Facebook  Twitter  Youtube  Instagram  Linkedin
Suscríbase a nuestro boletín
Secciones > Cirugía Endocrina > Alerta Bibliográfica Mensual > 2018

Mayo 2018

 

ALERTA BIBLIOGRÁFICA DE LA SECCIÓN DE CIRUGÍA ENDOCRINA DE LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE CIRUJANOS.

Coordinación y supervision alerta: Cristina Martínez Santos. Hospital Costa del Sol. Marbella. Málaga. Recopilación material alerta: Guzmán Franch Arcas. Complejo Asistencial Universitario Salamanca. Revisores: Itziar Larrañaga Blanc (Hospital Universitari Mutua de Terrassa), Nuria Muñoz Pérez (Hospital Universitario Virgen de las Nieves. Granada), Enrique Mercader Cidoncha (Hospital Universitario Gregorio Marañón. Madrid), Cristina Martínez Santos (Hospital Costa del Sol. Marbella. Málaga). Coordinador sección Cirugía Endocrina: Joaquín Gómez Ramirez (Hospital Universitario Ramón y Cajal. Madrid).

 

A continuación, os presentamos los artículos seleccionados para la alerta bibliográfica correspondiente al mes de mayo de 2018.

 

Cirugía tiroides

Margolick, J. and S. M. Wiseman (2018). "Risk of major complications following thyroidectomy and parathyroidectomy: Utility of the NSQIP surgical risk calculator." Am J Surg 215(5): 936-941.

El objetivo principal de este estudio fue determinar las tasas de reoperación, las visitas al servicio de urgencias y el reingreso al hospital después de la cirugía de tiroides y paratiroides en un hospital de tercer nivel. Un objetivo secundario fue determinar si la puntuación de la Calculadora de Riesgo Quirúrgico del Colegio Americano de Cirujanos (ACS SRC) predijo estos eventos. Se revisan retrospectivamente los registros de pacientes sometidos a cirugía paratiroidea y tiroidea entre 2011 y 2014. Los pacientes que se sometieron a una reintervención no planificada, regresaron al servicio de urgencias o que fueron readmitidos en el hospital fueron evaluados utilizando el ACS SRC. RESULTADOS: 436 pacientes fueron sometidos a operaciones tiroideas y paratiroideas. Las tasas de reoperaciones, visitas al DE y reingresos hospitalarios después de cirugía tiroidea y paratiroidea fueron: 3.4%, 0.6% y 3.0% y 2.2%, 0% y 1.4%, respectivamente. El 71% de los pacientes que experimentaron complicaciones postoperatorias obtuvieron puntuaciones por debajo del promedio en el ACS SRC. CONCLUSIONES: El SRC no predijo la reintervención, las visitas al servicio de urgencias o el reingreso al hospital después de las operaciones tiroideas o paratiroideas.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29370884

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.amjsurg.2018.01.006

 

Angell, T. E., C. M. Vyas, et al. (2018). "Reasons Associated with Total Thyroidectomy as Initial Surgical Management of an Indeterminate Thyroid Nodule." Ann Surg Oncol 25(5): 1410-1417.

La hemitiroidectomía diagnóstica (HT) es el procedimiento quirúrgico más ampliamente recomendado para un nódulo con citología indeterminada; sin embargo, detalles adicionales pueden hacer que sea preferible la tiroidectomía total (TT) inicial. En este estudio se intentan identificar los factores específicos del paciente (PSF) asociados con TT inicial en pacientes con nódulos tiroideos indeterminados. MÉTODOS: Análisis retrospectivo de todos los pacientes con un nódulo tiroideo> / = 1 cm y citología inicial de atipia de importancia indeterminada o sospechosa de neoplasia folicular entre 2012 y 2015 sometidos a tiroidectomía. RESULTADOS: De 325 pacientes incluidos, 182/325 (56.0%) tenían HT y 143/325 (44.0%) tenían TT. Mientras que la edad y el sexo del paciente, el tamaño del nódulo y el resultado de la citología no se asociaron con el tratamiento inicial, cinco PSF se asociaron con TT inicial (p <0,0001). Estos incluyeron nódulos contralaterales, hipotiroidismo, avidez de la fluorodesoxiglucosa en la tomografía por emisión de positrones, antecedentes familiares de cáncer de tiroides y aumento del riesgo quirúrgico. CONCLUSIONES: Cuando se realizó el manejo quirúrgico de un nódulo tiroideo de citología indeterminado, varias PSF se asociaron con una preferencia de los cirujanos y los pacientes por la TT inicial, que puede ser útil para tomar decisiones sobre la extensión operatoria inicial.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29520656

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1245/s10434-018-6421-x

 

Senne, M., R. Zein, et al. (2018). "Randomized clinical trial of platysma muscle suture versus no suture for wound closure after thyroid surgery." Br J Surg 105(6): 645-649.

