de baja sospecha de malignidad y tan solo de alta sospecha de malignidad en el 5% de los casos. La citología fue indeterminada en el 62% de los casos y de malignidad tan solo en el 4%. El seguimiento medio de los pacientes fue de 72 meses (12-146) después de la cirugía y no hubo aumento de la concentración de tiroglobulina ni aparecieron nuevas lesiones. 

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27660403

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/erc-16-0379

 

So, K., R. E. Smith and S. R. Davis (2016). "Radiotherapy in well-differentiated thyroid cancer: is it underutilized?" ANZ J Surg 86(9): 696-700.

 Las indicaciones de radioterapia externa en el cáncer de tiroides, según las guías de las asociaciones británica y americana, incluyen enfermedad irresecable, tumores que no captan yodo, extensión extratiroidea o metástasis a distancia. El estudio incluye 32 pacientes tratados con radioterapia en un hospital australiano entre 1992 y 2013. En 16 casos se realizó un tratamiento locorregional (6 radical y 10 paliativo), en 13/16 (81%) había enfermedad residual y en 14/16 (88%) había recidiva (en 8 casos multiples recurrencias). En 10/16 (63%), hubo varias cirugías y en 8/16 (50%), se había usado radioyodo en varias ocasiones. En 4/6 (67%) casos con tratamiento con intención curativa no se observó recurrencia locorregional o progresión de la enfermedad. En 13/16 de los pacientes que recibieron radioterapia, estaban asintomáticos desde el punto de vista locorregional, en el momento de la última revisión o el fallecimiento. Las metástasis a distancia que se trataron más frecuentemente con radioterapia fueron las óseas, irradiándose en total 45 zonas. El 93% y 78% de esos pacientes, no tenían síntomas a los 2 y 4 años respectivamente. Estos resultados sugieren que en pacientes seleccionados con cáncer de tiroides bien diferenciado, la radioterapia externa contribuye al control local de la enfermedad y de los síntomas. 

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26573999

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/ans.13374

 

Machens, A. and H. Dralle (2016). "Surgical cure rates of sporadic medullary thyroid cancer in the era of calcitonin screening." Eur J Endocrinol 175(3): 219-228.

 Estudio observacional con 600 casos consecutivos operados por cáncer medular esporádico (en 322 era la primera cirugía y en 278 una reintervención) entre 1995 y 2015 en un hospital de referencia alemán. Al comparar los periodos 1995-2000 y 2011-2015, se observó un descenso significativo (P<0.001) en la frecuencia de tumores con afectación ganglionar (de 73 a 49%), de las metástasis en ganglios mediastínicos (del 21 al 6%) y de las metástasis a distancia (del 23 al 6%). Estos cambios fueron paralelos a un aumento significativo (P<0.001) de la edad media (de 49.1 a 57.3 años) y del porcentaje de tumores </=10 mm (del 19 al 39%) y de la cura bioquímica (del 28 al 62%). Cuando solo se tuvieron en cuenta los pacientes con tumores mayores de 1 cm, el descenso de afectacion ganglionar mediastínica y de metástasis a distancia, así como el aumento de la edad y de la cura bioquímica se mantuvieron estadísticamente significativos. Esto hace pensar a los autores, que ha mejorado el tratamiento de la enfermedad consiguiéndose un mayor control de la misma, si bien no está claro el papel del cribaje con calcitonina de rutina instaurado en Alemania en los últimos años.   

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27334331

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/eje-16-0325

 

Malandrino, P., M. Russo, C. Regalbuto, G. Pellegriti, M. Moleti, A. Caff, S. Squatrito and R. Vigneri (2016). "Outcome of the Diffuse Sclerosing Variant of Papillary Thyroid Cancer: A Meta-Analysis." Thyroid 26(9): 1285-1292.

 La variante esclerosante difusa (VED) del cáncer papilar de tiroides es considerada más agresiva y se asocia a un mal pronóstico. Para comprobarlo, se revisaron 10 estudios que incluían 585 casos con esta variante y 64,611 casos de cáncer papilar de tiroides de tipo clásico (CPTC). Los pacientes con VED tuvieron mayor riesgo de extension extratiroidea y metástasis ganglionares y a distancia. El riesgo de persistencia/recurrencia de la enfermedad fue tres veces mayor en los pacientes con VED (OR=3.19; IC 1.86-5.49). El aumento de riesgo se mantuvo en los estudios en los que solo se incluyeron casos que habían recibido radioyodo (OR=2.07; IC 0.88-4.90). El riesgo de muerte por cancer de tiroides no fue diferente entre los casos de VED y CPTD (OR=1.34; IC 0.76-2.38). Los autores concluyen que, dada la mayor agresividad de la VED, si se sospecha preoperatoriamente, habría que realizar una tiroidectomia total con vaciamiento central y habría que completar el tratamiento con radioyodo. 

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27349273

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0168

 

Bernstein, M. B., E. L. Chang, B. Amini, H. Pan, M. Cabanillas, X. A. Wang, P. K. Allen, L. D. Rhines, C. Tatsui, J. Li, P. D. Brown and A. J. Ghia (2016). "Spine Stereotactic Radiosurgery for Patients with Metastatic Thyroid Cancer: Secondary Analysis of Phase I/II Trials." Thyroid 26(9): 1269-1275.

 Estudio prospectivo en fase I/II en el que se trataron con radiocirugia estereotáctica, 27 lesiones metastásicas en la columna de 23 pacientes reclutados en dos centros durante 6 años. La dosis varió entre 16-18 Gy en una sesión a 27-30 Gy en 3-5 sesiones. El seguimiento medio fue de 28.9 meses (5-93), el control local según las RM de control fue del 88% a los 2 años y del 79% a los 3 años. En los pacientes con progresión de la enfermedad a otros niveles, el control local de las lesiones de columna tratadas con radiocirugia estereotáctica se mantuvo en el 88% de los casos a los 3 años. En los pacientes que requirieron intervención quirúrgica y la radiocirugía fue usada como tratamiento adyuvante, se consiguió una tasa de control del 86% a los 3 años. Las tasas globales de supervivencia fueron 85% y 67% al año y a los 2 años respectivamente. En los pacientes con “oligoprogresión” y control de la enfermedad en la columna, la supervivencia fue significativamente mayor que cuando había evidencia de prgresión sistémica (81% vs 45% a los 2 años; p=0.01). En el análisis univariante, no hubo asociación entre el control local y la edad, la situación sistémica de la enfermedad, el radioyodo previo, el fraccionamiento de la radiocirugía, la localización de las metastasis en la columna, el subtipo histológico o el tiempo transcurrido desde el diagnostico de la enfermedad en el momento de la detección de las lesiones en columna. No hubo casos de toxicidad grado 3-5. Se registró dolor en el 30% de los casos que solo en 3 (13%) requirió tratamiento con narcóticos o esteroides. No hubo evidencia de fracturas vertebrales en las zonas tratadas. Los autores concluyen que la radiocirugia esterotáctica para el tratamiento de metastasis óseas en columna (como tratamiento adyuvante o de rescate) es bien tolerada y consigue tasas altas de control local.  

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27334245

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0046

 

Kim, S. H., J. L. Roh, G. Gong, K. J. Cho, S. H. Choi, S. Y. Nam and S. Y. Kim (2016). "Differences in the Recurrence and Survival of Patients with Symptomatic and Asymptomatic Papillary Thyroid Carcinoma: An Observational Study of 11,265 Person-Years of Follow-Up." Thyroid 26(10): 1472-1479.

 En este trabajo se compara la evolución tras el tratamiento de los pacientes asintomáticos (cánceres diagnosticados de forma incidental en pruebas de imagen) con los sintomáticos. Los pacientes con cánceres papilares síntomáticos tenían tumores más grandes, palpables, con mayor proporción de extension extratiroidea, mayor afectación ganglionar y mayor probabilidad de necesitar radioyodo postoperatorio (p<0.05 en todos los casos). La tasa de recurrencia fue significativamente mayor en el grupo de tumores sintomáticos (p<0.001). La ausencia de síntomas fue un factor predictor independiente asociado a mejores tasas de supervivencia libre de enfermedad (97.3% vs 90.6%; p < 0.001) y supervivencia global a 5 años (99.4% vs 96.9%; p < 0.001) en comparación con los pacientes con tumores sintomáticos. Parece por tanto, que tal y como era previsible, los cánceres papilares sintomáticos se asocian con mayores tasas de recurrencia y peores tasas de supervivencia que los asintomáticos. Los autores creen que los sintomáticos requieren tiroidectomía total y seguimiento estrecho tras la cirugía. 

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27457917

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0238

 

Onoda, N., K. Sugino, T. Higashiyama, M. Kammori, K. Toda, K. Ito, A. Yoshida, N. Suganuma, N. Nakashima, S. Suzuki, K. Tsukahara, H. Noguchi, M. Koizumi, T. Nemoto, H. Hara, A. Miyauchi and I. Sugitani (2016). "The Safety and Efficacy of Weekly Paclitaxel Administration for Anaplastic Thyroid Cancer Patients: A Nationwide Prospective Study." Thyroid 26(9): 1293-1299.

 Estudio prospectivo multicéntrico no randomizado en el que se utiliza paclitaxel (80 mg/m2) semanal en el tratamiento de 56 pacientes con cáncer anaplásico de tiroides confirmado por histología. Se dieron varias dosis en 52 casos (93%) y no fue necesario suspenderlo en ningún caso por mala tolerancia. La supervivencia media fue de 6.7 meses (4.4-9) y la supervivencia a 6 meses fue del 54%. Entre los pacientes con una lesión evaluable, en ningún caso se observó remisión completa, en 9 (21%) hubo remisión parcial, en 22 (52%) estabilidad de la enfermedad y en 8 (19%) se observó progresión de la enfermedad. La tasa objetiva de respuesta fue por tanto del 21% y hubo beneficio clínico en el 73%. El tiempo medio de progresión fue de 1.6 meses. No se pudo demostrar estadísticamente un efecto adicional de la radiación en los 6 casos en los que se les trató de forma combinada. En 8 pacientes en los que fue posible la resección quirúrgica completa tras la quimioterapia, la supervivencia fue mayor (7.6 vs 5.4 meses, p = 0.018). Parece por tanto que la administración de paclitaxel semanal en el tratamiento del cancer anaplásico de tiroides, podría tener un papel adyuvante.

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27484330

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0072

 

Cirugía paratiroides

Edwards, C. M., J. Folek, S. Dayawansa, C. M. Govednik, C. E. Quinn, B. R. Sigmond, C. Y. Lee, M. S. Angel, J. C. Hendricks and T. C. Lairmore (2016). "Central venous parathyroid hormone monitoring using a novel, specific anatomic method accurately predicts cure during minimally invasive parathyroidectomy." Am J Surg 212(6): 1154-1161.

 Se midieron los niveles de PTH intraoperatoria, 10 minutos después de la extracción de cada glándula hiperfuncionante, de una vena central y de una periférica y no se encontraron diferencias (24.40 + 1.86 y 21.69 + 1.74, respectivamente; P = .877, test ANOVA). Cuando se midió la muestra de la vía central, los niveles encontrados, predijeron la cura bioquímica cuando se cumplían los criterios de Miami. Dicha muestra por tanto, podría ser tomada de la vía central, si fuese más cómodo en quirófano.

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27793324

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.amjsurg.2016.09.015

 

Young, S., J. X. Wu, N. Li, M. W. Yeh and M. J. Livhits (2016). "More Extensive Surgery May Not Improve Survival Over Parathyroidectomy Alone in Parathyroid Carcinoma." Ann Surg Oncol 23(9): 2898-2904.

 Estudio retrospectivo de cohortes con los datos del registro de California entre 1999 y 2012. Los grupos de pacientes según la técnica realizada fueron: paratiroidectomía sola (grupo1, n=60), resección paratiroidea con tiroides en bloque simultáneamente (grupo 2, n=58) y paratiroidectomía con resección tiroidea añadida en los siguientes 6 meses (grupo 3, n=18). La supervivencia a 5 y 10 años de toda la serie fue del 86.9% y 72.0% respectivamente. La tasa de supervivencia no fue diferente entre los diferentes grupos. Los factores independientes asociados a un descenso en la supervivencia fueron la edad (HR 1.05, P=0.017) y la existencia de metástasis a distancia (HR 4.73, P=0.017), mientras que la resección en bloque o la resección tiroidea diferida no se asociaron a un aumento de la supervivencia con respecto a la resección paratiroidea simple. No hubo diferencias en cuanto a complicaciones entre los grupos. Los autores creen que es necesario un estudio prospectivo a largo plazo para comprobar cuál es el tratamiento óptimo con mejores tasas de morbilidad y de supervivencia.

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27177488

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5256-6

 

Reilly, D. J., G. L. Chew, J. Eckhaus, N. R. Smoll and S. G. Farrell (2016). "Outcomes for minimally invasive parathyroidectomy: widening inclusion criteria based on preoperative imaging results." ANZ J Surg 86(9): 701-705.

 Estudio retrospectivo con 225 pacientes consecutivos realizados por un mismo cirujano. Se realizó una cirugía minimamente invasia en 160 pacientes que tenían la glándula localizada preoperatoriamente (grupo A) y en 29 más en los que el MIBI fue negativo pero se realizó una eco que localizó un adenoma (grupo B). El grupo B tuvo mayores tasas de conversión a exploración bilateral (21% vs 4%, P=0.004) pero las tasas de persistencia fueron similares (4.3% vs 2.8%). Los autores creen que si se revisan cuidadosamente los resultados del MIBI y de la eco preoperatoria por un cirujano experto, se puede aumentar el número de candidatos a cirugía mínimamente invasiva en el tratamiento del hiperparatiroidismo primario sin aumentar las tasas de fallo o recurrencia. 

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25345711

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/ans.12885

 

Kluijfhout, W. P., S. Venkatesh, T. Beninato, M. R. Vriens, Q. Y. Duh, D. M. Wilson, T. A. Hope and I. Suh (2016). "Performance of magnetic resonance imaging in the evaluation of first-time and reoperative primary hyperparathyroidism." Surgery 160(3): 747-754.

 Entre los 3.450 pacientes a los que se les realizó una paratiroidectomía entre los años 2000-2005, se les hizo una RM a 10 con enfermedad recurrente, 74 con enfermedad persistente 41 sin cirugía previa. La SS y el VPP fueron de 79.9% y 84.7% respectivamente sin dificultades en los casos con cirugía previa. Al añadir la RM al MIBI y la eco, se aumentó la SS de un 75.2% a un 91.5%. la RM dinámica tuvo resultados excelentes en el grupo de pacientes operados, con una SS y VPP de 90.1%. Los autores defienden el uso de dicha prueba por sus buenos resultados y la ausencia de radiación asociada. 

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27318765

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.05.003

 

Ramirez, A. G., A. L. Shada, A. N. Martin, P. Raghavan, C. R. Durst, S. Mukherjee, J. R. Gaughen, D. A. Ornan, J. B. Hanks and P. W. Smith (2016). "Clinical efficacy of 2-phase versus 4-phase computed tomography for localization in primary hyperparathyroidism." Surgery 160(3): 731-737.

En este trabajo, se comparan los resultados del CT tradicional de 4 dimensiones (n=26) con el nuevo modificado de 2 fases (n=35). La dosis efectiva de radiación fue de 6.8 mSy para el nuevo de 2 fases y de 14 mSv para el tradicional de 4 fases. El tradicional tuvo una SS y un VPP de 93% y 96% respectivamente, similares al CT de dos fases con 97% y 94% respectivamente. La tasa de localización de la glándula en la cirugía y la de normocalcemia a los 6 meses fue similar cuando se utilizaron ambos CT preoperatorios. No hubo diferencias entre ambos grupos cuando había adenomas pequeños, enfermedad multiglandular o reintervenciones. Los autores defienden el uso del CT de dos fases, que evitaría una radiación innecesaria.   

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27302106

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.04.016

 

De Leeuw, F., I. Breuskin, M. Abbaci, O. Casiraghi, H. Mirghani, A. Ben Lakhdar, C. Laplace-Builhe and D. Hartl (2016). "Intraoperative Near-infrared Imaging for Parathyroid Gland Identification by Auto-fluorescence: A Feasibility Study." World J Surg 40(9): 2131-2138.

Se ha descubierto recientemente, que el tejido paratiroideo emite una autofluorescencia cercana al infrarrojo que se podría utilizar para facilitar la localización intraoperatoria de las mismas sin utilizar ningún tipo de contraste. Se validó el sistema Fluobeam 800 en 28 pacientes, con todas las estructuras sospechosas de ser una glándula paratiroidea y comprobándose histológicamente tras la resección. La SS y ES fueron de 94.1% y 80% respectivamente. Se utilizó en 35 pacientes y se identificaron 81 glándulas paratiroides. En 80/81 casos, la señal de fluorescencia fue fácil de visualizar y se comprobó que la fluorescencia del tejido paratiroideo sería 2.93 +/- 1.59 veces mayor al del tejido tiroideo in vivo. Los autores creen que es un método útil, rápido e inocuo, que ayuda a la identificación intraoperatoria de las glándulas paratiroideas. 

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27220510

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-016-3571-5

 

Cirugía suprarrenales

Huynh, K. T., D. Y. Lee, B. J. Lau, D. C. Flaherty, J. Lee and M. Goldfarb (2016). "Impact of Laparoscopic Adrenalectomy on Overall Survival in Patients with Nonmetastatic Adrenocortical Carcinoma." J Am Coll Surg 223(3): 485-492.

 Estudio retrospectivo con la base de datos europea que incluye pacientes con carcinomas de suprarrenal en estadios I a III operados por vía abierta (VA; n=137) o por laparoscopia (VL; n=286) entre 2010 y 2014. Al comparar ambos grupos, se observó que por VA tenían tumores más avanzados (p = 0.0001), había más tumores >/=5 cm (p < 0.0001) y más jóvenes (<55 años, p = 0.05) que por VL. La evaluación de los ganglios fue rara por VA (n=4) en comparación con la VL (n=88; p < 0.0001). Hubo márgenes positivos solo en pacientes con tumores T3 (VL 54.6% vs VA 21.7%; p = 0.0009). Cuando se estratificó por estadio de la enfermedad, con la VL se consiguieron tasas de supervivencia menores en el estadio II (p = 0.04) y en el estudio multivariante se identificó como factor independiente de riesgo de fallecimiento (HR 1.86, IC 95% 1.02 to 3.38; p = 0.04). Sólo los márgenes positivos disminuyeron la tasa de supervivencia global en toda la cohorte (HR 2.17, 95% CI 1.32 to 3.57; p = 0.002). Los autores creen que el uso de la vía laparoscópica hace que la supervivencia sea menor en pacientes seleccionados con cáncer de suprarrenal. Dado que la afectación de los márgenes es el mejor predictor de mortalidad, sería necesario elegir bien los pacientes candidatos a ser intervenidos por vía laparoscópica.    

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27238874

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.jamcollsurg.2016.05.015

 

Tran, T. B., L. M. Postlewait, S. K. Maithel, J. D. Prescott, T. S. Wang, J. Glenn, J. E. Phay, K. Keplinger, R. C. Fields, L. X. Jin, S. M. Weber, A. Salem, J. K. Sicklick, S. Gad, A. C. Yopp, J. C. Mansour, Q. Y. Duh, N. Seiser, C. C. Solorzano, C. M. Kiernan, K. I. Votanopoulos, E. A. Levine, I. Hatzaras, R. Shenoy, T. M. Pawlik, J. A. Norton and G. A. Poultsides (2016). "Actual 10-year survivors following resection of adrenocortical carcinoma." J Surg Oncol 114(8): 971-976.

 Estudio realizado en 13 centros con 180 pacientes operados entre 1993-2014. Se estratificaron en 4 grupos: mortalidad temprana (2 primeros años), mortalidad tardía (2-5 años), vivos tras 5 años (49, 27%) y vivos tras 10 años (12, 7%). Se excluyeron aquellos con un seguimiento menor a 5 años. En el grupo de pacientes con mortalidad temprana hubo más tumores secretores de cortisol, metástasis ganglionares, metástasis a distancia sincrónicas y resecciones R1 o R2 (todos p<0.05). También se relacionaron con la mortalidad temprana, la necesidad de resección multivisceral, de transfusion sanguínea y de terapia adyuvante. Sin embargo, la afectación ganglionar, las metástasis a distancia y la reseccion R1, no excluyen a los pacientes de la posibilidad de sobrevivir a los 10 años. 10/12 de los pacientes que estaban vivos más de 10 años eran mujeres y 5/7 de los que tenían recurrencia de la enfermedad fueron reintervenidos por este motivo. Los autores concluyen, que la cirugía del cáncer de suprarrenal ofrece una supervivencia a 5 años de1/4 y a 10 años de 1/15. Las supervivencias a largo plazo se consiguen con frecuencia con nuevas resecciones de las recurrencias locales o a distancia. 

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27633419

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/jso.24439

 

Cirugía tumores neuroendocrinos

Bertani, E., N. Fazio, D. Radice, C. Zardini, C. Grana, L. Bodei, L. Funicelli, C. Ferrari, F. Spada, S. Partelli and M. Falconi (2016). "Resection of the Primary Tumor Followed by Peptide Receptor Radionuclide Therapy as Upfront Strategy for the Treatment of G1-G2 Pancreatic Neuroendocrine Tumors with Unresectable Liver Metastases." Ann Surg Oncol 23(Suppl 5): 981-989.

 Estudio con 94 pacientes con tumores endocrinos pancreáticos G1-G2 con metástasis hepáticas sincrónicas no resecables. En 31 casos se resecó el primario antes del tratamiento con radionúclidos. Estos pacientes operados, tuvieron mejor respuesta al tratamiento adyuvante (p = .006) y mejores tasas de supervivencia libres de progresión (70 vs. 30 meses; p = .002) y supervivencia global (112 vs. 65 meses; p = .011) que aquellos tratados sin resección. En el análisis multivariante, los pacientes operados tuvieron una tasa mejor de supervivencia sin progresión (HR 5.11, IC 95% 1.43-18.3; p= .012), mientras que el marcador ki-67 se relacionó significativamente con la supervivencia (HR 1.13, IC 95 % 1-1.27; p = .048). Los autores defienden la resección del primario antes del tratamiento adyuvante, en pacientes con tumores neuroendocrinos de páncreas con metástasis difusas hepáticas, ya que aumentaría la respuesta al tratamiento y mejoraría la tasa de supervivencia libre de prograsión.    

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27613553

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5550-3

 

Pasquer, A., T. Walter, P. Rousset, V. Hervieu, J. Forestier, C. Lombard-Bohas and G. Poncet (2016). "Lymphadenectomy during Small Bowel Neuroendocrine Tumor Surgery: The Concept of Skip Metastases." Ann Surg Oncol 23(Suppl 5): 804-808.

 Estudio prospectivo con 21 pacientes, entre los que se encontró afectación ganglionar en 20 (95%). La resección linfática fue del meso del intestino delgado (grupo 1), de la region de los vasos mesentéricos (grupo 2) o retropancreáticos y de la mesentérica en origen (grupo 3). Se encontraron ganglios afectos en el grupo 1 (8, 38%), grupo 2 (13, 62%) y grupo 3 (12, 57%). Se encontraron metástasis que “saltaron” de nivel sin pasar por el previo en 14 pacientes (67%): 4 (19%) con invasion del grupo 3 sin verse afectación del 2 y 12 (57%) con invasión del 2 o del 3 sin afectación del 1. Con estos resultados, los autores creen que para prevenir recurrencias locorregionales no resecables, son necesarias linfadenectomías extensas que incluirían la region retropancreática.

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27613554

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5574-8

 

Tsang, Y. P., B. H. Lang and T. W. Shek (2016). "Assessing the short- and long-term outcomes after resection of benign insulinoma." ANZ J Surg 86(9): 706-710.

 Estudio con 36 insulinomas consecutivos intervenidos entre 1998 y 2013. En 3 casos se había diagnosticado un MEN1. En 18 casos (50%) se realizó una enucleación y en el resto, una resección pancreática. En la mayoría de los casos (86.1%), el grado tumoral de la WHO fue G1. Se registró una fistula pancreática postoperatoria en e 58.3%, que fué clínica (de grado B o C según el grupo de estudio internacional de fistulas pancreáticas) en el 19.4% de los casos y requirió una reoperación en un caso (2.8%). La aparición de una fistula no se relacionó con el tipo de cirugia o la vía de abordaje. No hubo mortalidad perioperatoria. Después de un seguimiento medio de 83.6 meses, en 2 pacientes (5.7%) se diagnosticó una recidiva a los 34.4 y 131.9 meses de la cirugía. No hubo ningún caso con metástasis a distancia. La tasa de supervivencia libre de enfermedad a los 5 y 10 años fue del 95.6% y 85.4% respectivamente. Los autores concluyen, que la tasa de fistula pancreática postoperatoria es alta y no se relaciona con el tipo de cirugía. Aunque la tasa de curación inmediatamente después de la resección fue del 100%, hubo casos de recurrencia de la enfermedad entre los casos esporádicos por lo que se recomienda seguimiento regular tras la cirugía. 

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25345822

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/ans.12891

 

Postlewait, L. M., C. G. Ethun, G. G. Baptiste, N. Le, M. R. McInnis, K. Cardona, M. C. Russell, J. M. Sarmiento, D. A. Kooby, C. A. Staley and S. K. Maithel (2016). "Pancreatic neuroendocrine tumors: Preoperative factors that predict lymph node metastases to guide operative strategy." J Surg Oncol 114(4): 440-445.

 Estudio que incluye 164 pacientes con cirugía (enucleación o resección) por tumor neuroendocrino de páncreas no metastásico bien o moderadamente diferenciado entre los años 2000 y 2014. En 131 (80%) casos se realizó una linfadenectomía y en 32 (24%) había afectación ganglionar. En el análisis multivariante, el sexo masculino (OR: 3.16; IC 95%: 1.18-8.46; P = 0.02), la localización en la cabeza y proceso uncinado (HR: 5.37; IC 95%: 2.07-13.96; P = 0.001) y el tamaño >/=2 cm (HR: 6.52; IC 95%: 1.75-24.30; P = 0.005) se asociaron con la afectación ganglionar. La afectación ganglionar (HR: 3.04; 95%CI: 1.04-8.91; P = 0.043), así como estadio tumoral-T (HR: 5.39; 95%CI: 1.46-19.95; P = 0.012) fueron factores independientes de descenso de supervivencia libre de recurrencia. Los pacientes con enucleación del tumor (n=17; 10%) tuvieron más márgenes positivos y tasas similares de fistula pancreática y estancia media que aquellos con resección pancreática. Según estos resultados, los autores creen que la técnica de elección en pacientes varones, con tumores neuroendocrinos en cabeza pancreática o proceso uncinado y >/=2 cm, es la resección pancreática, ya que la enucleación podría infraestadificar los tumores y no parece tener menos complicaciones.   

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27334541

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/jso.24338

 

Keutgen, X. M., P. Hammel, P. L. Choyke, S. K. Libutti, E. Jonasch and E. Kebebew (2016). "Evaluation and management of pancreatic lesions in patients with von Hippel-Lindau disease." Nat Rev Clin Oncol 13(9): 537-549.

 Artículo de revision acerca de las opciones de tratamiento de las lesiones pancreáticas asociadas a la enfermedad de von Hiippel-LIndau, que si bien suelen ser más conservadoras que en los tumores esporádicos, requiere de una valoración cuidadosa de la clínica y las pruebas complementarias para intentar predecir la progresión de la enfermedad o el potencial metastásico. 

 PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27030075

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1038/nrclinonc.2016.37

 

 

 

Agosto 2016

 

De los artículos de agosto de 2016, nos quedamos con los siguientes:

 

Cirugía tiroidea

 

Rios, A., J. M. Rodriguez, D. Navas, A. Cepero, N. M. Torregrosa, M. D. Balsalobre and P. Parrilla (2016). "Family Screening in Familial Papillary Carcinoma: The Early Detection of Thyroid Disease." Ann Surg Oncol 23(8): 2564-2570.

Se incluyeron familiares de primer y segundo grado, mayores de 11 años. El 68% de los familiares (128/189) aceptaron el estudio tiroideo. El 44.5% (n=57) de los familiares no tenían ninguna alteración, el 44% (n=56) lesiones benignas y el 11.5% (n=15) lesiones sugestivas de malignidad. Después del cribaje, se indicó cirugía en 26 pacientes y finalmente el 5.5% (n=7) tenían una lesión maligna, superior al 1.3% del grupo control (p = 0.0182). Los familiares de primer grado tenían lesiones tiroideas más frecuentemente que los de segundo grado (64 vs. 46 %; p = 0.0482). Los autores creen que el estudio en familiares de pacientes con cáncer papilar familiar permite la detección precoz de cáncer papilar y también patología benigna tiroidea y por ello se recomienda realizarlo de forma periódica. No obstante, se requieren estudios con muestras más grandes para demostrar su beneficio.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27020589

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5149-8

 

Zhao, Q., G. Tian, D. Kong and T. Jiang (2016). "Meta-analysis of radiofrequency ablation for treating the local recurrence of thyroid cancers." J Endocrinol Invest 39(8): 909-916.

Revisión sistemática y metaanálisis en el que se seleccionaron 9 estudios que incluían 189 pacientes (54 hombres y 135 mujeres) con 255 lesiones tumorales que fueron tratadas con radiofrecuencia guiada por ecografía y con un seguimiento mínimo de 6 meses. Los resultados muestran que tras el tratamiento, disminuyeron el volumen tumoral (p = 0.231), el diámetro mayor (p < 0.001) y los niveles de tiroglobulina (p = 0.493) y no se encontraron sesgos significativos en las publicaciones. Los autores concluyen que dicho tratamiento es prometedor para pacientes en los que la cirugía es inviable.      

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26980591

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s40618-016-0450-8

 

De Leo, S., S. Y. Lee and L. E. Braverman (2016). "Hyperthyroidism." Lancet 388(10047): 906-918.

Artículo de revisión con una puesta al día de las causas y tratamientos posibles con especial valoración de la tormenta tiroidea y del hipertiroidismo en el embarazo y el puerperio.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27038492

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/s0140-6736(16)00278-6

 

Lee, S. G., J. Lee, M. J. Kim, J. B. Choi, T. H. Kim, E. J. Ban, C. R. Lee, S. W. Kang, J. J. Jeong, K. H. Nam, Y. S. Jo and W. Y. Chung (2016). "Long-term oncologic outcome of robotic versus open total thyroidectomy in PTC: a case-matched retrospective study." Surg Endosc 30(8): 3474-3479.

Se trata de un estudio a largo plazo que compara la vía abierta convencional con la tiroidectomía realizada con robot en pacientes con cáncer papilar de tiroides. Todos ellos fueron operados por el mismo cirujano y se les realizó una tiroidectomía total con vaciamiento del compartimento central. De los 833 pacientes, 94 (11.3%) se perdieron en el seguimiento, 245 (33.2%) fueron operados con robot (TT-R) y 494 (66.8%) por vía abierta (TT-A). El seguimiento medio fue de 74 (61-91) meses. A pesar de ser aparentemente un estudio de cohortes, se emparejan los pacientes (a modo de estudio caso-control) según edad, sexo, tamaño tumoral, invasión extratiroidea, multicentricidad, bilateralidad y estadio TNM y se identifican 206 parejas de pacientes. Tras 5 años de evolución después de la cirugía, los niveles de tiroglobulina (p = 0.746) y de anticuerpos antitiroglobulina (p = 0.394) fueron similares en ambos grupos. Hubo 9 casos de recurrencia locorregional ganglionar (6 tras TT-A y 3 tras TT-R). La supervivencia libre de enfermedad fue similar en ambos grupos antes del emparejamiento (p = 0.890) y después del ajuste por variables (p = 0.882). Los autores concluyen que los resultados oncológicos a largo plazo fueron similares por ambas vías. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26514137

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00464-015-4632-9

 

Bestepe, N., D. Ozdemir, A. A. Tam, F. D. Dellal, A. Kilicarslan, O. Parlak, R. Ersoy and B. Cakir (2016). "Malignancy risk and false-negative rate of fine needle aspiration cytology in thyroid nodules >/=4.0 cm." Surgery 160(2): 405-412.