La sutura del músculo platisma durante el cierre de la herida después de la cirugía de tiroides se describe con frecuencia en la literatura. No hay evidencia prospectiva para respaldar su uso o beneficio. El objetivo de este estudio fue evaluar cómo una sutura de músculo platisma influye en el dolor postoperatorio inicial después de la cirugía de tiroides. MÉTODOS: Los pacientes fueron asignados aleatoriamente para recibir una sutura de platisma o ninguna sutura. El punto final primario fue el dolor específico de la herida 24 h después de la resección tiroidea. Los criterios de valoración secundarios fueron la necesidad de analgesia intraoperatoria y perioperatoria, el dolor postoperatorio y las complicaciones hasta el día 14 postoperatorio y la evaluación de la cicatriz del paciente y el observador (POSAS) 6 meses después de la cirugía. RESULTADOS: Cuarenta y un pacientes fueron asignados al azar a cada grupo. Las puntuaciones de la escala analógica visual para el dolor específico de la herida fueron menores en pacientes sin sutura platismal 24 h después de la cirugía. No hubo diferencias en la necesidad perioperatoria y postoperatoria de analgésicos, complicaciones postoperatorias de la herida o cosmesis de la cicatriz cervical 6 meses después de la cirugía. CONCLUSIÓN: Omitir la sutura del músculo platisma después de la cirugía de tiroides resultó en un menor dolor específico de la herida inicialmente, sin diferencias en las complicaciones de la herida postoperatoria o los resultados cosméticos.

lPubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29579320

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/bjs.10829

 

Dominguez Ayala, M., A. Exposito Rodriguez, et al. (2018). "BRAF V600E mutation in papillary thyroid cancer and its effect on postoperative radioiodine ((131)I) therapy: Should we modify our therapeutic strategy?" Cir Esp 96(5): 276-282.

La mutación BRAF V600E en el cáncer papilar de tiroides (CPT) se ha asociado con resistencia a (131) I. El objetivo fue cuantificar la respuesta a (131) I después de la cirugía en pacientes que tenían la mutación (BRAF +) y aquellos que no tenían el gen mutado (BRAF-). Se diseñó un estudio prospectivo de cohortes, de septiembre de 2015 a febrero de 2016, que incluyó pacientes con CPT que recibieron terapia después del tratamiento quirúrgico. RESULTADOS: Se incluyeron 41 pacientes que dieron un total de 67 restos de tiroides. 61% fueron BRAF +. En los estadios III y IV el 80% fueron BRAF +. En la disección lateral, el 100% fueron BRAF +. El número de ganglios fue mayor en BRAF +.  La variante clásica fue predominante en BRAF + . El BRAF + tuvo una dosis absorbida menor que la actividad administrada. CONCLUSIONES: La mutación del gen BRAF V600E está relacionada con una mayor resistencia al tratamiento posoperatorio con (131) I desde el inicio de la enfermedad.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29567362

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.ciresp.2018.02.018

 

Sellami, M., S. Feki, et al. (2018). "Bupivacaine wound infiltration reduces postoperative pain and analgesic requirement after thyroid surgery." Eur Arch Otorhinolaryngol 275(5): 1265-1270.

Se realizó un estudio aleatorizado doble ciego prospectivo que evaluó la infiltración de la herida al final de la cirugía con bupivacaína para el alivio del dolor en la cirugía tiroidea. MÉTODOS: Los pacientes fueron divididos aleatoriamente en dos grupos: Grupo S, infiltración local de la herida con solución salina; Grupo B, se administró bupivacaína al 0.5%. La percepción del dolor se midió mediante una escala análoga visual (EVA) durante la unidad de cuidados postanestésicos (APUES) cada 10 min y durante las 24 horas de ingreso postoperatorio a las 2, 4, 6, 12 y 24 h después de la cirugía. Se registró el consumo total de analgésicos. RESULTADOS: Sesenta pacientes fueron estudiados. Las puntuaciones en la escala de dolor fueron significativamente más bajas en el grupo administrado con bupivacaína en la unidad de atención postanestésica y durante la estadía en el hospital a las 6, 12, 18 y 24. El número de pacientes que requirieron rescate opioideo postoperatorio fue significativamente menor en el grupo B. Ningún paciente en el grupo B desarrolló complicaciones neurológicas o cardiológicas después de la infiltración. CONCLUSIÓN: La aplicación de bupivacaína es efectiva para disminuir el dolor postoperatorio y el requerimiento de analgésicos durante la estancia hospitalaria para pacientes con tiroidectomía.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29536252

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00405-018-4933-4

 

Chai, Y. J., H. Y. Kim, et al. (2018). "Comparative analysis of 2 robotic thyroidectomy procedures: Transoral versus bilateral axillo-breast approach." Head Neck 40(5): 886-892.

En este estudio se comparan los resultados quirúrgicos de los casos iniciales de un solo cirujano de tiroidectomía robótica transoral (TORT) con los de tiroidectomía robótica axilar bilateral de la axila (BABA). MÉTODOS: Los informes médicos fueron revisados retrospectivamente. Las tiroidectomías robóticas BABA se realizaron entre 2008 y 2009, y los TORTs se realizaron entre 2012 y 2016. RESULTADOS: Cada grupo comprendía 50 pacientes. El tiempo quirúrgico para la tiroidectomía total fue más corto, los puntuación para el dolor fue más baja y las estancias en el hospital fueron más cortas en el grupo TORT que en el grupo de tiroidectomía robótica BABA. No hubo diferencias significativas entre los grupos en las tasas de parálisis de las cuerdas vocales o hipoparatiroidismo. Hubo 9 casos de lesión del nervio mental en los primeros 12 casos de TORT, pero ninguno posteriormente. CONCLUSIÓN: El procedimiento TORT se pudo realizar de forma segura y mostró resultados comparables con la tiroidectomía robótica BABA en pacientes seleccionados. Por lo tanto, TORT puede ser un enfoque alternativo para los pacientes que prefieren una tiroidectomía sin cicatriz.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29240281

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1002/hed.25034

 

Wasserman, J. D., N. Sabbaghian, et al. (2018). "DICER1 Mutations Are Frequent in Adolescent-Onset Papillary Thyroid Carcinoma." J Clin Endocrinol Metab 103(5): 2009-2015.

El carcinoma papilar de tiroides (CPT) es una neoplasia maligna común en la adolescencia y es molecular y clínicamente diferente del CPT del adulto. Las mutaciones en el gen DICER1 se asocian con anomalías tiroideas, que incluyen bocio multinodular y carcinoma diferenciado de tiroides. En este estudio, se busca caracterizar la prevalencia de variantes de DICER1 en PTC pediátrica, específicamente en tumores sin alteraciones oncogénicas de CPT convencionales. Resultados: Se encontraron alteraciones convencionales en 12 de 30 (40%) CPT (cinco BRAFV600E, tres RET / PTC1, cuatro RET / PTC3). Se identificaron variantes patógenas de DICER1 en 3 de 30 (10%) PTC y en 2 de 10 (20%) nódulos benignos, todos los cuales carecían de alteraciones convencionales y no se repitieron durante el seguimiento. Las alteraciones de DICER1 constituyeron 3 de 18 (16.7%) CPT sin alteraciones convencionales. Conclusiones: DICER1 es un impulsor de los nódulos tiroideos pediátricos, y el CPT mutado con DICER1 puede representar una clase distinta de neoplasias malignas de bajo riesgo. Dada la prevalencia de variantes en niños, abogamos por la inclusión de la secuenciación DICER1 y la determinación de la dosificación génica en el análisis molecular de especímenes tiroideos pediátricos.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29474644

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1210/jc.2017-02698

 

Chereau, N., E. Dauzier, et al. (2018). "Risk of recurrence in a homogeneously managed pT3-differentiated thyroid carcinoma population." Langenbecks Arch Surg403(3): 325-332.