Este estudio incluye los pacientes operados en ese centro entre 2007 y 2014 que incluían 1.008 nódulos >/=4.0 cm, 4.013 nódulos que medían 1.0-3.9 cm y 540 <1.0 cm. La tasa de malignidad fue de 8.5%, 10.2% y 25.6% respectivamente (P < .001). No hubo diferencias estadísticamente significativas en cuanto a tasas de malignidad entre los nódulos de 1.0-3.9 cm y los >/=4.0 cm (P = .108). La tasa de falsos negativos fue del 4.7% para nódulos >/=4.0 cm, del 2.2% para los que medían 1.0-3.9 cm y del 4.8% para los <1.0-cm. Dicha tasa fue similar por tanto, entre los nódulos <1.0 cm y los >/=4.0 cm (P = .93), mientras que los que medían 1.0-3.9 cm tenían estadísticamente una tasa de falsos negativos menor que la encontrada en los otros dos grupos (P = .03 y P < .001, respectivamente). De acuerdo con estos resultados, los autores no creen que haya evidencia suficiente para recomendar cirugía de forma rutinaria a todos los pacientes con nódulos >/=4.0 cm con una citología de benignidad. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27157121

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.03.019

 

Machens, A., M. Elwerr, P. N. Thanh, K. Lorenz, R. Schneider and H. Dralle (2016). "Impact of central node dissection on postoperative morbidity in pediatric patients with suspected or proven thyroid cancer." Surgery 160(2): 484-492.

Estudio con pacientes de </=18 años después de una tiroidectomía total con o sin linfadenectomía central por sospecha o por cáncer de tiroides demostrado. Se incluyeron 102 pacientes con hiperplasia de células C hereditaria, 66 con cáncer medular, 60 con cáncer papilar y 2 con cáncer folicular de tiroides. En 131/230 pacientes, se realizó una linfadenectomía central y hubo una asociación significativa del vaciamiento con la tasa de lesión nerviosa transitoria (100% vs 55%; P = .010). El hipoparatiroidismo transitorio y permanente se asociaron con la edad (media de 11.9 vs 7.8 años y 12.9 vs 8.5 años respectivamente; P </= .002), la linfadenectomía central (80% vs 50% y 100% vs 54% respectivamente; P </= .001) y el número de ganglios extirpados (media de 12.2 vs 5.4 ganglios, and 26.9 vs 5.8 ganglios respectivamente, P < .001). Estos efectos fueron mayores para el hipoparatiroidismo permanente que para el transitorio. La correlación entre el hipoparatiroidismo permanente y el número de ganglios en la pieza (r = 0.35) fue más estrecha que entre el hipoparatiroidismo permanente y la edad (r = 0.15), pero similar para el hipoparatiroidismo transitorio  (r = 0.22 y r = 0.25). Los autores concluyen que, dado el aumento de morbilidad asociada al vaciamiento central, la extensión de la cirugía, en manos expertas, debería ser decidida teniendo en cuenta la extensión de la enfermedad sin tener en cuenta la edad. La idea de que es más importante la experiencia de los cirujanos y del centro, que la edad de los pacientes, requeriría de validación en series independientes.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27117577

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.03.007

 

Anderson, K. L., Jr., L. M. Youngwirth, R. P. Scheri, M. T. Stang, S. A. Roman and J. A. Sosa (2016). "T1a Versus T1b Differentiated Thyroid Cancers: Do We Need to Make the Distinction?" Thyroid 26(8): 1046-1052.

En este artículo se discute acerca de la necesidad de diferenciar los tumores <1cm (T1a) de los que miden 1-2 cm (T1b), ya que según la nueva guía de la ATA de 2015, más conservadora que la previa, ya no se recomienda realizar una tiroidectomía total a todos los pacientes T1b. Se analizan los resultados con la base de datos americana de cáncer diferenciado de tiroides (NCDB 1998-2012) de 149.912 casos (65.4% T1a y 34.6% T1b) y el programa de seguimiento, epidemiologia y resultados (SEER 2004-2012) con 18.381 pacientes (61.9% T1a y 39.0% T1b). Los pacientes con tumores T1b eran algo más jóvenes (48 vs 51 años), tenían seguro privado con más frecuencia (76.2% vs 74.1%), no tenían comorbilidad (86.0% vs 83.8%) y se operaron con mayor frecuencia en centros médicos académicos (41.4% vs. 40.3%) siendo todas las diferencias estadísticamente significativas, p < 0.01). Se realizó más veces una tiroidectomía total (87.7% vs. 74.3%), y se encontró con mayor frecuencia invasión linfovascular (10.2% vs. 3.3%), márgenes positivos (7.9% vs. 3.8%), ganglios afectos (35.8% vs. 23.8%) y metástasis a distancia (0.4% vs. 0.3%) en los T1b (todas las p < 0.01). Los factores que se asociaron al tratamiento postoperatorio con yodo radiactivo fueron la edad, seguro médico, márgenes positivos y T1b (p < 0.01). La supervivencia global (p = 0.23) y la especifica de la enfermedad (p = 0.93) fueron similares entre los pacientes con tumores T1a y T1b. Estos resultados muestran que hasta el momento ambos grupos de pacientes eran tratados de forma diferente. Cuando se sigan las recomendaciones de la nueva guía de la ATA, los pacientes con tumores T1b de bajo riesgo podrían tratarse con hemitiroidectomía y esta subdivisión podría perder sentido.   

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27266722

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0073

 

Campenni, A., L. Giovanella, M. Siracusa, A. Alibrandi, S. A. Pignata, S. Giovinazzo, F. Trimarchi, R. M. Ruggeri and S. Baldari (2016). "(99m)Tc-Methoxy-Isobutyl-Isonitrile Scintigraphy Is a Useful Tool for Assessing the Risk of Malignancy in Thyroid Nodules with Indeterminate Fine-Needle Cytology." Thyroid 26(8): 1101-1109.

Dado que el 55-85% de los pacientes operados con nódulos con citología indeterminada, no son finalmente malignos, los autores se plantean la utilidad del MIBI para afinar más el diagnóstico en estos casos. El estudio incluye 105 pacientes con bocio nodular sin hipertiroidismo con nódulo sospechoso en la eco de >/=15 mm de diámetro máximo. Todos los nódulos fueron fríos y tenían una citología III o IV de Bethesda. Se obtuvieron imágenes planares a los 10 y 60 min de administrar (99m)Tc-MIBI y todos los nódulos fueron MIBI-positivo. El índice de lavado se calculó según las imágenes obtenidas a los 10 y 60 min y teniendo en cuenta la histología definitiva y el análisis de la curva, el punto de corte del índice de lavado que identificaría las lesiones malignas de las benignas sería -19%. Esta prueba tendría una sensibilidad del 100% y una especificidad del 90.9% y si excluimos los pacientes con adenomas de Hurthle, ambas alcanzarían el 100%. Los autores sugieren la indicación de cirugía en los casos con índice de lavado superior a -19%, reduciéndose el número de cirugías innecesarias.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27266385

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0135

 

Cramon, P., K. H. Winther, T. Watt, S. J. Bonnema, J. B. Bjorner, O. Ekholm, M. Groenvold, L. Hegedus, U. Feldt-Rasmussen and A. K. Rasmussen (2016). "Quality-of-Life Impairments Persist Six Months After Treatment of Graves' Hyperthyroidism and Toxic Nodular Goiter: A Prospective Cohort Study." Thyroid 26(8): 1010-1018.

Estudio prospectivo con 88 pacientes con hipertiroidismo por enfermedad de Graves y 68 con bocio tóxico nodular, tratados con antitiroideos, yodo radiactivo o cirugía. Los pacientes fueron evaluados mediante los cuestionarios de calidad de vida ThyPRO y SF-36 al comienzo y a los seis meses de seguimiento. Las puntuaciones fueron comparadas con las obtenidas por dos muestras de sujetos sanos que rellenaron el ThyPRO (n = 739) y el SF-36 (n = 6638). Los resultados de los pacientes hipertiroideos (por enfermedad de Graves y por bocio tóxico nodular) fueron significativamente peores que los de los sujetos sanos en las dos escalas. Los resultados con el cuestionario ThyPRO mejoraron significativamente con el tratamiento en todas las medidas en los pacientes con Graves y en 4 en el bocio tóxico nodular. En el caso del SF-36, mejoraron 5 medidas en los Graves y solo una en el bocio toxico nodular. En el hipertiroidismo por Graves, se observaron efectos a largo plazo en tres medidas (síntomas de hipertiroidismo, cansancio, calidad de vida global) y efectos moderados en 3 medidas (ansiedad, susceptibilidad emocional y discapacidad para la vida diaria). En el bocio tóxico nodular se observaron efectos moderados en dos medidas (ansiedad y calidad de vida global). En ambos grupos persistieron déficits específicos de la enfermedad y de la calidad de vida en varios aspectos a los 6 meses del tratamiento. Los autores destacan la importancia de mejorar la comunicación entre el médico y el paciente para evitar falsas expectativas con los tratamientos. Son necesarios más estudios para identificar los factores de riesgo de persistencia de déficit en la calidad de vida y las diferencias según el tipo de tratamiento. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27370744

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0044

 

Lee, D. Y., J. K. Won, H. S. Choi, J. Park do, K. C. Jung, M. W. Sung, K. H. Kim, J. H. Hah and Y. J. Park (2016). "Recurrence and Survival After Gross Total Removal of Resectable Undifferentiated or Poorly Differentiated Thyroid Carcinoma." Thyroid 26(9): 1259-1268.

Estudio retrospectivo con 119 pacientes operados con intención curativa entre 1985 y 2013 por cáncer anaplásico resecable (CA), cáncer diferenciado con foco de anaplásico (DFA) y cáncer pobremente diferenciado de tiroides (CPD). Se logró una remisión inicial de la enfermedad en 100 casos (84%) siendo más frecuente en los pacientes con DFA (97.8%) y CPD (96.7%) en comparación con los casos de CA (60.5%). La tasa global de recurrencia después de la remisión inicial fue del 30.8% en CA, 25.9% en CPD y 6.7% en DFA. Se pudo asociar con la recurrencia la existencia previa de bocio o tumores y la invasión traqueal y linfovascular (p = 0.001, 0.006, 0.003 y 0.016 respectivamente). Todos los pacientes sin remisión inicial de la enfermedad fallecieron por problemas locales y la mayoría de los pacientes con recidiva (salvo dos con CPD) tuvieron metástasis a distancia. La mortalidad global tras la cirugía con intento curativo fue del 58.1% en CA, 8.7% en DFA y 20% en CPD. Los autores concluyen que en el DFA, la tasa de remisión inicial fue mayor y la tasa de recidiva fue menor que en los CA, resultado bastante esperable. Es necesario vigilar la aparición de metástasis a distancia, sobre todo en pacientes con histología agresiva con invasión traqueal o linfovascular.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27412715

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0147

 

Nixon, I. J., R. Simo, K. Newbold, A. Rinaldo, C. Suarez, L. P. Kowalski, C. Silver, J. P. Shah and A. Ferlito (2016). "Management of Invasive Differentiated Thyroid Cancer." Thyroid 26(9): 1156-1166.

Articulo interesante de revisión del manejo de los tumores diferenciados de tiroides con invasión aerodigestiva en el que se aborda el tratamiento multidisciplinar. En cuanto a la cirugía, se comentan las diferentes técnicas utilizadas cuando se infiltra la tráquea o el esófago según la extensión y la profundidad.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27480110

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0064

 

Opsahl, E. M., M. Brauckhoff, E. Schlichting, K. Helset, J. Svartberg, K. Brauckhoff, L. Maehle, L. F. Engebretsen, E. Sigstad, K. K. Groholt, L. A. Akslen, L. H. Jorgensen, J. E. Varhaug and T. Bjoro (2016). "A Nationwide Study of Multiple Endocrine Neoplasia Type 2A in Norway: Predictive and Prognostic Factors for the Clinical Course of Medullary Thyroid Carcinoma." Thyroid 26(9): 1225-1238.

Estudio retrospectivo de cohortes que incluye 65/67 casos de MEN2a con RET positivo diagnosticados en Noruega desde 1974. En esta muestra, 14/65 eran casos índice y 50/65 fueron operados. El seguimiento medio fue de 9.9 años. Se dividió la muestra en era pre-RET y era-RET dependiendo de la fecha de la cirugía (anterior o posterior al 1 de enero de 1994). Entre los casos índice o los de cribaje, se encontró un cáncer medular de tiroides en el 100% y 52%, se realizó linfadenectomía central en la cirugía en el 64% y 52% y el número medio de cirugías fue de 2 (1-6) y 1 (1-4) respectivamente. En la primera cirugía, los 13 pacientes con metástasis ganglionares tenían una calcitonina basal >/=68 pg/mL y los 17 pacientes sin linfadenectomía y calcitonina basal <40 pg/mL fueron curados bioquímicamente. El análisis multivariante mostró que los niveles de calcitonina son un factor predictivo de cáncer medular superior a la edad en el momento de la cirugía en todo el periodo (p = 0.009) y en la era-RET (p = 0.021). Los factores pronósticos de cura bioquímica fueron la calcitonina basal preoperatoria, la linfadenectomía central y la situación ganglionar inicial en la primera cirugía (p = 0.037, p = 0.002 y p = 0.005 respectivamente). Cuando se dividió la muestra por periodos, en la era-RET tan solo la situación ganglionar en la primera cirugía fue un factor independiente (p = 0.006). Los autores creen que los niveles preoperatorios de calcitonina basal pueden servir como indicador del momento óptimo de la cirugía y la extensión de la misma.      

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27400880

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2015.0673

 

Sharma, A., S. Jasim, C. C. Reading, K. M. Ristow, J. C. Villasboas Bisneto, T. M. Habermann, V. Fatourechi and M. Stan (2016). "Clinical Presentation and Diagnostic Challenges of Thyroid Lymphoma: A Cohort Study." Thyroid 26(8): 1061-1067.

Estudio retrospectivo de la Clínica Mayo realizado entre los años 2000 y 2014. Se encontraron 75 pacientes con biopsia de linfoma de tiroides, siendo primarios de tiroides el 62.7%. La media de edad en el momento del diagnóstico fue de 67 años (20-90), el 50.7% fueron varones y el 54.7% tenían historia de tiroiditis de Hashimoto. Los síntomas iniciales fueron masa cervical (88%), disfagia (45.3%) y disfonía (37.3%). La imagen ecográfica habitual fue de una masa sólida, hipoecoica y con aumento de la vascularización. La PAAF era sospechosa en el 70.7% de los casos y en el 42% pudo diagnosticar el subtipo específico de linfoma. El diagnóstico fue confirmado en el 53.3% mediante una PBC, en el 21.3% con tiroidectomía parcial o total, en el 12% con biopsia incisional y en el 12% con biopsia ganglionar. La PBC fue más sensible que la PAAF (93% vs. 71%, p = 0.006). Los autores concluyen que ante la aparición de una masa cervical en el contexto de una tiroiditis de Hashimoto, deberíamos sospechar un linfoma tiroideo y realizar una PBC de entrada.    

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27256107

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0095

 

Hartl, D. M., I. Breuskin, H. Mirghani, A. Berdelou, D. Deandreis, E. Pottier, I. Borget, M. Schlumberger and S. Leboulleux (2016). "Anatomic Variability of the Upper Mediastinal Lymph Node Level VII." World J Surg 40(8): 1899-1903.

El nivel VII (entre el borde del manubrio esternal y la arteria innominada) es lugar frecuente de metástasis ganglionares en el cáncer de tiroides. El estudio incluye 101 pacientes consecutivos a los que se les realizó una linfadenectomía central bilateral profiláctica (n = 55) o terapéutica (n = 46). No había nivel VII en el 49% de los pacientes y medía menos de 25 mm caudal al borde del manubrio esternal en el 95% de los casos. La arteria innominada estaba al nivel del manubrio esternal en 29 pacientes y craneal al mismo en 20 casos. No hubo relación estadística con la edad, la intención terapéutica o profiláctica de la disección, la cirugía previa, el IMC o la altura del paciente. Distinguir entre el nivel VI y el VII podría no ser necesario, dado el pequeño tamaño del mismo y la buena accesibilidad por vía cervical.      

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27075985

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-016-3505-2

 

Sung, T. Y., J. H. Yoon, D. E. Song, Y. M. Lee, T. Y. Kim, K. W. Chung, W. B. Kim, Y. K. Shong and S. J. Hong (2016). "Prognostic Value of the Number of Retrieved Lymph Nodes in Pathological Nx or N0 Classical Papillary Thyroid Carcinoma." World J Surg 40(8): 2043-2050.

Estudio con 464 pacientes tras tiroidectomía total con linfadenectomía central. En el análisis multivariante, los factores de riesgo independientes para la recurrencia fueron la edad, el tamaño tumoral y el número de ganglios extirpados. El punto de corte para el número de ganglios encontrados en la pieza de linfadenectomía que se relacionaron con la recurrencia fue de 4.5. El grupo 2 (pN0; >/=5 ganglios) tuvo una proporción significativamente mayor de casos con niveles de tiroglobulina estimulada tras la ablación <2.0 ng/mL (84.9 vs 61.1 %; p < 0.050) y niveles de tiroglobulina estimulada de control <1.0 ng/mL (92.1 vs 79.6 %; p < 0.050) en comparación con los pacientes del grupo 1 (pNx o pN0; 1-4 ganglios). La tasa de complicaciones perioperatorias fue comparable en ambos grupos.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26952113

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-016-3490-5

 

Cirugía paratiroides

Cruzado, J. M., P. Moreno, J. V. Torregrosa, O. Taco, R. Mast, C. Gomez-Vaquero, C. Polo, I. Revuelta, J. Francos, J. Torras, A. Garcia-Barrasa, O. Bestard and J. M. Grinyo (2016). "A Randomized Study Comparing Parathyroidectomy with Cinacalcet for Treating Hypercalcemia in Kidney Allograft Recipients with Hyperparathyroidism." J Am Soc Nephrol 27(8): 2487-2494.

Estudio realizado en nuestro país, con pacientes con hiperparatiroidismo terciario tras trasplante renal. Es un estudio prospectivo, multicéntrico y randomizado que trata de evaluar si es más efectiva la paratiroidectomia subtotal que el cinacalcet para controlar la hipercalcemia de estos pacientes. Se incluyeron pacientes trasplantados con hipercalcemia y PTH elevada cuando habían recibido el trasplante al menos 6 meses antes del estudio y con eGFR>30 ml/min por 1.73 m(2). Se randomizaron 30 pacientes (15 recibieron cinacalcet y a 15 se les operó). A los 12 meses 10/15 pacientes tratados con cinacalcet y 15/15 operados tenían normocalcemia (P=0.04). Los niveles de fósforo se normalizaron en la mayoría de los pacientes. La cirugía consiguió una mayor reducción de los niveles de PTH y se asoció con un aumento significativo de la densidad ósea en la cadera, mientras que permanecieron sin cambios las calcificaciones vasculares en los dos grupos. Los efectos adversos más frecuentes fueron la intolerancia digestiva del cinacalcet y la hipocalcemia tras la cirugía. La cirugía fue más coste-efectiva que el cinacalcet si dicho tratamiento se prolongaba más de 14 meses. Todos los pacientes estaban vivos y con el injerto funcionante al finalizar el periodo de seguimiento. Parece por tanto que los resultados de la cirugía son superiores a los del cinacalcet en el tratamiento del hiperparatiroidismo persistente tras el trasplante de riñón.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26647424

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1681/asn.2015060622

 

Riss, P., M. Kammer, A. Selberherr, C. Bichler, R. Kaderli, C. Scheuba and B. Niederle (2016). "The influence of thiazide intake on calcium and parathyroid hormone levels in patients with primary hyperparathyroidism." Clin Endocrinol (Oxf) 85(2): 196-201.

Estudio con 1066 pacientes con hiperparatiroidismo primario (HPTP) entre los que se encontraban 170 pacientes en tratamiento con tiazidas. La excreción de calcio en orina de 24 horas (24hU) y la tasa de aclaramiento de calcio/creatinina (TACC) fueron significativamente menores en los pacientes con tiazidas (P = 0.02 y P = 0.0068 respectivamente) y la creatinina sérica fue significativamente mayor en estos pacientes (P < 0.0001). La calcemia solo se mostró diferente entre los pacientes menores de 60 años (P = 0.003) y la PTH fue similar en ambos grupos (P = 0.917). Los autores creen que, dado que la TACC se pide para descartar la hipercalcemia hipocalciurica familiar y que esta disminuye con el uso de tiazidas, es necesario suspenderlas durante el estudio preoperatorio para un correcto diagnóstico del HPTP antes de la cirugía.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26921840

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/cen.13046

 

Coan, K. E., T. W. Yen, A. A. Carr, M. Bullock, J. M. Colon-Franco, D. B. Evans and T. S. Wang (2016). "Intraoperative ex vivo parathyroid aspiration: A point-of-care test to confirm parathyroid tissue." Surgery 160(4): 850-857.

Estudio retrospectivo en el que se realiza una punción aspiración de las paratiroides extirpadas de forma intraoperatoria para medir la PTH y confirmar así tejido paratiroideo. De los 921 tejidos aspirados, 847 (92%) fueron confirmados como tejido paratiroideo en el análisis histopatológico y los niveles medios de PTH fueron 3,838 +/- 1,615 pg/mL. Los 847 aspirados incluyeron 833 (98%) con PTH mayor que los niveles basales de PTH antes de la extirpación del tejido sospechoso y 14 (2%) con niveles menores que la PTH sérica basal, en 74 (8%) el tejido aspirado no era paratiroideo y la PTH media fue de 25 +/- 12.7 pg/mL. Se calculó que la PTH en liquido aspirado debía ser >/=1.5 veces la PTH sérica basal para confirmar tejido paratiroideo. Los autores creen que la determinación de PTHio en la aspiración de tejidos exvivo sospechosos, es un método sensible y con un punto de corte que permite la confirmación de tejido paratiroideo. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27545996

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.06.036

 

Nicholson, K. J., K. L. McCoy, S. F. Witchel, M. T. Stang, S. E. Carty and L. Yip (2016). "Comparative characteristics of primary hyperparathyroidism in pediatric and young adult patients." Surgery 160(4): 1008-1016.

Estudio con 39 pacientes pediátricos y 87 adultos jóvenes menores de 30 años. El HPTP esporádico supuso el 81.7% de los casos y fue menos frecuente en la edad pediátrica (74.4% vs 86.2%, P = .12). Entre los pacientes con HPTP hereditario, el MEN1 fue el más común y la enfermedad multiglandular fue frecuente tanto en niños (30.7%) como en adultos jóvenes (21.8%). Tras la cirugía hubo 3 (2.3%) casos con hipoparatiroidismo permanente y no hubo casos de lesión permanente recurrencial. La tasa de cura bioquímica a los 6 meses fue similar en ambos grupos (97.1% vs 93.6%, P = .44) con un periodo de seguimiento (78.4 vs 69.1 meses, P = .66) y una tasa de recurrencia (5.9% vs 10.3%, P = .46) parecidas. Los casos de recurrencia fueron todos en el contexto de MEN1. Los autores concluyen que en menores de 19 años hay más casos de HPTP asociados a MEN1 (aunque la mayoría sean esporádicos) que en pacientes mayores. La cirugía del HPTP se puede realizar de forma segura en los niños con una alta tasa de cura, si bien requiere un seguimiento a largo plazo en los casos hereditarios. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27506863

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.06.028

 

Cirugía suprarrenales

Wong, K. K., B. S. Miller, B. L. Viglianti, B. A. Dwamena, P. G. Gauger, G. J. Cook, P. M. Colletti, D. Rubello and M. D. Gross (2016). "Molecular Imaging in the Management of Adrenocortical Cancer: A Systematic Review." Clin Nucl Med 41(8): e368-382.

Artículo de revisión interesante en el que se describe cómo las imágenes de medicina nuclear, sobre todos las del PET, pueden ayudar a planificar la cirugía en el cáncer de suprarrenal.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26825212

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1097/rlu.0000000000001112

 

Fassnacht, M., W. Arlt, I. Bancos, H. Dralle, J. Newell-Price, A. Sahdev, A. Tabarin, M. Terzolo, S. Tsagarakis and O. M. Dekkers (2016). "Management of adrenal incidentalomas: European Society of Endocrinology Clinical Practice Guideline in collaboration with the European Network for the Study of Adrenal Tumors." Eur J Endocrinol 175(2): G1-g34.

Guía de práctica clínica en la que se dan recomendaciones que responden a 4 preguntas básicas: 1: cómo averiguar el riesgo de malignidad en cada caso; 2: cómo manejar los casos de Cushing subclínico con baja secreción autónoma de cortisol; 3: cuáles son las indicaciones quirúrgicas y cómo deben ser llevadas a cabo y 4: qué seguimiento requiere un incidentaloma que no requiere cirugía. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27390021

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/eje-16-0467

 

Colvin, J., N. Zaidi and E. Berber (2016). "The utility of indocyanine green fluorescence imaging during robotic adrenalectomy." J Surg Oncol 114(2): 153-156.

Estudio prospectivo con 40 pacientes intervenidos con robot en los que se realizaron 43 adrenalectomías. La imagen con verde de indocianina fue superior, equivalente o inferior a la visión con la robótica convencional en el 46.5% (n=20), 25,6% (n=11) y 27.9% (n=12) de los procedimientos respectivamente. En el estudio univariante, el único parámetro que se relacionó con una mejor imagen fue el tipo de tumor, siendo los tumores adrenocorticales los que se delinearon con más seguridad en las imágenes con verde de indocianina. En este trabajo, hay una descripción detallada de la técnica basada en el tipo de tumor, la vía de abordaje y el lado.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27189336

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/jso.24296

 

Feo, C. V., M. Portinari, U. Maestroni, P. Del Rio, S. Severi, L. Viani, R. Pravisani, G. Soliani, M. C. Zatelli, M. R. Ambrosio, J. Tong, G. Terrosu and V. Bresadola (2016). "Applicability of laparoscopic approach to the resection of large adrenal tumours: a retrospective cohort study on 200 patients." Surg Endosc 30(8): 3532-3540.

Estudio retrospectivo con una muestra de 200 pacientes operados entre 2004 y 2014 en tres hospitales académicos italianos. Los tumores se dividieron en dos grupos según el tamaño del tumor: grandes o >/=5 cm (n = 50) y pequeños o <5 cm (n = 150). Ambos grupos fueron comparables en cuanto a distribución por edad y sexo, así como por las características tumorales. El tiempo operatorio (p = 0.671), la tasa de conversión (p = 0.488), la tasa de complicaciones intra (p = 0.876) o postoperatorias (p = 0.639) y la estancia postoperatoria (p = 0.229) fueron similares en ambos grupos. En el periodo 2004-2009, en el que se incluía la curva de aprendizaje, se observó un aumento de riesgo para aumento del tiempo operatorio (HR 0.57; 95 % CI 0.40-0.82) y se asoció el ASA >/=3 con una estancia hospitalaria mayor (HR 0.67; 95 % CI 0.47-0.97). El tamaño >/=8 cm se asoció a un tiempo operatorio mayor (HR 0.47; 95 % CI 0.24-0.94). Como conclusión por tanto, se puede decir que cirujanos expertos pueden realizar adrenalectomías con tumores >/=5 cm con seguridad sin un incremento en la estancia hospitalaria o la tasa de conversión, aunque el tiempo operatorio puede aumentar en tumores >/=8 cm. La experiencia del cirujano, el tamaño >/=8 cm y la comorbilidad del paciente son los factores que más influencia tienen en el tiempo operatorio y la estancia media en la cirugía laparoscópica adrenal.       

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26541739

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00464-015-4643-6

 

Lee, G. S., A. Arghami, B. M. Dy, T. J. McKenzie, G. B. Thompson and M. L. Richards (2016). "Robotic single-site adrenalectomy." Surg Endosc 30(8): 3351-3356.

Serie de 33 pacientes en los que se realizó una adrenalectomía con robot por puerto único y un solo cirujano. El 53% de los pacientes fueron varones, la edad media de 54 +/- 16 años y el IMC medio de 32.7. Hubo 18 izquierdas, 10 derechas y 5 bilaterales, siendo un total de 38 suprarrenales extirpadas con un tamaño medio de 3.2 cms. Hubo 5 conversiones que no se asociaron a edad, IMC, tamaño tumoral, lado o patología (p > 0.05). Los pacientes en los que se llevó a cabo la intervención unilateral con éxito tenían una edad media de 55 años, IMC de 31, tumores de 3 cms de media y un tiempo operatorio medio de 118 +/- 25.8 min. La intensidad del dolor fue de 4 (en una escala de 10) en el 67% de los casos. El 74% de los pacientes fueron dados de alta en el primer día postoperatorio y el 96% en los dos primeros días. En la curva de aprendizaje se observó un descenso del tiempo operatorio desde 124 a 103 min después de los 21 primeros casos (p = 0.05). Los autores creen que el puerto único es seguro en esta cirugía y que tras la curva de aprendizaje se acortan los tiempos operatorios sin incrementarse las complicaciones.      

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26487220

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00464-015-4611-1

 

Dovirak, O., J. Mao, K. Taylor, P. Chang and A. A. Wagner (2016). "How to Quantify Recovery After Laparoscopic Adrenalectomy: An Assessment of Patient-reported Health-related Quality of Life." Surg Laparosc Endosc Percutan Tech 26(4): 290-294.

En este estudio, se usaron los cuestionarios de calidad validados CARE (“Convalescence And Recovery Evaluation”) y “Short Form-12” a las 2, 4, 8, 12 semanas y al año de la cirugía. Todas las suprarrenalectomías fueron realizadas por vía laparoscópica transperitoneal por un cirujano especializado. Se incluyeron 30 pacientes operados entre 2009 y 2014. La edad media fue de 53 años y el tamaño tumoral fue de 2-5.5 cms. Había lesiones benignas, metástasis y un carcinoma de suprarrenal. El tiempo medio de la cirugía fue de 98 minutos y la pérdida estimada de sangre fue de 50 ml. La estancia media fue de un día. La calidad de vida reflejada en el CARE empeoró a las 2 semanas de la cirugía pero recuperó la situación basal al mes. Los apartados que corresponden al dolor y la actividad mostraron una afectación importante. El resumen del componente físico explorado por el cuestionario Short Form-12, apoyaba los resultados previos de impacto negativo de la cirugía en el nivel de actividad en las primeras 4 semanas tras la cirugía. Los autores concluyen que a pesar de tratarse de una cirugía mínimamente invasiva, los pacientes requieren al menos 4 semanas para volver a los niveles basales de actividad y superar las alteraciones gastrointestinales y el dolor.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27438168

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1097/sle.0000000000000290

 

Cirugía tumores neuroendocrinos

Tian, F., X. F. Hong, W. M. Wu, X. L. Han, M. Y. Wang, L. Cong, M. H. Dai, Q. Liao, T. P. Zhang and Y. P. Zhao (2016). "Propensity score-matched analysis of robotic versus open surgical enucleation for small pancreatic neuroendocrine tumours." Br J Surg 103(10): 1358-1364.