Las directrices internacionales para el tratamiento de cánceres de tiroides diferenciados se basan en la 7ª clasificación de TNM: los tumores pT3 se definen como cánceres de tiroides diferenciados (DTC) que miden más de 4 cm en su dimensión mayor que se limitan a la tiroides o cualquier tumor con mínima extensión extratiroidea. Las diferencias en las características clínico-histológicas y el pronóstico entre los pacientes con tumores pT3 siguen siendo controvertidos, y faltan estudios sobre los subgrupos pT3. OBJETIVO: Analizar el pronóstico de cuatro subgrupos de DTC pT3 (papilar, PTC o folicular, FTC). DISEÑO Y CONFIGURACIÓN: Se revisaron los datos de los pacientes que se sometieron a cirugía para pT3 DTC entre 1978 y 2015. Los pacientes se clasificaron en cuatro grupos de la siguiente manera: pT3a ( 40 mm sin ETE) y grupos pT3d (> 40 mm con ETE). RESULTADOS: Se incluyeron mil ochenta y ocho pacientes con pT3 DTC, de los cuales 311 (29%) tenían pT3a; 548 (50%), pT3b; 165 (15%), pT3c; y 64 (6%), pT3d. Para los 916 pacientes con disección de ganglios linfáticos (LN), los LN metastásicos fueron más frecuentes en los grupos pT3b y pT3d (61 y 61%, respectivamente) que en los otros grupos (44% pT3a y 10% pT3c; p <0,001). Durante la mediana del período de seguimiento de 9 años, la recurrencia ocurrió en 169 pacientes con tumores T3 (16%), incluidos 18 con pT3a (6%), 100 con pT3b (18%), 20 con pT3c (12%) y 31 con pT3d (48%). En un análisis multivariado, las metástasis LN, la extensión extranodal, FTC (frente a PTC), pT3b y pT3d se asociaron con una mayor riesgo de recurrencia. Las tasas de RFS a 5 años fueron de 94.5, 82.2, 91.1 y 50.3% para los grupos pT3a, pT3b, pT3c y pT3d, respectivamente. CONCLUSIÓN: Excepto por el microcarcinoma, el riesgo de afectación de LN es alto y similar para los pacientes con DTC con ETE mínimo, independientemente del tamaño del tumor. La asociación de un tamaño de tumor de> 4 cm y ETE se asocia con un mal pronóstico y debería justificar la clasificación de estos casos como un grupo de alto riesgo. Otros pacientes con pT3 sin metástasis de LN podrían individualizarse como un grupo de bajo riesgo.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29445865

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00423-018-1657-2

 

De la Quintana Basarrate, A., A. Iglesias Martinez, et al. (2018). "Continuous monitoring of the recurrent laryngeal nerve." Langenbecks Arch Surg 403(3): 333-339.

El objetivo de este estudio fue evaluar la seguridad y la utilidad de la neuromonitorización intraoperatoria continua para la prevención de la lesión recurrente del nervio laríngeo durante la tiroidectomía. MÉTODOS: Se realizó un estudio prospectivo de cohortes en pacientes consecutivos sometidos a tiroidectomía. Se evaluaron las variaciones en la amplitud y la latencia distal del electromiograma (EMG). En el caso de eventos sospechosos, se realizaron maniobras reparadoras para tratar de recuperar los potenciales. Se exploraron las asociaciones entre los hallazgos en la laringoscopia 24 horas después de la cirugía y los eventos neurofisiológicos intraoperatorios. RESULTADOS: En el estudio, se incluyeron 248 tiroidectomías consecutivas, que se llevaron a cabo entre enero de 2012 y diciembre de 2015. La monitorización continua del nervio vago no se asoció con eventos cardiopulmonares adversos. Entre los 400 nervios laríngeos recurrentes en riesgo (RLN), había ocho nervios que mostraban parálisis temporal (2%). Mientras que un aumento en la latencia distal de> 10% no proporcionó ninguna información relevante, una disminución en la amplitud de la EMG de> 50% se asoció con un mayor riesgo de parálisis de RLN. Una disminución en la amplitud de la EMG de> 50% se asoció con valores predictivos negativos y positivos de 100 y 47%, respectivamente. Las maniobras de recuperación revirtieron la disminución en la amplitud de potenciales en el 80% de los casos. CONCLUSIONES: La monitorización continua del nervio vago es segura y nos permite evaluar la función nerviosa intraoperatoriamente. Una disminución de más del 50% en la amplitud de los potenciales de la línea base EMG es una señal de advertencia del desarrollo de una lesión nerviosa. Sin embargo, esta disminución es reversible con maniobras de recuperación, lo que permite minimizar las lesiones RLN.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29110082

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00423-017-1631-4

 

Sitges-Serra, A., L. Lorente-Poch, et al. (2018). "Parathyroid autotransplantation in thyroid surgery." Langenbecks Arch Surg 403(3): 309-315.

La disección cuidadosa de la glándula paratiroides y la preservación in situ fue el método tradicional para prevenir la insuficiencia paratiroidea después de una tiroidectomía total. El éxito relativo del autotrasplante paratiroideo de tejido paratiroideo hiperplásico en pacientes con hiperparatiroidismo renal o hereditario popularizó el uso de autoinjertos de tejido paratiroideo normales durante la tiroidectomía para prevenir el hipoparatiroidismo permanente. Sin embargo, la prueba de la función del autoinjerto en este contexto es controvertida. OBJETIVO: Esta revisión tiene como objetivo revisar críticamente el estado actual del autotrasplante de paratiroides durante la tiroidectomía total. También se pretende analizar desde el punto de vista histórico, metodológico y clínico el supuesto beneficio del autotrasplante de la glándula paratiroides. Se enfoca la prevención del hipoparatiroidismo permanente mediante el autotrasplante de paratiroides. CONCLUSIONES: El autotrasplante paratiroideo liberal se propuso a mediados de la década de 1970, pero la evidencia de la función es escasa. Se están acumulando pruebas de que los autoinjertos paratiroideos no solo aumentan la tasa de hipocalcemia postoperatoria, sino que también pueden contribuir al hipoparatiroidismo permanente.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29429003

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00423-018-1654-5

 

Mikhael, A., R. Patell, et al. (2018). "Chest X-ray Prior to Thyroidectomy: Is It Really Needed?" World J Surg 42(5): 1403-1407.

La radiografía de tórax (RxT) antes de la cirugía de tiroides continúa realizandose rutinariamente en algunas instituciones a pesar de la falta de evidencia de su utilidad. Este estudio tuvo como objetivo determinar la utilidad de la RxT preoperatoria en pacientes sometidos a tiroidectomía en una sola institución. En total, se incluyeron 594 pacientes con tiroidectomía en el estudio. Se evaluaron datos demográficos, hallazgos en la RxT, registros de anestesia y datos patológicos. Se investigó si la intubación difícil o el estadio del cáncer se correlacionaban con la presencia de anomalías en la RxT. RESULTADOS: En total, el 56% tenía al menos una anomalía en la RxT, siendo las anomalías esqueléticas más frecuentes (25%), seguidas de la desviación traqueal (16%). De 78 pacientes (15,8%) con desviación traqueal en la RxT, solo el 5% tuvo una intubación difícil. La RxT impactó el manejo en 4%. CONCLUSIÓN: La utilidad de la radiografía de tórax preoperatoria en pacientes sometidos a tiroidectomía es muy limitada y solo debe solicitarse si está clínicamente indicado.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29147894

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-017-4357-0

 

Cirugía paratiroides

 

El Lakis, M., P. Nockel, et al. (2018). "Probability of Positive Genetic Testing Results in Patients with Family History of Primary Hyperparathyroidism." J Am Coll Surg 226(5): 933-938.

Aproximadamente el 10% de los pacientes con hiperparatiroidismo primario (HPTP) tienen enfermedad hereditaria. El HPTP hereditario puede ser sindrómico (MEN1, 2 y 4 e hiperparatiroidismo-síndrome del tumor de la mandíbula) o no sindrómico (HPPT aislado familiar). Existen datos limitados sobre la probabilidad de dar positivo para la mutación genética según la presentación clínica. El objetivo de este estudio fue determinar las posibles asociaciones entre las características clínicas y bioquímicas y la mutación en los genes de susceptibilidad para HPTP en pacientes con antecedentes familiares de HPTP. Se trata de un análisis retrospectivo de 657 pacientes que tuvieron una paratiroidectomía inicial para HPTP en un centro de referencia terciario. Se realizaron análisis de regresión logística en 205 pacientes con antecedentes familiares de PHPT para identificar los factores asociados con una prueba genética positiva. RESULTADOS: De 657 pacientes, 205 (31.2%) tenían antecedentes familiares de HPTP. De esos 205 pacientes, 123 (60%) detectaron una mutación en la línea germinal. En el análisis univariado, la edad más joven (45 años y menos), el sexo masculino, la enfermedad multiglandular y el carcinoma paratiroideo se asociaron con una mutación germinal positiva.  En el análisis multivariante, la edad de 45 años o menos, el sexo masculino y la enfermedad multiglandular fueron factores independientes asociados con pruebas genéticas positivas. CONCLUSIONES: Además de los antecedentes familiares de HPTP, el sexo masculino, de 45 años o menos y la presencia de enfermedad multiglandular debería inducir a los médicos a ofrecer la oportunidad de asesoramiento y pruebas genéticas, ya que podría influir en el tratamiento de pacientes con HPTP.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29408534

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.jamcollsurg.2018.01.007

 

Traini, E., R. Bellantone, et al. (2018). "Is parathyroidectomy safe and effective in patients with normocalcemic primary hyperparathyroidism?" Langenbecks Arch Surg 403(3): 317-323.