Cohorte de 120 pacientes con tumores pancreáticos neuroendocrinos menores de 2 cms susceptibles de enucleación (60 por vía abierta y 60 asistidos por robot emparejados por edad, sexo, IMC, localización del tumor y diámetro del mismo). En 93 casos (77.5%) el tumor era de grado 1 y 114 (95%) eran insulinomas. La tasa de conversión con la cirugía robótica fue del 5% (3/60) y no se asoció a un aumento de la tasa de fístula pancreática (10% vs 17% tras cirugía abierta; P = 0.283) o las complicaciones postoperatorias grado III-IV según la clasificación de Dindo-Clavien (3 v 10% respectivamente; P = 0.272). La estimación de la pérdida hemática se redujo con el robot (32.5 vs 80 ml; P = 0.008) y también la duración de la cirugía (117 vs 150 in; P<0.001). La estancia hospitalaria fue similar (12.0 vs 13.5 días respectivamente; P = 0.071). Parece por tanto que para este tipo de tumores, la cirugía con robot sería una buena opción.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27480993

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/bjs.10220

 

Mosquera, C., N. J. Koutlas and T. L. Fitzgerald (2016). "Localized high-grade gastroenteropancreatic neuroendocrine tumors: Defining prognostic and therapeutic factors for a disease of increasing clinical significance." Eur J Surg Oncol 42(10): 1471-1477.

En el periodo de estudio desde 1988 a 2010 según la base de datos SEER, la incidencia de los tumores neuroendocrinos del área gastroenteropancreática de alto grado sin metástasis ha aumentado desde 0.03 a 0.19/100.000 habitantes. La edad media de los pacientes fue de 65 años y la mayoría eran mujeres de raza blanca. La localización más frecuente fue colorrectal y la clasificación más frecuente fue T3. Se resecó quirúrgicamente en el 89% de los casos (dependiendo de la localización; p < 0.0001) y la afectación ganglionar también dependió de la localización tumoral (p = 0.0002). la supervivencia especifica de la enfermedad a 5 años fue del 63.3% y fue mayor para el intestino delgado (p = 0.0003). En el análisis multivariante, la afectación ganglionar, la cirugía y la localización del tumor se asociaron a la supervivencia (p < 0.05). Según estos resultados, estos tumores de alto grado estarían aumentando su incidencia y la cirugía debería ser considerada en tumores localizados, ya que dicho tratamiento se asocia con un aumento de la supervivencia.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27528467

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.ejso.2016.07.137

 

Derikx, L. A., W. M. Vierdag, W. Kievit, S. Bosch, F. Hoentjen and I. D. Nagtegaal (2016). "Is the prevalence of colonic neuroendocrine tumors increased in patients with inflammatory bowel disease?" Int J Cancer 139(3): 535-542.

Estudio realizado con datos del registro alemán (PALGA) entre 1991 y 2011. Se identificaron 51 pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal que desarrollaron tumores neuroendocrinos en el colon (prevalencia de 60.4-89.3 por 100.000 habitantes en un periodo de 20 años con una PRR (proporción de tasas de prevalencia) de 2.8-4.1 en comparación con la población general. Se encontró una prevalencia mayor de tumores neuroendocrinos en diverticulitis (OR 5.52, IC 95% 3.47-8.78) y en isquemia (OR 1.97, IC 95% 1.09-3.58) en comparación con la enfermedad inflamatoria intestinal. En los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal, sin embargo, se encontró una mayor prevalencia de tumores neuroendocrinos que en la población general (PRR 2.8-4.1). Esto se podría atribuir a una alta tasa de tumores incidentales en la cirugía de la enfermedad inflamatoria intestinal. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26992110

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/ijc.30096

 

    

 

Julio 2016

 

Tras revisar los artículos de julio de 2016, nos quedamos con los siguientes:

 

Cirugía tiroidea

Pereira Perez, F., P. Calvo Espino, A. Sanchez Arteaga, J. M. Munoz Rodriguez, L. W. Nges, M. Kemmoe, M. Vidal Fernandez, F. J. Blazquez, T. Vives Espejo-Saavedra, M. Picon Maronas and A. Varela de Ugarte (2016). "Cirugía tiroidea en programas de cooperación en Africa subsahariana." Cir Esp 94(7): 404-409.

Estudio prospectivo en relación con un programa de ayuda humanitaria en Camerún en 2015. Los autores destacan la limitación de medios preoperatorios y la dificultad para conseguir tratamiento hormonal sustitutivo para el seguimiento. Se operaron 16 pacientes de raza negra (15 mujeres y 1 varón) con una edad media de 41 años. Se realizaron 5 tiroidectomías subtotales, 9 hemitiroidectomías y 2 istmectomías. Los músculos pretiroideos se seccionaron tan solo en 1 caso, se visualizaron el 86% de las glándulas paratiroides y el 84% de los recurrentes. Hubo 3 complicaciones (1 hematoma cervical que requirió cirugía y 2 infecciones de herida). No se registró clínica de hipocalcemia ni lesiones recurrenciales y la estancia media fue de 2.3 días. En el seguimiento, todos los pacientes con tiroidectomías bilaterales tenían niveles altos de TSH. Por todo ello, los autores creen que salvo que se disponga de estudios funcionales y de tratamiento hormonal sustitutivo, se debe evitar en lo posible las tiroidectomías totales en países en desarrollo.    

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27402179

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.ciresp.2016.05.017

 

Lee, Y. M., T. Y. Sung, W. B. Kim, K. W. Chung, J. H. Yoon and S. J. Hong (2016). "Risk factors for recurrence in patients with papillary thyroid carcinoma undergoing modified radical neck dissection." Br J Surg 103(8): 1020-1025.

Estudio en el que se incluyen 324 pacientes con carcinoma papilar clásico de tiroides y metástasis en el compartimento lateral (pN1b). Se realizó una tiroidectomía lateral con linfadenectomía lateral homolateral y el seguimiento medio fue de 63 (14-181) meses. Se detectó una recidiva locorregional homolateral en 47 casos (14.5%) y en el análisis multivariante, el diámetro mayor de los nódulos metastásicos superior a 2 cms (HR 1.15, IC 95% 1.06-1.25; P=0.033) y la tasa de metástasis ganglionares en el compartimento central mayor de 0.42 (HR 3.35, 1.65 a 6.79; P < 0.001) fueron los factores independientes relacionados con dicha recidiva. La edad mayor a 45 años (HR 5.69, 1.24 a 26.12; P = 0.025) y la afectación metastásica extranodal (HR 12.71, 1.64 a 98.25; P = 0.015) fueron factores de riesgo para la existencia de metástasis a distancia. Los autores concluyen que hay factores relacionados con los ganglios que son importantes como factores de recurrencia en los pacientes con la variante clásica del carcinoma papilar de tiroides clasificados como pN1b. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27121346

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/bjs.10144

 

Singh Ospina, N., S. Maraka, A. Espinosa DeYcaza, D. O'Keeffe, J. P. Brito, M. R. Gionfriddo, M. R. Castro, J. C. Morris, P. Erwin and V. M. Montori (2016). "Diagnostic accuracy of thyroid nodule growth to predict malignancy in thyroid nodules with benign cytology: systematic review and meta-analysis." Clin Endocrinol (Oxf) 85(1): 122-131.

Metaanálisis que incluye 7 estudios de seguimiento con ecografía y biopsia. Los resultados fueron imprecisos e inconsistentes, con amplios intervalos de confianza. La relación de crecimiento del nódulo en pacientes con cáncer de tiroides en la citología respecto a pacientes con nódulos benignos fue de 0.58 (IC 95% 0.26-1.3). La OR diagnostica fue de 2.2 (IC 95% 0.26-18) cuando el estándar de referencia fue una segunda biopsia sospechosa repetida en dos punciones consecutivas. Los autores creen que la valoración del crecimiento del nódulo en el seguimiento del nódulo benigno es cuestionable y debe ser reevaluado.   

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26562828

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/cen.12975

 

Kim, H., H. J. Jung, S. Y. Lee, T. K. Kwon, K. H. Kim, M. W. Sung and J. Hun Hah (2016). "Prognostic factors of locally invasive well-differentiated thyroid carcinoma involving the trachea." Eur Arch Otorhinolaryngol 273(7): 1919-1926.

Estudio de 65/1919 pacientes operados con cáncer de tiroides entre 1990 y 2010 con cáncer bien diferenciado de tiroides e invasión traqueal. La incidencia de invasión traqueal fue mayor en varones y en pacientes de mayor edad. Se realizó un afeitado de la tráquea en 18 casos, una resección traqueal en 37 y una laringuectomía total en 10. Se observó una recurrencia locorregional en 39 pacientes y metástasis en 25. La afectación simultanea de tráquea y esófago se asoció con recurrencia locorregional en el análisis univariante (p=0.039) pero no se confirmó en el multivariante. Se encontraron diferencias significativas en cuanto a la supervivencia específica de la enfermedad relacionadas con la afectación laríngea (p= 0.002). Todos los pacientes con afeitado de la tráquea sobrevivieron hasta el final del periodo de estudio. Aunque la clasificación T4a es la misma que para los casos con afectación simultánea de tráquea y esófago, estos últimos tuvieron unas tasas mayores de recurrencia locorregional y la afectación laríngea supuso un descenso en la supervivencia específica de la enfermedad. A pesar de la invasión aerodigestiva de estos casos de cáncer de tiroides, muchos pacientes tuvieron una supervivencia larga cuando se realizó la cirugía adecuada. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26198285

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00405-015-3724-4

Lamartina, L., S. Ippolito, M. Danis, F. Bidault, I. Borget, A. Berdelou, A. Al Ghuzlan, D. Hartl, P. Blanchard, M. Terroir, D. Deandreis, M. Schlumberger, E. Baudin and S. Leboulleux (2016). "Antiangiogenic Tyrosine Kinase Inhibitors: Occurrence and Risk Factors of Hemoptysis in Refractory Thyroid Cancer." J Clin Endocrinol Metab 101(7): 2733-2741.

Este trabajo trata de establecer la incidencia de hemoptisis como efecto secundario durante el tratamiento del cáncer de tiroides avanzado con inhibidores de la tirosina-kinasa antiangiogénicos. Se analizaron 140 pacientes consecutivos tratados entre 2005 y 2013 (89 varones y una edad media de 52 años) por cáncer de tiroides medular (56%), diferenciado (33%) y pobremente diferenciado (11%). Se realizó una tiroidectomía con o sin vaciamiento ganglionar cervical en 123 pacientes y radioterapia externa en 41 (32% con intención terapéutica y 68% adyuvante). Los pacientes recibieron de 1 a 4 ciclos (uno de media) y el seguimiento medio fue de 24 meses. Se encontró invasión de la vía aérea en las pruebas de imagen en 65 (46%) casos. Se registró hemoptisis en 9 pacientes: grado 1-2 en 7 casos (5%) y grado 3-5 en 2 (1.4%) siendo fatal en un paciente. La hemoptisis se asoció a invasión de la vía aérea (P= .04), tumores pobremente diferenciados (P=.03), historia de radioterapia externa (P= .003) y tiroidectomía sin vaciamiento ganglionar (P= .02). Los autores concluyen que se necesitan más estudios para confirmar estos resultados y evaluar la interacción entre estos factores. Antes de la utilización de estos fármacos sería necesario descartar la invasión de la vía aérea.   

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27082933

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1210/jc.2015-4391

 

Yip, L. and J. A. Sosa (2016). "Molecular-Directed Treatment of Differentiated Thyroid Cancer: Advances in Diagnosis and Treatment." JAMA Surg 151(7): 663-670.

Revisión de 67/867 estudios publicados en inglés entre 2010 y 2015. El artículo describe los dos test moleculares más utilizados para nódulos con citología indeterminada (panel de 7 genes para buscar las mutaciones somáticas más frecuentes en el cáncer de tiroides y el análisis clasificador de expresión génica Afirma). Sin embargo, los autores destacan que la variabilidad geográfica en los subtipos histológicos y en la prevalencia de cáncer de tiroides podrían afectar la seguridad y la aplicabilidad de dichos test. El test molecular ThyroSeq versión 2.1 parece que podría ser útil pero aún necesita validación. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27223483

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1001/jamasurg.2016.0825

 

Tseng, W. C., Y. C. Pei, A. M. Wong, H. Y. Li and T. J. Fang (2016). "Distinct Disease and Functional Characteristics of Thyroid Surgery-Related Vocal Fold Palsy." Thyroid 26(7): 943-950.

Estudio que compara las alteraciones de la voz relacionadas con una parálisis vocal secundaria a cirugía tiroidea (n=52) y otras cirugías (n=53). En el grupo de la cirugía tiroidea se encontró una mayor afectación de la rama externa del laríngeo superior, una mayor duración de los síntomas, menor inestabilidad, mayor tasa de sonidos armónicos/ruido, un tiempo mayor de espera antes de pedir una evaluación y una mejor calidad de vida en comparación con el otro grupo. En el grupo de la cirugía tiroidea, cuando había afectación del laríngeo superior, se observó una tendencia a presentar mayor alteración en la inestabilidad y el brillo en comparación con aquellos sin afectación del laríngeo superior. Los autores sugieren una derivación rápida de estos pacientes al otorrinolaringólogo, especialmente aquellos con afectación del laríngeo superior.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27177593

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0004

 

Wong, K. S., T. E. Angell, K. C. Strickland, E. K. Alexander, E. S. Cibas, J. F. Krane and J. A. Barletta (2016). "Noninvasive Follicular Variant of Papillary Thyroid Carcinoma and the Afirma Gene-Expression Classifier." Thyroid 26(7): 911-915.

Existe una variante folicular no invasiva reconocida del carcinoma papilar de tiroides (VFNICPT) que tendría mejor pronóstico. En este estudio se analizan 249 casos con citología con atipia/lesiones foliculares de significado incierto (AUS/FLUS) o sospechosos de lesión folicular (SLF). A todos ellos se les realizó un test clasificador de expresión genética Afirma y cuando dicho test fue positivo (n=63), se indicó la cirugía. En la citología preoperatoria de los casos operados había 34 (54%) AUS/FLUS y 29 (46%) SLF. La histología definitiva mostró 16 (25%) VFNICPT, 5 (8%) carcinomas foliculares, 1 (2%) cáncer papilar tiroides tipo clásico y 41 (65%) tumores benignos. De los 16 tumores papilares variante folicular, 14 (88%) eran VFNICPT por lo que estos últimos suponían el 64% de los carcinomas en la cohorte. Los autores concluyen que estos resultados indican que el test Afirma detecta los VFNICPT y que muchos de los cánceres detectados por este test son VFNICPT. Por todo ello recomiendan una lobectomía en vez de una tiroidectomía total en aquellos con citología preoperatoria de AUS/FLUS o SLF y test Afirma positivo. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27219469

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2015.0644

 

Fraser, S., C. Go, A. Aniss, S. Sidhu, L. Delbridge, D. Learoyd, R. Clifton-Bligh, L. Tacon, V. Tsang, B. Robinson, A. J. Gill and M. Sywak (2016). "BRAF(V600E) Mutation is Associated with Decreased Disease-Free Survival in Papillary Thyroid Cancer." World J Surg 40(7): 1618-1624.

Estudio con 496 pacientes con cáncer papilar de tiroides (CPT) de los que 309 (62%) fueron BRAF(V600E) positivo. El tamaño tumoral fue similar entre los tumores con BRAF(V600E) positivo y negativo (21.3 vs. 23.2 mm, p = 0.23). En el grupo con BRAF(V600E) positivo la edad en el momento del diagnóstico fue mayor (49 vs 45 años, p = 0.003), la tasa de recurrencia fue mayor (12.9 vs. 5.6 %, p = 0.004), hubo una mayor incidencia de metástasis ganglionares (44 vs. 29.4 %, p = 0.004) y de extensión extratiroidea (44 vs. 22 %, p < 0.001). La tasa de supervivencia libre de enfermedad a 5 años fue del 89.6% para los tumores BRAF(V600E) positivo y del 96.3% para los BRAF(V600E) negativo (p<0.001). No hubo diferencias significativas en cuanto a la incidencia de invasión vascular o multifocalidad entre ambos grupos. Los autores concluyen que la mutación de BRAF(V600E) predice en el CPT un aumento de riesgo de metástasis ganglionares, extensión extratiroidea y una reducción de la supervivencia libre de enfermedad y que es un biomarcador útil.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27138882

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-016-3534-x

 

Cirugía paratiroides

Lai, V., T. W. Yen, K. Doffek, A. A. Carr, T. B. Carroll, G. G. Fareau, D. B. Evans and T. S. Wang (2016). "Delayed Calcium Normalization After Presumed Curative Parathyroidectomy is Not Associated with the Development of Persistent or Recurrent Primary Hyperparathyroidism." Ann Surg Oncol 23(7): 2310-2314.

Estudio retrospectivo con 554 pacientes tras una paratiroidectomía por HPTP esporádico entre 2009 y 2013. Se localizaron los pacientes que tras una supuesta paratiroidectomía curativa (con descenso adecuado de PTH intraoperatoria), tenían calcemias mayores a 10.2 mg/dL en las primeras 24 horas y cada uno de los 52 pacientes seleccionados (calcemia media de 10.7 y rango 10.3-12.2), se apareó con dos pacientes control del mismo sexo y edad similar.  En comparación con el grupo control, estos pacientes tenían niveles preoperatorios más altos de calcio (12 vs. 11.1, p < 0.001), PTH (144 vs. 110 pg/mL, p = 0.004) y más bajos de vitamina D (26 vs. 31 pg/mL; p = 0.024). Se observó una normalización de la calcemia del 64, 90 y 96% de los pacientes en los días 1,14 y 30 tras la cirugía. No hubo diferencias en las tasas de enfermedad uniglandular o la tasa de curación entre los dos grupos. Parece por tanto que tras una paratiroidectomía con intención curativa, alrededor del 10% de los pacientes tienen una hipercalcemia persistente que cede en la mayoría de los casos en dos semanas y que no aumenta la tasa de persistencia del HPTP. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27006125

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5190-7

 

Xue, S., H. Chen, C. Lv, X. Shen, J. Ding, J. Liu and X. Chen (2016). "Preoperative diagnosis and prognosis in 40 Parathyroid Carcinoma Patients." Clin Endocrinol (Oxf) 85(1): 29-36.

Estudio retrospectivo con pacientes operados entre los años 2000 y 2015, con 40 casos de cáncer de paratiroides y 282 con lesiones benignas. Los pacientes con cáncer de paratiroides tuvieron niveles preoperatorios más altos de PTH (P < 0.001, OR = 1.001, CI: 1.000-1.002) y calcio (P = 0.008, OR = 3.395, CI: 1.382-8.341) así como glándulas de mayor volumen (P = 0.001, OR = 2.023, CI: 1.333-3.071). La recurrencia del cáncer de paratiroides se asoció a la excisión local (P = 0.008, OR = 4.992, CI: 1.533-16.252), estadio III en la escala de Schulte (P = 0.039, OR = 9.600, CI: 1.12-82.322), riesgo alto en la clasificación de riesgo de Schulte (P = 0.012, OR = 5.466, CI: 1.448-20.628) y a la realización de la primera cirugía por otros centros (P = 0.008, OR = 4.992, CI: 1.496-15.037). Los factores asociados con el fallecimiento del paciente fueron la calcemia (P = 0.01, OR = 7.270, CI: 1.611-32.812), los niveles de PTH (P = 0.037, OR = 1.001, CI: 1.000-1.001), la excisión local (P = 0.009, OR = 6.875, CI: 1.633-28.936) y la recurrencia (P = 0.014, OR = 7.762, CI: 1.504-40.055). Los autores creen que las escalas de clasificación de riesgo pueden ayudar a distinguir los casos de cáncer de paratiroides en el preoperatorio, que es muy importante para realizar una resección en bloque en la primera cirugía. Para aquellos en los que no se realizó dicha resección, la segunda cirugía podría ofrecer una segunda oportunidad de curación.    

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26939543

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/cen.13055

 

Castellano, E., R. Attanasio, L. Gianotti, F. Cesario, F. Tassone and G. Borretta (2016). "Forearm DXA Increases the Rate of Patients With Asymptomatic Primary Hyperparathyroidism Meeting Surgical Criteria." J Clin Endocrinol Metab 101(7): 2728-2732.

Estudio retrospectivo con 116/172 pacientes con un HPTP asintomático en los que se realizó una densitometría de columna lumbar, cadera y antebrazo. Las guías recomiendan cirugía en los pacientes con un T-score menor o igual a -2.5. En este estudio 74/116 tenían un diagnóstico densitométrico de osteoporosis en algún lugar y el antebrazo fue el único lugar afectado en 13/74 pacientes (grupo A, 17.6% de los que tenían osteoporosis y 11.2% de la cohorte). Los pacientes del grupo A eran significativamente mayores que el resto de los pacientes con HPTP asintomático pero no se encontraron diferencias bioquímicas. 6/13 de los pacientes del grupo A (5.2% de toda la cohorte) cumplían criterios de cirugía solo por el resultado de la densitometría. Los autores concluyen que en el 11.2% de los casos con HPTP asintomático tenían osteoporosis solo en el antebrazo y la mitad cumplían criterios de cirugía solo por dicho motivo. Por ello, recomiendan la realización de la densitometría a este nivel, ya que aumenta la tasa de indicación quirúrgica en pacientes asintomáticos.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27070376

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1210/jc.2016-1513

 

 

Cirugía suprarrenales

 

Palazzo, F., A. Dickinson, B. Phillips, A. Sahdev, R. Bliss, A. Rasheed, Z. Krukowski and J. Newell-Price (2016). "Adrenal surgery in England: better outcomes in high-volume practices." Clin Endocrinol (Oxf) 85(1): 17-20.

Estudio inglés en el que se analizan los resultados de las 795 adrenalectomías registradas entre 2013 y 2014. Fueron realizadas por 222 cirujanos diferentes (rango de 1-34 procedimientos por cirujano) y tan solo en 36 (16%) casos, el cirujano había realizado 6 o más adrenalectomías en ese periodo. Un total de 186 cirujanos (84%) realizó una adrenalectomía al año. La estancia media fue 60% más larga y la tasa de reingreso en el primer mes tras la cirugía un 47% mayor cuando la cirugía se realizó por cirujanos con bajo volumen. Los autores opinan que dicha situación no favorece los intereses de los pacientes y no es costefectiva para el sistema de seguridad social inglés.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26776382

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/cen.13021

 

Kepenekian, L., T. Mognetti, J. C. Lifante, A. L. Giraudet, C. Houzard, S. Pinson, F. Borson-Chazot and P. Combemale (2016). "Interest of systematic screening of pheochromocytoma in patients with neurofibromatosis type 1." Eur J Endocrinol 175(4): 335-344.

Estudio prospectivo francés en el que se incluyen 234 pacientes mayores de 18 años con neurofibromatosis tipo 1. Se realizó una prueba de imagen abdominal y metanefrinas en orina y en caso de ser positiva alguna de las dos exploraciones, se realizó una escintigrafía con 123-metayodobencilguanidina o un PET con 18F-dihidroxifenilalanina. El diagnóstico de feocromocitoma funcionante se reservó para los pacientes con metanefrinas elevadas en orina y escintigrafía positiva y de feocromocitoma no funcionante cuando las metanefrinas eran normales pero la escintigrafía era positiva. Se consiguió realizar ambas pruebas en 156 pacientes y se diagnosticaron 12 feocromocitomas (7.7%), de los que 6 eran funcionantes y en 2 casos eran sintomáticos. El tamaño tumoral de esos feocromocitomas fue mayor que los no funcionantes (25.2 +/- 6.6 vs 14 +/- 6.9 mm, P = 0.0165). Hubo una lesión bilateral. En los feocromocitomas funcionantes, los niveles medios de metanefrinas y de normetanefrinas fueron 3.2 +/- 2.6N y 2.8 +/- 1N respectivamente y en tres casos se indicó cirugía. Los 6 pacientes con feocromocitomas no funcionantes estaban asintomáticos, en uno de ellos había una lesión bilateral y en un paciente se indicó cirugía. Los autores concluyen que los feocromocitomas (funcionantes o no) en la neurofibromatosis tipo 1 suelen ser asintomáticos y que los protocolos actuales que buscan feocromocitomas solo si hay síntomas, hacen que la prevalencia se subestime y se corran riesgos.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27450695

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/eje-16-0233

 

Gaujoux, S., S. Bonnet, C. Lentschener, J. M. Thillois, D. Duboc, J. Bertherat, C. M. Samama and B. Dousset (2016). "Preoperative risk factors of hemodynamic instability during laparoscopic adrenalectomy for pheochromocytoma." Surg Endosc 30(7): 2984-2993.

En este estudio se incluyeron 149 pacientes con una adrenalectomía laparoscópica unilateral. No hubo mortalidad y la tasa de morbilidad fue del 10.7%. El único factor independiente que predijo complicaciones postoperatorias fue el uso de una dosis de norepinefrina mayor a 5 mg (siendo esta una variable usada para definir la inestabilidad hemodinámica). En el análisis multivariante se observó que la HTA sintomática preoperatoria (p = 0.003) y el aumento de los niveles de metanefrinas y normetanefrinas diez veces por encima de lo normal (p < 0.0001) fueron predictores de inestabilidad hemodinámica. Cuando dichos factores no estaban presentes, el riesgo de inestabilidad hemodinámica y de morbilidad postoperatoria fue del 1.5 y 4.3% respectivamente mientras que cuando ambos factores estaban presentes, se elevaban al 53.8% y 30.8% respectivamente.  Los autores concluyen que la inestabilidad hemodinámica (definida como la necesidad de una dosis acumulativa de más de 5 mg de norepinefrina), se asocia a morbilidad postoperatoria. Esta situación se podría predecir en pacientes con HTA sintomática preoperatoria y con niveles de metanefrinas y/o normetanefrinas elevadas 10 veces por encima de los niveles normales.    

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26684206

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00464-015-4587-x

 

Cirugía tumores neuroendocrinos

 

Sanchez-Bueno, F., J. M. Rodriguez Gonzalez, G. Torres Salmeron, A. Bernabe Penalver, M. Balsalobre Salmeron, J. de la Pena Moral, M. Fuster Quinonero and P. Parrilla Paricio (2016). "Factores pronósticos de los tumores neuroendocrinos de páncreas resecados. Experiencia en 95 pacientes." Cir Esp 94(8): 473-480.

Estudio retrospectivo español con 95 pacientes con tumores neuroendocrinos resecados (45 hombres y 50 mujeres) con una edad media de 46.8 años y en el contexto de un MEN1 en 29 (30.2%). El 41% de los pacientes tenían tumores funcionantes (20 insulinomas, 16 gastrinomas y 3 glucagonomas). El procedimiento más frecuente fue la pancreatectomía distal, seguido por la enucleación. Según la clasificación de la WHO,, 59 eran G1, 24 eran G2 y 12 eran carcinomas pobremente diferenciados. La tasa de supervivencia a 5 años en los bien diferenciados fue del 100%, independientemente de si eran funcionantes o no. Los tumores esporádicos fueron más frecuentemente unifocales (P<0.001) y asociaban metástasis hepáticas. La tasa de supervivencia y la de recidiva después de un seguimiento medio de 85.3 meses fue de 65.8 y 24% respectivamente. Los autores concluyen que la clasificación de la WHO fue un factor pronóstico independiente de supervivencia. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27450270

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.ciresp.2016.05.010

 

Assadipour, Y., S. C. Azoury, N. N. Schaub, Y. Hong, R. Eil, S. M. Inchauste, S. M. Steinberg, A. M. Venkatesan, S. K. Libutti and M. S. Hughes (2016). "Significance of preoperative radiographic pancreatic density in predicting pancreatic fistula after surgery for pancreatic neuroendocrine tumors." Am J Surg 212(1): 40-46.

Estudio retrospectivo con 119 pacientes operados por un tumor neuroendocrino en un solo centro entre los año 1998 y 2010 (59 enucleaciones y 60 resecciones). Se midió la densidad del parénquima pancreático en cortes cada 10 mm del CT preoperatorio. Se observó un aumento significativo de la tasa de fístulas pancreáticas postoperatorias cuando la densidad preoperatoria del parénquima pancreático era menor (P < .01).

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26782807

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.amjsurg.2015.07.031

 

Song, K. B., S. C. Kim, J. H. Kim, S. M. Hong, K. M. Park, D. W. Hwang, J. H. Lee and Y. J. Lee (2016). "Prognostic factors in 151 patients with surgically resected non-functioning pancreatic neuroendocrine tumours." ANZ J Surg 86(7-8): 563-567.

Análisis retrospectivo de la evolución de 151 pacientes tras la cirugía de un tumor pancreático no funcionante entre 1995 y 2010. A los 10 años, la supervivencia global era del 72.6%, la supervivencia específica de la enfermedad del 85.1% y la de supervivencia libre de enfermedad del 57.2%. Los tres sistemas de estadificación (WHO 2004, Sociedad Europea de Tumores Neuroendocrinos 2006 y el sistema de gradación de 2010) mostraron resultados pronósticos fiables y similares en cuanto la supervivencia especifica de la enfermedad tras la resección tumoral. En el análisis multivariante, la existencia de metástasis linfáticas, el índice mitótico y el ki-67 elevados fueron factores independientes de mal pronóstico para la supervivencia específica de la enfermedad tras la resección.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25040037

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/ans.12738

 

Lopez, C. L., M. B. Albers, C. Bollmann, J. Manoharan, J. Waldmann, V. Fendrich and D. K. Bartsch (2016). "Minimally Invasive Versus Open Pancreatic Surgery in Patients with Multiple Endocrine Neoplasia Type 1." World J Surg 40(7): 1729-1736.

Estudio prospectivo con 33 pacientes con MEN1 a los que se les realizó una resección pancreática distal y/o enucleación por un tumor neuroendocrino no funcionante mayor de 1 cm (n=24, 73%) o un insulinoma funcionante (n=9, 27%) entre 1987 y 2015. La muestra se dividió en dos grupos según la vía de abordaje, habiendo 21 casos (64%) por vía abierta (grupo 1) y 12 (36%) mediante abordaje mínimamente invasivo (8 por vía laparoscópica y 4 asistidas por robot que integraban el grupo 2). Ambos grupos fueron comparables en cuanto a edad, sexo, tamaño y número de tumores pancreáticos. En ambos grupos se curó el hiperinsulinismo en el 100% de los casos y todos los tumores mayores de 1 cm pudieron ser resecados. En el grupo 2 el tiempo operatorio fue significativamente menor (200 vs. 260 min; p = 0.036), hubo menos pérdida sanguínea (120 vs. 280 ml; p < 0.001) y una estancia media hospitalaria más corta (11 vs. 15.5 días; p = 0.034). La tasa de morbilidad postoperatoria, incluyendo la de fístula pancreática, no fue diferente entre ambos grupos  (62 % grupo 1 vs. 67 % grupo 2, p = 0.74). Por todo ello, los autores concluyen que las resecciones pancreáticas distales y las enucleaciones minimamente invasivas son posibles y seguras en pacientes con MEN 1 con insulinoma o tumores neuroendocrinos no funcionantes.        