Las indicaciones y las ventajas de la paratiroidectomía en pacientes con hiperparatiroidismo primario normocalcémico (NHPT) todavía son materia de debate. El objetivo fue comparar la presentación clínica y el resultado quirúrgico entre las formas normocalcémica e hipercalcémica en una serie consecutiva de pacientes sometidos a paratiroidectomía por hiperparatiroidismo primario. Se revisaron los datos de 731 pacientes consecutivos y se compararon retrospectivamente según los fenotipos normocalcémico (grupo A) e hipercalcémico (grupo B). RESULTADOS: No se encontraron diferencias significativas entre los dos grupos con respecto a la demografía y el inicio sintomático. Los niveles medios preoperatorios de PTH fueron significativamente más altos en el grupo B. Los niveles medios de PTH en el primer día postoperatorio fueron significativamente más bajos en el grupo B. No se encontraron diferencias significativas en la precisión general de los estudios de imagen preoperatorios. Significativamente más pacientes en el grupo A se sometieron a exploraciones bilaterales. La tasa de enfermedad multiglandular fue significativamente mayor en el grupo A. En un período de seguimiento medio de 72.9 +/- 46.8 meses, todos menos tres pacientes, entre los 96 del grupo A que completaron la evaluación de seguimiento, se curaron bioquímicamente. El resto de los pacientes tenían valores persistentemente altos de PTH. Entre los pacientes NHPT que tenían enfermedad del órgano diana antes de la paratiroidectomía, se observó una mejoría en la densidad ósea y en los cálculos renales en 41.7 y 40.0%, y estabilidad en 50.0 y 60.0% respectivamente. CONCLUSIÓN: En pacientes normocalcémicos, la paratiroidectomía es tan segura y efectiva como en pacientes con hipercalcemia. En presencia de síntomas y / o enfermedad del órgano blanco, la paratiroidectomía puede tener un efecto positivo en el resultado de los pacientes con NHPT.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29541851

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00423-018-1659-0

 

Roche, A. M., J. A. Brant, et al. (2018). "Predictors of Readmission and Reoperation in Patients Undergoing Parathyroidectomy for Primary Hyperparathyroidism." Otolaryngol Head Neck Surg 158(5): 828-834.

El objetivo del estudio fue identificar los factores de riesgo para la reoperación y readmisión en los 30 días después de la paratiroidectomía en el hiperparatiroidismo primario. Es un análisis retrospectivo de la base de datos del Programa Nacional de Mejora de la Calidad Quirúrgica (NSQIP) del Colegio Americano de Cirujanos desde 2012 hasta 2014. De los 9439 pacientes que se sometieron a paratiroidectomía, 72 pacientes se sometieron a 1 reintervención en los primeros 30 días después de la cirugía, y 8 pacientes se sometieron a 2 reintervenciones. Las razones más comunes fueron hematoma (25%) e hiperparatiroidismo persistente (15,9%). Los factores de riesgo incluyeron fumar, diabetes insulinodependiente y antecedentes de trastorno hemorrágico. En total, 182 (1,9%) pacientes fueron readmitidos dentro de los 30 días de la cirugía; la causa más frecuente fue hipocalcemia (17,0%). Conclusiones: La tasa de reoperación a los treinta días después de la paratiroidectomía fue baja y la más común ocurrió por hematoma. Los factores de riesgo para la readmisión fueron multifactoriales y se asociaron con factores perioperatorios, factores del paciente y comorbilidades médicas.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29436275

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1177/0194599818758019

 

Cirugía suprarrenales

Umakoshi, H., T. Ogasawara, et al. (2018). "Accuracy of adrenal computed tomography in predicting the unilateral subtype in young patients with hypokalaemia and elevation of aldosterone in primary aldosteronism." Clin Endocrinol (Oxf) 88(5): 645-651.