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26956903

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-016-3456-7

 

Varoquaux, A., E. Kebebew, F. Sebag, K. Wolf, J. F. Henry, K. Pacak and D. Taieb (2016). "Endocrine tumors associated with the vagus nerve." Endocr Relat Cancer 23(9): R371-379.

El nervio vago (décimo par craneal) es el nervio parasimpático principal del sistema nervioso autónomo. Los paragangliomas vagales son los segundos paragangliomas hereditarios más frecuentes en cabeza y cuello y la mayoría están en relación con mutaciones en el gen SDHD. El tratamiento de estos tumores ha evolucionado desde la cirugía a la actitud expectante o la radioterapia con tasas de curación y evolución similares. Se ha encontrado tejido paratiroideo y adenomas paratiroideos asociados con el nervio vago en situación intra o paravagal. El adenoma paratiroideo del vago puede ser identificado con pruebas de imagen preoperatorias o durante la cirugía por cirujanos expertos. Los adenomas paratiroideos vagales localizados en el cuello o mediastino superior se pueden extirpar mediante cervicotomía, mientras que los localizados en la ventana aortopulmonar requieren de un acceso torácico. Este artículo de revisión hace hincapié en la embriología, la genética molecular y las técnicas modernas de imagen.   

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27406876

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/erc-16-0241

 

 

Junio 2016

 

De los artículos de junio de 2016, destacamos los siguientes:

  

Cirugía tiroidea

Rios, A., B. Torregrosa, J. M. Rodríguez, D. Rodríguez, A. Cepero, M. D. Abellan, N. M. Torregrosa, A. M. Hernandez and P. Parrilla (2016). "Ultrasonographic risk factors of malignancy in thyroid nodules." Langenbecks Arch Surg 401(6): 839-849.

Estudio prospectivo doble ciego que incluye pacientes con nódulo único o bocio multinodular y excluye aquellos con cirugía previa o PAAF en el mes previo. En total fueron 221 nódulos tiroideos analizados y usando ecografía de alta resolución, en el análisis multivariante los factores predictores de malignidad fueron: ecoestructura del nódulo (OR 12.81), microcalcificaciones (OR 9,05) y vascularización caótica en el “doppler energy” (OR 43.47).

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27263038

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00423-016-1451-y

Chandeze, M. M., S. Noullet, M. Faron, C. Tresallet, G. Godiris-Petit, F. Tissier, C. Buffet, L. Leenhardt, N. Chereau and F. Menegaux (2016). "Can We Predict the Lateral Compartment Lymph Node Involvement in RET-Negative Patients with Medullary Thyroid Carcinoma?" Ann Surg Oncol 23(11): 3653-3659.

Se revisaron 131 pacientes intervenidos por ca medular RET negativo entre 1980 y 2012. Se realizó una tiroidectomía total con disección de compartimento lateral en 112 (85%) pacientes, incluyendo 97 con disección ipsilateral y 92 con disección contralateral. Se diagnosticaron metástasis laterales en 40 pacientes (37%): 31 (32%) ipsilaterales sin afectación contralateral y 9 (10%) contralaterales. Los puntos de corte para metástasis laterales ipsilaterales fueron muy bajos (el tumor más pequeño medía 5 mm y el nivel más bajo de calcitonina preoperatorio fue de 38 pg/ml). La tasa de supervivencia libre de enfermedad bajó desde el 92% en pacientes sin metástasis laterales al 41% para metástasis ipsilterales y al 0% en pacientes con metástasis contralaterales. Los autores concluyen que se debería realizar una linfadenectomía lateral ipsilateral siempre y que en algunos casos con microcarcinomas medulares y bajos niveles de calcitonina se podría evitar la disección contralateral.    

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27271930

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5292-2

 

Machens, A. and H. Dralle (2016). "Surgical cure rates of sporadic medullary thyroid cancer in the era of calcitonin screening." Eur J Endocrinol 175(3): 219-228.

Estudio observacional de 600 pacientes con cáncer medular esporádico intervenidos en un centro terciario alemán entre 1995 y 2015 (322 cirugía inicial y 278 reintervención). Se compararon los periodos 1995-2000 y 2011-2015 y se encontró un descenso significativo (todos con p<0.001) en el porcentaje de tumores con ganglios positivos (73 vs 49%), metástasis linfáticas en mediastino (21% vs 6%) y metástasis a distancia (23% vs 6%). Estos cambios fueron paralelos a aumentos significativos (todos con p<0.001) en la edad media del paciente (49.1 vs 57.3 años), el porcentaje de tumores </=10 mm (19 vs 39%) y la tasa de curación bioquímica (28% vs 62%). Cuando se consideraron solo los tumores mayores de 10 mm, se mantenía la significación estadística respecto al descenso de metástasis mediastínicas y a distancia, la mayor edad media y la tasa de curación  bioquímica superior. Los autores concluyen que se tiende a una reducción de la extensión de la enfermedad y una mejora de las tasas de curación que aumentan el control del cáncer medular de tiroides sin saber de momento qué ha aportado la determinación rutinaria de calcitonina.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27334331

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/eje-16-0325

 

Rosario, P. W. and M. R. Calsolari (2016). "Usefulness of Serum Calcitonin in Patients Without a Suspicious History of Medullary Thyroid Carcinoma and with Thyroid Nodules Without an Indication for Fine-Needle Aspiration or with Benign Cytology." Horm Metab Res 48(6): 372-276.

Estudio prospectivo con 421 pacientes con nódulos tiroideos sin indicación de PAAF y 602 pacientes con PAAF de benignidad. Los niveles de calcitonina fueron menores a 10 pg/ml en 1001 pacientes (97.8%). Entre los pacientes con calcitonina basal mayor a 10 pg/ml, 16/22 tenían una calcitonina estimulada >100 pg/ml y 2 de esos pacientes tenían un cáncer medular (que 6 semanas después de la cirugía tenían niveles indetectables). El punto de corte para la calcitonina basal a partir del cual no había falsos positivos fue de 30 pg/dl para las mujeres y 60 pg/dl para los hombres. Los autores destacan que 14/16 pacientes con calcitonina estimulada mayor a 100 pg/dl fueron falsos positivos y por tanto, creen que para diagnosticar los casos raros de cáncer medular cuando no hay sospecha clínica, ni indicación de PAAF o citología de benignidad, es mejor usar los niveles de calcitonina basal. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27203410

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1055/s-0042-107246

 

Kim, S. M., H. H. Jun, H. J. Chang, K. W. Chun, B. W. Kim, Y. S. Lee, H. S. Chang and C. S. Park (2016). "Tuberculosis cervical lymphadenopathy mimics lateral neck metastasis from papillary thyroid carcinoma." ANZ J Surg 86(6): 495-498.

Se publican 28 casos de pacientes operados en un solo centro entre 2009 y 2013 en los que se diagnosticó un cáncer papilar de tiroides con adenopatías cervicales laterales sospechosas. Se realizó un análisis intraoperatorio de los ganglios y según los resultados, no se realizó vaciamiento en 19 casos. En 7/8 pacientes en los que se realizó la linfadenectomía se encontraron en la histología definitiva metástasis en combinación con adenopatías afectadas de tuberculosis. Los autores creen que el análisis intraoperatorio de los nódulos sospechosos puede evitar vaciamientos innecesarios por ganglios afectados de tuberculosis.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24981703

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/ans.12727

 

Lang, B. H., H. Zhi and B. J. Cowling (2016). "Assessing perioperative body weight changes in patients thyroidectomized for a benign nontoxic nodular goitre." Clin Endocrinol (Oxf) 84(6): 882-888.

Se estudiaron tres grupos de pacientes. En el primer grupo había 898 pacientes a los que se les había realizado una tiroidectomía por bocio nodular no tóxico benigno (grupo 1). En el grupo 2 había 179 pacientes con bocio benigno no tóxico no operados. En el grupo 3 encontramos 80 pacientes con una paratiroidectomia selectiva de un adenoma. Todos los pacientes fueron pesados 12 meses antes, en el momento de la cirugía y 6 meses después. Las características de los pacientes de los tres grupos fueron comparables. En el grupo 1 el aumento de peso fue significativo a los 6 meses (0.71 kg; IC 0.46-0.95) y al año (1.21 kg: IC 95% 0.96-1.46). El aumento de peso al año de la cirugía fue similar entre los pacientes sometidos a una hemitiroidectomía y aquellos con una tiroidectomía total (1.32 vs 1.16 kg, P = 0.197). Los pacientes con menor edad (p=0.015) y los niveles mas altos de TSH basal (p=0.020) fueron factores que favorecieron la ganancia de peso en el año posterior a la cirugía.     

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26384591

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/cen.12945

 

Provenzale, M. A., E. Fiore, C. Ugolini, L. Torregrossa, R. Morganti, E. Molinaro, P. Miccoli, F. Basolo and P. Vitti (2016). "'Incidental' and 'non-incidental' thyroid papillary microcarcinomas are two different entities." Eur J Endocrinol 174(6): 813-820.

Se estudió una muestra con 665 pacientes consecutivos (259 con nódulo único y 406 con bocio multinodular). Según la histología hubo: 291 nódulos benignos, 92 microcarcinomas papilares incidentales, 67 microcarcinomas papilares no incidentales y 215 macrocarcinomas papilares. Los micropapilares incidentales fueron significativamente más frecuentes en los casos de bocio multinodular (16.2% vs 10.0%, P=0.02). Los pacientes con micropapilares incidentales, en comparación con los no incidentales, eran mayores (53.3+/-13.2 vs 44.9+/-14.8, P=0.0002), tenían tumores más pequeños (4mm vs 9mm, P<0.0001), tenían más casos de multifocalidad (76.1% vs 52.2%, P=0.001) y niveles más bajos de TSH (0.6mIU/L vs 1. mIU/L, P=0.0001). Por todo ello, los autores piensan que se trata de dos entidades diferentes.    

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27032694

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/eje-15-1223

 

Bhatia, P., A. Deniwar, H. E. Mohamed, A. Sholl, F. Murad, R. Aslam and E. Kandil (2016). "Vanishing tumors of thyroid: histological variations after fine needle aspiration." Gland Surg 5(3): 270-277.

Estudio retrospectivo que estudia los cambios histológicos producidos por la PAAF. Se analizan los datos de 656 pacientes operados. La punción indujo cambios como degeneración quística, hemorragia, calcificación, cristales de colesterol, fibrosis y granulación tisular. Se identificaron 17 pacientes (2.5%) con tumores evanescentes. La citología fue indeterminada en 7 (41.1%) y de benignidad en 10 (58.8%) pacientes. La histología definitiva mostró cambios regresivos en todos los nódulos, en 7 casos (41.1%) en su totalidad sustituyendo al tumor y en el resto parcialmente. El tamaño medio de los tumores evanescentes fue de 2.4+/-1.5 cm de diámetro mayor. En tres casos (17.6%) se observaron áreas focales de núcleos claros sospechosas de carcinoma papilar y en un caso se vio un foco adicional de neoplasia folicular con potencial de malignidad incierto. Los autores concluyen que la PAAF induce cambios que pueden derivar en la obliteración de nódulos que no confirmen el diagnóstico de sospecha inicial. Esta posibilidad debería ser tenida en cuenta por patólogos y cirujanos.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27294033

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.21037/gs.2016.01.05

 

Pezzi, T. A., V. C. Sandulache, C. M. Pezzi, A. E. Turkeltaub, L. Feng, M. E. Cabanillas, M. D. Williams and S. Y. Lai (2016). "Treatment and survival of patients with insular thyroid carcinoma: 508 cases from the National Cancer Data Base." Head Neck 38(6): 906-912.

El carcinoma insular de tiroides es una variedad rara pero agresiva de cáncer de tiroides. Se analizan 508 casos operados entre 1998 y 2012 y se observa que en comparación con los carcinomas papilares y foliculares, los pacientes con carcinoma insular tienen más edad, hay más proporción de varones, tienen tumores de mayor tamaño, se presentan más frecuentemente con metástasis a distancia, se consigue menos veces una resección R0, reciben más veces radioterapia externa y quimioterapia y tienen tasas de supervivencia más bajas. En el análisis multivariante, los factores predictores independientes de supervivencia del cáncer insular de tiroides fueron: edad >65 años (HR= 1.53), presencia de al menos una enfermedad concomitante (HR=1.80), ganglios positivos (HR=1.67), metástasis (HR=2.73), márgenes positivos (HR=2.48) y tratamiento con yodo radiactivo (HR=0.63). Los autores concluyen que se debería recomendar el uso de yodo radiactivo tras la cirugía. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26843481

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24342

 

Sinclair, C. F., J. M. Bumpous, B. R. Haugen, A. Chala, D. Meltzer, B. S. Miller, N. S. Tolley, J. J. Shin, G. Woodson and G. W. Randolph (2016). "Laryngeal examination in thyroid and parathyroid surgery: An American Head and Neck Society consensus statement: AHNS Consensus Statement." Head Neck 38(6): 811-819.

Los expertos de dicha sociedad, concluyen que la técnica de elección para la exploración laríngea preoperatoria es la laringoscopia y que otras técnicas como la ecografía y la estroboscopia pueden ser útiles en pacientes seleccionados.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26970554

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24409

 

Zhu, Y., X. Chen, H. Zhang, L. Chen, S. Zhou, K. Wu, Z. Wang, L. Kong and H. Zhuang (2016). "Carbon nanoparticle-guided central lymph node dissection in clinically node-negative patients with papillary thyroid carcinoma." Head Neck 38(6): 840-845.

En el estudio se incluyeron 81 pacientes (a los que se les administraron nanopartículas de carbón) y se comparó con un grupo control de 81 pacientes. Se observó un aumento significativo de la tasa de disección de ganglios positivos. También se encontró un descenso significativo de casos con paratiroides en la pieza, número de casos de hipocalcemia, de hipoparatiroidismo postoperatorio y en el tiempo de recuperación de la hipocalcemia (4, 6, 8 y 2.33 +/- 0.58 semanas vs 14, 17, 20, 3, y 3.8 +/- 0.92 semanas; p<0.05).  Los autores piensan que esta técnica mejora la seguridad de la tiroidectomía.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25832013

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24060

 

Javid, M., E. Graham, J. Malinowski, C. E. Quinn, T. Carling, R. Udelsman and G. G. Callender (2016). "Dissection of Levels II Through V Is Required for Optimal Outcomes in Patients with Lateral Neck Lymph Node Metastasis from Papillary Thyroid Carcinoma." J Am Coll Surg 222(6): 1066-1073.

Análisis retrospectivo de 191 pacientes consecutivos con carcinoma papilar de tiroides con 241 vaciamientos laterales entre 2006 y 2014 en un solo centro. Hubo 118 mujeres (62%), la edad media fue de 46 años (6-87), el seguimiento de 14.3 meses (0.1-107 meses). Entre las 202 disecciones cervicales iniciales (195 radicales modificadas y 7 menos extensas) se encontraron ganglios positivos en 137 (68.8%), 132 (65.7%), 105 (52.0%) y 33 (16.9%) en los niveles II, III, IV y V respectivamente. Se observó persistencia o recurrencia ipsilateral tras 22 (10.9%) disecciones iniciales en nivel II en 10 (45.5%), nivel III en 8 (36.4%), nivel IV en 7 (31.8%) y nivel V en 3 (13.6%). Se realizaron 39 reoperaciones y se confirmaron ganglios positivos en los niveles II, III, IV y V en 18 (46.2%), 10 (25.6%), 13 (33.3%) y 5 (12.8%) disecciones respectivamente. La tasa de paresia recurrencial fue del 3% en los vaciamientos iniciales y del 10.3% en las reintervenciones. Los autores concluyen que si no  incluimos en la resección los niveles II y V, podemos dejar ganglios positivos en 2/3 de pacientes en el nivel II y 1/5 de ganglios positivos en el nivel V. También destacan que es mejor que la resección inicial sea completa para evitar reintervenciones que implican más morbilidad.      

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27049777

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.jamcollsurg.2016.02.006

 

Zaidi, N., E. Bucak, P. Yazici, S. Soundararajan, A. Okoh, H. Yigitbas, C. Dural and E. Berber (2016). "The feasibility of indocyanine green fluorescence imaging for identifying and assessing the perfusion of parathyroid glands during total thyroidectomy." J Surg Oncol 113(7): 775-778.

Se utilizó en 27 pacientes durante la tiroidectomía total por bocio multinodular (n=13), cáncer de tiroides (n=10) y Graves Basedow (n=4). Se identificaron 85 glándulas paratiroides y 71 (84%) mostraron fluorescencia con verde de indocianina. Hubo un 6% de falsos negativos. En el postoperatorio, 3 pacientes (11%) tuvieron una calcemia inferior a 8 mg/dl. La captación de verde de indocianina se correlacionó con los niveles postoperatorios de PTH (PTH a las 24 h en pacientes con al menos 2 glándulas con <30% de fluorescencia fue de 9 pg/ml mientras que si había menos de dos glándulas con <30% de fluorescencia, la PTH a las 24 horas fue de 19.5 pg/ml (P = 0.05). Los autores creen que puede ser útil para identificar pacientes con riesgo de hipocalcemia postoperatoria.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27041628

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/jso.24237

 

Schneider, R., A. Machens, M. Bucher, C. Raspe, K. Heinroth and H. Dralle (2016). "Continuous intraoperative monitoring of vagus and recurrent laryngeal nerve function in patients with advanced atrioventricular block." Langenbecks Arch Surg 401(4): 551-556.

Se utilizó la neuroestimulación continua del vago en 6 pacientes (12 nervios en riesgo) con bloqueo AV de segundo o tercer grado. Se mantuvieron la tensión arterial sistólica y diastólica, la frecuencia cardiaca y la saturación de oxígeno en muestra arterial periférica antes, durante y después de la neuroestimulación. No hubo cambios clínicos significativos en la frecuencia cardiaca, tensión arterial, arritmia u otros eventos termodinámicamente importantes. No hubo interferencia en la onda electromiográfica de la cuerda vocal y la estimulación generada por los marcapasos. Los autores piensan que usando una estimulación continua </=2 Hz es razonablemente seguro en este tipo de pacientes.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27138019

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00423-016-1433-0

 

Song, C. M., Y. B. Ji, E. S. Sung, D. S. Kim, H. R. Koo and K. Tae (2016). "Comparison of Robotic versus Conventional Selective Neck Dissection and Total Thyroidectomy for Papillary Thyroid Carcinoma." Otolaryngol Head Neck Surg 154(6): 1005-1013.

Análisis retrospectivo con 66 pacientes a los que se les realizó una tiroidectomía total con vaciamiento cervical de al menos tres niveles de los situados entre el II y el V y en caso de los cN1b vaciamiento bilateral.  Hubo 41 casos por vía abierta convencional y 25 mediante robótica. Los pacientes operados con robot fueron más jóvenes (36.7 vs 47.5 años; P = .003) y había más proporción de mujeres (96.0% vs 73.2%; P = .023) en comparación con los operados por vía convencional. El tiempo medio operatorio fue mayor con robot (298 vs 236 min; P < .001) así como el dolor torácico el primer día (escala de dolor 1.88 vs 0.62; P = .011), a la semana (1.30 vs 0.43; P = .036) y al mes (0.90 vs 0.18; P = .029). El grado de satisfacción acerca del aspecto estético fue significativamente superior en el grupo operado con robot. 

PubMed-ID:http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26980906y

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1177/0194599816638084

 

Miccoli, P., M. Biricotti, V. Matteucci, C. E. Ambrosini, J. Wu and G. Materazzi (2016). "Minimally invasive video-assisted thyroidectomy: reflections after more than 2400 cases performed." Surg Endosc 30(6): 2489-2495.

La vía de abordaje mínimamente invasiva videoasistida (MIVAT) se comenzó a utilizar en 1997 para el tratamiento del hiperparatiroidismo primario y después para la enfermedad tiroidea. Desde 1998 a 2014 se han realizado 2412 tiroidectomías en Pisa. La indicación de cirugía fue un cáncer de tiroides en 825 casos (34.3%) siendo papilares en 800 pacientes y 528 pacientes fueron operados entre los años 2000 y 2009, por lo que tienen un seguimiento medio de 7.5 (+/-2.3 años). Se realizó una tiroidectomía total en 1788 pacientes (74.1%) y una hemitiroidectomía en 564 (23.4%). Se realizó un vaciamiento central en 31 pacientes (1.3%) y paratiroidectomía por adenoma único en 29 (1.2%). La duración media del procedimiento fue 41 (+/-14) minutos. Después de un seguimiento de 7.5 años, los 528 pacientes operados con tumores de riesgo bajo o intermedio tienen una tasa de curación del 85% con tiroglobulina indetectable, en comparación un 80% conseguido en los operados por vía abierta en el mismo periodo. Los autores concluyen que tras una larga experiencia y un elevado número de casos, el MIVAT ha demostrado ser una vía de abordaje segura y que ofrece una tasa de curación para los casos de tumores de riesgo bajo e intermedio que es comparable a la vía abierta. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26335076

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00464-015-4503-4

 

Wang, J., L. Gao, C. Song and L. Xie (2016). "Incidence of metastases from 524 patients with papillary thyroid carcinoma in cervical lymph nodes posterior to the sternoclavicular joint (level VIa): Relevance for endoscopic thyroidectomy." Surgery 159(6): 1557-1564.

Los autores creen que debido a la barrera ósea, con la vía endoscópica no es posible una buena disección de nivel VIa (posterior a unión esternoclavicular) y por ello, tratan de averiguar cual es la incidencia de metástasis a ese nivel. El estudio es retrospectivo e incluye a 524 pacientes con cáncer papilar de tiroides y se encontraron metástasis en el nivel VIa en 138 pacientes (26.3%). Había una media de 3.8 ganglios en dicha región y la media de ganglios afectos fue de 0.5. En el análisis multivariante los factores asociados con metástasis ganglionares a ese nivel fueron: cN1, extensión extratiroidea, afectación del VIb (craneal a la unión esternoclavicular), tamaño tumoral mayor a 0.9 cms y localización del tumor en el tercio inferior del lóbulo tiroideo. Por ello, los autores desaconsejan la vía endoscópica en esos casos.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26923988

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2015.12.026

 

Wang, L. Y., I. J. Nixon, S. G. Patel, F. L. Palmer, R. M. Tuttle, A. Shaha, J. P. Shah and I. Ganly (2016). "Operative management of locally advanced, differentiated thyroid cancer." Surgery 160(3): 738-746.

Revisión de los casos de cáncer de tiroides localmente avanzados tratados en el Memorial de Nueva York entre 1986 y 2010. En total fueron 153 pacientes con extensión tumoral fuera de la cápsula con invasión de tejidos blandos, nervio recurrente, laringe, tráquea o esófago. La edad media fue de 55 años (11-91) y el 58.2% fueron mujeres. El 15% (23) de los casos ya presentaban metástasis a distancia en el momento del diagnóstico y el 79.7% (122) tenían afectación ganglionar. El lugar de afectación extratiroidea más frecuente fue el nervio recurrente (51%) seguido de la tráquea (46.4%) y el esófago (39.2%). El 41% (63) requirieron resección del nervio por invasión tumoral. Después de la cirugía, 20 pacientes (13%) tenía enfermedad macroscópica residual (R2), 63 (41.2%) márgenes de resección positivos (R1) y 70 (45.8%) una resección completa R0. Tras un seguimiento medio de 63.9 meses, la supervivencia libre de enfermedad a 5 años estratificada según la fuese la resección R0/R1/R2 fue de 94.4%, 87.6% y 67.9% respectivamente (P= .030). No hubo diferencia estadísticamente significativa en la supervivencia entre los casos R0 y R1 (P= .222). El porcentaje de pacientes libres de recurrencia a distancia entre los que fueron inicialmente R0 fue del 85.8% en los R0 y del 85.5% en los R1 (P= .593). Los autores concluyen que los pacientes con cáncer avanzado de tiroides resección R0 y R1 tienen un pronóstico excelente con una estrategia quirúrgica adecuada. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27302105

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.04.027

 

Kim, B. W., W. Yousman, W. X. Wong, C. Cheng and E. A. McAninch (2016). "Less is More: Comparing the 2015 and 2009 American Thyroid Association Guidelines for Thyroid Nodules and Cancer." Thyroid 26(6): 759-764.

Revisión de los cambios efectuados por la guía de la ATA 2015. Los autores destacan la nueva estratificación de riesgo de malignidad de los nódulos basada en los hallazgos ecográficos, sobre todo en el patrón más que en el crecimiento durante el seguimiento. También se describe un nuevo esquema de estratificación de riesgo de los cánceres de tiroides en el que aumenta el número de pacientes con bajo riesgo, en parte porque aquellos con ganglios positivos pequeños se incluyen en el grupo de bajo riesgo. El cambio más llamativo en las recomendaciones de la guía es que se puede considerar la lobectomía como cirugía inicial para cánceres de tiroides derivados de células foliculares con tamaño entre 1 y 4 cms. Esta guía se ha denominado la del “menos es más” porque según ella, se indicarían menos PAAF, la cirugía sería menos extensa en muchos casos, se daría menos dosis de radioyodo y se realizarán menos test de tiroglobulina. El artículo invita a que los clínicos usen la guía de forma responsable e individualizando el tratamiento según los casos.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27141822

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0068

 

Kluijfhout, W. P., J. D. Pasternak, J. Lim, J. S. Kwon, M. R. Vriens, O. H. Clark, W. T. Shen, J. E. Gosnell, I. Suh and Q. Y. Duh (2016). "Frequency of High-Risk Characteristics Requiring Total Thyroidectomy for 1-4 cm Well-Differentiated Thyroid Cancer." Thyroid 26(6): 820-824.

En este estudio retrospectivo se revisan pacientes intervenidos por cánceres diferenciados de tiroides de 1-4 cms sin características de alto riesgo preoperatorias (ganglios sospechosos de malignidad, metástasis a distancia, datos de extensión extratiroidea, historia de radiación previa o historia familiar positiva). De 1000 pacientes consecutivos operados, 287 cumplían los criterios y por tanto, hubiesen sido candidatos a lobectomía como cirugía inicial según la guía de la ATA 2015. La edad media de esta cohorte fue de 45 años y un 80% de los pacientes eran mujeres. Se encontró un caso de tumor con variante de células altas más agresivo (0.5%), angioinvasión en 34 (12%), extensión extratiroidea en 48 (17%), márgenes positivos en 51 (18%) y ganglios positivos en 49 (18%). Según estos datos, se hubiese recomendado la totalización de la tiroidectomía en un segundo tiempo en 122/287 (43%) de los pacientes. Entre los tumores de 1-2 cms la recomendación de totalización hubiese sido necesaria en 52/143 (36%). Los autores concluyen que casi la mitad de los pacientes con cáncer diferenciado de tiroides de 1-4 cms que son candidatos a lobectomía, tendrán que ser totalizados en un segundo tiempo según las características de la histología definitiva. Los cirujanos, endocrinos y pacientes deberán tener en cuenta los riesgos, beneficios y costes para valorar una tiroidectomía total de entrada o apostar por una lobectomía inicial con posible reintervención.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27083216

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2015.0495

 

Lee, S., J. H. Shin, Y. L. Oh and S. Y. Hahn (2016). "Subcategorization of Bethesda System Category III by Ultrasonography." Thyroid 26(6): 836-842.

El la categoría III de Bethesda se incluyen citologías con atipia (AUS) y lesiones foliculares de significado incierto (FLUS) que hacen que este grupo sea heterogéneo. En este estudio retrospectivo se incluyen 433 nódulos tiroideos (322 AUS y 111 FLUS) y tanto en el análisis univariante como en el multivariante, se encontró que entre los AUS había más nódulos con márgenes mal definidos, más altos que anchos y con un diagnóstico ecográfico de sospecha de malignidad que en el grupo de los FLUS. El riesgo de malignidad fue significativamente mayor entre los AUS que entre los FLUS  (51.0% vs.8.1%; p < 0.001). También hubo mayor proporción de casos con mutación BRAF entre los nódulos con atipia (47.6% vs. 4.2%; p < 0.001). Entre los pacientes con histología definitiva de malignidad, hubo más casos de carcinoma papilar entre los AUS (97.7% vs. 66.7%; p = 0.004) y más de carcinoma folicular entre los FLUS (33.3% vs.1.6%; p = 0.004). por todo ello, el artículo se sugiere la posibilidad de una subcategorización del grupo III de Bethesda en AUS y FLUS en los que las características ecográficas ayudarían a valorar el riesgo de malignidad. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27094511

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2015.0637

 

Siddiqui, S., M. G. White, T. Antic, R. H. Grogan, P. Angelos, E. L. Kaplan and N. A. Cipriani (2016). "Clinical and Pathologic Predictors of Lymph Node Metastasis and Recurrence in Papillary Thyroid Microcarcinoma." Thyroid 26(6): 807-815.

Estudio con 273 pacientes con microcarcinoma papilar diagnosticado entre los años 2000 y 2011. En el análisis multivariante se observó que la edad <45 años (OR= 3.565, IC 95% 1.137-11.177), la multifocalidad (OR= 3.556, IC 95% 95% 1.066-11.855) y la extensión extratiroidea (OR= 4.622, IC 95% 1.068-20.011) aumentan de forma significativa el riesgo de ganglios positivos en el compartimento central. No se encontró sin embargo relación con el sexo, el tamaño, la presencia de tiroiditis, los márgenes positivos o la sospecha clínica de afectación ganglionar. El análisis también mostró que el único factor que incrementó el riesgo de afectación ganglionar lateral fue la extensión extratiroidea (OR= 16.066, IC 95% 1.850-139.488). En la cohorte de 202 pacientes con datos de seguimiento, solo hubo 6 casos de recurrencia, que se diagnosticaron en aproximadamente 12 meses (3.5-120 meses) siendo la media de seguimiento de 42 meses. No hubo casos de fallecimiento ni de metástasis a distancia. Los autores creen que el microcarcinoma papilar es una enfermedad con poco riesgo de recidiva, pero que requiere un seguimiento más estrecho o un tratamiento más agresivo en caso de edad <45 años, multifocalidad, extensión extratiroidea o bien en casos con visualización de ganglios afectos durante la cirugía.   

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27117842

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2015.0429

 

Dionigi, G., C. W. Wu, H. Y. Kim, S. Rausei, L. Boni and F. Y. Chiang (2016). "Severity of Recurrent Laryngeal Nerve Injuries in Thyroid Surgery." World J Surg 40(6): 1373-1381.

Estudio prospectivo con 281 lesiones de recurrente en los que se identificó una pérdida de señal en NIM durante la cirugía y se confirmó una parálisis de cuerda vocal en la laringoscopia postoperatoria. La tasa global de lesión nerviosa fue del 8.9% de los pacientes y del 4.6% de los nervios en riesgo. El mecanismo de lesión fue la tracción (71%), el calor (17%), compresión (4.2), clampaje (3.4%), atrapamiento con ligadura (1.6%), succión (1.4%) y transección (1.4%). La recuperación completa de la parálisis se consiguió en el 91% de los casos. El tiempo de recuperación fue más rápido en el grupo de lesiones por tracción en comparación con el resto de los grupos (p < 0.001). La tasa de parálisis temporal y permanente de la cuerda vocal fue 98.6 y 1.4% en la lesión por tracción, 72 y 28% en la lesión térmica, 100 y 0% en la lesión por compresión, 50 y 50% en el clampaje, 100 y 0% en atrapamiento por ligadura, 100 y 0% en lesión por succión y 0 y 100% en la transección nerviosa respectivamente. Entre el 14% de los casos en los que las lesiones nerviosas eran visibles macroscópicamente, el 56% de los casos tuvieron una parálisis nerviosa permanente. Entre el 86% de los casos en los que la lesión fue detectada por el NIM pero no se veía nada a simple vista, tan solo el 1.2% tuvo una lesión permanente. En un modelo en cerdo de lesiones por tracción se encontraron solo lesiones fuera de la estructura nerviosa, mientras que en la lesión por calor se observaron daños severos en el endoneuro. Los autores concluyen que hay diferentes tipos de lesión con diferente pronóstico y que cuando no hay lesión visible, aunque sea detectada por el NIM, es raro que haya parálisis permanente de la cuerda vocal. El NIM podría ayudar a decidir la actitud durante y después de la cirugía.      