La actual Guía de la Sociedad Endocrina sugiere que los pacientes menores de 35 años con aldosteronismo primario (AP) y lesiones suprarrenales unilaterales en la tomografía computarizada suprarrenal (TC) pueden no necesitar muestreo de vena suprarrenal (AVS) antes de proceder a la adrenalectomía unilateral. Esta sugerencia, sin embargo, se basa en los datos de un solo informe en la literatura. OBJETIVO: Se intentó determinar la exactitud de los hallazgos de TC en pacientes jóvenes con AP que tenían enfermedad suprarrenal unilateral en la TC con hipocalemia y elevación de aldosterona. Se estudian retrospectivamente 358 pacientes con AP con hipocalemia y elevación de aldosterona y enfermedad unilateral en CT que tuvo AVS exitoso. RESULTADOS: La concordancia del diagnóstico entre TC y AVS fue del 90% (27/30) en pacientes menores de 35 años, el 79% (31/39) en pacientes de 35-40 años y el 69% (198/289) en los ancianos > / = 40 años. En conjunto, la precisión diagnóstica de los hallazgos de la TC fue del 100% (30/30) si tenían una edad <35 años y el 87% (34/39) si tenían entre 35 y 40 años. CONCLUSIÓN: Los pacientes con aldosteronismo primario de <35 años con hipocalemia y elevación de aldosterona y enfermedad unilateral en la TC suprarrenal podrían evitarse la AVS.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29464741

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/cen.13582

 

Fraser, S., O. Norlen, et al. (2018). "Randomized trial of low versus high carbon dioxide insufflation pressures in posterior retroperitoneoscopic adrenalectomy." Surgery 163(5): 1128-1133.

La adrenalectomía posterior retroperitoneoscopica ha ganado una amplia aceptación para la eliminación de tumores suprarrenales benignos. Se requieren presiones de insuflación más altas usando dióxido de carbono (CO2), aunque la presión de inicio ideal no está clara. Este estudio prospectivo, aleatorizado, simple ciego, tiene como objetivo comparar las diferencias fisiológicas con 2 presiones de insuflación de CO2 diferentes durante la adrenalectomía retroperitoneoscópica posterior. MÉTODOS: Los 31 participantes fueron asignados aleatoriamente a una presión de insuflación inicial de 20 mm Hg (presión baja) o 25 mm Hg (presión alta). La medida de resultado primaria fue la presión parcial de CO2 arterial a los 60 minutos. Los resultados secundarios incluyeron CO2 al final de la espiración, pH arterial, presión arterial y presión pico en la vía aérea. RESULTADOS: A los 60 minutos, el grupo de alta presión tenía una presión parcial media mayor de CO2 arterial y CO2 al final de la espiración y un pH menor. No hubo diferencias significativas en el exceso de bases, la presión máxima de las vías respiratorias, el tiempo operatorio o la duración de la estancia hospitalaria. CONCLUSIÓN: En la adrenalectomía retroperitoneoscópica posterior, las mayores presiones de insuflación se asocian con una mayor presión parcial de CO2 arterial y CO2 al final de la espiración y un pH menor a los 60 minutos, que son significativas. Comenzar con presiones de insuflación de CO2 menores disminuye la acidosis intraoperatoria.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29395236

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1016/j.surg.2017.10.073

 

Cirugía tumores neuroendocrinos

 

Brown, E., D. Watkin, et al. (2018). "Multidisciplinary management of refractory insulinomas." Clin Endocrinol (Oxf) 88(5): 615-624.

El tratamiento de los insulinomas esporádicos generalmente está dirigido a la resección quirúrgica curativa con especial consideración en los síndromes genéticos. En casos aislados en los que el paciente no está médicamente apto para la cirugía o con diseminación metastásica, se emplean otras opciones de tratamiento. La terapia médica con diazóxido o análogos de la somatostatina se usa comúnmente como primera línea para el control de los síntomas, aunque con una eficacia variable. Están surgiendo otras opciones médicas, que incluyen terapias biológicas específicas más nuevas, que incluyen everolimus, sunitinib y pasireotida.  Pasireotide y everolimus causan hiperglucemia por mecanismos fisiológicos sinérgicos con sus efectos antitumorales / antiproliferativos. Las modalidades de tratamiento mínimamente invasivas como la ablación con etanol están disponibles en casos seleccionados (especialmente en pacientes no aptos para cirugía), la terapia de radionúclidos peptídicos (PRRT) puede controlar el crecimiento tumoral o proporcionar beneficios sintomáticos en la enfermedad metastásica, mientras que la quimioterapia citotóxica puede usarse en pacientes con tumores de mayor grado. En esta revisión se discuten los desarrollos en las opciones médicas y otras opciones de manejo no quirúrgico para casos refractarios al manejo médico estándar.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29205458

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1111/cen.13528

 

Milione, M., P. Maisonneuve, et al. (2018). "Ki67 proliferative index of the neuroendocrine component drives MANEC prognosis." Endocr Relat Cancer 25(5): 583-593.