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26817650

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-016-3415-3

 

Park, I., J. Rhu, J. W. Woo, J. H. Choi, J. S. Kim and J. H. Kim (2016). "Preserving Parathyroid Gland Vasculature to Reduce Post-thyroidectomy Hypocalcemia." World J Surg 40(6): 1382-1389.

Los autores describen la disección de un segmento largo vascular distalmente a la glándula tiroides desde la glándula tiroides. Revisan 1.411 protocolos quirúrgicos de tiroidectomías totales con o sin vaciamiento lateral operados entre 2006 y 2014. Se hicieron 3 grupos de pacientes según la fecha de la cirugía (grupo A: 2006-2008 antes de la aplicación de la técnica de preservación de vascularización, grupo B: 2009-2011, grupo C:2012-2014). La tasa de hipoparatiroidismo transitorio y permanente en el grupo A fue de 25.4 y 4.3% respectivamente. La tasa de hipoparatiroidismo disminuyó con la aplicación de la técnica de preservación vascular, siendo el transitorio en el grupo C de 4.8%. Aunque el sexo femenino y la linfadenectomía lateral parecen aumentar el riesgo de hipoparatiroidismo, en el análisis multivariante solo la técnica de preservación de la vascularización demuestra ser un factor independiente. Los autores creen que el flujo de la rama final que irriga la paratiroides suele ir de lateral a medial y que la movilización y preservación de los vasos laterales a la glándula es esencial para prevenir la devascularizacion de la paratiroides.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27028753

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-016-3423-3

 

Cirugía paratiroides

De Gregorio, L., C. C. Lubitz, R. A. Hodin, R. D. Gaz, S. Parangi, R. Phitayakorn and A. E. Stephen (2016). "The Truth about Double Adenomas: Incidence, Localization, and Intraoperative Parathyroid Hormone." J Am Coll Surg 222(6): 1044-1052.

Estudio retrospectivo de una serie de pacientes operados por hiperparatiroidismo primario. Fueron en total 347 pacientes (69%) con adenoma único (AU), 68 (13.5%) con doble adenoma (DA) y 86 (17%) con enfermedad multiglandular (EM). En el grupo con DA, la sensibilidad de la ecografía, el MIBI y el CT-4D para lateralizar cada adenoma fue del 42%, 34.5% y 64% respectivamente. En 27 casos con DA la cirugía planeada inicialmente fue una paratiroidectomía selectiva mínimamente invasiva pero en 18 casos (2/3), la PTH intraoperatoria no descendió de forma adecuada y se convirtió a una exploración bilateral. A los seis meses de seguimiento todos los pacientes con DA estaban normocalcémicos. Los autores concluyen que con frecuencia, los DA son diagnosticados preoperatoriamente como adenomas únicos. El CT-4D parece ser la técnica de imagen con mayor sensibilidad para detectarlos. Se recomienda utilizar PTH intraoperatoria en las paratiroidectomías focales sin exploración del resto de glándulas para descartar la existencia de un segundo adenoma. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27234627

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.jamcollsurg.2015.12.048

 

Kluijfhout, W. P., S. Venkatesh, T. Beninato, M. R. Vriens, Q. Y. Duh, D. M. Wilson, T. A. Hope and I. Suh (2016). "Performance of magnetic resonance imaging in the evaluation of first-time and reoperative primary hyperparathyroidism." Surgery 160(3): 747-754.

Se incluyeron en el estudio todos los pacientes a los que se les había realizado una RM antes de una cirugía por hiperparatiroidismo primario (con o sin cirugía previa) entre los años 2000 y 2015 en un centro de referencia para la cirugía endocrina. De un total de 3450 pacientes operados en ese periodo, se les realizó una RM a 125 pacientes entre los que había 10 con enfermedad recurrente, 74 persistente y 41 sin cirugía previa. La RM tuvo una SS y un VPP de 79.9% y 84.7% respectivamente. Cuando la RM se añadió a la ecografía y el MIBI, la sensibilidad aumentó hasta el 91.5%. La RM dinámica con gadolinio tuvo excelentes resultados en el grupo de pacientes con cirugía previa con una SS y un VPP del 90.1%. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27318765

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.05.003

 

Ramirez, A. G., A. L. Shada, A. N. Martin, P. Raghavan, C. R. Durst, S. Mukherjee, J. R. Gaughen, D. A. Ornan, J. B. Hanks and P. W. Smith (2016). "Clinical efficacy of 2-phase versus 4-phase computed tomography for localization in primary hyperparathyroidism." Surgery 160(3): 731-737.

El CT-2D podría tener los mismos resultados en la localización de las paratiroides patológicas que el CT-4D exponiendo al paciente a la mitad de radiaciones ionizantes. En este estudio se comparan los resultados obtenidos con ambas pruebas (antes de 2009 se utilizaba el CT-4 fases y a partir de 2010 se sustituyó por el CT-2 fases). En total fueron 27 pacientes con CT-4 fases y 35 con CT-2 fases. La dosis de radiación efectiva fue de 6.8 mSy para el CT-2 fases y de 14 mSv para el CT-4 fases. El CT-4 fases tuvo una SS y un VPP de 93% y 96% y el CT-2 fases de 97% y 94% respectivamente. En 8 casos con imágenes discordantes, el peso medio de la paratiroides fue de 240 mg en comparación con el peso medio del total de la muestra que fue de 1,3 g. La tasa de éxito de la cirugía fue del 90% en pacientes estudiados con CT-4 fases y del 91% con CT-2 fases siendo la tasa de normocalcemia del 88% para ambos grupos a los seis meses. El CT predijo correctamente la enfermedad multiglandular y la localización para las reoperaciones en el 88% y 90% respectivamente, sin diferencia entre ambos protocolos. Los autores concluyen que los resultados del CT-2 fases son similares a los del CT-4 fases en la localización de adenomas, incluyendo los pequeños, reintervenciones y enfermedad multiglandular. Parece por tanto razonable considerar la utilización del CT-2 fases y evitar el exceso de radiación innecesario.   

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27302106

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.04.016

 

Cirugía suprarrenales

Wickramarachchi, B. N., G. Y. Meyer-Rochow, K. McAnulty, J. V. Conaglen and M. S. Elston (2016). "Adherence to adrenal incidentaloma guidelines is influenced by radiology report recommendations." ANZ J Surg 86(6): 483-486.

La tasa de incidentalomas adrenales en el CT y la RM es de aproximadamente el 5%. La mayoría de ellos son benignos y no funcionantes, aunque en alguna ocasión puede tratarse de una lesión funcionante o maligna. Este estudio retrospectivo trata de analizar si tras este hallazgo se siguen las recomendaciones de las guías clínicas y para ello se revisan todos los CT y RM realizadas de 2009 a 2011 en ese centro. Se identificaron 125 pacientes con incidentalomas suprarrenales, de los que 74 continuaron el estudio. En 19/74 (26%) casos fueron derivados a Endocrino, 21/74 (28%) tenían estudio hormonal y 24/74 (32%) tenían seguimiento radiológico. El informe de rayos aconsejó seguimiento en 31/74 (42%) y en estos casos fue más probable que se realizara. Entre los pacientes que no continuaron el estudio se intentó una valoración posterior en 23 pacientes. De los 44 pacientes estudiados, se encontró una lesión clínicamente relevante en 4 casos (un síndrome de Cushing, un feocromocitoma, un síndrome de Conn y un plasmocitoma). Este trabajo sugiere que la mayoría de los pacientes no son estudiados de acuerdo con las guías clínicas y que  las recomendaciones del informe de rayos parecen influir en qué pacientes son derivados para completar el estudio.   

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25060597

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/ans.12799

 

Al-Qurayshi, Z., R. Robins, J. Buell and E. Kandil (2016). "Surgeon volume impact on outcomes and cost of adrenal surgeries." Eur J Surg Oncol 42(10): 1483-1490.

En este estudio americano, se considera el volumen de adrenalectomías anual como bajo (1), intermedio (2-6) y alto (>/=7). En el estudio se incluyeron 7045 cirugías y se observó que había mayor riesgo de complicaciones cuando el volumen era bajo (OR: 1.66, IC 95% 1.23-2.24). Se calcula que si todas las cirugías realizadas por cirujanos con bajo volumen, se hubiesen llevado a cabo por cirujanos con volumen intermedio, se podía haber ahorrado un 7.7% del coste y si hubiesen sido con volumen alto, el ahorro podía haber llegado hasta un 8.1%. Los autores recomiendan que los pacientes sean derivados a cirujanos endocrinos con volumen alto de cirugías.   

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27378161

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.ejso.2016.06.392

 

 

Cirugía tumores neuroendocrinos

Nell, S., L. Brunaud, A. Ayav, B. A. Bonsing, B. Groot Koerkamp, E. J. Nieveen van Dijkum, G. Kazemier, R. H. de Kleine, J. Hagendoorn, I. Q. Molenaar, G. D. Valk, I. H. Borel Rinkes and M. R. Vriens (2016). "Robot-assisted spleen preserving pancreatic surgery in MEN1 patients." J Surg Oncol 114(4): 456-461.

Estudio que compara resultados de la técnica asistida por robot con la laparoscópica clásica en el MEN1. Fueron 21 pacientes (7 con robot y 14 por laparoscopia) y no se encontraron diferencias clínicas, demográficas ni en el seguimiento entre ambos grupos. Se registró un 38% de fístulas en ambos grupos y no hubo conversiones en los pacientes asistidos por robot. Hubo un caso de cada grupo en que no se pudo resecar el tumor. Los autores creen que ambas técnica son seguras.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27263513

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/jso.24315

 

Postlewait, L. M., C. G. Ethun, G. G. Baptiste, N. Le, M. R. McInnis, K. Cardona, M. C. Russell, J. M. Sarmiento, D. A. Kooby, C. A. Staley and S. K. Maithel (2016). "Pancreatic neuroendocrine tumors: Preoperative factors that predict lymph node metastases to guide operative strategy." J Surg Oncol 114(4): 440-445.

Se incluyeron 164 pacientes con tumores extirpados (enucleación o resección pancreática) sin metástasis, bien o moderadamente diferenciados en un solo centro entre 2000 y 2004. Se realizó linfadenectomía en 131 (80%) y en 32 hubo afectación ganglionar (24%). En el análisis multivariante, los factores asociados a ganglios positivos fueron el sexo masculino (OR: 3.16; IC 95%: 1.18-8.46; P = 0.02), localización en cabeza o proceso uncinado (HR: 5.37; IC 95%: 2.07-13.96; P = 0.001) y el tamaño >/=2 cm (HR: 6.52; IC 95%: 1.75-24.30; P = 0.005). Las existencia de metástasis ganglionares (HR: 3.04; IC 95%: 1.04-8.91; P = 0.043) y un T avanzado (HR: 5.39; IC 95%: 1.46-19.95; P = 0.012) se asociaron con un descenso en la supervivencia libre de enfermedad. En los casos tratados mediante enucleación (n=17; 10%) hubo más piezas con márgenes positivos que en el grupo con resección pancreática, si bien la tasa de complicaciones, fístulas y estancia media fueron similares en ambos grupos. Los pacientes recomiendan resección pancreática en los casos con factores asociados a afectación ganglionar (varones, tumores localizados en cabeza o proceso uncinado y tamaño >/=2 cm), dado que no aumenta la morbilidad y que la enucleación puede subestadiar los tumores.      

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27334541

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/jso.24338

Mayo 2016

 

De los artículos de mayo de 2016, destacamos los siguientes:

 

 

Cirugía tiroidea

Lang, B. H., T. W. Shek and K. Y. Wan (2016). "Does microscopically involved margin increase disease recurrence after curative surgery in papillary thyroid carcinoma?" J Surg Oncol 113(6): 635-639.

En una muestra de 638 pacientes con carcinoma papilar de tiroides, en 538 (85.9%), el tumor no contactaba los márgenes (grupo 1) y en 100 (14.1%) sí lo hacía (grupo 2). También se subdividió el grupo 1 según el lugar de contacto fuese anterior o posterior. Tras un seguimiento medio de 130.1 +/- 93.5 meses, se observó recurrencia de la enfermedad en 22 pacientes. La supervivencia libre de enfermedad (SLE) fue significativamente peor en el grupo 2 (95.0% vs. 97.0%, P = 0.011) aunque después de tener en cuenta otros factores, no se demostró que la afectación microscópica de los márgenes fuese un factor de riesgo independiente (p=0.358). Cuando compararon el grupo 1 con los tumores que contactaban en el margen anterior, no hubo aumento de riesgo de recurrencia (HR = 1.21, IC 95% = 0.93-500.00, P = 0.368), mientras que al comparar con los que el margen afecto era posterior, en estos últimos el riesgo de recurrencia aumentaba casi 23 veces (HR = 22.95; 95%CI = 4.33-121.70, P < 0.001).    

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26843438

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/jso.24194

 

Oltmann, S. C., A. Y. Alhefdhi, M. H. Rajaei, D. F. Schneider, R. S. Sippel and H. Chen (2016). "Antiplatelet and Anticoagulant Medications Significantly Increase the Risk of Postoperative Hematoma: Review of over 4500 Thyroid and Parathyroid Procedures." Ann Surg Oncol 23(9): 2874-2882.

Estudio retrospectivo de una base de datos prospectiva en el que se analiza la tasa de hematomas postoperatorios en pacientes sometidos a una resección tiroidea unilateral, bilateral o extendida. Los fármacos antiplaquetarios se clasificaron en: ninguno, 325 g de aspirina, <325 mg de aspirina, clopidogrel y otros. Los anticoagulantes eran: ninguno, oral, iv. Se registraron 22 hematomas/4514 pacientes (0.5%). La tasa de hematoma fue menor cuando la tiroidectomía fue unilateral (0.1 vs. 0.9 vs. 0.8 %, p < 0.01). La tasa de hematoma fue mucho mayor en pacientes que tomaban 325 mg de aspirina (0.8%) o clopidogrel (2.2%) que cuando el paciente no estaba tratado con fármacos antiplaquetarios (0.5%) o tomaban <325 mg de aspirina (0.1 %, p = 0.04). Los anticoagulantes orales (2.2%) y los intravenosos (10.7%) tuvieron una tasa mucho mayor de hematomas postoperatorios que los pacientes sin anticoagulantes (0.4 %, p < 0.01). Tras un análisis multivariante, la tiroidectomía total, el uso de clopidogrel o el de anticoagulantes orales o intravenosos fueron factores independientes de riesgo de hematoma postoperatorio. Los autores creen que estos datos podrían ser tenidos en cuenta para vigilar más estrechamente a estos pacientes en el postoperatorio y reintervenirlos precozmente en caso de hematoma.     

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27138383

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5241-0

 

Puzziello, A., A. Guerra, A. Murino, G. Izzo, M. Carrano, E. Angrisani, P. Zeppa, V. Marotta, A. Faggiano and M. Vitale (2016). "Benign thyroid nodules with RAS mutation grow faster." Clin Endocrinol (Oxf) 84(5): 736-740.

En este estudio se analizaron las mutaciones del gen RAS en el material obtenido de una punción con aguja fina en 78 nódulos tiroideos con citología de benignidad. Se encontraron mutaciones en RAS en 24 nódulos (30.8%, 8 NRAS(61) y 16 KRAS(13) ). Las mutaciones RAS no se asoció con las características ecográficas pero si con los nódulos más grandes (P = 0.017). Después de 25 meses de media de seguimiento, los nódulos con mutaciones RAS habían crecido más rápido. Así, el porcentaje anual de crecimiento en nódulos con mutaciones y sin mutaciones en RAS fueron de 27.6% +/-32.2% vs 1.0% +/-17.0%, P < 0.001. Los autores creen que la determinación de RAS en los nódulos benignos podrían ayudar a sentar las indicaciones quirúrgicas y establecer el momento más adecuado para la cirugía.     

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26260959

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/cen.12875

 

Seo, G. H., Y. J. Chai, H. J. Choi and K. E. Lee (2016). "Incidence of permanent hypocalcaemia after total thyroidectomy with or without central neck dissection for thyroid carcinoma: a nationwide claim study." Clin Endocrinol (Oxf) 85(3): 483-487.

Estudio realizado en Corea del Sur con una base de datos de tiroidectomía por carcinoma recogida entre 2007 y 2013 con 192.333 pacientes (32.988 hombres y 159.345 mujeres). La hipocalcemia permanente se definió como la necesidad de 1000 mg de calcio elemento diario durante mas de 288 días en el primer año postoperatorio. La técnica realizada fue una tiroidectomía total en 52.707 casos (27.4%) y en 139.626 (72.6%) una tiroidectomía total con linfadenectomía central. La incidencia de hipocalcemia permanente fue mayor cuando se realizaba un vaciamiento central (5.4% vs 4.6%, P < 0.001). El aumento de riesgo atribuible al vaciamiento tras ajustar los datos por edad y sexo fue de 1.20 (P<0.001). El vaciamiento no se asoció con un aumento de la tasa de hipocalcemia permanente en hospitales con <200 casos al año, si bien en los hospitales con más de 800 casos anuales si se encontró diferencia (3.5% vs 2.9%, P = 0.002). Los autores recuerdan que los cirujanos deberíamos tener en cuenta el aumento de riesgo de hipocalcemia permanente cuando realizamos una linfadenectomía central.    

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27063793

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/cen.13082

 

Achille, G., S. Zizzi, E. Di Stasio, A. Grammatica and L. Grammatica (2016). "Ultrasound-guided percutaneous laser ablation in treating symptomatic solid benign thyroid nodules: Our experience in 45 patients." Head Neck 38(5): 677-682.

Estudio retrospectivo con 45 pacientes con nódulos benignos sólidos con un componente quístico </=20%. Todos ellos fueron tratados entre octubre de 2009 y enero de 2011 y fueron evaluados al comienzo, a los 6 meses y al año de la ablación. El volumen medio del nódulo disminuyó desde 24.2 mL +/- 19.4 a 4.5 +/- 5.2 al año (p < .001). La reducción media del volumen del nódulo fue del 84% +/- 13. Los problemas estéticos se resolvieron totalmente en el 87% de los casos, se redujeron el 9% o no mejoraron en el 2%. Los síntomas compresivos se resolvieron en el 88%. Se registró un caso de disfonía transitoria. Los autores creen que la ablación laser guiada por ecografía es una opción efectiva para el tratamiento de nódulos benignos sintomáticos en pacientes no candidatos a cirugía.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25522303

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.23957

 

Sheahan, P. and F. O'Duffy (2016). "Thyroid thyrothymic extension: An anatomic study in a surgical series." Head Neck 38(5): 732-735.

Los autores llaman la atención acerca de la existencia de una extensión tirotímica (ETT) que hace referencia a la proyección del polo inferior tiroideo en el ligamento tirotímico y que según los autores debería tenerse en cuenta si queremos garantizar la extirpación de todo el tejido tiroideo en una tiroidectomía total. En este estudio prospectivo de cohortes se incluyeron 284 cirugías de tiroides y paratiroides realizadas por un único cirujano. Se encontraron 138 ETT en 414 lobectomías (33.3%) sin observarse más frecuentemente en el lado derecho o el izquierdo. La ETT fue bilateral en el 57% de los casos. En 5 casos, la ETT tuvo un tamaño considerable y contenía nódulos. La glándula paratiroidea inferior estaba muy relacionada con la ETT en el 8% de los casos.   

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25524573

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.23954

 

Kim, S. K., J. W. Woo, J. H. Lee, I. Park, J. H. Choe, J. H. Kim and J. S. Kim (2016). "Prophylactic Central Neck Dissection Might Not Be Necessary in Papillary Thyroid Carcinoma: Analysis of 11,569 Cases from a Single Institution." J Am Coll Surg 222(5): 853-864.

Estudio con 11.569 pacientes con cánceres papilares de tiroides sin ganglios sospechosos en el preoperatorio operados entre enero de 1997 y junio de 2015. En 8.735 (75.5%) se realizó un vaciamiento central profiláctico que no mejoró las tasas de recurrencia locorregional (HR=0.874; p=0.392) ni con la lobectomía mas vaciamiento ipsilateral (HR=0.636; p=0.131) ni con la tiroidectomía total mas vaciamiento ipsilateral (HR=0.775; p=0.164) ni con una tiroidectomía total y vaciamiento central bilateral (HR=1.041; p=0.821). Si se encontró un aumento de las complicaciones en relación con el vaciamiento central, tales como la parálisis temporal de cuerda vocal (5.6% vs 2.5%; p = 0.001), hipoparatiroidismo temporal (30.8% vs 16.7%; p < 0.001) e hipoparatiroidismo permanente (3.5% vs 1.7%; p < 0.001). Los autores sugieren que, dado que no se demuestran beneficios claros y aumentan las complicaciones, no se puede recomendar la linfadenectomía central de forma rutinaria de forma profiláctica.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27113516

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.jamcollsurg.2016.02.001

 

Klein Hesselink, M. S., M. Nies, G. Bocca, A. H. Brouwers, J. G. Burgerhof, E. W. van Dam, B. Havekes, M. M. van den Heuvel-Eibrink, E. P. Corssmit, L. C. Kremer, R. T. Netea-Maier, H. J. van der Pal, R. P. Peeters, K. W. Schmid, J. W. Smit, G. R. Williams, J. T. Plukker, C. M. Ronckers, H. M. van Santen, W. J. Tissing and T. P. Links (2016). "Pediatric Differentiated Thyroid Carcinoma in The Netherlands: A Nationwide Follow-Up Study." J Clin Endocrinol Metab 101(5): 2031-2039.

Serie de 170 pacientes menores de 18 años operados en Noruega entre 1970 y 2013. La supervivencia global fue de 99.4% tras un seguimiento de 13.5 años (0.3-44.7). Se pudo consultar el seguimiento a largo plazo en 105 pacientes (83.8% mujeres) tratados en 39 hospitales. La edad media fue de 15.6 años (5.8 a 18.9). En el momento del diagnóstico el 43.8% de los pacientes tenían metástasis ganglionares y el 13.3% tenían metástasis a distancia. En todos ellos, se realizó una tiroidectomía total y se administró radioyodo en el 97.1% (media de 5.66 GBq con rango de 0.74-35.15 GBq). Se observaron complicaciones permanentes (hipoparatiroidismo o lesión recurrencial) en el 32.4% de los pacientes. En el momento de cierre del estudio había un 8.6% de pacientes con enfermedad persistente y un 7.6% de recurrencias. La supresión de TSH no se asoció con la recurrencia (OR 2.00, IC 95% 0.78-5.17, P=.152). Los autores concluyen que la supervivencia en la población pediátrica tratada por un cáncer diferenciado de tiroides es excelente. Parece prioritario intentar reducir la morbilidad de la cirugía y se sugiere la posibilidad de centralizar el tratamiento de estos pacientes en centros especializados.    

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26963949

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1210/jc.2015-3290

 

Lazar, L., Y. Lebenthal, K. Segal, A. Steinmetz, Y. Strenov, M. Cohen, I. Yaniv, M. Yackobovitch-Gavan and M. Phillip (2016). "Pediatric Thyroid Cancer: Postoperative Classifications and Response to Initial Therapy as Prognostic Factors." J Clin Endocrinol Metab 101(5): 1970-1979.

Estudio con 54 pacientes tratados por un cáncer diferenciado de tiroides con una edad media de 13.9 años (1.9-17) y con un seguimiento de 8.8 años (2.6-20.5). Los pacientes se clasificaron en tres grupos según la edad en pre púberes (n=9), púberes (n=25) y postpúberes (n=20). En todos los casos se realizó una tiroidectomía total/subtotal y 48 de ellos recibieron radioyodo. Se evaluaron según la escalas de riesgo de la ATA y del centro medico infantil israelí Schneider (CMIIS). Según los hallazgos histológicos definitivos, los datos de laboratorio y los de imagen se clasificó el riesgo postoperatorio de recidiva/persistencia en bajo/intermedio/alto. La respuesta al tratamiento fue completa/aceptable/incompleta según las cifras de tiroglobulina estimulada y las pruebas de imagen durante los dos primeros años de seguimiento. La estimación del riesgo según la ATA y la CMIIS y según la respuesta inicial al tratamiento, fue mayor en el grupo prepuberal (P < .001, P = .002 y P = .02, respectivamente). Se valoró la escala de riesgo ATA como predictor de la evolución por categorías (P = .014, R(2) = 0.247, habilidad predictiva 80.4%), así como la escala CMIIS (P < .001, R(2) = 0.435, habilidad predictiva 86.3%) y la respuesta inicia al tratamiento (P < .001, R(2) = 0.789, predictiva 96.1%). La proporción de la varianza explicada por la escala de riesgo ATA (0.25), CMIIS (0.44) y la respuesta inicial al tratamiento (0.79) indican que el predictor más preciso sería la respuesta inicial al tratamiento y que la escala CMIIS es más útil que la ATA.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26930182

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1210/jc.2015-3960

 

Lodewijk, L., W. P. Kluijfhout, J. W. Kist, I. Stegeman, J. T. Plukker, E. J. Nieveen van Dijkum, H. J. Bonjer, N. D. Bouvy, A. Schepers, J. H. de Wilt, R. T. Netea-Maier, J. A. van der Hage, J. W. Burger, G. Ho, W. S. Lee, W. T. Shen, A. Aronova, R. Zarnegar, C. Benay, E. J. Mitmaker, M. S. Sywak, A. M. Aniss, S. Kruijff, B. James, R. H. Grogan, L. Brunaud, G. Hoch, C. Pandolfi, D. T. Ruan, M. D. Jones, M. A. Guerrero, G. D. Valk, I. H. Borel Rinkes and M. R. Vriens (2016). "Characteristics of contralateral carcinomas in patients with differentiated thyroid cancer larger than 1 cm." Langenbecks Arch Surg 401(3): 365-373.

Estudio retrospectivo con pacientes de 17 centros en 5 países. Se incluyeron 1313 adultos con cáncer diferenciado de tiroides con estadio T1b-T3 N0-1a M0 a los que se les realizó una tiroidectomía total. Se encontraron 426 (32%) carcinomas contralaterales de los que 288 (67%) fueron papilares, 124 (30%) papilares variante folicular, 5 foliculares (1%) y 3 (1%) cánceres de células de Hurthle. La existencia de multifocalidad ipsilateral se asoció con la presencia de carcinomas contralaterales (OR 2.62). De los carcinomas contralaterales, el 82% eran </=10 mm y el 99% eran papilares clásicos o variante folicular. En los casos en los que el primario fue un folicular o de células de Hurthle el carcinoma contralateral fue un cáncer papilar variante folicular en el 92% de los casos. Los autores concluyen que cuando un cáncer diferenciado de tiroides es mayor de 1 cm, en un tercio de los casos hay carcinomas contralaterales independientemente de la histología y suelen ser subcentrimétricos.   

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27013326

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00423-016-1393-4

 

Gauthier, J. M., H. E. Mohamed, S. I. Noureldine, T. Z. Nazari-Shafti, T. K. Thethi and E. Kandil (2016). "Impact of thyroidectomy on cardiac manifestations of Graves' disease." Laryngoscope 126(5): 1256-1259.

Análisis retrospectivo de datos recogidos de forma prospectiva. Se incluyeron 40 pacientes con enfermedad de Graves Basedow (GB) y 40 pacientes como grupo control con bocio multinodular (BMN) de edades similares. A todos ellos se les realizó una tiroidectomía total. Se registraron manifestaciones cardiacas en 24 (60%) pacientes con GB y en 14 (35%) casos de BMN. Se observó la resolución de la hipertensión en el 42.7% en los pacientes con GB y en el 7.7% del grupo control  (P = .00002). En dos de los tres pacientes con fallo cardiaco del grupo con GB, se resolvió dicho fallo y se observó una mejoría significativa de la fracción de eyección. En el grupo de pacientes con BMN hubo un paciente con fallo cardiaco que no mejoró tras la cirugía. También se observó que en la mayoría de los pacientes con GB se resolvió la taquicardia (68.8%) y la fibrilación auricular (100%). La tasa de complicaciones postoperatorias fue del 10% en ambos grupos. Los autores concluyen que en los pacientes de GB tras el tratamiento quirúrgico se observa una mejoría rápida de las manifestaciones cardiacas y que en centros con volumen alto de cirugía, la comorbilidad es similar a la resgistrada en la tiroidectomía por BMN.    

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26927707

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/lary.25687

 

Schneider, R., G. Randolph, G. Dionigi, M. Barczynski, F. Y. Chiang, F. Triponez, K. Vamvakidis, K. Brauckhoff, T. J. Musholt, M. Almquist, N. Innaro, A. Jimenez-Garcia, J. L. Kraimps, A. Miyauchi, B. Wojtczak, G. Donatini, D. Lombardi, U. Muller, L. Pezzullo, T. Ratia, S. Van Slycke, P. Nguyen Thanh, K. Lorenz, C. Sekulla, A. Machens and H. Dralle (2016). "Prospective study of vocal fold function after loss of the neuromonitoring signal in thyroid surgery: The International Neural Monitoring Study Group's POLT study." Laryngoscope 126(5): 1260-1266.

Estudio prospectivo con datos de 21 hospitales y 13 países. Se incluyeron pacientes con pérdida persistente de señal intraoperatoria. En la primera laringoscopia postoperatoria, se observó una parálisis de cuerda vocal en 94/115 (81.7%): en 53/56 (94.6%) con lesión tipo 1 (parcial) y 41/59 (69.5%) lesión tipo 2 (global). En las lesiones tipo 1, había 5 veces más mujeres que hombres. La tracción nerviosa produjo pérdida de señal tipo 1 en 38/56 pacientes (67.9%) y tipo 2 en 54/59 (91.5%). La localización del nervio anterior o posterior a la arteria tiroidea inferior, la existencia de una rama extralaringea o de un tubérculo de Zuckerkandl no aumentó la tasa de parálisis de cuerda vocal. La tasa de parálisis permanente fue menor después de las lesiones tipo 2 que de las de tipo 1 (6.8% vs 10.7%; P = .661). La administración intraoperatoria de esteroides no disminuyó la tasa de parálisis de cuerda vocal. Los autores concluyen que la pérdida de señal tipo 1 implicó daños más severos que las lesiones tipo 2 y afectan más a las mujeres. Ambos tipos de pérdida de señal, asociadas con la tracción del nervio, no aumentaron con las variantes anatómicas en manos expertas y no respondieron a esteroides. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26667156

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/lary.25807

 

Bestepe, N., D. Ozdemir, A. A. Tam, F. D. Dellal, A. Kilicarslan, O. Parlak, R. Ersoy and B. Cakir (2016). "Malignancy risk and false-negative rate of fine needle aspiration cytology in thyroid nodules >/=4.0 cm." Surgery 160(2): 405-412.

Estudio con pacientes operados por nódulo tiroideo (1008 >/=4.0 cm, 4013 1.0-3.9 cm y 540 <1.0 cm). La tasa de malignidad fue de 8.5%, 10.2% y 25.6% respectivamente (P < .001). No hubo diferencias significativas en cuanto a la tasa de malignidad entre los grupos con nódulos de tamaño 1.0-3.9-cm y >/=4.0-cm (P = .108). La tasa de falsos negativos de la PAAF fue de 4.7%, 2.2% y 4.8% para los nódulos >/=4.0 cm, 1.0-3.9 cm y <1.0 cm respectivamente, siendo significativamente menor en los nódulos de 1.0-3.9-cm que en los otros dos grupos P < .001). Los autores concluyen que el riesgo de malignidad de los nódulos de >/=4.0 cm es similar al de los nódulos 1.0-3.9 cm. La tasa de falsos negativos en la PAAF en nódulos >/=4.0 cm fue del doble que para los de 1.0-3.9 cm, sin embargo no creen justificada la extirpación de rutina cuando la citología es de benignidad. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27157121

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.03.019

 

Yu, W., X. Cao, G. Xu, Y. Song, G. Li, H. Zheng and N. Zhang (2016). "Potential role for carbon nanoparticles to guide central neck dissection in patients with papillary thyroid cancer." Surgery 160(3): 755-761.

Se incluyeron 140 pacientes consecutivos divididos en dos grupos (en 70 casos se usaron nanopartículas y 70 en el grupo control). En todos los casos se realizó una tiroidectomía total o casi total con linfadenectomía central bilateral. Ambos grupos tuvieron diferentes tasas de ganglios metastásicos (P = .017), número de ganglios detectados (P = .0001), número de ganglios <5 mm (P = .0001) y número de ganglios metastásicos <5 mm (P = .0001), siendo mayor estas tasa en el grupo de estudio que en el grupo control. De 682 ganglios disecados en el grupo de las nanoparticulas de carbón, 579 (85%) estaban teñidos de negro y de esos, 147 (25%) eran metastásicos. Había 63 metastásicos <5 mm entre los teñidos de negro y 12 ganglios metastásico < 5mm no teñidos. 147/193 de todos los ganglios metastásicos (76%) se tiñeron de negro. Además, el examen histológico descubrió 5 glándulas paratiroides resecadas en el grupo de estudio y 14 en el grupo control (P = .046). Los autores creen que el uso de nanoparticulas de carbón podría ayudar a detectar nódulos linfáticos, ganglios metastásicos y a preservar las paratiroides.   

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27241116

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2016.04.017

 

Kim, B. W., W. Yousman, W. X. Wong, C. Cheng and E. A. McAninch (2016). "Less is More: Comparing the 2015 and 2009 American Thyroid Association Guidelines for Thyroid Nodules and Cancer." Thyroid 26(6): 759-764.

Revisión de los cambios de la ATA en el manejo de los nódulos tiroideos. La recomendación que más ha cambiado es la de considerar la lobectomía como cirugía inicial en el tratamiento del cáncer de tiroides derivado de células foliculares de 1-4 cms. La idea de “mas es menos” implicaría menos indicaciones de PAAF, cirugías menos agresivas, menos gammagrafías diagnósticas y menos tratamiento con radioyodo y menos test de estimulación de tiroglobulina. La guía ayudaría al clínico a decidir cuando sería razonable ser menos agresivo y asumir la responsabilidad del tratamiento individualizado.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27141822

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2016.0068

 

 

Cirugía paratiroidea

Young, S., J. X. Wu, N. Li, M. W. Yeh and M. J. Livhits (2016). "More Extensive Surgery May Not Improve Survival Over Parathyroidectomy Alone in Parathyroid Carcinoma." Ann Surg Oncol 23(9): 2898-2904.

En este estudio retrospectivo se utiliza el registro de cáncer de California entre 1999 y 2012 y se incluyeron 136 pacientes intervenidos con el diagnóstico de cáncer de paratiroides. Se dividieron en tres grupos según la técnica realizada: paratiroidectomia aislada (n=60), resección en bloque con el tiroides en un tiempo (n=58) y paratiroides primero y tiroides en un segundo tiempo en los primeros 6 meses tras la cirugía (n=18). La supervivencia global a los 5 y 10 años fue del 86.9% y 72.0% respectivamente. La supervivencia no fue diferente según la técnica realizada. Los factores que se asociaron con un descenso en la supervivencia fueron la edad (HR 1.05, P= 0.017) y las metástasis a distancia (HR 4.73, P= 0.017), mientras que la resección en bloque y la resección en dos tiempos no se asociaron con un aumento en la supervivencia con respecto a la paratiroidectomía aislada. Tampoco se encontraron diferencias en cuanto a morbilidad postoperatoria. Parece por tanto necesario un estudio prospectivo con mayor número de pacientes para aclarar el tratamiento óptimo del cáncer de paratiroides.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27177488

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-016-5256-6

 

Li, Y. and W. F. Simonds (2015). "Endocrine neoplasms in familial syndromes of hyperparathyroidism." Endocr Relat Cancer 23(6): R229-247.

En los síndromes familiares de hiperparatiroidismo se incluyen los MEN1, MEN2A y el HPT-JT (con tumor de mandíbula). Estos síndromes se asocian también a gran cantidad de tumores endocrinos y no endocrinos con potencial maligno cuyas complicaciones suponen las causas más importantes de morbilidad y mortalidad en estos pacientes (carcinoma de paratiroides en el HPT-JT, tímico, bronquial y neuroendocrinos enteropancreáticos en MEN1, medular de tiroides y feocromocitoma en MEN2A). En este artículo se revisa lo conocido hasta ahora sobre neoplasias endocrinas con potencial maligno en estos tres síndromes familiares con HPT, haciendo hincapié en las características de la enfermedad, la patogénesis molecular, los avances en la evaluación bioquímica y radiológica y en opiniones de expertos acerca del tratamiento quirúrgico y otras opciones médicas.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27207564

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/erc-16-0059

 

Vargas-Poussou, R., L. Mansour-Hendili, S. Baron, J. P. Bertocchio, C. Travers, C. Simian, C. Treard, V. Baudouin, S. Beltran, F. Broux, O. Camard, S. Cloarec, C. Cormier, X. Debussche, E. Dubosclard, C. Eid, J. P. Haymann, S. R. Kiando, J. M. Kuhn, G. Lefort, A. Linglart, B. Lucas-Pouliquen, M. A. Macher, G. Maruani, S. Ouzounian, M. Polak, E. Requeda, D. Robier, C. Silve, J. C. Souberbielle, I. Tack, D. Vezzosi, X. Jeunemaitre and P. Houillier (2016). "Familial Hypocalciuric Hypercalcemia Types 1 and 3 and Primary Hyperparathyroidism: Similarities and Differences." J Clin Endocrinol Metab 101(5): 2185-2195.

La hipercalcemia hipocalciurica familiar (HHF) es un trastorno genético heterogéneo que no se cura con la cirugía. Se han descrito los tipos 1,2 y 3 debido a mutaciones en los genes CASR, GNA11, o AP2S1 respectivamente. Se analizaron 52 pacientes con HHF tipo 1, 22 con HHF tipo 3, 60 con HPTP y 24 sujetos sanos. En 133 familias, se detectaron 101 mutaciones en el gen CASR (68 de ellas no conocidas previamente) y en 19 familias, 3 mutaciones en AP2S1. No se encontraron mutaciones en GNA11. Los pacientes con HHF tipo 3 tenían cifras de calcio en plasma más elevadas que aquellos con HHF tipo 1, a pesar de tener cifras de PTH y de excreción de calcio en orina similares. Los niveles de reabsorción tubular de calcio fueron mayores en los pacientes con HHF tipo 3 que en aquellos con HHF tipo 1. En la HHF, la concentración de calcio en plasma fue mayor y la PTH y la excreción de calcio en orina eran menores que en los pacientes con HPTP. Los autores concluyen que en su entorno, la mutación AP2S1 afecta la homeostasis del calcio de forma más severa que la mutación CASR. También se observa una superposición de datos entre los pacientes con HHF y aquellos con HPTP por lo que el riesgo de confusión entre ambas entidades es alto. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26963950

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1210/jc.2015-3442

 

Trombetti, A., E. R. Christ, C. Henzen, G. Gold, M. Brandle, F. R. Herrmann, C. Torriani, F. Triponez, M. Kraenzlin, R. Rizzoli and C. Meier (2016). "Clinical presentation and management of patients with primary hyperparathyroidism of the Swiss Primary Hyperparathyroidism Cohort: a focus on neuro-behavioral and cognitive symptoms." J Endocrinol Invest 39(5): 567-576.

Estudio prospectivo de cohortes con 332 pacientes suizos operados entre 2007 y 2012. Para la evaluación cognitiva y de conducta se usaron anualmente “ the Mini-Mental State Examination”, “the Hospital Anxiety and Depression Scale” y “ the Clock Drawing test”. Se recogieron los datos de seguimiento cada 6 meses. Los pacientes operados tuvieron una revisión a los 3-6 meses de la cirugía. En los resultados del estudio se destaca que la tasa de HPTP sintomático fue del 43%. Entre los asintomáticos, 131/189 (69%) tenían al menos un criterio de cirugía, quedando pocos pacientes con síntomas de disfunción cognitiva o síntomas neuropsicológicos aislados como única indicación quirúrgica. En los estudios basales, gran parte de los pacientes presentaban una puntuación elevada en los test para depresión y ansiedad y para disfunción cognitiva pero no se asociaron con las manifestaciones bioquímicas de la enfermedad. En 153 (46%) pacientes a los que se les realizó una paratiroidectomía, se observó una mejoría en la puntuación del “Mini-Mental State Examination” (P = 0.01), ansiedad (P = 0.05) y depresión (P = 0.05).  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26742935

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s40618-015-0423-3

 

Galvin, L., J. D. Oldan, M. Bahl, J. D. Eastwood, J. A. Sosa and J. K. Hoang (2016). "Parathyroid 4D CT and Scintigraphy: What Factors Contribute to Missed Parathyroid Lesions?" Otolaryngol Head Neck Surg 154(5): 847-853.

Estudio que incluye 40 pacientes (6 con enfermedad multiglandular) con 51 glándulas patológicas. En el preoperatorio se utilizaron el 4D CT (que no pudo localizar 12/51 de las lesiones) y la gammagrafía (que no pudo visualizar 29/51 lesiones). La sensibilidad del 4D CT y gammagrafía para visualizar todas las lesiones fue del 76% y 43% respectivamente. En los casos de adenoma único, la sensibilidad fue 88% para el 4D CT y 50% para la gammagrafía. En la enfermedad multiglandular fue del 53% para el 4D CT y del 24% para la gammagrafía. La tasa de enfermedad multiglandular en los pacientes en los que no se detectaron lesiones fue del 75% para el 4D CT y del 48% para la gammagrafía, comparado con las tasas encontradas en los casos donde se detectaron lesiones (23% y 18% respectivamente), encontrándose diferencias estadísticamente significativas (P </= .04). El peso medio de las lesiones no localizadas en el 4D CT fue de 0.3 g y de 0.6 g para las localizadas con dicha prueba (P = .15). El peso medio de las lesiones no visualizadas con la gammagrafía fue de 0.4 g, menor al de las localizadas con dicha técnica (0.8 g; P = .03). Los autores concluyen que el 4D CT tiene mayor sensibilidad que la gammagrafía. En ambas pruebas se observó una mayor tasa de lesiones no localizadas cuando se trataba de una enfermedad multiglandular. En la gammagrafía también se observaron más fallos de localización cuando las glándulas eran de menor tamaño. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26932954

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1177/0194599816630711

 

Cirugía glándulas suprarrenales

Plouin, P. F., L. Amar, O. M. Dekkers, M. Fassnacht, A. P. Gimenez-Roqueplo, J. W. Lenders, C. Lussey-Lepoutre and O. Steichen (2016). "European Society of Endocrinology Clinical Practice Guideline for long-term follow-up of patients operated on for a phaeochromocytoma or a paraganglioma." Eur J Endocrinol 174(5): G1-g10.

El grupo de trabajo para el seguimiento tras la cirugía de pacientes con feocromocitoma o paraganglioma recomienda: realizar test genético tras la cirugía del paraganglioma, metanefrinas en plasma o en orina cada año y al menos durante 10 años. A aquellos con alto riesgo (pacientes jóvenes o con enfermedad genética, un tumor grande o un paraganglioma) se les ofrecería seguimiento anual de por vida. Los autores destacan que dichas recomendaciones se apoyan en estudios disponibles con un grado de evidencia bajo.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27048283

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/eje-16-0033

 

Huynh, K. T., D. Y. Lee, B. J. Lau, D. C. Flaherty, J. Lee and M. Goldfarb (2016). "Impact of Laparoscopic Adrenalectomy on Overall Survival in Patients with Nonmetastatic Adrenocortical Carcinoma." J Am Coll Surg 223(3): 485-492.

En este estudio retrospectivo se analiza la evolución de 423 pacientes operados por carcinoma suprarrenal en estadio I a III divididos en dos grupos según se hubiesen operado por laparoscopia (n=137) o por vía abierta (n=286). Se observó que los operados por vía abierta tenían tumores en estadios más avanzados (p = 0.0001), de mayor tamaño (>/=5 cm; p < 0.0001) y eran más jóvenes (<55 años; p = 0.05). Por laparoscopia fue rara la evaluación de los ganglios (n=4) en comparación con la vía abierta (n=88; p < 0.0001). La afectación del margen tumoral sólo varió según la vía de abordaje en los tumores T3, siendo mayor por vía laparoscópica (54% vs 21.7%; p=0.0009). No hubo diferencias en cuanto a la supervivencia global de los pacientes, que solo se vio disminuida por la existencia de márgenes positivos (p = 0.007), ganglios afectos (p = 0.02), la extensión del tumor (p = 0.01) y el estadio tumoral más avanzado (p = 0.004). Cuando se estratificó la muestra según el estadio, la vía laparoscópica se asoció a una menor supervivencia para el estadio II (p = 0.04) siendo esta vía de abordaje un factor de riesgo de muerte en el análisis multivariante (HR 1.86, IC 95% 1.02-3.38; p = 0.04). En toda la cohorte tan solo la existencia de márgenes afectos se asoció con una menor supervivencia (HR 2.17, IC 95% 1.32-3.57; p = 0.002). Los autores concluyen que dado que conseguir márgenes libres en la resección es importante para conseguir una mayor supervivencia, es necesario seleccionar muy bien los pacientes con cáncer de suprarrenal candidatos a cirugía por vía laparoscópica.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27238874

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.jamcollsurg.2016.05.015

 

Funder, J. W., R. M. Carey, F. Mantero, M. H. Murad, M. Reincke, H. Shibata, M. Stowasser and W. F. Young, Jr. (2016). "The Management of Primary Aldosteronism: Case Detection, Diagnosis, and Treatment: An Endocrine Society Clinical Practice Guideline." J Clin Endocrinol Metab 101(5): 1889-1916.

Grupo de trabajo internacional que tras la revisión sistemática de la literatura recomienda determinación de la tasa aldosterona/renina en condiciones estándar y con frecuencia test de confirmación para pacientes hipertensos de alto riesgo y aquellos con hipocaliemia. Se recomienda para todos aquellos diagnosticados de hiperaldosteronismo primario, la realización de un CT para descartar un carcinoma suprarrenal. También se recomienda que un radiólogo experimentado realice un muestreo venoso que diferenciaría los casos de enfermedad unilateral, que serían candidatos a adrenalectomía laparoscópica. Se recomienda tratamiento médico con antagonistas de los receptores de mineralocorticoides (espironolactona o eplerenona) en los casos con hiperplasia bilateral o en los no operables.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2 6934393

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1210/jc.2015-4061

 

Colvin, J., N. Zaidi and E. Berber (2016). "The utility of indocyanine green fluorescence imaging during robotic adrenalectomy." J Surg Oncol 114(2): 153-156.

Estudio prospectivo en el que se probó la utilidad de la perfusión de verde de indocianina (VIC) para visualizar los bordes de la glándula suprarrenal durante la cirugía robótica. Dicho estudio incluyó 40 pacientes (43 adrenalectomías) y la imagen obtenida con VIC fue superior, equivalente o inferior a la de la imagen convencional robótica en el 46.5% (n = 20), 25.6% (n = 11), y 27.9% (n = 12) de los pacientes respectivamente. En el estudio univariante, el único parámetro que predijo la superioridad de la imagen con VIC fue el tipo de tumor. Este artículo describe en detalle la técnica para aquellos que estén interesados. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27189336

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/jso.24296

 

Cirugía tumores neuroendocrinos

McConnell, Y. J. (2016). "Surgical management of rectal carcinoids: trends and outcomes from the Surveillance, Epidemiology, and End Results database (1988 to 2012)." Am J Surg 211(5): 877-885.

El estudio incluye 11,329 pacientes, 9,605 de ellos con carcinoides rectales no diseminados. La mayoría (77%) fueron tratados con excisión local. Se realizó una resección rectal completa más frecuentemente cuando los tumores fueron mayores de 10 mm (11.7% a 12.2%) que cuando fueron menores (4.5% a 4.9%; P < .001) y cuando el estadio fue mayor (T1: 4.0%, T2: 11.4%, T3/4:30.4%, P < .001). Después del año 2000, el manejo de estos pacientes sin cirugía fue más común (11.2% a 13.7%) que con anterioridad (7.4% a 8.5%, P < .001). La supervivencia específica de la enfermedad ha mejorado con el paso del tiempo pero no es diferente entre los tratados sin cirugía, con excisión local o mediante resección quirúrgica. Es decir, que el manejo sin cirugía de carcinoides rectales pequeños localizados, es cada vez más común y ofrece resultados de supervivencia similares a los conseguidos mediante excisión local o resección rectal.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27048945

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.amjsurg.2016.01.008

 

Haugvik, S. P., E. T. Janson, P. Osterlund, S. W. Langer, R. S. Falk, K. J. Labori, L. W. Vestermark, H. Gronbaek, I. P. Gladhaug and H. Sorbye (2016). "Surgical Treatment as a Principle for Patients with High-Grade Pancreatic Neuroendocrine Carcinoma: A Nordic Multicenter Comparative Study." Ann Surg Oncol 23(5): 1721-1728.

El estudio recoge los datos recogidos en 10 hospitales nórdicos entre 1998 y 2012 con 119 pacientes analizados. Hubo 14 pacientes operados de un tumor localizado, que recibieron quimioterapia posterior y que tras la aparición de metástasis tuvieron una supervivencia media de 23 meses. La supervivencia media de los 12 pacientes con cirugía del tumor primario y resección/ablación con radiofrecuencia de enfermedad metastásica sincrónica hepática fue de 29 meses. Para los 78 pacientes que fueron tratados solo con quimioterapia por enfermedad metastásica, la supervivencia fue de 13 meses. La supervivencia a 3 años después de la extirpación del primario y de la enfermedad metastásica fue del 69%. La resección del tumor primario fue un factor independiente que mejoró la supervivencia después de la aparición de la enfermedad metastásica por lo que los autores creen que la cirugía radical debe ser considerada como tratamiento cuando el tumor sea resecable. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26678407

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-015-5013-2

 

Slagter, A. E., D. Ryder, B. Chakrabarty, A. Lamarca, R. A. Hubner, W. Mansoor, D. A. O'Reilly, P. E. Fulford, H. J. Klumpen, J. W. Valle and M. G. McNamara (2016). "Prognostic factors for disease relapse in patients with neuroendocrine tumours who underwent curative surgery." Surg Oncol 25(3): 223-228.

Se incluyeron 188 pacientes intervenidos con intención curativa entre 2002 y 2014, con una edad media de 60 años (16-89) y una media de seguimiento de 2.6 años. Se registraron 43 recaídas. La supervivencia media libre de recaída (SLR) fue de 8.0 años (IC 95% 5.9-10.0 años). En el análisis multivariante los factores de riesgo de recaída fueron el tamaño tumoral (HR-1.67; IC 95% 1.04-2.70; p = 0.03), la afectación ganglionar (HR-2.61; IC 95% 1.17-5.83; p = 0.013) y el Ki-67 en el momento del diagnóstico (HR-1.93; 95%-CI 1.24-3.0; p = 0.002).

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27566026

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.suronc.2016.05.019

 

 

Abril 2016

De los artículos de abril de 2016, destacamos los siguientes:

 

Cirugía tiroidea

Choi, S. H., J. H. Baek, et al. (2016). "Initial clinical experience with BRAF(V600E) mutation analysis of core-needle biopsy specimens from thyroid nodules." Clin Endocrinol (Oxf) 84(4): 607-613.

En este estudio se compara la seguridad diagnóstica de la determinación de BRAF(V600E) en la PAAF (n=256) y en la BAG (n=564). La tasa de detección de la mutación fue similar con ambas técnicas (66.3% vs 64.4%, P = 0.883), así como el VPP (100.0% vs 96.6%, P = 0.135). La BAG + BRAF(V600E) tuvo una sin embargo, una seguridad diagnóstica mayor (95.7% vs 85.9%, P < 0.001), una tasa menor de casos con material insuficiente para diagnóstico (8.2% vs 51.8%, P < 0.001) y una tasa menor de cirugía diagnóstica (8.9% vs 22.3%, P = 0.006) que la PAAF+ BRAF(V600E). Estos resultados sugieren que la realización de BAG+ BRAF(V600E)  en vez de PAAF+ BRAF(V600E)  podría reducir las tasas de cirugía diagnóstica.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26215382

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/cen.12866

Fernandes, V. T., M. J. Magarey, et al. (2016). "Surgeon performed ultrasound-guided fine-needle aspirates of the thyroid: 1067 biopsies and learning curve in a teaching center." Head Neck 38 Suppl 1: E1281-1284.

En este estudio se presenta la curva de aprendizaje necesaria para la realización de una PAAF por un cirujano. Se analizaron los resultados de 1067 biopsias en 723 pacientes. La tasa de muestras adecuadas para diagnóstico fue mejorando desde el 71% al 78% y al 85% tras 300 casos. Los resultados fueron muy variables entre los que se estaban formando en esta técnica (p < .037) y hubo una tasa mayor de muestras no diagnósticas al comienzo del entrenamiento (p = .04). La tasa de muestras no diagnósticas no se relacionó con el tamaño o con la posibilidad de palpación de la lesión, pero si se encontraron más muestras insuficientes en las lesiones quísticas (p < .001). Los autores piensan que las PAAF comienzan a tener seguridad y ser adecuadas a partir de los 300 casos.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26316053

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24212

Choi, S. H., J. H. Baek, et al. (2016). "Diagnosis of Metastasis to the Thyroid Gland: Comparison of Core-Needle Biopsy and Fine-Needle Aspiration." Otolaryngol Head Neck Surg 154(4): 618-625.

En este estudio con 52 pacientes con sospecha de metástasis en tiroides, se realizó inicialmente una PAAF en 41 casos y una BAG en 20 (11 directamente y 9 tras una PAAF con material insuficiente). Finalmente 46 pacientes fueron diagnosticados de metástasis en tiroides y 6 de cáncer primario de tiroides. Los signos radiológicos de sospecha fueron la forma ovoidea (58.7%), margen mal definido (56.5%), hipoecogenicidad (65.2%) y ausencia de calcificaciones (87.0%). La BAG tuvo una SS mayor que la PAAF (100.0% vs 58.6%, P = .008) y no tuvo ningún falso negativo. La tasa de repetición de la prueba para el diagnóstico y la de cirugía diagnóstica fueron menores con la BAG que con la PAAF (5.0% vs 46.3%, P = .001 y 5.0% vs 34.1%, P = .013, respectivamente). Los autores piensan que en casos en los que las características ecográficas no sean características de una neo primaria de tiroides y sea necesaria la realización de técnicas inmunohistoquímicas, se podría considerar realizar una BAG de entrada.   

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26908554

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1177/0194599816629632

Lee, J. H., H. C. Lee, et al. (2016). "Influence of thyroid gland status on the thyroglobulin cutoff level in washout fluid from cervical lymph nodes of patients with recurrent/metastatic papillary thyroid cancer." Head Neck 38 Suppl 1: E1705-1712.

Se analizan los resultados de medición de tiroglobulina en 282 PAAF de ganglios y se relacionó con la citología. El punto de corte optimo para los niveles de tiroglobulina fue de 2.2 ng/mL. Sin embargo, para los ganglios con citología negativa, el mejor punto de corte para diagnosticar metástasis fue de 0.9 ng/mL cuando el paciente no había sido sometido a resección tiroidea. El mejor punto de corte para diagnosticar recidiva en pacientes tiroidectomizados fue cuando la relación tiroglobulina en PAAF/tiroglobulina sérica fue de 1.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26614648

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24305

Ramakrishnan, Y. and H. C. Cocks (2016). "Impact of recombinant PTH on management of hypoparathyroidism: a systematic review." Eur Arch Otorhinolaryngol 273(4): 827-835.

El uso de PTH recombinante (rPTH) en el tratamiento del hipoparatiroidismo tras la cirugía de tiroides o paratiroides no está autorizado de momento. En esta revisión sistemática hasta julio de 2014 se identificaron 11 estudios que sugieren que la rPTH es útil en la normalización de la calcemia. Los niveles de calcio en orina se redujeron con PTH 1-34 y se mantuvieron similares cuando se usó PTH 1-84. La rPTH se toleró bien. La mayoría de los estudios incluyeron muestras de pacientes con hipoparatiroidismo postquirúrgico, pero muy heterogéneas. Son necesarios más estudios prospectivos, con muestras de mayor tamaño y con tiempos de evolución más largos para evaluar la eficacia y los efectos secundarios de la rPTH, así como la comparación entre el uso de la PTH 1-34 y 1-84.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25567344

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00405-014-3484-6

Mangano, A., H. Y. Kim, et al. (2016). "Continuous intraoperative neuromonitoring in thyroid surgery: Safety analysis of 400 consecutive electrode probe placements with standardized procedures." Head Neck 38 Suppl 1: E1568-1574.

En este estudio se analizaron 400 casos de neuroestimulación continua teniendo en cuenta el diámetro del vago, el tiempo necesario para colocar la sonda y la tasa de recolocación por movilización de la misma. Se observó que la sonda se movió más cuando se colocó el anillo de 3 mm y el diámetro del nervio era menor a 2 mm, cuando el acceso fue anterior y cuando el nervio vago fue subtipo A (p < .05). No hubo morbilidad en la serie. Se observó una relación significativa entre el diámetro del vago y un aumento en la amplitud de la señal electromiográfica (p = .03). También se registró un aumento en la amplitud al final del procedimiento con respecto a la inicial cuando no hubo incidencias (p = .02).

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26613871

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24280

Almquist, M., M. Thier, et al. (2016). "Cardiac arrest with vagal stimulation during intraoperative nerve monitoring." Head Neck 38(S1): E2419-E2420.

Se describen dos casos de asistolia en los que se estaba usando la neuroestimulación continua del vago con 1 mAmp. La resucitación fue efectiva pero los autores advierten de la posibilidad de aparición de efectos cardiacos graves con el uso de dicha técnica.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26829412

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24358

Kim, H. Y., R. P. Tufano, et al. (2016). "Impact of positional changes in neural monitoring endotracheal tube on amplitude and latency of electromyographic response in monitored thyroid surgery: Results from the Porcine Experiment." Head Neck 38 Suppl 1: E1004-1008.

Estudio experimental con cerdos en el que se mueve el tubo endotraqueal TriVantage EMG 10-20 mm y se gira 45-90 grados de forma deliberada para estudiar los efectos en la señal de la monitorización continua. La amplitud de la señal varió de forma significativa con el giro y con el desplazamiento del tubo en profundidad. La latencia sin embargo, no sufrió cambios importantes, salvo artefactos transitorios. Los autores creen que cuando observamos cambios en la amplitud que no afectan a la latencia de la señal, podrían deberse en algunos casos a cambios en la posición del tubo durante la cirugía, si bien también podrían corresponder a lesiones nerviosas. La combinación de descenso en la amplitud e incremento en la latencia si se correlacionó con lesión nerviosa. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26040955

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24145

Lee, H. Y., Y. G. Cho, et al. (2016). "Traction injury of the recurrent laryngeal nerve: Results of continuous intraoperative neuromonitoring in a swine model." Head Neck 38(4): 582-588.

Estudio experimental en 13 cerdos con monitorización continua en los que se somete a tracción 8 nervios recurrentes. Dicha tracción provocó una pérdida de señal cuando la fuerza fue de 2.83 MPa de media. La tensión limite y la fuerza tensil del nervio fue del 15% y 4.9 MPa respectivamente. No hubo cambios estructurales en la histología. Todos los nervios se recuperaron en los primeros 7 días.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25488415

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.23934

Masuoka, H., A. Miyauchi, et al. (2016). "Innervation of the cricothyroid muscle by the recurrent laryngeal nerve." Head Neck 38 Suppl 1: E441-445.

En este estudio con 50 pacientes (20 tiroidectomías totales y 30 parciales), se estimularon el nervio recurrente, la rama externa del laríngeo superior y el vago y se insertaron electrodos en el cricotiroideo para conocer de donde procede la inervación de dicho músculo. En 27/70 (39%) nervios recurrentes, su estimulación provocó contracciones visibles y respuesta electromiográfica evidente (>300 microV), alguna respuesta en 24 (34%) y ninguna respuesta en 19 (27%) casos. La estimulación del vago tuvo resultados similares. El estudio concluye que la inervación del cricotiroideo procedería del nervio recurrente en al menos el 39% de los casos.      

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25581356

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24015

Bae, D. S., S. J. Kim, et al. (2016). "Prospective, randomized controlled trial on use of ropivacaine after robotic thyroid surgery: Effects on postoperative pain." Head Neck 38 Suppl 1: E588-593.

Estudio con 108 pacientes que completaron un estudio de dolor tras cirugía tiroidea robótica. En un grupo se infiltró el trayecto subcutáneo con 40 ml de ropivacaina al 0.25% (n=54) y en el otro una solución salina al 0.9% del mismo volumen (n=54). Se evaluó la intensidad del dolor mediante una escala analógica visual, la necesidad de fentanilo y se registraron los efectos secundarios tras 1, 2, 4, 8, 16 y 24 horas de la cirugía. En total, 103 pacientes completaron el protocolo. La intensidad del dolor en la escala analógica fue menor en el grupo de la ropivacaina que en el grupo control (p = .010), aunque no significativamente a partir de las 8 horas. El consumo total de analgésicos fue mayor en el grupo control (p = .01) y los efectos secundarios no fueron diferentes en los dos grupos. Los autores recomiendan por tanto la infiltración de ropivacaina tras la cirugía robótica.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25782919

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24045

Givi, B., S. H. Troob, et al. (2016). "Transoral robotic retropharyngeal node dissection." Head Neck 38 Suppl 1: E981-986.

En este trabajo se describe el acceso a los ganglios retrofaringeos por vía transoral (TORS). Se realizó la resección en 12 casos con robot (TORS) y en 24 casos por vía abierta. En los casos intervenidos por TORS la edad media fue de 63 años (43-73), la histología del primario fue de carcinoma escamoso de orofaringe en 9 casos y cáncer papilar de tiroides en 3. La duración de la sonda nasogástrica de alimentación fue de 12 días (1-46) y hubo complicaciones en 8 pacientes (66%), siendo la más frecuente la neumonía por aspiración en 6. No hubo diferencias en la estancia media o la duración de la alimentación por sonda en comparación con el grupo control. Hubo más complicaciones en los pacientes con carcinoma escamoso de orofaringe. Los autores concluyen que la disección de los ganglios retrofaringeos es posible con TORS y es bien tolerado por aquellos con cáncer papilar de tiroides.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26040490

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24140

Garrahy, A., M. S. Murphy, et al. (2016). "Impact of postoperative magnesium levels on early hypocalcemia and permanent hypoparathyroidism after thyroidectomy." Head Neck 38(4): 613-619.