Los carcinomas adenoneuroendocrinos mixtos (MANEC) se componen de un carcinoma neuroendocrino (ECN) poco diferenciado y un componente epitelial neoplásico no neuroendocrino (no NEC), cada uno de los cuales representa al menos el 30% del tumor. En la actualidad, los factores pronósticos para los MANEC siguen en gran parte sin explorar. Se investigan las características clínico-patológicas de una gran serie multicéntrica de MANECs del sistema digestivo. Las muestras quirúrgicas de 200 candidatos MANEC se revisaron centralmente; el diagnóstico se confirmó en 160 casos. Mientras que la morfología, la proliferación (recuento mitótico (MC), índice Ki67)  y el inmunofenotipo (p53, SSTR2a, beta-Catenina, Bcl-2, p16, Rb1, ALDH, proteínas de reparación de desapareamientos y CD117) se investigaron por separado en ambos componentes, las alteraciones genéticas (TP53, KRAS, BRAF) se buscaron en todo el tumor. Los datos se correlacionaron con la supervivencia general (SG). Los sitios de MANEC fueron: 92 colorrectal, 44 gastroesofágico y 24 pancreatobiliar. La mediana de SG fue 13.2 meses. El índice Ki67 del componente NEC (pero no del componente no NEC) fue el marcador pronóstico más poderoso. En el análisis multivariante, los pacientes con Ki67> / = 55% tenían un riesgo de muerte 8 veces superior y una SG media de 12,2 meses. El sitio colorrectal primario se asoció significativamente con una peor supervivencia. Ningún inmunomarcador individual, en ninguno de los componentes, fue estadísticamente significativo. Este análisis retrospectivo de una gran serie de MANECs del sistema digestivo, mostró que el componente de NEC, particularmente su índice Ki67, fue el principal factor de pronóstico.

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29592868

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1530/erc-17-0557

 

Polenta, V., E. P. Slater, et al. (2018). "Preoperative Imaging Overestimates the Tumor Size in Pancreatic Neuroendocrine Neoplasms Associated with Multiple Endocrine Neoplasia Type 1." World J Surg 42(5): 1440-1447.

El tamaño del tumor radiológico de las neoplasias neuroendocrinas pancreáticas no funcionantes (Nf-pNEN) asociadas con la neoplasia endocrina múltiple tipo 1 (MEN1) es un parámetro crucial para indicar la cirugía. El objetivo de este estudio fue comparar el tamaño radiológico (RS) y el tamaño patológico (PS) de MEN1 asociado con pNEN. MÉTODOS: Los datos recopilados prospectivamente de pacientes MEN1 que se sometieron a resecciones pancreáticas para pNEN se analizaron retrospectivamente. RS se definió como el diámetro tumoral más grande medido en la ecografía endoscópica (EUS), la resonancia magnética (MRI) o la tomografía computarizada (CT). La PS se definió como el diámetro tumoral más grande en el análisis patológico. RESULTADOS: Cuarenta y cuatro pacientes con una mediana de edad de 37 años se sometieron a resecciones pancreáticas primarias para pNEN. En general, la mediana RS fue significativamente mayor que la PS. Sin embargo, la única modalidad que sobreestimó significativamente el PS fue la EUS. RS sobreestimó el PS en 21 pacientes. La RM fue la técnica de imagen que mejor se correlacionó con PS en la cohorte total, mientras que la EUS fue la mejor herramienta de imagen correlativa en pNEN <20 mm. CONCLUSIÓN: Las imágenes preoperatorias, especialmente la EUS, con frecuencia sobreestiman el tamaño de MEN1-pNEN, especialmente aquellas con un PS <20 mm. Esto debe considerarse al indicar la cirugía en pacientes MEN1 con Nf-pNEN

PubMed-ID: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29075857

D.O.I.: http://dx.doi.org/10.1007/s00268-017-4317-8

 

Con la acreditación de

Hon Code Certified
AEC