Estudio retrospectivo en 201 pacientes con tiroidectomía total. Se describieron 26 (13%) casos de hipomagnesemia. La hipomagnesemia (p = .002), el diagnóstico de cáncer (p = .01), la linfadenectomia central (p = .02) y paratiroides en la pieza (p = .02) fueron los factores asociados de forma significativa con la hipocalcemia. En el análisis multivariante, solo la hipomagnesemia fue un factor significativo (p = .005). La hipomagnesemia fue también un factor predictor de hipoparatiroidismo permanente (p = .0004). Los autores recomiendan la monitorización del magnesio en los casos de hipocalcemia postiroidectomía.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25491348

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.23937

Glaser, S. M., S. F. Mandish, et al. (2016). "Anaplastic thyroid cancer: Prognostic factors, patterns of care, and overall survival." Head Neck 38 Suppl 1: E2083-2090.

El estudio analiza los resultados de 3552 pacientes con cáncer anaplasico de tiroides, recogidos en la Base de Datos Nacional de Cáncer. Se asociaron con aumento de la supervivencia la ausencia de ganglios linfáticos afectos, la ausencia de metástasis, el tamaño tumoral menor a 6 cms, los márgenes quirúrgicos negativos, la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia. No hubo ventajas en la supervivencia si la técnica quirúrgica no fue la tiroidectomía total, pero si que se observaron tras la tiroidectomía total y la radioterapia a altas dosis. Tras corregir sesgos de selección, el uso de radioterapia a altas dosis mantuvo su mejoría en la supervivencia.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26894506

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24384

Kiess, A. P., N. Agrawal, et al. (2016). "External-beam radiotherapy for differentiated thyroid cancer locoregional control: A statement of the American Head and Neck Society." Head Neck 38(4): 493-498.

El uso de la radioterapia externa en el cáncer diferenciado de tiroides podría estar indicado en pacientes seleccionados. El Comité de Cirugía Endocrina de la Sociedad Americana de Cabeza y Cuello ha redactado 4 recomendaciones basadas en la revisión de la literatura y en opinión de expertos. 1. Se recomienda en pacientes con enfermedad residual macroscópica o recidiva irresecable, excepto para pacientes menores de 45 años con enfermedad limitada y que capta radioyodo. 2. La radioterapia externa no debe ser utilizada de forma rutinaria como tratamiento adyuvante tras la resección de la mayor parte de la enfermedad. 3. Después de la resección completa puede ser considerada en pacientes mayores de 45 años con alta probabilidad de enfermedad microscópica y baja tasa de respuesta a radioyodo. 4. La afectación de ganglios linfáticos aislada no es una indicación para la radioterapia externa. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26716601

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24357

Lang, B. H., C. K. Wong, et al. (2016). "Postoperative nomogram for predicting disease-specific death and recurrence in papillary thyroid carcinoma." Head Neck 38 Suppl 1: E1256-1263.

Escala de riesgo que parece ser buen predictor de muerte específica por la enfermedad a 10 años

(área bajo la curva de 0.984; IC 0.969-0.998) y recurrencia (área bajo la curva de 0.743; IC 0.658-0.828). Todos los pacientes con una puntuación menor a 30 estaban vivos a los 10 años, mientras que los fallecidos en los primeros 10 años, tenían una puntuación mayor a 30. El 91.04% de los pacientes con una puntuación menor a 17 estaban vivos a los 10 años. Habría que comprobar si este modelo se valida en otras poblaciones.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26332104

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24201

Lee, M. C., H. Park, et al. (2016). "Comparison of quality of life between open and endoscopic thyroidectomy for papillary thyroid cancer." Head Neck 38 Suppl 1: E827-831.

Estudio con 75 pacientes operados por vía endoscópica y 233 por vía abierta. Se pasó el cuestionario europeo EORTC-QLQ-C30 de calidad de vida tras 1, 3 y 6 meses de la cirugía. En ambos grupos se observaron cambios similares en la mayoría de las escalas. Sin embargo, en el grupo de pacientes operados por vía endoscópica se observó una mejoría mayor en la función emocional al mes (p = .039) y en la física a los 3 meses (p = .032) aunque el dolor fue mayor al mes en estos pacientes (p = .042). Los autores creen que la técnica endoscópica podría ofrecer ventajas en cuanto a la recuperación de la calidad de vida.    

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25917054

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24108

Wang, J., H. Sun, et al. (2016). "Evaluation of thyroid isthmusectomy as a potential treatment for papillary thyroid carcinoma limited to the isthmus: A clinical study of 73 patients." Head Neck 38 Suppl 1: E1510-1514.

En este estudio retrospectivo con 73 pacientes consecutivos operados por cáncer papilar de tiroides único en istmo. Se encontraron metástasis ocultas en ganglios centrales y metástasis en ganglios paratraqueales en 34 (46.6%) y 28 (38.4%) pacientes respectivamente. En el análisis multivariante, el sexo masculino y el tamaño mayor a 7 mm se asoció con metástasis ganglionares centrales. La edad </=38 años, el tamaño menor a 6 mm y los ganglios pretraqueales positivos se asociaron con metástasis en ganglios paratraqueales. La resección aislada del istmo por tanto parece insuficiente en los casos de tumores solitarios mayores de 6 mm, pacientes con edad </=38 años y pacientes varones.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26558441

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24270

Zeng, R. C., L. P. Jin, et al. (2016). "Potential relationship between Hashimoto's thyroiditis and BRAF(V600E) mutation status in papillary thyroid cancer." Head Neck 38 Suppl 1: E1019-1025.

Estudio con 619 pacientes con cáncer papilar de tiroides a los que se les realizó una tiroidectomía total con linfadenectomía central. Se encontró tiroiditis de Hashimoto en 222/619 (35.9%). En el estudio multivariante, se observó que la mutación BRAF(V600E), la extensión extratiroidea y las metástasis ganglionares son menos frecuentes cuando hay tiroiditis de Hashimoto. Se observó además, que había mayor frecuencia de sexo femenino, extensión extratiroidea y metástasis ganglionares cuando el tumor papilar era portador de la mutación BRAF(V600E) pero no había tiroiditis de Hashimoto, en comparación con los casos en los que la mutación era positiva y se acompañaba de tiroiditis. Los autores concluyen que la tiroiditis de Hashimoto es un factor protector potencial en el cáncer papilar de tiroides.     

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26041461

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24149

Wang, X., T. Xing, et al. (2016). "Completion thyroidectomy and total thyroidectomy for differentiated thyroid cancer: Comparison and prediction of postoperative hypoparathyroidism." J Surg Oncol 113(5): 522-525.

Estudio retrospectivo con 221 pacientes (57 tratados con tiroidectomía en dos tiempos y 164 con tiroidectomía total de entrada). Se registró hipoparatiroidismo temporal en 12.3% (7/57) y 28.0% (46/164) de los pacientes de ambos grupos. En el análisis univariante, la técnica quirúrgica (un tiempo o dos y la extensión de la disección del compartimento central (uni o bilateral) se asociaron con la tasa de hipoparatiroidismo (P < 0.05). en el análisis multivariante tan solo la extensión de la linfadenectomia central fue un factor de riesgo independiente para hipoparatiroidismo temporal. Los autores concluyen que, si bien hay menor tasa de hipoparatiroidismo cuando la tiroidectomía se hace en dos tiempos, la diferencia se debería sobre todo a la extensión de la linfadenectomía, mas que a la tiroidectomía en uno o dos tiempos.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26776666

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/jso.24159

Shin, Y. W., Y. M. Choi, et al. (2016). "Diminished Quality of Life and Increased Brain Functional Connectivity in Patients with Hypothyroidism After Total Thyroidectomy." Thyroid 26(5): 641-649.

Se estudiaron 21 pacientes tras una tiroidectomía total por cáncer de tiroides. Se realizó una RM funcional cerebral, se monitorizó el perfil tiroideo y se realizaron test de calidad de vida (SF-12 y PHQ-9) antes y 2 semanas después de la cirugía. Se observó un aumento de la homogeneidad regional (medida de la función cerebral en reposo) en las regiones cerebrales corticales después del descenso de las hormonas tiroideas. El estado de hipotiroidismo se asoció a una puntuación menor en el cuestionario SF-12, así como un aumento de los signos de depresión.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26976233

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2015.0452

Cherian, A. J., M. Gowri, et al. (2016). "The Role of Magnesium in Post-thyroidectomy Hypocalcemia." World J Surg 40(4): 881-888.

Estudio prospectivo con 50 pacientes. En el preoperatorio, se encontró hipomagnesemia en 12 (24%) e hipocalcemia en 1 (2%). En el primer día postoperatorio, se observó hipomagnesemia en el 70% e hipocalcemia en el 30%. La hipocalcemia fue severa en 3 pacientes (6%) y en los 3 casos la PTH era <2 pg/ml. En 2/3 casos se acompañaba de hipomagnesemia y la hipocalcemia respondió a la corrección intravenosa de magnesio. Los autores creen que la hipomagnesemia es frecuente en el postoperatorio de la tiroidectomía total. También concluyen que en los casos en los que la hipocalcemia es severa, la hipomagnesemia suele estar presente y aconsejan nuevos estudios que establezcan el papel de la corrección de la misma en el tratamiento de la hipocalcemia.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26578317

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-015-3347-3

 

Cirugía de paratiroides

Nichols, K. J., G. G. Tronco, et al. (2016). "Influence of Multigland Parathyroid Disease on 99mTc-Sestamibi SPECT/CT." Clin Nucl Med 41(4): 282-288.

Estudio retrospectivo con 246 pacientes con HPTP y MIBI SPECT/CT preoperatorio interpretado por dos expertos e informado con una escala de 5 puntos entre normal y anormal. Se extirparon 301 glándulas. En 39 pacientes (16%) se observó una enfermedad multiglandular y en 207 (84%) uniglandular. En 26 pacientes se vieron dos lesiones, en 10 tres glándulas patológicas y en 3 pacientes 4 lesiones. El peso de las lesiones fue significativamente menor en la enfermedad multiglandular (390 +/- 604 vs 866 +/- 933 mg, P < 0.0001) y descendía al incrementarse el número de glándulas afectas (P < 0.0001). El MIBI SPECT/CT fue menos sensible en la enfermedad multiglandular (66% vs 98%, P < 0.0001) y descendió con el aumento del número de lesiones (rho = -0.45, P < 0.0001) a pesar de presentar un peso similar (526 +/- 678 vs 525 +/- 686 mg, P = 0.99) y una localización parecida (P = 0.47). La especificidad fue similar en la enfermedad multiglandular (95%) y en la uniglandular (90%).

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26825209

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1097/rlu.0000000000001115

Barber, B., C. Moher, et al. (2016). "Comparison of single photon emission CT (SPECT) with SPECT/CT imaging in preoperative localization of parathyroid adenomas: A cost-effectiveness analysis." Head Neck 38 Suppl 1: E2062-2065.

Estudio con 259 pacientes y 266 adenomas en el que se observó una sensibilidad para el diagnostico de lateralidad y VPP de la eco +SPECT del 85.1% y del 98.2% respectivamente. Para el caso de la eco+SPECT/CT fue del 86.9% y 99.4% respectivamente. Se calculó que el coste adicional por cada adenoma detectado por eco+SPECT/CT fue de 2499.22 dólares canadienses (a 29 de septiembre de 2016 un euro equivale a 1,4701 dólares canadienses).  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26849426

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24379

 

Cirugía de suprarrenales

Glenn, J. A., C. M. Kiernan, et al. (2016). "Management of suspected adrenal metastases at 2 academic medical centers." Am J Surg 211(4): 664-670.

Estudio retrospectivo de dos centros con 37 pacientes operados por sospecha de metástasis adrenal entre 2001 y 2014. Finalmente 3 de ellos (8%) tenían adenomas benignos. Tras una media de 21 meses de seguimiento, 7 (32%) estaban libres de enfermedad y 7(32%) estaban vivos pero con recidiva de la enfermedad. La tasa de supervivencia libre de enfermedad (SLE) fue de 8 meses y descendió en relación con márgenes afectos en la pieza y tamaño tumoral mayor a 6 cms. La supervivencia global (SG) fue de 29 meses y descendió cuando había rotura de la cápsula. No se observaron diferencias en SLE y SG con las diferentes vías de abordaje quirúrgico. Los autores concluyen que estos datos apoyan que se pueda realizar adrenalectomía en pacientes seleccionados. Si bien la cirugía mínimamente invasiva es segura y efectiva, la vía de abordaje debe ser elegida por el cirujano según sus habilidades para evitar la resección con márgenes negativos y evitar la rotura de la cápsula.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26822269

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.amjsurg.2015.11.019

Wachtel, H., S. Zaheer, et al. (2016). "Role of adrenal vein sampling in primary aldosteronism: Impact of imaging, localization, and age." J Surg Oncol 113(5): 532-537.

Estudio retrospectivo de cohortes con una base de datos recogida prospectivamente entre 1997 y 2013. Los pacientes fueron clasificados como localizados (L) si había una masa unilateral en las pruebas de imagen o no localizados (NL) en caso contrario. En 345/367 (94%) pacientes, se realizó el muestreo venoso con éxito. El 72% de los pacientes (n=265) eran L y se observó la lateralización en el muestreo venoso en el 58% (n=214). Dicha prueba cambió el manejo del paciente en el 43% (n=158). En pacientes </=40 años, el manejo cambió en el 30% (n=15) y entre estos pacientes más jóvenes se observaron 3 casos (12%) con lesiones adrenales >/=1 cm en los que habrían sido operados de forma innecesaria basándose solo en las pruebas de imagen. En los pacientes mayores de 40 años con una masa de al menos 1 cm, 5 pacientes (3%) podrían haber sido operados del lado equivocado y 50 (30%) podrían haber sido operados de forma innecesaria solo con pruebas de imagen. Los autores concluyen que el muestreo venoso debería hacerse de rutina en los pacientes con hiperaldosteronismo primario.   

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26792453

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/jso.24182

 

Marzo 2016

De los artículos publicados el mes de Marzo de 2016 os comentamos los siguientes:

 

Cirugía tiroidea

 

Samona, S., K. Hagglund, et al. (2016). "Case cohort study of risk factors for post-thyroidectomy hemorrhage." Am J Surg 211(3): 537-540.

Estudio retrospectivo en el que se comparó un grupo de tiroidectomías operadas entre 2009-2014 y un grupo control randomizado estratificado. Se identificaron 16 pacientes con hemorragia postoperatoria que requirió re intervención. El factor de riesgo más importante para el sangrado fue la hipertensión postoperatoria, siendo 20.3 veces más frecuente en aquellos pacientes en los que se registró dicha alteración. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26778765

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.amjsurg.2015.10.023

 

Piccardo, A., M. Puntoni, et al. (2016). "Thyroid nodules with indeterminate cytology: prospective comparison between 18F-FDG-PET/CT, multiparametric neck ultrasonography, 99mTc-MIBI scintigraphy and histology." Eur J Endocrinol 174(5): 693-703.

Se analizó una muestra de 87 pacientes con nódulos con citología indeterminada. A todos ellos se les realizó un (18)F-FDG-PET/CT, una eco y un (99m)Tc-MIBI-scan. La histología definitiva fue de benignidad en 69 casos y de malignidad en 18. La SS, ES, seguridad diagnostica, VPP y VPN para el (18)F-FDG-PET/CT fue de 94, 58, 66, 37 y 98% respectivamente. La SS, seguridad diagnostica y el VPN del (18)F-FDG-PET/CT fueron significativamente mayores que para la eco y el (99m)Tc-MIBI-scan. Un resultado negativo en dicha prueba predice correctamente hallazgos de benignidad en la histopatología. La asociación de eco y  (18)F-FDG-PET/CT positivos fue significativamente más especifica que el (18)F-FDG-PET/CT solo al identificar el cáncer diferenciado de tiroides. También se asoció a malignidad la combinación (18)F-FDG-PET/CT positivo y (99m)Tc-MIBI-scan negativo.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26966173

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/eje-15-1199

 

Lorincz, B. B., N. Mockelmann, et al. (2016). "Automatic periodic stimulation of the vagus nerve during single-incision transaxillary robotic thyroidectomy: Feasibility, safety, and first cases." Head Neck 38(3): 482-485.

En este artículo se describen dos casos en los que se colocó un electrodo en el vago para estimulación continua automática a través de la incisión transaxilar antes de introducir el robot y al parecer se condujo la señal sin complicaciones.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26540014

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24259

 

Reinisch, A., P. Malkomes, et al. (2016). "Education in thyroid surgery: a matched-pair analysis comparing residents and board-certified surgeons." Langenbecks Arch Surg 401(2): 239-247.

Estudio retrospectivo pareado que incluían casos de bocio multinodular, enfermedad de Graves y cáncer de tiroides en estadios iniciales operados entre 2006 y 2014 por residentes y por cirujanos con certificado de superespecialización. Se incluyeron 88 hemitiroidectomias, 80 tiroidectomías subtotales y 56 totales. No se encontraron diferencias significativas en cuanto a complicaciones intraoperatorias y en ningún caso hubo que cambiar al residente por el cirujano que supervisaba durante la cirugía. Hubo 3 hemorragias en casos operados por residentes y 2 en casos intervenidos por cirujanos especializados (p= 0.205) y tres infecciones de herida en cada grupo (p=1.000). El tiempo operatorio y la estancia postoperatoria no fueron significativamente diferentes. Parece segura, por tanto, la realización de cirugía tiroidea supervisada durante la residencia. Suponemos que la elección cuidadosa de los casos podría contribuir a minimizar los riesgos.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26931517

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00423-016-1390-7

 

Gauthier, J. M., H. E. Mohamed, et al. (2016). "Impact of thyroidectomy on cardiac manifestations of Graves' disease." Laryngoscope 126(5): 1256-1259.

Estudio retrospectivo en el que se analizan los resultados de la tiroidectomía total en 40 pacientes con enfermedad de Graves (EG). Se comparó con otro grupo de pacientes de similares edades a los que se les realizó también una tiroidectomía total por bocio multinodular en situación de eutiroidismo (BMN). En 24 casos de EG (60%) y 14 casos de BMN (35%) se encontraron síntomas cardiacos (p= .001). La HTA se resolvió en el 41.7% de los pacientes con EG y el 7.7% de los pacientes con BMN (P = .00002). En 2/3 casos de EG con fallo cardiaco mejoró dicha situación con mejoría significativa de la fracción de eyección, mientras que en el único caso con fallo cardiaco en el grupo de BMN no hubo mejoría. Además, en la mayoría de los pacientes con EG se observó una mejoría de la taquicardia (68.8%) y de la fibrilación auricular (100%). La tasa de complicaciones en ambos grupos fue similar (4/40) por lo que los autores piensan que en manos expertas, la morbilidad no aumenta con respecto a la tiroidectomía por otras enfermedades benignas.     

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26927707

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/lary.25687

 

Berber, E., V. Bernet, et al. (2016). "American Thyroid Association Statement on Remote-Access Thyroid Surgery." Thyroid 26(3): 331-337.

Puesta al día de técnicas endoscópicas y robóticas en Estados Unidos en la que se describen los consensos de expertos en cuanto a selección de pacientes y técnicas empleadas. Parece claro que son técnicas que requieren un experiencia y un volumen alto de cirugías para pacientes muy seleccionados con una lesión pequeña unilateral que quieren evitar la cicatriz cervical.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26858014

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2015.0407

 

Suh, C. H., J. H. Baek, et al. (2016). "Efficacy and Safety of Radiofrequency and Ethanol Ablation for Treating Locally Recurrent Thyroid Cancer: A Systematic Review and Meta-Analysis." Thyroid 26(3): 420-428.

Metaanálisis que incluye 10 estudios con una muestra total de 270 pacientes y 415 nódulos. La proporción de casos con reducción del volumen de al menos un 50% fue mayor tras la ablación con radiofrecuencia que tras la ablación con alcohol (100% vs 89.5%; p=0.2764). La proporción de casos con desaparición completa fue mayor pero no de forma significativa tras la ablación con radiofrecuencia (68.8% vs 53.4%; p=0.3384) mientras que la recurrencia tras la radiofrecuencia fue algo menor que tras alcoholización sin llegar a la significación estadística (0% vs 2.4%; p=0.9766). En cuanto al descenso de los niveles de tiroglobulina, hubo mejores resultados con la ablación con alcohol ( 93.8% vs 71.6%; p<0.0001). La tasa de complicaciones con ambas técnicas fue baja (1.6% en ambos casos). El número medio de sesiones de radiofrecuencia fue menor de 1.3 en 5/6 estudios y para la ablación con alcohol de más de 2 en 3/4 estudios.  Los autores concluyen que ambas técnicas son modalidades de tratamiento aceptables para manejar recurrencias locales en cuanto a eficacia y seguridad para pacientes que rechacen la cirugía o sean malos candidatos a la misma. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26782174

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1089/thy.2015.0545

 

Barczynski, M., M. Stopa, et al. (2016). "The Overwhelming Majority but not All Motor Fibers of the Bifid Recurrent Laryngeal Nerve are Located in the Anterior Extralaryngeal Branch." World J Surg 40(3): 629-635.

Estudio prospectivo de cohortes con 1250 pacientes a los que se les realizó una tiroidectomía total con monitorización nerviosa. La incidencia de nervios divididos en dos ramas (bífidos) fue de 613/2500 (24.5%) que incluían 92 casos (7.4%) con bifurcaciones bilaterales. Las fibras motoras se localizaban exclusivamente en la rama anterior en 605/613 (98.7%) de los nervios bífidos y en ambas ramas en 8/613 (1.3%) de los mismos. La prevalencia de lesión nerviosa fue de 5.2% para los nervios divididos y del 1.6% para los no divididos (p<0.001), OR 2.98 (IC 95% 1.79-4.95; p<0.001) por lo que es necesaria una disección lo más meticulosa posible.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26438241

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-015-3257-4

 

Brauckhoff, K., R. Vik, et al. (2016). "Impact of EMG Changes in Continuous Vagal Nerve Monitoring in High-Risk Endocrine Neck Surgery." World J Surg 40(3): 672-680.

Se consideraron casos con alto riesgo de lesión nerviosa, los bocios grandes con riesgo de abordaje transesternal, el cáncer avanzado de tiroides y las recurrencias. Se incluyeron en el estudio 55 pacientes con 87 nervios en riesgo. Se realizó una monitorización continua del vago con NIM-3.0. se registraron 138 eventos en 61 lados. En 47/138 (34%) los eventos se interpretaron como lesiones inminentes (13) o potencialmente inminentes (34), mientras que en 91 (66%) se clasificaron como artefactos.  Se volvió a restaurar la línea de base en 58/138 (42%) eventos en una media de 60 segundos. Hubo 4 parálisis nerviosas (3 transitorias y 1 permanente), siendo detectadas en 3 casos por el neuroestimulador (en 2 de forma súbita sin eventos previos). Hubo dos casos de lesión temporal del vago secundaria a la neuroestimulación. Los autores piensan que en los casos de cirugía de alto riesgo de lesión nerviosa, la utilidad de la monitorización continua es limitada dado que hay casos en los que el sistema no funciona, otros en los que se puede producir una lesión directa sobre el vago y particularmente por la incapacidad de predecir las lesiones antes de que ocurran.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26678490

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-015-3368-y

 

Dzodic, R., I. Markovic, et al. (2016). "Recurrent Laryngeal Nerve Liberations and Reconstructions: A Single Institution Experience." World J Surg 40(3): 644-651.

Análisis de los resultados obtenidos en 32 pacientes (27 con bocios grandes, carcinomas de tiroides o paratiroides localmente avanzados o cirugía previa incompleta por cáncer de tiroides y 5 casos más, a los que se reoperó tras observarse una parálisis de cuerda vocal en la laringoscopia). Se realizó una liberación del nervio en 11 casos (2 meses a 16 años tras la cirugía inicial), retirando las ligaduras. Se realizó una reconstrucción nerviosa inmediata o diferida (18 meses a 23 años) en 21 casos mediante sutura directa o con interposición del asa cervical. Tras la liberación nerviosa se observó una recuperación completa de la voz en todos los casos en 3 semanas. En los casos en los que se realizó una sutura nerviosa directa, se observó una mejoría de la fonación al mes de la reconstrucción. En los casos con anastomosis con el asa cervical, se registró una mejoría a los 2-6 meses en el 43% de los pacientes. Los autores concluyen que la cuerda vocal no llega a moverse con normalidad tras la transección del nervio pero mejora la tensión durante la fonación tras la reconstrucción. La liberación del nervio es una técnica útil que puede mejorar e incluso facilitar la recuperación completa de la voz. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26552911

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-015-3305-0

 

Fukuoka, O., I. Sugitani, et al. (2016). "Natural History of Asymptomatic Papillary Thyroid Microcarcinoma: Time-Dependent Changes in Calcification and Vascularity During Active Surveillance." World J Surg 40(3): 529-537.

Este estudio nos ofrece los cambios en el seguimiento de microcarcinomas. La muestra es de 480 lesiones en 384 pacientes. El patrón de calcificación se clasificó como: A ninguno, B micro, C macro y D periférica. La vascularización de la lesión en la eco-doppler color se clasificó como pobre o abundante. Después de una media de 6.8 años de seguimiento, se observó un aumento de tamaño en 29 (6%). La edad media de inicio de las calcificaciones fue los 52.1 años para el patrón A (n=135), 54.2 años para el B (n=235), 56.3 años para el C (n=96) y 60.1 años para el D (n=14) y la incidencia de crecimiento tumoral fue de 9.6, 5.5, 3.2 y 0% respectivamente. La tasa acumulada de paso de un patrón de calcificación al siguiente fue del 51.8% a los 10 años. Las lesiones con vascularización importante inicial (n=70) tuvieron una mayor tasa de crecimiento tumoral que aquellas con una vascularización pobre (n=410), aunque las lesiones con vascularización importante inicialmente, con el tiempo perdieron parte de ella durante el seguimiento. El análisis multivariante muestra que los patrones de calcificación C o D y la vascularización pobre en el seguimiento, se correlacionan con una enfermedad no progresiva. Parece por tanto que los microcarcinomas papilares en pacientes ancianos muestran con el tiempo calcificaciones gruesas y vascularización pobre y sería indicativo de la no progresión de la enfermedad.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26581368

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-015-3349-1

 

Mishra, A., C. Kumar, et al. (2016). "Long-Term Outcome of Follicular Thyroid Carcinoma in Patients Undergoing Surgical Intervention for Skeletal Metastases." World J Surg 40(3): 562-569.

Estudio retrospectivo con 91 pacientes con cáncer folicular de tiroides con metástasis óseas. Todos fueron tratados con tiroidectomía total y en 32 casos también se realizó cirugía de las metástasis óseas. La edad media de los pacientes fue de 48.5 años, la mayoría (93.7%) tenían metástasis sincrónicas y el 22% múltiples lesiones óseas. La cirugía de las metástasis óseas fue: laminectomía (50%), resección de metástasis craneales (18.8%), del manubrio esternal (18.8), excisión parcial de la clavícula (9.4%) y resección parcial de la mandíbula (18.8%). La intención de la cirugía fue paliativa en el 50% de los casos y para facilitar la radioterapia en el 37.5%. El 84% de los pacientes recibieron radioterapia. El seguimiento medio fue de 52 meses y la supervivencia global a 5 y 10 años no mejoró de forma significativa en aquellos que fueron tratados con cirugía de las metástasis óseas (56 vs 63% y 28 vs 23%; p=0.968). Los autores sin embargo, consideran razonable la realización de estas cirugías con intención paliativa y para mejorar la calidad de vida.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26757717

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-016-3402-8

 

Miyauchi, A. (2016). "Clinical Trials of Active Surveillance of Papillary Microcarcinoma of the Thyroid." World J Surg 40(3): 516-522.

Resultados tras 22 años de seguimiento de 1235 pacientes con cánceres papilares de bajo riesgo en comparación con los operados. En el grupo de seguimiento, en 10 años se observó un crecimiento de la lesión de 3 mm o más en el 8% de los casos y ganglios metastásicos en el 3.8%. Los pacientes jóvenes (hasta 40 años) tendieron a padecer una progresión de la enfermedad, si bien fueron tratados con éxito mediante cirugía. Ninguno de los pacientes falleció por la enfermedad. Como era de esperar, la tasa de parálisis temporal de cuerda vocal fue superior en el grupo de los operados (4.1 vs 0.6%; p<0.0001), así como la tasa de hipoparatiroidismo temporal y permanente (16.7 vs 2.8%, p<0.0001 y 1.6 vs 0.008%, p<0.0001 respectivamente). Hubo dos casos de parálisis permanente de cuerda vocal en el grupo de la cirugía. Los autores siguen ofreciendo las dos opciones de tratamiento a sus pacientes con cánceres papilares de bajo riesgo (cirugía inmediata u observación), sin bien aconsejan la observación como primera opción.   

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26744340

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-015-3392-y

 

Muthukumar, S., D. Sadacharan, et al. (2016). "A Prospective Study on Cardiovascular Dysfunction in Patients with Hyperthyroidism and Its Reversal After Surgical Cure." World J Surg 40(3): 622-628.

Estudio prospectivo de casos-control. En el grupo A, había 41 pacientes hipertiroideos candidatos a cirugía fueron evaluados con ecocardiografía 2D y determinación de NT-proBNP en sangre en tres momentos evolutivos (A: diagnostico, B: eutiroidismo tras medicación y C: tres meses tras la cirugía). En el grupo control (B) se incluyeron 20 pacientes tratados con tiroidectomía total por bocio multinodular no tóxico ajustados por edad y sexo. En el grupo A se incluyeron 22 casos con enfermedad de Graves y 19 con bocio toxico multinodular. En el punto A, la disfunción cardiovascular fue evidente en 26/41 (63.4%), había hipertensión pulmonar leve en 24/41 (58.5%) y moderada en 7/41 (17%), miocardiopatía dilatada en 8/41 (19.5%), fallo cardiaco en 4/41 (9.7%) y NT-proBNP elevado en 28/41 (68.3%). En el punto B, se observó mejoría de la hipertensión pulmonar en 19/26 (73.1%), la miocardiopatía dilatada en 4/8 (50%), fallo cardiaco en 4/4 (100%) y niveles de NT-proBNP en 3/28 (10.7%). En el punto C de seguimiento, se mejoró la hipertensión pulmonar en 23/24 (95.8%), la miocardiopatía dilatada en 7/8 (87.5%), el fallo cardiaco en 4/4 (100%) y los niveles de NT-proBNP en 24/28 (85.7%). Los autores concluyen que la hipertensión pulmonar es reversible a los 3 meses de la cirugía, así como otros parámetros de disfunción cardiovascular. Los niveles de NT-proBNP se correlacionarían con la severidad y la duración de la disfunción cardiovascular y pueden ser un índice objetivo en la monitorización de la disfunción cardiaca asociada al hipertiroidismo.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26596841

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-015-3352-6

 

Saito, F., T. Uruno, et al. (2016). "Prognosis After Brain Metastasis from Differentiated Thyroid Carcinoma." World J Surg 40(3): 574-581.

Estudio con 25 pacientes con metástasis cerebrales de un cáncer diferenciado de tiroides diagnosticados entre 1965 y 2013 en un solo centro. La edad media al diagnóstico de las metástasis fue de 66 años. Aparecieron síntomas asociados a las metástasis en 20 pacientes (80%). El índice de Karnofsky fue bueno (>/=70) en 10 pacientes y malo (</=60) en 15 casos. En 7 casos había una metástasis cerebral única, en 6 pacientes 2 o 3 lesiones y en 9 casos había 4 o más. En 14 casos se realizó resección quirúrgica de las mismas, radioterapia o ambas y en 11 casos no se realizó ningún tratamiento. La supervivencia especifica de la enfermedad al año y a los 5 años fue de 28 y 10.6% respectivamente. En el análisis multivariante, tan solo el tratamiento sobre las metástasis fue un factor asociado a una mayor supervivencia.    

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26762631

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-016-3405-5

 

Cirugía paratiroidea

Griebeler, M. L., A. E. Kearns, et al. (2016). "Thiazide-Associated Hypercalcemia: Incidence and Association With Primary Hyperparathyroidism Over Two Decades." J Clin Endocrinol Metab 101(3): 1166-1173.

Estudio realizado por la Clínica Mayo en Rochester en el que identificaron 221 pacientes con hipercalcemia asociada a tiazidas a los 5.2 años de media desde el inicio del tratamiento. La edad media de los pacientes fue de 67 años y el 86.4% eran mujeres. La incidencia de hipercalcemia entre los pacientes en tratamiento con tiazidas aumento desde 1997 hasta 2006, año en que fue del 20 por 100.000. En el periodo 1992-2010 fue de 12 por 100.000 de media. Tras suspender el tratamiento con tiazidas se observó un mantenimiento de la hipercalcemia en el 71% de los casos. No hubo casos de hipercalcemia severa, a pesar del mantenimiento del tratamiento con tiazidas en el 62.4% de los pacientes. Se diagnosticó un hiperparatiroidismo primario en 53 pacientes (24%), incluyendo cinco a los que se les realizó una paratiroidectomía sin suspender el tratamiento con tiazidas. Los autores concluyen que algunos pacientes con hipercalcemia asociada a tiazidas tienen subyacente un hiperparatiroidismo primario. Además, observaron un aumento de incidencia de hipercalcemia asociada a tiazidas a partir de 1998, que coincidió con un aumento en el diagnostico de hiperparatiroidismo en esa comunidad en el contexto de una campaña de detección precoz de osteoporosis.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26751196

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1210/jc.2015-3964

 

Galvin, L., J. D. Oldan, et al. (2016). "Parathyroid 4D CT and Scintigraphy: What Factors Contribute to Missed Parathyroid Lesions?" Otolaryngol Head Neck Surg 154(5): 847-853.

Estudio con 40 casos estudiados con CT-4D y gammagrafía. Tras la exploración quirúrgica se comprobó que había 6 casos con enfermedad multiglandular y 51 paratiroides patológicas de las que 12 y 29 pasaron desapercibidas en el CT-4D y la gammagrafía preoperatorias respectivamente. La sensibilidad del CT-4D fue del 76% y la de la gammagrafía del 43%. La sensibilidad para la enfermedad uniglandular fue del 88% para el CT-4D y del 50% en la gammagrafía. La sensibilidad para la enfermedad multiglandular fue del 54% en el CT-4D y del 24% para la gammagrafía. La tasa de enfermedad multiglandular en pacientes en las que no se detectaron glándulas patológicas en el preoperatorio fue del 75% para el CT-4D y del 48% en la gammagrafía. Cuando se detectaron glándulas patológicas, la tasa de enfermedad multiglandular fue del 23% y 18% respectivamente (P</= 0.04). El peso medio de las glándulas vistas en el CT-4D fue de 0.6 g y el de las glándulas no vistas por el CT-4D de 0.3 g (P=0.15). El peso medio de las glándulas vistas y no vistas en la gammagrafía fue de 0.8 g y 0.4 g (P=0.03). Como conclusión, el CT-4D es mas sensible que la gammagrafía. Cuando ambas pruebas preoperatorias de localización son negativas, es más frecuente que haya una efermedad multiglandular y lesiones de pequeño tamaño.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26932954

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1177/0194599816630711

 

Fyrsten, E., O. Norlen, et al. (2016). "Long-Term Surveillance of Treated Hyperparathyroidism for Multiple Endocrine Neoplasia Type 1: Recurrence or Hypoparathyroidism?" World J Surg 40(3): 615-621.

Estudio retrospectivo con 20.6 meses de seguimiento medio con 69 pacientes con hiperparatiroidismo en el contexto de MEN1. Se realizaron 110 cirugías. La primera cirugía fue: menos de 3 glándulas en 31 casos, 3 o 3 y media en 30 casos y 4 con autotrasplante en 8 casos. En 30 casos fue necesaria una nueva cirugía tras una media de 120 meses. En 12 casos se extirparon todas la glándulas, en 9 casos se completó la resección hasta 3-3.5 y en 3 casos se extirparon glándulas aisladas quedando más de una glándula in situ. En 3 casos se extirparon los autotrasplantes del antebrazo. Nueve pacientes tuvieron una segunda y 2 una tercera reintervención. En 24 pacientes se confirmó genéticamente que se trataba de un MEN1, en el resto el diagnóstico fue clínico y epidemiológico. Se observó una tasa de hipoparatiroidismo definitivo del 50% cuando la paratiroidectomía fue total, en comparación con el 16% tras 3-6 meses de extirpar 3-3.5 y 0% de forma definitiva. Tras la resección de menos de 3 glándulas fue frecuente la recidiva, siendo necesarias 24 cirugías en 17 pacientes. La no necesidad de tratamiento sustitutivo con calcio tras la resección de 3-3.5 glándulas, fue indicativa de futura recidiva. La mutación en el exón 3 en el gen MEN1 podría también estar relacionado con un mayor riesgo de recurrencia. Dado que la paratiroidectomía total se asocia con mayor tasa de hipoparatiroidismo y que la resección de menos de 3 glándulas se asocia con mayores tasas de recurrencia, la técnica de elección en la mayoría de los casos seria la resección de 3-3.5 glándulas.   

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26541865

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-015-3297-9

 

Lee, G. S., T. J. McKenzie, et al. (2016). "A Multimodal Imaging Protocol, (123)I/(99)Tc-Sestamibi, SPECT, and SPECT/CT, in Primary Hyperparathyroidism Adds Limited Benefit for Preoperative Localization." World J Surg 40(3): 589-594.

Estudio con 360 pacientes en los que la cirugía fue curativa en el 96% usando técnicas de imagen preoperatorias y PTH intraoperatoria. El (123)I/(99)Tc-sestamibi tuvo una sensibilidad del 86% (IC 95% 82-90%), VPP 93% y seguridad diagnóstica del 81% en cuanto a la correcta lateralización de la lesión. El SPECT tuvo una SS 77% (IC 95% 72-82%), VVP del 92% y una seguridad diagnostica del 72%. El SPECT-CT tuvo una SS del 75% (IC 95% 70-80%), VPP del 94% y una seguridad diagnóstica del 71%. Hubo 3/45 (7%) pacientes con sestamibi negativo y SPECT y SPECT-CT positivo. De 312 pacientes (87%) con captación en el sestamibi (93% verdaderos positivos, 7% falsos positivos), hubo imágenes concordantes en el 86% de los casos en el SPECT y en el 84% de los SPECT-CT. Cuando hubo imágenes discordantes, pero al menos una técnica de imagen fue un verdadero positivo, el (123)I/(99)Tc-sestamibi fue significativamente mejor que el SPECT o el SPECT-CT (p < 0.001). La realización del SPECT y el SPECT-CT aumentó el coste del estudio preoperatorio 2.4 veces. Parece por tanto que el (123)I/(99)Tc-sestamibi es altamente sensible como método de localización en primera instancia. SPECT y SPECT-CT son frecuentemente concordantes con el (123)I/(99)Tc-sestamibi y rara vez aumentan la sensibilidad. Los autores creen que el realizar varias técnicas de localización añade poco beneficio e incrementa el coste por paciente.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26732668

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-015-3389-6

 

Okada, M., Y. Tominaga, et al. (2016). "Location Frequency of Missed Parathyroid Glands After Parathyroidectomy in Patients with Persistent or Recurrent Secondary Hyperparathyroidism." World J Surg 40(3): 595-599.

Estudio retrospectivo con 165 pacientes a los que se les tuvo que reoperar por un hiperparatiroidismo secundario persistente o recurrente. En este centro, el tratamiento estándar para la primera cirugía en ese centro es la paratiroidectomía total con autotrasplante en antebrazo. 82/165 pacientes fueron operados en ese centro la primera vez (grupo A) y los 83 restantes fueron intervenidos en otro centro (grupo B). Se resecaron en total 239 paratiroides (93 de grupo A y 146 del grupo B). Las glándulas no localizadas en la primera cirugía, se localizaron con frecuencia en el mediastino (grupo A, 22/93) y en el cuerno timico (Grupo B, 31/146). Los autores recomiendan resecar los cuernos del timo durante la primera cirugía para reducir la necesidad de reintervención. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26563219

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-015-3312-1

 

Yamamoto, T., Y. Tominaga, et al. (2016). "Characteristics of Persistent Hyperparathyroidism After Renal Transplantation." World J Surg 40(3): 600-606.

Estudio retrospectivo con 520 pacientes a los que se les realizó un trasplante de riñón sin paratiroidectomía previa. En el análisis multivariante se observó que la mayor duración de la diálisis (p=0.009, HR 1.01), el mayor tamaño máximo de las glándulas paratiroides antes del trasplante (p = 0.003, HR 1.23), PTH más elevada antes del trasplante (p = 0.041, HR 1.01), hipercalcemia tras menos de 2 semanas del trasplante (p < 0.001, HR 25.04) y la fosfatasa alcalina elevada tras el trasplante (p = 0.027, HR 0.99) fueron identificados como factores de riesgo para la aparición de un hiperparatiroidismo terciario. Los pacientes a los que se les realizó una paratiroidectomía mejoraron de forma significativa los niveles de calcio, fósforo, PTH y fosfatasa alcalina. No se encontraron cambios en la creatinina. Los autores creen que la paratiroidectomía total con autoinjerto en el antebrazo puede ser una técnica apropiada para los pacientes con hiperparatiroidismo terciario.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26546189

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-015-3314-z

 

Cirugía de suprarrenales

Salcuni, A. S., V. Morelli, et al. (2016). "Adrenalectomy reduces the risk of vertebral fractures in patients with monolateral adrenal incidentalomas and subclinical hypercortisolism." Eur J Endocrinol 174(3): 261-269.

El hipercortisolismo subclínico (HS) se asocia a una incremento del riesgo de fracturas vertebrales. En este estudio con 605 pacientes con incidentalomas adrenales unilaterales, se identificaron 55 con HS. A estos últimos se les propuso adrenalectomía y dicho tratamiento fue aceptado por 32 pacientes (con una edad media de 61.3 +/-8.1años) y rechazado por 23 (con una edad media de 65.4+/-7.1 años). Se diagnosticó HS cuando se cumplieron dos o más criterios (cortisol sérico mayor de 3 muga/dl tras test de supresión con 1 mg de dexametasona, cortisol libre en orina mayor a 70 mug/24 h y ACTH menor a 10 pg/ml) o cortisol sérico mayor a 5 mug/dl tras el test con 1mg de dexametasona. Se realizaron densitometrías óseas de la columna y la cabeza femoral y radiografías al principio y al final del seguimiento (con una media de 39.9+/-20.9 meses en el grupo de los operados y de 27.7+/-11.1 meses en el grupo con tratamiento conservador). La densidad ósea espinal (Z score) tendió a aumentar en los pacientes intervenidos en comparación con los no operados (0.10+/-0.20 vs -0.01+/-0.27, P=0.08). Además se observó que la incidencia de fracturas vertebrales fue menor en el grupo de los operados (9.5% vs 52.2%, P<0.0001). Esto equivale a una reducción del 30% de las fracturas vertebrales con la cirugía (OR 0.7, p=0.008) tras ajustar por edad, sexo, duración del seguimiento, test de supresión con dexametasona, densitometría de la columna y presencia de fracturas vertebrales al inicio del seguimiento.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26630908

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/eje-15-0977

 

Brunaud, L., P. L. Nguyen-Thi, et al. (2016). "Predictive factors for postoperative morbidity after laparoscopic adrenalectomy for pheochromocytoma: a multicenter retrospective analysis in 225 patients." Surg Endosc 30(3): 1051-1059.

Análisis retrospectivo multicéntrico que incluye 225 pacientes a los que se les realizó una adrenalectomía unilateral laparoscópica por feocromocitoma. La tasa de complicaciones fue del 16% (n=36) y la de complicaciones cardiovasculares del 4.8% (n=11). Los factores que se asociaron a morbilidad postoperatoria fueron la enfermedad coronaria previa (OR 3.39, IC 95% 1.317-8.727) y la aparición de episodios de inestabilidad hemodinámica intraoperatoria con tensión sistólica mayor de 160 y tensión arterial media menor a 60 mm de Hg (OR 3.092, IC 95% 1.451-6.587). Los factores asociados a morbilidad cardiovascular postoperatoria fueron la enfermedad coronaria previa (OR 14.41, IC 95% 3.119-66.57), sexo femenino (OR 12.05, IC 95% 1.807-80.31) y la aparición de episodios intraoperatorios de inestabilidad hemodinámica con tensión sistólica mayor a 200 y tensión arterial media menor a 60 mm de Hg (OR 4.13, IC 955 1.009-16.90). 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26092019

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00464-015-4294-7

 

Namekawa, T., T. Utsumi, et al. (2016). "Clinical predictors of prolonged postresection hypotension after laparoscopic adrenalectomy for pheochromocytoma." Surgery 159(3): 763-770.

Estudio retrospectivo con 73 pacientes a los que se les realizó una adrenalectomía laparoscópica por feocromocitoma. En 34 (47%) pacientes fue necesaria la perfusión continua de catecolaminas para mantener la tensión sistólica por encima de 90 mm de Hg al final de la intervención. En dichos pacientes, el tratamiento con catecolaminas fue necesario durante una media de 17 horas en el postoperatorio (3-130). En el análisis multivariante, el tamaño mayor a 6 cms, los niveles de epinefrina >200 mug/día y niveles de norepinefrina en orina >600 mug/día fueron factores predictivos independientes de hipotensión prolongada y necesidad de uso en el postoperatorio de catecolaminas. El tamaño tumoral y los niveles de norepinefrina en orina se asociaron de forma significativa con la duración de la perfusión postoperatoria con catecolaminas. Este estudio podría ayudar a los clínicos a identificar y manejar de forma más efectiva a los pacientes con un riesgo mayor de hipotensión tras la resección de la suprarrenal.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26477475

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2015.09.016

 

Cirugía de tumores neuroendocrinos

Jilesen, A. P., C. H. van Eijck, et al. (2016). "Postoperative Complications, In-Hospital Mortality and 5-Year Survival After Surgical Resection for Patients with a Pancreatic Neuroendocrine Tumor: A Systematic Review." World J Surg 40(3): 729-748.

Revisión sistemática de los estudios publicados entre los años 2000 y 2013 acerca de tumores neuroendocrinos resecados con descripción de las complicaciones postoperatorias y/o descripción de la supervivencia a 5 años. Se agruparon separados los estudios prospectivos y los retrospectivos y se agruparon conjuntamente si la heterogeneidad fue menor del 75%. De los 2643 estudios, se incluyeron en el análisis 62. La tasa de fístula pancreática en los estudios prospectivos tras la enucleación del tumor fue del 45% y tras la pancreatectomía distal, la pancreatoduodenectomía o la pancreatectomía central fue del 14-14-58% respectivamente. Las tasas de enlentecimiento en el vaciamiento gástrico fueron 5-5-18-16% respectivamente. La tasa de hemorragia postoperatoria fue de 6-1-7-4% respectivamente. La mortalidad en el hospital fue del 3-4-6-4% según la técnica. La supervivencia global a 5 años y la específica de la enfermedad de los tumores resecados sin metástasis sincrónicas metástasis hepáticas fue de 85-93% respectivamente. La heterogeneidad entre los estudios incluidos con metástasis hepáticas sincrónicas resecadas fue muy alta para agrupar todos los estudios y calcular la supervivencia global a 5 años. La supervivencia específica de la enfermedad a 5 años de los pacientes con metástasis hepáticas fue del 80%. La resección de las metástasis hepáticas parece tener un efecto positivo en la supervivencia específica de la enfermedad. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26661846

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-015-3328-6

 

Watzka, F. M., C. Fottner, et al. (2016). "Surgical Treatment of NEN of Small Bowel: A Retrospective Analysis." World J Surg 40(3): 749-758.

Los tumores neuroendocrinos de intestino delgado suponen un 25% de todos los tumores neuroendocrinos y el 29% de los tumores de intestino delgado. El estudio es retrospectivo e incluye 83 pacientes (48 varones y 35 mujeres con una media de edad de 62 años). En el momento del diagnóstico, los síntomas más frecuentes fueron el dolor abdominal (n=31, 37.3%), obstrucción intestinal (n=11, 13.3%), perforación intestinal y peritonitis (n=3, 3.6%), sangrado intestinal (n=9, 10.8%), pérdida de peso (n=11, 13.3%) y síndrome carcinoide (n=27, 32.5%). En 65 casos (78.3%) había metástasis ganglionares y en 58 pacientes (69.9%) se diagnosticaron metástasis a distancia. La técnica quirúrgica más frecuente fue la resección intestinal (n=44), seguida de la hemicolectomía derecha (n=32) y la laparotomía exploradora (n=7). En la mayoría de los pacientes (78.9%), se realizó una linfadenectomía (sistemática o selectiva). La supervivencia a 5 años de los pacientes a los que se les realizó una linfadenectomía sistemática o selectiva fue diferente (82.2% vs 40.0%). La supervivencia global a 3-5 y 10 años fue del 88.2, 80.3 y 71.0% respectivamente. Los autores concluyen que hay metástasis ganglionares en la mayoría de los pacientes y estas tienen un impacto pronóstico. Según el estudio, la linfadenectomía sistemática previene complicaciones y mejoraría la supervivencia.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26822157

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-016-3432-2

 

 

 

Febrero 2016

De los artículos publicados el mes de Febrero de 2016 os comentamos los siguientes:

 

Cirugía tiroidea

Vidal Fortuny, J., V. Belfontali, et al. (2016). "Parathyroid gland angiography with indocyanine green fluorescence to predict parathyroid function after thyroid surgery." Br J Surg 103(5): 537-543.

Trabajo conocido por los asistentes a los “Debates en cirugía endocrina” celebrados en junio de 2016 en Barcelona. Los autores realizan durante la tiroidectomía total, una angiografía con verde de indocianina a 36 pacientes, con el fin de visualizar la vascularización de las paratiroides (previamente identificadas). En los 30 pacientes en los que se pudo demostrar mediante la angiografía que al menos había una paratiroides bien vascularizada, no hubo ningún caso de hipocalcemia postoperatoria con niveles normales de PTH en los días 1 y 10 postoperatorios y tan solo hubo un caso de hipocalcemia asintomática en el primer día postoperatorio. En 2/6 pacientes en los que no se puedo demostrar ninguna paratiroides bien vascularizada, se observó un hipoparatiroidismo transitorio.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26864909

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/bjs.10101

 

Jin, L. X. and J. F. Moley (2016). "Surgery for lymph node metastases of medullary thyroid carcinoma: A review." Cancer 122(3): 358-366.

Revisión de la importancia y las recomendaciones acerca del vaciamiento ganglionar en el tratamiento del cáncer medular de tiroides.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26539937

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/cncr.29761

 

Bongiovanni, M., P. Trimboli, et al. (2016). "DIAGNOSIS OF ENDOCRINE DISEASE: High-yield thyroid fine-needle aspiration cytology: an update focused on ancillary techniques improving its accuracy." Eur J Endocrinol 174(2): R53-63.

Para aquellos interesados en los últimos avances en la citología obtenida por PAAF (que incluyen terminología, técnicas de inmunohistoquímica, medicina nuclear) que mejoran los resultados, sobre todo en los casos de citología indeterminada.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26450171

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/eje-15-0817

 

Glaser, S. M., S. F. Mandish, et al. (2016). "Anaplastic thyroid cancer: Prognostic factors, patterns of care, and overall survival." Head Neck 38 Suppl 1: E2083-2090.

Revisión de 3552 casos en la que se describen numerosos factores predictivos asociados con aumento de la supervivencia (ausencia de afectación linfática, ausencia de metástasis a distancia, tamaño tumoral menor a 6 cms, márgenes quirúrgicos negativos, cirugía, radioterapia y quimioterapia). En el análisis multivariante persiste el aumento de la supervivencia asociado con dosis altas de radioterapia.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26894506

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.24384

 

Liu, J., Z. Li, et al. (2016). "Risk factors for and occurrence of postoperative cervical hematoma after thyroid surgery: A single-institution study based on 5156 cases from the past 2 years." Head Neck 38(2): 216-219.

Estudio con 5166 pacientes operados en un solo centro, con una incidencia de hematoma cervical del 0.85% (44/5156). En el estudio multivariante, los factores de riesgo fueron el sexo masculino (OR 1.906), la patología benigna (OR 2.004), HTA (OR 7.962) y cirugía tiroidea previa (OR 4.407). El 87.7% de los hematomas fueron detectados en las primeras 12 horas de la cirugía. Se encontraron puntos sangrantes evidentes en 28 (73.6%) durante la reintervención, siendo los lugares más frecuentes la superficie de los pretiroideos, el pedículo superior y cerca de la entrada del recurrente.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25225123

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.23868

 

Kim, S. K., J. W. Woo, et al. (2016). "Prophylactic Central Neck Dissection Might Not Be Necessary in Papillary Thyroid Carcinoma: Analysis of 11,569 Cases from a Single Institution." J Am Coll Surg 222(5): 853-864.

Una vez mas, se analizan las ventajas e inconvenientes de la linfadenectomía central profiláctica en el cáncer papilar de tiroides. La muestra es de 11.569 pacientes operados entre 1997 y 2015. Se realizó linfadenectomía central profiláctica en 8.735 (75.5%) y no se observó un descenso significativo en la incidencia de recurrencia locoregional (p=0.392) cuando se asoció a diferentes cirugías (hemitiroidectomia y linfadenectomía ipsilateral: p=0.131, tiroidectomía total con linfadenectomía ipsilateral: p=p=0.164, tiroidectomía total y linfadenectomía central bilateral: p=0.821). La tasa de complicaciones asociadas a la linfadenectomía si aumentó de forma significativa, siendo mas frecuente la lesión recurrencial temporal (5.6% vs 2.5%; p=0.001), el hipoparatiroidismo temporal (30.8% vs 16.7%;  p<0.001) e hipoparatiroidismo permanente (3.5% vs 1.7%; p<0.001). Los autores, basándose en estos resultados, no recomiendan la linfadenectomía central profiláctica de rutina.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27113516

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.jamcollsurg.2016.02.001

 

Kwon, H., W. G. Kim, et al. (2016). "Changing trends in the clinicopathological features and clinical outcomes of medullary thyroid carcinoma." J Surg Oncol 113(2): 152-158.

Se analizaron las características y los resultados obtenidos en 109 pacientes con cáncer medular de tiroides operados en tres periodos (14 entre 1996-2000, 39 entre 2001-2006 y 56 entre 2007-2011). La incidencia de microcarcinomas (tumores menores de 1 cm) aumentó con el tiempo (p=0.002 y p< 0.001 respectivamente). La proporción de pacientes con afectación ganglionar descendió (p=0.037) y la tasa de ganglios metastásicos también descendió significativamente con el tiempo (p= 0.007). La tasa de supervivencia libre de enfermedad (SLE) mejoró también (p= 0.007). No hubo diferencias en la SLE entre los pacientes con micro o macrocarcinomas medulares. Sin embargo, si se encontró mayor tasa de recurrencias en los pacientes con estadios más avanzados (p<0.001), sobre todo en aquellos con N1b en comparación con los pacientes sin afectación ganglionar metastasica (p<0.001). Los autores destacan para concluir, que el pronóstico de los pacientes con cáncer medular de tiroides ha ido mejorando en los últimos años y que esto podría ser debido a un diagnóstico más temprano, antes de que exista una afectación ganglionar extensa.   

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26799259

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/jso.24126

 

Lang, B. H., T. W. Shek, et al. (2016). "Does microscopically involved margin increase disease recurrence after curative surgery in papillary thyroid carcinoma?" J Surg Oncol 113(6): 635-639.

Se estudió una muestra de 638 pacientes operados de cáncer papilar de tiroides distribuidos en grupo I (sin márgenes afectos, n=538;85.9%) y grupo II (con márgenes afectos y 100 pacientes; 14.1%). En el grupo II también se diferenció entre los que tenían el margen anterior o posterior afecto. Se observó recurrencia de la enfermedad en 22 pacientes tras una media de 130 +/- 93.5 meses. La tasa de supervivencia libre de enfermedad (SLE) a los 10 años fue peor en el grupo II (95.0% vs. 97.0%, P = 0.011). En el análisis multivariante la afectación microscópica de los márgenes no fue un factor independiente de riesgo de recurrencia (P = 0.358). Sin embargo, cuando se distinguió entre el margen anterior y el posterior, se vio que la afectación del margen posterior si aumentaba el riesgo de recurrencia unas 23 veces (HR = 22.95; 95%CI = 4.33-121.70, P < 0.001).    totaltiroidectomia vo canadiense con 823 casos consecutivos a los que se les realizy p< 0.001 respectivamente). La proporcie, lo 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26843438

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/jso.24194

 

Mascarella, M. A., V. I. Forest, et al. (2016). "Seasonal Difference in Postthyroidectomy Hypocalcemia: A Montreal-Based Study." Otolaryngol Head Neck Surg 154(2): 263-267.

Estudio retrospectivo canadiense con 823 casos consecutivos a los que se les realizó una tiroidectomía total por sospecha de malignidad. La tasa de hipocalcemia postoperatoria en invierno, primavera, verano y otoño fue de 8.3% (8/216), 7.3% (12/165), 1.5% (3/201) y 3.5% (8/228; P < .005) respectivamente. Así, los pacientes operados en invierno tuvieron 5.6 veces más hipocalcemia que los operados en verano (P < .01; IC 95%: 1.7-18.7). En el análisis multivariante se analizaron los posibles factores predictores de hipocalcemia: el procedimiento quirúrgico, los niveles de vitamina D y suplementos de calcio, así como la fecha de la cirugía en invierno (p=0.026, p=0.006, p=0.004, p=0.82 respectivamente). Los autores creen que son necesarios más estudios para comprender el rol de la vitamina D en las diferencias estacionales de la tasa de hipocalcemia.  

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26567048

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1177/0194599815617126

 

Lee, D. Y., K. J. Lee, et al. (2016). "Comparison of transaxillary approach, retroauricular approach, and conventional open hemithyroidectomy: A prospective study at single institution." Surgery 159(2): 524-531.

Estudio prospectivo con 153 pacientes a los que se les realizó una hemitiroidectomía (grupo 1 vía transaxilar con n=50, grupo 2 retroauricular con n=42 , grupo 3 abierta con n=61). La edad fue significativamente menor en los grupos 1 y 2 que en el grupo 3 (p<0.001). No hubo diferencias en cuanto a parálisis de cuerda vocal, paratiroides en pieza o hematoma (P = 0.447, 0.519, y 0.069, respectivamente).  A los tres meses de la cirugía, el tono máximo vocal fue significativamente mayor en el grupo 2 que en los grupos 1 y 3 (p=0.021). Aunque la medición por escala del dolor no fue diferente, el índice que mide la disfagia fue mayor al mes de la cirugía en el grupo 2 (p<0.001) que en los otros dos grupos. Las paresias en tórax fueron más severas en el grupo 1, sobre todo a los tres meses de la cirugía (p=0.035). Los niveles de satisfacción en cuanto a la estética fueron mayores en los grupos 1 y 2 que en el 3 (P = 0.001 and 0.035 respectivamente) a los 3 y 6 meses de la cirugía. Los autores concluyen que la vía transaxilar y la retroauricular tuvieron excelentes resultados estéticos, si bien las molestias al tragar con la vía retroauricular y las parestesias torácicas tras la vía transaxilar pueden ser molestias a tener en cuenta. 

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26385538

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2015.08.010

 

Wang, J., L. Gao, et al. (2016). "Incidence of metastases from 524 patients with papillary thyroid carcinoma in cervical lymph nodes posterior to the sternoclavicular joint (level VIa): Relevance for endoscopic thyroidectomy." Surgery 159(6): 1557-1564.

Según estos autores, la disección ganglionar en la zona posterior a la unión esternoclavicular (VIa) no es satisfactoria por vía endoscópica con acceso remoto. En este estudio retrospectivo con 524 pacientes con cáncer papilar operados en 2012-3. Se encontraron metástasis en el VIa en 138 pacientes (26.3%). Había una media de 3.8 ganglios y una tasa de ganglios afectos de 0.5. En el análisis multivariante se observó que cN1, la extensión extratiroidea, ganglios positivos en VIb (craneales a la unión esterno clavicular), tamaño tumoral mayor a 0.9 cms y localización tumoral en el tercio inferior del lóbulo tiroideo, se asociaron con metástasis en VIa. Los autores, por tanto, no recomiendan esta vía para los pacientes con tumores de esas características.    

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26923988

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2015.12.026

 

Angell, T. E., M. G. Lechner, et al. (2016). "Circulating Myeloid-Derived Suppressor Cells Predict Differentiated Thyroid Cancer Diagnosis and Extent." Thyroid 26(3): 381-389.

Estudio prospectivo piloto en el que se determinó en 50 casos (operados por un nódulo solitario de tiroides) los niveles de dichas células (MDSC) en sangre periférica.  Estas son células supresoras, inducidas por el tumor y que juegan un papel relacionado con la tolerancia inmune. La analítica se pudo realizar con éxito en 47 pacientes (94%), identificando dos subtipos y siendo desechado un paciente por tener otro cáncer sincrónico quedando 46 pacientes para el primer análisis. El diagnóstico citológico fue de benignidad en 5 (10.8%), atipia, lesión folicular de significado indeterminado en 5 (10.8%), sospechoso de lesión folicular en 5 (10.8%), sospechoso de malignidad en 3 (6.5%) y maligno en 28 (60.1%) en 46 casos. La histología final fue de benignidad en 11 (24%) y de cáncer diferenciado de tiroides en 35 (75%) siendo 34 de tipo papilar y 1 folicular. Los porcentajes de los dos tipos de células analizados fueron significativamente mayores en los pacientes con cáncer diferenciado de tiroides que en aquellos con nódulos benignos (p < 0.005). Cuando se tomó como punto de corte el 12%, la prueba tuvo una especificidad del 91% y una sensibilidad del 72% y un riesgo relativo de 7,9. Los niveles medios de CD11b(+)MDSC (uno de los subtipos celulares) aumentaban linealmente cuando el TNM del tumor era más avanzado (p < 0.01), siendo 19.4 +/- 5.4 mayores en pacientes con enfermedad persistente después de la cirugía, en comparación con 13.2 +/- 6.8 en aquellos sin evidencia de enfermedad tras la cirugía (p < 0.05). Podría tratarse por tanto de un marcador útil en el diagnóstico preoperatorio que ayudaría a calcular el riesgo de malignidad y la extensión tumoral en los casos con citología indeterminada.          

PubMed-ID: